Al revés que los niños y jóvenes, que inclinan su visión hacia el futuro, el adulto busca la aplicación inmediata de nuevos conocimientos, sin intención de almacenar informacio-nes para una eventual o posterior utilidad. Su aprendizaje está centrado en el "proble-ma" y no en el "contenido". Siendo así, en la educación de los adultos se torna necesaria la aplicación de una metodología específica, apropiada para romper las barreras naturales que bloquean su aprendizaje.

Por eso, la Organización Panamericana de la Salud/ Organización Mundial de la Salud, dicidió introducir en sus Cursos de Formación de Capacitadotes en Sistemas de Control de Alimentos, una forma innovadora de enseñar, tornando placentera la experiencia de aprender.

Para que este proceso suceda, se crea un ambiente de amistad, confianza, respeto y colaboración entre los participantes, donde se aprovecha el excelente repertorio de experiencias de cada uno, a través del intercambio de conocimientos, dudas, habilida-des, informaciones y sentimientos del grupo.

En estos cursos, la metodología utilizada proporciona una situación de alegría y satisfacción entre los participantes, con el objetivo de facilitar el proceso de aprendi-zaje en los aspectos técnicos y comportamentales, provocando cambios paradig-máticos.