Ginebra, 19 de mayo de 2015 (OPS/OMS) — Representantes de los países afectados por el ébola en África occidental, donantes y otras agencias que colaboran en la respuestas contra el brote compartieron lecciones aprendidas y debatieron sobre las medidas a tomar con respecto a esta enfermedad, durante un evento paralelo celebrado en el marco de la 68ª Asamblea Mundial de la Salud.

La Directora General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, llamó a continuar trabajando para lograr la interrupción de la transmisión del ébola, así como a colaborar con recursos para lograr esa meta. "Hemos avanzado mucho como para retroceder ahora", indicó.

Discusión sobre ébola

El brote de ébola registrado en África Occidental enfermó a más de 26.000 personas, de las cuales murieron más de 11.000. El reciente anuncio de que se cumplieron 42 días desde que en Liberia se enterró el último caso confirmado resulta alentador, pero debe contemplarse en el contexto de las cadenas de transmisión que persisten en Guinea y Sierra Leona, señalaron los panelistas.

La delegación de Liberia explicó las acciones que adoptó para lograr la interrupción de la transmisión del virus, aunque destacó que el país mantiene una actitud vigilante, en tanto los países vecinos aún tienen casos. "Celebramos este éxito, pero con cautela", indicó el ministro de Salud saliente, Walter Gwnigale. También las delegaciones de Sierra Leona y Guinea compartieron sus experiencias en el trabajo que están haciendo para detener el brote.

Por su parte, la secretaria de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, Sylvia Mathews Burwell, destacó como una lección aprendida de este brote la importancia de la coordinación en todos los niveles, tanto hacia adentro del gobierno como con la OMS y otras agencias de Naciones Unidas, así como con socios que estaban trabajando en el terreno.

Mathews, que habló en representación de donantes, también señaló la importancia de la logística en una respuesta de este tenor, y muy especialmente enfatizó en la necesidad de escuchar a los equipos que están trabajando en el terreno porque tienen la información de lo que está sucediendo para mejorar la respuesta.

La funcionaria estadounidense afirmó que otra lección aprendida es apoyar a la OMS para que pueda disponer de las personas que se necesitan en el momento que se necesitan. Además, resaltó la importancia de que los países implementen el Reglamento Sanitario Internacional (RSI) y señaló que Estados Unidos apoya a los países en lograrlo.

Enlaces

Las Américas en la Asamblea Mundial