Como parte de la preparación del retiro completo de todas las vacunas orales contra la poliomielitis (OPV), la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó en su documento de posición de enero del 2014 (Registro Epidemiológico Semanal, del 28 de febrero del 2014) que todos los países que utilizan las vacunas orales contra la poliomielitis (OPV) fortalezcan los sistemas de vacunación e introduzcan en los programas rutinarios de vacunación, al menos una dosis de la vacuna inactivada contra la poliomielitis (IPV) antes del fin del 2015. El enfoque mundial se centra ahora en ampliar la iniciativa y planificar para el cambio, o el switch, de la vacuna trivalente oral contra la poliomielitis (tOPV) a la vacuna bivalente oral contra la poliomielitis (bOPV).

¿En qué consiste el Switch?
El Switch,  se refiere al cambio de toda tOPV por la bOPV (que contiene solo los serotipos 1 y 3) en la vacunación rutinaria  y las campañas de vacunación de cada país, durante una ventana de dos semanas en todo el mundo.  Se prevé que el Switch tendrá lugar en abril del 2016. La fecha precisa se establecerá como mínimo con seis meses de anterioridad a la fecha planificada. Esto facilitará a que las autoridades nacionales de salud y a los trabajadores de salud se prepararen adecuadamente. Después del Switch, ya no se usará la tOPV en ningún lugar del mundo y los productores no la suministrarán (la producción se habrá interrumpido mucho antes, de acuerdo con los plazos de producción).

¿Cuál es el objetivo del Switch?
El Switch tiene el objeto de interrumpir la emergencia de los poliovirus circulante derivado de la vacuna (cVDPV) y casos de poliomielitis paralítica asociada con la vacuna (VAPP) causado por el componente del poliovirus tipo 2 en la tOPV. El retiro planificado del componente tipo 2 de la tOPV es parte de la estrategia mundial para la fase final de la erradicación de la poliomielitis del 2013 al 2018.

¿Por qué los países no pueden eliminar totalmente el uso de la OPV, en lugar de realizar el switch de la tOPV por la bOPV?
Dado que la IPV es una vacuna inactivada y no una "vacuna de virus atenuados," no conlleva ningún riesgo de poliomielitis paralítica asociada con la vacuna. Sin embargo, a diferencia de la OPV, como la IPV no se multiplica en el intestino induce niveles inferiores de inmunidad intestinal y no confiere protección a otras personas. La IPV es también menos eficaz que la OPV en la reducción de la transmisión oral-fecal. El uso de estas vacunas juntas ofrece la mejor forma de protección.

¿El Switch de la tOPV a la bOPV eliminará  todos los casos de poliovirus circulantes derivados de la vacuna (cVDPV)?
No. El propósito del switch es eliminar los poliovirus circulantes persistentes del serotipo 2, derivados de la vacuna y reforzar la protección contra el poliovirus salvaje de serotipo 1 y 3 (el switch no prevendrá la circulación de poliovirus vacunales de tipo 1 y 3). Los poliovirus circulantes derivados de la vacuna se denominan "persistentes" cuando se sabe que han circulado durante más de seis meses. 


Fundamento del abandono de la OPV
¿Por qué abandonar el uso de la OPV?
La OPV está compuesta por poliovirus atenuados (debilitados). En ocasiones extremadamente raras, la vacuna puede dar lugar a casos de poliomielitis paralítica asociada con la vacuna y a la aparición de poliovirus circulantes de origen vacunal. Con el objeto de evitar estas situaciones es preciso retirar la OPV cuanto antes, después de haber logrado la interrupción de la transmisión del poliovirus salvaje.
La tOPV contiene los tres serotipos de poliovirus (1, 2 y 3) y con la utilización de esta vacuna se logró la erradicación eficaz del poliovirus salvaje de serotipo 2, cuyo último caso ocurrió en 1999. En la actualidad, más de 90% de poliovirus circulantes de origen vacunal y cerca de 40% de los casos de poliomielitis paralítica asociada con la vacuna se deben al componente de serotipo 2 de la tOPV.
Al haber establecido como mínimo una dosis de IPV como medida de mitigación de riesgos se retirará toda OPV de manera progresiva, empezando con la retirada de la cepa de poliovirus de tipo 2, al sustituir la tOPV por la bOPV. La bOPV contiene los serotipos 1 y 3 y por consiguiente seguirá protegiendo contra la transmisión del poliovirus salvaje de estos tipos. Una vez que se hayan erradicado plenamente todos los poliovirus salvajes, se retirarán todas las vacunas poliomielíticas orales.

¿Cuándo se prevé que cese el uso de la OPV?
La meta es cesar todo uso de la OPV en el 2020. En función de la sincronización de la sustitución y la detección de nuevas transmisiones de poliovirus, los países podrían cesar todo uso de la OPV desde el 2019. 

Acerca de la sustitución de la tOPV por la bOPV
Si el último caso de poliovirus salvaje de tipo 2 se notificó en 1999, ¿por qué solo hasta ahora se retira el serotipo 2 de la OPV?

La sustitución se está llevando a cabo ahora por varias razones:
• Hasta hace poco, el poliovirus salvaje causaba la gran mayoría de los casos de poliomielitis paralítica y atraía casi toda la atención. Durante este tiempo, la tOPV ha seguido siendo la mejor estrategia para combatir la poliomielitis. En los últimos años, se han logrado grandes progresos en la disminución de la transmisión del poliovirus y sobre todo, en marzo del 2014, se certificó la región de Asia Sudoriental como libre de poliomielitis.
• Los avances en materia de capacidad de laboratorio han permitido una mejor apreciación de la carga que imponen los poliovirus circulantes vacunales de tipo 2.
• Solo en los últimos años se han obtenido datos que ponen en evidencia que la sustitución por la bOPV podría contribuir a erradicar el poliovirus salvaje, pues esta vacuna proporciona mejor inmunogenia que la tOPV contra los poliovirus salvajes de tipo 1 y 3.
• Actualmente, los casos de poliovirus salvajes han alcanzado niveles tan bajos que los poliovirus circulantes de tipo vacunal dan origen a una proporción relativamente alta de casos de poliomielitis paralítica.
• Era necesario que la OPV bivalente estuviese al alcance, para que fuese posible la sustitución y esto solo se logró en los últimos años.

Comprensión del riesgo y mantenimiento de la protección con la IPV
¿Existe algún riesgo asociado con la sustitución de la tOPV por la bOPV?
La sustitución de la tOPV por la bOPV puede dar lugar a un aumento del número de personas vulnerables al poliovirus del serotipo 2; esta situación aumentará el riesgo de nuevos brotes de poliovirus vacunales circulantes de tipo 2 después de la retirada de este serotipo de la OPV, en caso de aparición de un poliovirus vacunal circulante de tipo 2. Con el propósito de mitigar este riesgo, se solicita a todos los países que introduzcan en sus programas ordinarios de vacunación al menos una dosis de IPV (que contiene los serotipos 1, 2 y 3) hacia fines del 2015 y que destruyan las reservas de tOPV inmediatamente después de la sustitución. Algunos países escogidos realizarán además Actividades Suplementarias de Vacunación con la tOPV en los meses que preceden la sustitución.
La introducción de la IPV ayudará a disminuir los riesgos asociados con el retiro de la OPV de tipo 2, facilitará la interrupción de la transmisión con la administración de la OPV monovalente (mOPV) de tipo 2 en el caso de brotes y acelerará la erradicación al reforzar la respuesta inmunitaria contra los poliovirus de serotipo 1 y 3.

En caso de administración de la OPV y la IPV al mismo niño, ¿existe el riesgo de una sobredosis de vacuna?
No. De hecho, las vacunas pueden actuar juntas en la inducción de una respuesta inmunitaria más fuerte, sobre todo en las zonas donde aun circulan el poliovirus salvaje o el poliovirus derivado de la vacuna. Muchos países han usado durante decenios la OPV y la IPV de manera secuencial en sus calendarios ordinarios.

¿Cuáles riesgos se asocian con la sustitución en las zonas con una baja cobertura de vacunación?
Los países o las regiones con una baja cobertura de la vacunación ordinaria serán más vulnerables a la aparición algún poliovirus circulante de tipo 2 derivado de la vacuna después de la sustitución, porque en estas zonas existirán focos de personas que no recibieron la IPV y por consiguiente no tendrán ninguna protección directa contra este serotipo, incluso si están cubiertos por las campañas con la bOPV.
Por este motivo, los países donde la inmunidad de la población contra el poliovirus del serotipo 2 es baja, tendrán que emprender intervenciones encaminadas a la mitigación de riesgos que consisten en Actividades Suplementarias de Vacunación con la tOPV durante los seis meses que preceden la sustitución. Los criterios de selección de los países que necesitan estas actividades suplementarias se basarán en una evaluación epidemiológica de los niveles de riesgo y las recomendaciones del Grupo de Expertos en Asesoramiento Estratégico sobre Inmunización de la Organización Mundial de la Salud en octubre del 2014.

Preparación de la sustitución de la tOPV por la bOPV
¿Qué deben hacer los países en este momento con el fin de preparar la sustitución de la tOPV por la bOPV? ¿Cuándo deben empezar los países a planificar la sustitución?

La preparación de la sustitución a escala nacional debe empezar ahora. Los países ya han comenzado a introducir la IPV con el objeto de mitigar los riesgos relacionados con la sustitución. Los países que requieren una homologación nacional de la bOPV deben empezar cuanto antes el proceso de registro de esta vacuna para su uso en la vacunación ordinaria. Los países que actualmente producen su propia OPV tendrán que desarrollar y autorizar la bOPV hacia fines del 2015. La Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis dará prioridad a su trabajo con los fabricantes en estos países con el fin de garantizar un acceso suficiente a la bOPV, con anterioridad a la retirada de la tOPV.

Suministro y previsiones en materia de bOPV
¿Se contará con un suministro suficiente de bOPV para que todos los países lleven a cabo el Switch al mismo tiempo?

Teniendo en cuenta que la capacidad de producción establecida de tOPV va a ser utilizado para bOPV, se espera un suministro suficiente de bOPV para todos los países para hacer el Switch al mismo tiempo.

¿Cuánto costará la bOPV? ¿Será su costo más alto, más bajo o igual al costo de la tOPV?
El precio de la bOPV será igual o inferior al costo de la tOPV, según el proveedor.

¿Cómo deben prever los países las cantidades de tOPV y bOPV que necesitan?

Será fundamental llevar a cabo una gestión y un seguimiento rigurosos de las reservas y las necesidades de tOPV hasta abril del 2016 en los establecimientos del sector público y el sector privado. Además de supervisar estrechamente las cantidades restantes de tOPV con el fin de detectar y disminuir al mínimo las cantidades que deben eliminarse, los países deben calcular la cantidad de bOPV que será necesaria. Los inventarios actualizados aunados a las cifras del consumo histórico procurarán a los países una previsión exacta de las cantidades necesarias de ambos tipos de vacunas.

Eliminación de las reservas restantes de tOPV
¿Qué debe hacerse con los suministros no utilizados o las reservas de tOPV después de su sustitución mundial por la bOPV?
Después de la fecha de la sustitución, se debe recoger todo suministro restante o reserva de tOPV de las instalaciones públicas y privadas y se debe destruir. Existen varios métodos de eliminación de los viales de tOPV sin usar, a saber: la encapsulación y eliminación en un vertedero, la eliminación directa en un vertedero diseñado o la incineración en hornos que operan a altas temperaturas o temperaturas medias.
La recogida y la eliminación adecuada de todas las reservas de tOPV se deben documentar de manera apropiada y el plan general de la sustitución debe comportar estas actividades y el financiamiento correspondiente. Después de la sustitución, se debe cancelar el registro nacional de la tOPV y usar solo la bOPV en los programas de vacunación ordinaria y en las Actividades Suplementarias de Vacunación.

¿Por qué es necesario destruir los suministros no utilizados y las reservas de tOPV inmediatamente después de la sustitución?

El uso accidental o deliberado de la tOPV después de la sustitución podría causar brotes de poliovirus circulantes de tipo 2 derivados de la vacuna, sobre todo porque el número de personas vulnerables a la infección por este tipo de poliovirus aumentará después de la sustitución. La destrucción de toda tOPV eliminará el riesgo de aparición de estos brotes. 

Respuesta a los brotes
¿Qué sucederá si en un país se presenta un caso, un brote o una liberación accidental de poliovirus del serotipo 2, después de haber realizado la sustitución con la bOPV?

Después de sustitución, la mOPV de tipo 2 será la vacuna preferida para responder a todo brote por un poliovirus vacunal circulante de tipo 2 o a la liberación accidental de un poliovirus salvaje de este tipo por un laboratorio o un establecimiento de salud. Se está preparando una reserva inicial de 500 millones de dosis de mOPV de tipo 2, la cual estará al alcance antes de la fecha de la sustitución, con el fin de dar respuesta a los brotes.

¿Podrá un país obtener la tOPV si ocurre un caso o un brote por poliovirus del serotipo 2?
No. No se fabricará ni se suministrará ninguna tOPV adicional después de la sustitución.

¿Tendrán acceso los países a la mOPV de tipo 2 a fin de responder a los brotes o es necesario que aparten algunas unidades desde ahora? ¿Cómo pagarán los países la mOPV de tipo 2?
Los países tendrán acceso a la reserva mundial de mOPV de tipo 2 y no deben necesitar el establecimiento de una reserva nacional. Los asociados mundiales están financiando completamente la reserva mundial y los países recibirán la mOPV de tipo 2 sin costo alguno, en caso de un brote. Los países no tendrán que adquirir la mOPV de tipo 2.