Un nuevo artículo publicado en el New England Journal of Medicine, "El virus del Zika como causa de desórdenes neurológicos", por expertos de la Organización Panamericana de la Salud(OPS) y de la Organización Mundial de la Salud (OMS), concluye que "aún con evidencia limitada vinculando el virus del Zika con los desórdenes neurológicos, el severo riesgo potencial demanda acciones decisivas e inmediatas para proteger la salud pública".

Los autores, incluyendo a Maria Almiron, Sylvain Aldighieri, Marcos Espinal, y Christopher Dye, concluyen que la OPS/OMS "recomienda aplicar intervenciones claves como un intense control del mosquito; protección personal contra las picaduras de mosquitos; brindar cuidados clínicos apropiados para todos los pacientes con Síndrome de Guillain-Barré y para mujeres antes, durante y luego del embrazado; y prevención de la transmisión del virus del Zika por contacto sexual o transfusión de sangre. La mayoría no son nuevas intervenciones, pero necesitan ser fortalecidas. Las poblaciones deben estar informadas de los potenciales actuales y futuros riesgos de desórdenes neurológicos, donde el virus está circulando o puede circular localmente y en otras regiones donde habita el mosquito vector. Mientras el vínculo putativo entre el virus del Zika y los desórdenes neurológicos es reforzado, refinado o aún refutado, las medidas de salud pública se ajustarán en consecuencia"

Puede leer todo el artículo en este enlace.