Ginebra, 28 de mayo de 2016- Sobre la base de las evaluaciones actuales, cancelar o cambiar el lugar de las Olimpíadas 2016 no alterará de manera significativa la diseminación internacional del virus del Zika. Brasil es uno de casi 60 países y territorios que hasta la fecha han reportado transmisión continua del zika por mosquitos. Las personas continúan viajando entre esos países y territorios por una variedad de razones. La mejor manera de reducir el riesgo de enfermedades es siguiendo los consejos de salud pública para viaje.

La OMS recomienda a las mujeres embarazadas no viajar a las áreas donde haya transmisión del virus del Zika en curso. Eso incluye a Río de Janeiro. Las parejas sexuales de las embarazadas que retornen de áreas donde circula este virus deben ser aconsejados para practicar sexo seguro o abstenerse durante el embarazo.

Aquellas personas que están considerando viajar a los Juegos Olímpicos, deberían:

  • Seguir las recomendaciones de viaje que brindan las autoridades de salud de sus países, y consultar con un profesional de la salud antes de viajar;
  • cuando sea posible, durante el día, protegerse de las picaduras de mosquitos mediante el uso de repelentes de insectos y el uso de ropa—preferiblemente de colores claros—que cubra la mayor parte del cuerpo posible
  • practicar sexo seguro (es decir, el uso correcto y consistente de condones) o no tener relaciones sexuales durante su estadía y por lo menos hasta cuatro semanas después de su regreso, sobre todo si han tenido o tienen los síntomas de la infección del virus del Zika;
  • elegir un alojamiento con aire acondicionado (donde las ventanas y las puertas generalmente se mantengan cerradas para evitar que el aire frío se escape y que los mosquitos entren a las habitaciones);
  • evitar la visita en ciudades y pueblos a zonas sin agua potable y con saneamiento deficiente (condiciones facilitan la existencia de criaderos de mosquitos), donde el riesgo de ser picado puede ser más alto.

La OMS/OPS está brindando recomendaciones de salud pública al Gobierno de Brasil y, al Comité Local Rio 2016, sobre las formas de reducir aún más el riesgo para los atletas y visitantes de contraer el zika durante los Juegos Olímpicos. Un importante foco del asesoramiento de la OPS/OMS son las medidas para reducir las poblaciones de mosquitos Aedes que transmiten chikungunya, dengue y fiebre amarilla, además del virus del Zika.

Considerando la evaluación actual sobre la circulación del virus en caso 60 países a nivel global, y 39 países y territorios en las Américas, no hay una justificación de salud pública para posponer o cancelar los juegos. La OMS continuará monitoreando la situación y actualizando sus recomendaciones cuando sea necesario.

Por evaluaciones de viajes adicionales de otras agencias de salud pública, lea:

Centros para la Prevención y Control de las Enfermedades de Estados Unidos, publicada el 26 de mayo de 2016

Centros de Prevención y Control de las Enfermedades Europeo, publicado el 10 de mayo de 2016