Brasilia/Washington, DC, 15 de septiembre de 2016 (OPS/OMS)-La epidemia de microcefalia reportada en Brasil en 2015 es el resultado de la infección congénita por el virus del Zika de madre a hijo, de acuerdo con un estudio preliminar de casos y controles del Grupo de Investigación sobre la Epidemia de Microcefalia (MERG, por sus siglas en inglés), publicado hoy en la revista médica británica The Lancet Infectious Diseases. El estudio se titula "Asociación entre la infección por el virus del Zika y la microcefalia en Brasil, enero a mayo 2016: Informe preliminar de un estudio de casos y controles".

Los autores señalan que "este análisis preliminar muestra una fuerte asociación entre la microcefalia y la confirmación por laboratorio de la infección por el virus Zika". Agregan que el estudio "es el primero en estimar la seroprevalencia de la infección por el virus Zika en mujeres embarazadas en una zona de epidemia en Brasil". Asimismo recomiendan "prepararse para una epidemia global de microcefalia y otras manifestaciones del síndrome congénito por zika ".

Pregnant woman behind a mosquito net

La investigación analizó 32 casos de niños nacidos con microcefalia y 62 controles, o niños sin microcefalia, nacidos el día después del nacimiento del caso y en la misma zona en ocho hospitales públicos en Recife, Pernambuco, entre enero y mayo de este año.

MERG es un grupo de expertos del CentrodeInvestigación Aggeu Magalhães, de laFundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), en Pernambuco, Brasil; del Ministerio de Salud de Brasil, del Instituto de MedicinaIntegralProfessor Fernando Figueira (IMIP), de la Universidad Federal, la Secretaría de Salud y la Universidad de Pernambuco, la Escuelade Higiene yMedicina Tropical de Londres y la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS).

Los autores señalan que el análisis preliminar puede sobreestimar la fuerza de una asociación por lo que la magnitud del efecto necesita ser tratado con precaución. Una versión final de este estudio, que comprende una muestra mayor de 200 casos y 400 controles, ayudará a cuantificar el riesgo con mayor precisión (por ejemplo, la proporción de recién nacidos con microcefalia si sus madres están infectadas con el virus del Zika durante el embarazo).

El reclutamiento de niños en el estudio se llevó a cabo durante el nacimiento en las maternidades. Las madres fueron entrevistadas y se tomaron muestras de sangre del cordón umbilical de los bebés. El objetivo principal de este estudio de casos y controles es identificar la asociación entre la microcefalia y factores de riesgo potenciales. La investigación busca conocer, por ejemplo, si había infección por el virus Zika, si las mujeres fueron expuestas a alguna droga, producto o ambiente contaminado, o si las madres que tenían dengue anteriormente y se infectaron por zika tienen más probabilidades de tener hijos con microcefalia, entre otros factores.

La versión final del estudio está analizando los fenotipos de niños con microcefalia. La intención es encontrar la frecuencia de hernias umbilicales, de artrogriposis (deformidad y rigidez en las articulaciones) y defectos en los ojos y audición, entre otras características del síndrome congénito por zika. El estudio de casos y controles es financiado por el Ministerio de Salud de Brasil, el Programa de fortalecimiento de las actividades de investigación en situaciones epidémicas (ERAES, por sus siglas en inglés) y la OPS/OMS.

Enlaces

- Artículo (en .pdf)

- Apéndice (en .pdf)