Washington, DC, 20 de diciembre de 2016 (OPS/OMS)-Desde la propagación del zika y el nacimiento de los primeros niños con malformaciones congénitas relacionadas con ese virus, hasta la declaración de la eliminación del sarampión del continente americano, 2016 ha sido un año marcado por nuevos retos, pero también por grandes éxitos para la salud de las Américas.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha trabajado con los países y territorios de la región para hacer frente a estos nuevos desafíos, a emergencias y desastres como los ocasionados por el terremoto en Ecuador o el Huracán Matthew en Haití, y ha seguido apoyando años de esfuerzos que conducen a reducir, controlar y hasta eliminar enfermedades como la oncocercosis en Guatemala.

Además, la OPS ha publicado diversos informes sobre temas de salud fundamentales y ha aportado nuevas orientaciones -como el Modelo de perfil de nutrientes, que establece criterios para definir los niveles excesivos de azúcar, sal y grasas en alimentos y bebidas- que ayudarán a sus Estados Miembros a mejorar la salud de sus habitantes