La inversión en salud es necesaria para proteger los logros y avanzar hacia la salud universal

Washington, DC, 2 de mayo de 2017 (OPS/OMS) - La Directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa F. Etienne, instó a los embajadores de la Organización de los Estados Americanos (OEA) a convertirse en pilares del desarrollo social y económico.

oas-etienne-may-2017-340px"Invertir en salud es una inversión inteligente, ya que establece las bases para la prosperidad futura", aseveró Etienne. "Así que les pediría que nos ayudaran a mantener la salud en la agenda de desarrollo de sus países", abogó.

Etienne estuvo en la OEA para actualizar a los miembros del Consejo Permanente sobre avances recientes de salud en las Américas y sobre la cooperación técnica de la OPS con los países miembros en los últimos 18 meses.

Uno de los principales hitos de salud durante este período fue la verificación formal de la eliminación de la transmisión endémica del sarampión en las Américas, un logro que culminó 22 años de esfuerzos coordinados de inmunización por parte de la OPS y sus Estados Miembros.

"La eliminación del sarampión en nuestra Región es un logro aún más impresionante porque las Américas es la primera región de la OMS en el mundo en alcanzar este objetivo", dijo Etienne, señalando que las Américas también fue la primera región en eliminar la viruela, la poliomielitis, la Rubéola y el síndrome de rubéola congénita. Aclaró que mantener altas tasas de cobertura de vacunación en la región es esencial para proteger estos logros.

Etienne también destacó los recientes progresos de la región en la eliminación de la transmisión de madre a hijo del VIH y la sífilis. En 2016, Cuba se convirtió en el primer país del mundo en ser validado por haber alcanzado este objetivo. Desde entonces, 21 países y territorios de las Américas han reportado datos consistentes con la eliminación de la transmisión. El mes pasado, dos de ellos, Anguila y Montserrat, recibieron la certificación de la OMS por haber alcanzado la meta de eliminación.

En 2016, Guatemala se convirtió en el cuarto país del mundo en eliminar la oncocercosis, también conocida como ceguera de los ríos, uniéndose a Colombia, Ecuador y México, que también eliminaron la enfermedad en los últimos cuatro años.

Epidemia del zika

Los países de las Américas también han enfrentado serios desafíos durante los últimos 18 meses, el más significativo de ellos, fue la epidemia del zika. Etienne describió la epidemia como "un evento de enfermedad sin precedentes que ocupó gran parte de nuestra atención durante 2016".

La OPS desempeñó un papel proactivo en la coordinación y facilitación de la respuesta regional a la epidemia, el seguimiento de la propagación del virus, la prestación de apoyo y orientación técnica, la movilización de recursos y conocimientos especializados y el desarrollo de recomendaciones basadas en los mejores conocimientos científicos disponibles. La OPS movilizó más de 7 millones de dólares para respaldar las respuestas de los países a la epidemia y envió misiones técnicas con más de 170 funcionarios y expertos a 30 países y territorios.

Mientras que la epidemia del virus del Zika parece haber alcanzado su punto máximo, el virus presenta un "desafío continuo a los sistemas y servicios de salud de los países, que deben prestar atención y apoyo a los niños afectados y a sus familias", afirmó Etienne. Asimismo, agregó que el brote de zika "ha vuelto a enfocar la necesidad de contar con sistemas de salud más fuertes y resistentes, y la importancia de lograr acceso y cobertura de salud universales".

Salud universal: buena para las economías

Etienne sostuvo que la búsqueda de la salud universal es hoy el "marco general" para toda la cooperación técnica de la OPS con sus Estados Miembros. Pero lograr la salud universal requiere una mayor inversión en salud. Sobre la base de pruebas mundiales, los países necesitan gastar un mínimo del 6% del PIB en salud para lograr la salud universal. Actualmente sólo cinco países de las Américas han alcanzado ese objetivo.

"Les pido que aboguen con sus gobiernos por un mayor financiamiento para la salud", remarcó Etienne ante su audiencia.

Hay buenas razones, tanto morales como socioeconómicas, para ello. Un creciente número de investigaciones apunta a la cobertura universal de la salud como una "estrategia de alto impacto y reducción de la desigualdad", y los economistas del desarrollo han demostrado que la reducción de la desigualdad tiene un impacto positivo en el crecimiento económico.

"Aunque hay muchos argumentos éticos y de salud pública en apoyo de la salud universal", indicó Etienne, "también debemos reconocer la importante contribución de la salud al crecimiento económico y el potencial que tiene un mayor acceso a los servicios de salud de calidad para acelerar el progreso económico".

La OPS es la agencia especializada en salud del sistema interamericano, que incluye a la OEA, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA). La OPS también es la Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y es miembro del Sistema de las Naciones Unidas.