Washington, D.C., 19 de septiembre de 2017 (OPS/OMS) - Los países del Caribe siguen implementando acciones de respuesta en salud con el apoyo de la Organización Panamericana de la Salud, que está desplegando Equipos Regionales de Respuesta y enviando suministros médicos y humanitarios a las islas afectadas por los huracanes María e Irma. Las lluvias fuertes y el viento continúan afectando las islas Leeward, incluyendo aquellas ya afectadas por el huracán Irma.

El huracán María llegó a tierra en Dominica el lunes 18 por la noche, como Categoría 5 con vientos de casi 250 km por hora, causando una gran devastación en la isla. El primer ministro Roosevelt Skerrit dijo en redes sociales: "Los vientos han barrido los techos de casi todas las personas con las que he hablado o he hecho contacto. Mi foco ahora está en rescatar a quienes están atrapados y en conseguir asistencia médica  para los heridos "en Dominica.

Las prioridades más urgentes incluyen la reparación y la recuperación operacional de los centros médicos dañados después del paso de dos huracanes de Categoría 5 que impactaron al Caribe en menos de dos semanas. Estos servicios médicos se necesitan de manera urgente, en particular para manejar a los pacientes en emergencias, para permitir un rápido diagnóstico y tratamiento de las enfermedades transmisibles, y para reestablecer el tratamiento de las enfermedades crónicas no transmisibles, dijo Ciro Ugarte, Director del Departamento de Emergencias de la OPS.

El huracán María "podría afectar en gran medida las estructuras ya dañadas, complicar la entrega de ayuda humanitaria y desplazar a más personas a refugios", afirmó Ciro Ugarte, Director del Departamento de Emergencias de la OPS. "Una entrega rápida de suministros y de los recursos humanos necesarios, así como posicionamiento y preparación para la próxima tormenta, es importante para evitar más impacto en la salud pública", subrayó.

En los Equipos Regionales de Respuesta que se han desplegado a las islas afectadas hay expertos en coordinación, evaluación de daños, vigilancia epidemiológica, agua y saneamiento, logística, y gestión de información.

Mantener las condiciones sanitarias, especialmente en los refugios, sigue siendo una prioridad. Se han reportado aumentos en la cantidad de vectores como mosquitos y roedores en islas fuertemente impactadas.

La intensificación de la vigilancia epidemiológica para apoyar la detección temprana y el manejo oportuno de brotes de enfermedades es crucial debido a la falta de acceso a agua limpia, atención médica y tratamiento, y al aumento de mosquitos, dijo Ugarte.  Algunos refugios ya están reportando diarrea y enfermedades de la piel.

Se están enviando a profesionales de la salud desde distintas islas para ayudar en las zonas afectadas en la necesidad de recursos humanos en salud. El fortalecimiento de la capacidad de abordar la salud mental en las poblaciones afectadas, especialmente en los refugios, es importante, agregó Ugarte.

Las necesidades logísticas incluyen la restauración de la cadena de distribución de suministros médicos, las áreas de almacenamiento y mejor seguridad. Los problemas de seguridad están complicando la respuesta humanitaria, incluyendo arreglos logísticos para que las islas distribuyan suministros básicos y desplieguen personal. Una entrega rápida de suministros y recursos humanos necesarios es importante debido al huracán María y otras posibles tormentas que se desarrollan en el Atlántico, agregó Ugarte.

Los suministros solicitados están siendo provistos por la OPS y las oficinas en Jamaica y Trinidad y Tabago. A medida que éstos son identificados por los países y se comparten con la OPS, se van pre-posicionando en Panamá y Barbados para su rápida distribución en respuesta al huracán María.

La OPS continúa evaluando las necesidades de los países y territorios afectados y desplegando suministros y recursos humanos según las necesidades identificadas por islas impactadas. A medida que surja nueva información sobre el terreno, las autoridades sanitarias pueden considerar nuevos despliegues de personal, especialmente después del paso del huracán María. Se está organizando una segunda ronda de envíos de personal para apoyar en la respuesta.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) está coordinando proyectos de emergencia para cubrir los suministros médicos, restablecer los servicios de salud y la compra de medicamentos esenciales y equipo médico. Naciones Unidas está desarrollando una Estrategia de Respuesta Conjunta de las Naciones Unidas que establece las prioridades de las agencias humanitarias internacionales (ONU y ONGs y Cruz Roja), trabajando en estrecha colaboración con los gobiernos nacionales y contrapartes regionales, incluyendo el Organismo de Gestión de Emergencias de Desastres del Caribe (CDEMA).

Links

OPS Emergencias