Washington, D.C., 27 de septiembre de 2017 (OPS/ OMS) - Los líderes de la Salud de las Américas han aprobado un ambicioso y amplio programa para combatir las enfermedades y hacer que los sistemas de salud en sus países sean universales y sostenibles para el año 2030.

La Agenda de Salud Sostenible para las Américas 2030 (ASSA 2030), que toma su inspiración en la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, fue adoptada de manera unánime durante la 29ª Conferencia Sanitaria Panamericana, que esta semana se reúne en la sede de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en Washington, D.C.

La nueva agenda compromete a los países a alcanzar 11 objetivos (ver abajo) y 60 metas que se utilizarán para medir los progresos hacia esos objetivos. Éstos van desde alcanzar la cobertura universal en salud hasta terminar con la epidemia de VIH/sida en las Américas, todos los objetivos mirando hacia 2030.

En el lanzamiento de la nueva agenda, la Directora de la OPS, Carissa F. Etienne, dijo que es un buen ejemplo del liderazgo en salud pública que la Región de las Américas ha demostrado por más de un siglo.

"Creo que si alguna región puede llevar esta agenda a la realidad es la región de las Américas", afirmó. "Eso es así por nuestra solidaridad, nuestro compromiso y nuestra pasión poder lograrlo".

Construyendo sobre el progreso, luchando por la equidad

Los 11 objetivos de la agenda abarcan una serie de áreas de acción que se consideran esenciales para fortalecer a los sistemas de salud de los países de manera de asegurar su eficiencia, efectividad, equidad y sostenibilidad, con el objetivo final de garantizar que todas las personas tengan acceso a la atención médica que necesitan cuando la necesitan, sin temor a enfrentar dificultades financieras.

La agenda se basa en los progresos alcanzados en la primera parte del siglo XX para lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y los objetivos establecidos en la Agenda de Salud para las Américas 2008-2017, adoptada por los Estados Miembros de la OPS en 2007.

Entre los avances regionales en materia de salud, figura un aumento de 3,2 años en la expectativa de vida promedio entre 2000 y 2015, reducciones significativas de la mortalidad infantil y una importante disminución de las enfermedades transmisibles como el VIH, la tuberculosis y la malaria. La región también ha alcanzado tres hitos históricos de salud en este siglo: la eliminación de la circulación endémica del sarampión (en 2016) y la eliminación de la rubéola y el síndrome de rubéola congénita (en 2015).

Pese a estos avances, persisten importantes brechas de salud entre los países de ingresos bajos y altos de la Región y también entre los diferentes grupos de población dentro de los países. En la nueva Agenda de Salud Sostenible para las Américas, los países acordaron priorizar acciones que ayuden a asegurar que el futuro progreso en la salud sea más equitativo, para que ningún país o grupo de la población se quede atrás.

"Hasta que cada hombre, mujer y niño pueda vivir una vida sana y productiva, habremos fracasado, y no quiero que la próxima generación diga, '¿qué fue lo que hicieron'", subrayó. "Avancemos con el compromiso de llegar a todos los que no están siendo alcanzados".

Objetivos de la Agenda de Salud Sostenible para las Américas

  1. Ampliar el acceso equitativo a servicios de salud integrales, integrados y de calidad, centrados en las personas, la familia y la comunidad, con énfasis en la promoción de la salud y la prevención de enfermedades.
  2. Fortalecer la rectoría y gobernanza de la autoridad nacional de salud (ministerios de salud), a la vez que se promueve la participación social.
  3. Fortalecer la gestión y el desarrollo de los recursos humanos para la salud con competencias que apoye el abordaje integral de la salud.
  4. Alcanzar el financiamiento adecuado y sostenible de la salud, con equidad y eficiencia, y avanzar hacia la protección contra los riesgos financieros para todas las personas y sus familias.
  5. Asegurar el acceso a medicamentos esenciales y vacunas, al igual que a otras tecnologías sanitarias prioritarias, según la evidencia científica disponible y el contexto nacional.
  6. Fortalecer los sistemas de información para la salud a fin de apoyar el desarrollo de políticas y la toma de decisiones basadas en la evidencia.
  7. Desarrollar capacidades para la generación, la transferencia y el uso de la evidencia y el conocimiento en materia de salud, promoviendo la investigación, la innovación y el uso de la tecnología.
  8. Fortalecer la capacidad nacional y regional de preparación, prevención, detección, vigilancia y respuesta a los brotes de enfermedades y a las emergencias y los desastres que afectan la salud.
  9. Reducir la morbilidad, la discapacidad y la mortalidad por enfermedades no transmisibles, traumatismos, violencia y trastornos de salud mental.
  10. Reducir la carga de las enfermedades transmisibles y eliminar las enfermedades desatendidas.
  11. Reducir la desigualdad e inequidades en torno a la salud por medio de enfoques intersectoriales, multisectoriales, regionales y subregionales de los determinantes sociales y ambientales de la salud.

Los ministros de salud de las Américas se reúnen esta semana en la OPS para discutir políticas de salud pública, enfrentar los desafíos de salud y guiar la cooperación técnica de la organización en cada país.

Enlaces

Agenda de Salud Sostenible para las Américas 2018-2030
- Agenda de Salud Sostenible para las Américas 2018-2030 (página web) 
- Evento especial en la Agenda de Salud Sostenible para las Américas (grabación de Livestream)