Proyecto 2030 ELSSan Salvador, 12 de octubre de 2017.-  El Salvador fortalecerá su capacidad para el control del tabaco, a través del proyecto FCTC 2030, que fue oficializado ayer por la Misión internacional liderada por la Secretaría del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT), integrada por especialistas del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), en coordinación con el Ministerio de Salud (MINSAL), el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Fondo Solidario para la Salud (FOSALUD). Este proyecto tiene como grandes objetivos fortalecer la articulación multisectorial para el control de tabaco, así como ajustar el marco legal de control de tabaco conforme al CMCT en El Salvador.

Este proyecto se enmarca dentro de los esfuerzos para lograr el cumplimiento de la meta 3.4 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que insta a reducir en un tercio la mortalidad prematura por enfermedades no transmisibles (ENT) para 2030. El consumo de tabaco es un importante factor de riesgo de las ENT, como las enfermedades cardiovasculares y respiratorias crónicas, diversos tipos de cáncer y la diabetes. En la Región, estas enfermedades son responsables del 80% del total de fallecimientos, 35% de los cuales ocurren en personas de 30 a 70 años de edad. En la Región de las Américas, cerca del 17% de la población adulta consume tabaco. 

El proyecto FCTC 2030, será ejecutado en 15 países del mundo; incluyendo Colombia y El Salvador en la región de las Américas. Estos países recibirán asistencia técnica de acuerdo a sus prioridades. En el caso particular de El Salvador, se espera la creación de un mecanismo coordinador nacional para el control del trabajo, la elaboración de la política y el plan nacional multisectorial, fortaleciendo la participación de la sociedad civil, estableciendo un sistema de vigilancia del tabaco, reformas a la Ley para el Control del Tabaco y el aumento a los impuestos sobre el tabaco así como el fortalecimiento de la administración.

Según datos de la OMS, el consumo y la exposición al humo de tabaco produce graves consecuencias para la salud de fumadores y no fumadores. De acuerdo con datos de la OMS, se estima que el tabaco mata a más de 7 millones de personas anualmente, casi un millón de esas muertes ocurren en las Américas, el 80% de ellas se encuentran en países de ingresos bajos y medios. La exposición al humo de tabaco ajeno de manera indirecta es también responsable de al menos  890.000  muertes por año entre los no fumadores; casi dos tercios dos tercios de estas muertes se producen en mujeres y cerca del 7% en niños menores de 15 años. El tabaco es el único producto de consumo legal que mata hasta la mitad de sus usuarios cuando se utiliza exactamente de acuerdo a las indicaciones del fabricante.  La mitad de los fumadores morirán por una enfermedad causada por el tabaco, perdiendo un promedio de 10 a 15 años de vida.

En El Salvador, según el MINSAL, se estima que 1500 personas mueren cada año por causas asociadas al consumo de tabaco y/o exposición al humo de tabaco ajeno. Igualmente invierten anualmente $53.2 millones en la atención de enfermedades relacionadas al mismo, sin incluir los enormes daños que ocasiona a nivel económico, ambiental y social.

De acuerdo a la última Encuesta de Alcohol y Tabaco (ENAT 2014) realizada por el FOSALUD, un 8.8% de los adultos consumen tabaco; datos de Encuesta Mundial de Tabaquismo en Jóvenes (GYTS, 2015), estiman que un 13.1% de los jóvenes de 13 a 15 años consumen tabaco y el 42.7% de los jóvenes de 13 a 15 años han estado expuestos al humo de Tabaco a ajeno en espacios cerrados.

El Salvador, como Estado parte del Convenio Marco de la OMS para el Control de Tabaco (CMCT-OMS), ratificó en  2014 y ha avanzado en la reglamentación de los espacios libres de humo y en la implementación de las advertencias en las cajetillas de cigarrillos, además cuenta con un marco jurídico conformado por la Ley para el Control del Tabaco, emitida en 2011 y su respectivo reglamento en vigencia desde 2014, asimismo en el año 2016 realizó la evaluación de necesidades para la implementación del CMCT por parte del Secretariado de dicho convenio con el acompañamiento de la OPS/OMS y el PNUD.

Durante una semana, la misión internacional realizará reuniones a nivel multisectorial e interinstitucional con titulares de las diferentes carteras de estado como: Ministerio de Hacienda, Ministerio de Economía, Ministerio de Trabajo, Ministerio de Educación, la Comisión de Salud de la Asamblea Legislativa, la sociedad civil y la academia, entre otros importantes actores.