La violencia contra la mujer es un grave problema de derechos humanos y de salud pública de carácter generalizado y con efectos perjudiciales y duraderos sobre la salud de las mujeres, sobre las familias y sobre el desarrollo de los países. Los servicios de salud son un punto de entrada clave para la identificación de la problemática y juegan un papel esencial en la respuesta a las mujeres y niñas que sufren violencia, ayudando a mitigar los daños y contribuyendo a la reducción de la recurrencia.

Lugar: Ciudad de Guatemala
Fecha: 4 - 6 de septiembre del 2018


La violencia de pareja y la violencia sexual afectan a una gran proporción de mujeres. Según las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 35% de las mujeres en la región de América Latina y el Caribe (ALC) han experimentado violencia de pareja y/o violencia sexual en algún momento de su vida. Además de tener graves consecuencias para la salud mental, física y sexual y reproductiva de las mujeres, la violencia de pareja y la violencia sexual tienen consecuencias económicas y sociales adversas para las mujeres, sus hijos, sus familias y la sociedad en general.

Los sistemas de salud tienen un papel principal que desempeñar en la prestación de servicios de salud a las mujeres que sufren violencia. La evidencia demuestra que las mujeres identifican a los proveedores de servicios de salud como los profesionales en quienes más confían para revelar los abusos.

El fortalecimiento de la capacidad de respuesta de los prestadores de atención de salud a la violencia de pareja y la violencia sexual ejercida contra las mujeres es de máxima importancia para los sistemas de salud. El papel del personal de salud es decisivo para a la identificación, evaluación, tratamiento e intervención en casos de crisis, así como en el registro, la derivación y el seguimiento de los casos.

 

evento-violenciacontramujeres

¿A qué respode esta capacitación?

Esta capacitación responde a los siguientes mandatos regional y mundial:

  1. La Estrategia y el Plan de Acción para el fortalecimiento del sistema de salud para abordar la violencia contra la mujer, aprobada en el 2015 por el Consejo Directivo de la OPS.
  2. El Plan de Acción Mundial sobre el fortalecimiento del papel de los sistemas de salud en el la lucha contra la violencia interpersonal, en particular la ejercida contra las mujeres y las niñas y contra los niños en general, aprobado por la Asamblea Mundial de la Salud (AMS) en el 2016.

La Estrategia y Plan de Acción de la OPS y el Plan de Acción Mundial de la AMS instan a los Estados Miembros a implementar acciones para proporcionar servicios integrales de salud a las sobrevivientes de violencia, capacitar a proveedores de servicios de salud e implementar programas de prevención basados en la evidencia.


Materiales


Presentaciones:

Primer día:

Segundo día:

Tercer día:


Mandatos:

Recursos de la OMS/OPS para el abordaje de la violencia contra la mujer: