El Ministerio de Salud implementa el Proyecto de Instalaciones de Salud Inteligentes con la cooperación técnica de la OPS/OMS y el financiamiento del Reino Unido y la Unión Europea.

Ciudad de Belice, 22 de febrero de 2019 (OPS)- Once hospitales y centros de salud y un laboratorio de Belice serán transformados para hacerlos más seguros y ‘verdes’ y para que sigan funcionando durante emergencias y desastres, en el marco del Proyecto de Instalaciones de Salud Inteligentes, una iniciativa de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), financiada por el Departamento para el Desarrollo Internacional del Reino Unido (UKaid) y la Unión Europea.

“La OPS trabaja en prevención y respuesta a desastres desde hace 40 años y esto ha permitido que muchos países de las Américas estén mejor preparados para enfrentarlos”

Las policlínicas Matron Roberts, Cleopatra White, Independece II e Isabel Palma I, el hospital comunitario San Ignacio, y el Centro Palm fueron seleccionados para ser parte de la iniciativa, tras una evaluación de sus vulnerabilidades a riesgos de desastre y las prioridades del país. Tambien forman parte de la iniciatica los hospitales Regional Occidental, Regional del Norte, Regional del Sur, los hospitales comunitarios Punta Gorda y Corozal, y el Laboratorio Médico Central.

Doctora Carissa F. Etienne visita la policlínica Matron Roberts

“La OPS trabaja en prevención y respuesta a desastres desde hace 40 años y esto ha permitido que muchos países de las Américas estén mejor preparados para enfrentarlos”, afirmó la Directora de la OPS, doctora Carissa F. Etienne, de visita oficial en el país. “Para salvar más vidas, necesitamos centros de salud con planes y comunidades preparadas”, sostuvo.

“Cuando llega un desastre, los hospitales deben seguir siendo accesibles para las personas y funcionar al máximo para brindar atención a los afectados por la emergencia, pero también a los pacientes regulares que necesitan atención”

En América Latina y el Caribe, siete de cada diez hospitales están ubicados en áreas de gran riesgo de desastres, lo que puede dejarlos fuera de servicio en caso de un huracán, un terremoto o una inundación. Además, el sector salud es uno de los contribuyentes al cambio climático y enfrenta altos costos en energía y agua para funcionar, especialmente en los pequeños estados insulares.

“Cuando llega un desastre, los hospitales deben seguir siendo accesibles para las personas y funcionar al máximo para brindar atención a los afectados por la emergencia, pero también a los pacientes regulares que necesitan atención”, sostuvo el Director del Departamento de Emergencias y Desastres de la OPS, doctor Ciro Ugarte.

La Policlínicas Matron Roberts

Ugarte explicó que el proyecto permitirá hacer reformas en los centros de salud seleccionados para que sean resilientes, sostenibles – al reducir costos de funcionamiento-, más eficientes a la hora de proveer servicios y amigables con el medio ambiente.

Presentación Smart Hospitals

Claire Bruce, Alta Comisionada Adjunta del Alto Comisionado Británico en Belice, indicó que para su país “es un honor apoyar este proyecto porque tiene impacto real en la vida de las personas”. Bruce manifestó que el Reino Unido apoya esta segunda segunda fase de la iniciativa de Instalaciones de Salud Inteligentes en 7 países del Caribe con más de 39 millones de libras. El Proyecto se desarrolla en Dominica, Belice, Granada, Guyana, Jamaica, Santa Lucía, y San Vicente y las Granadinas.

La Unión Europea también se sumó al proyecto en Belice. Nicolaus Hansmann, jefe del equipo de la Unión Europea en el país, destacó la contribución de 7 millones de euros para el proyecto, y manifestó que el apoyo busca producir cambios en las instalaciones pero también mejorar la calidad de la atención y contribuir al plan nacional de salud del país. Hansmann mencionó que la creación de un comité nacional de implementación será importante para la rendición de cuentas del proyecto.

El proyecto en Belice ha avanzado en diferentes aspectos. Hasta el momento. se llevó a cabo una evaluación de la seguridad de los establecimientos siguiendo una guía desarrollada por la OPS, así como un índice para conocer cuan ‘verdes’ son y determinar medidas para reducir su huella de carbono. Además, se ha finalizado el rediseño de las primeras seis intituciones de salud seleccionadas, se ha entrenado al personal, y realizado encuentros para recibir retroalimeantación de la comunidad. Se espera que las primeras obras comiencen en los próximos tres meses en el hospital comunitario de San Ignacio.

Matron Roberts Polyclinic
Policlínico Matron Roberts

“Es imperativo que nos preparemos para ser resilientes”, consideró Ángel Campos, Secretario de Estado de Salud del Ministerio de Salud de Belice. Campos agregó que “las valiosas contribuciones de la cooperacion internacional y el trabajo local nos permitirán estar mejor preparados para afrontar desastres naturales en el futuro”.

La doctora Noreen Jack, Representante de la OPS/OMS en Belice, dijo que la iniciativa es oportuna ya que “el cambio climático está sobre nosotros. Por lo tanto, el sector de la salud debe estar preparado y ser resiliente cuando se produzcan desastres naturales y de otra índole".

Entre las intervenciones que se llevarán adelante para reducir las vulnerabilidades de los centros de salud figuran mejoras en los techos para que resistan fuertes lluvias, vientos y huracanes, mejoras estructurales para evitar que los edificios colapsen en caso de terremotos, y ahorros en los gastos de energía con la instalación de paneles solares. Además se prevén cambios para la circulación de los pacientes y el trabajo del personal de salud, mejorar la ventilación y accesibilidad a los establecimientos para personas con discapacidad. En suma, todas estas intervenciones apunta a una mejor calidad de atención médica para la población.

Enlaces

— Iniciativa Hospitales Inteligentes