Washington, D.C., 21 de marzo de 2019 (OPS/OMS)- La Organización Panamericana de la Salud (OPS) organizó una reunión con el nodo Caribe, con representantes de programas y servicios nacionales de sangre de países y territorios del Caribe, para discutir el progreso del Plan de Acción Regional para el Acceso Universal a Sangre Segura 2014-2019. La sesión tuvo lugar en la sede de la OPS, en Washington D.C., del 18 al 19 de marzo de 2019.

"Los países y territorios del Caribe tienen altos porcentajes de donantes voluntarios repetitivos, lo que es esencial para garantizar la seguridad, la calidad y la disponibilidad de sangre y hemocomponentes" dijo James Fitzgerald, Director del Departamento de Sistemas y Servicios de Salud de la OPS, en sus palabras de apertura. “Sin embargo, aún quedan desafíos para lograr una donación voluntaria a repetición al 100% en muchos países”, agregó.

El objetivo de la reunión fue analizar el progreso realizado por los países del Caribe para lograr los objetivos del plan regional y compartir experiencias para ajustar y mejorar el progreso futuro.

El plan regional busca promover el acceso universal a la sangre segura, basado en una donación voluntaria altruista, no remunerada, y oportuna para ayudar a salvar vidas y mejorar las condiciones de salud de los pacientes que lo necesitan, integrando los sistemas de sangre a los sistema de salud del país.

Este plan también aboga por el uso adecuado de la sangre y el fortalecimiento de la capacidad de gobierno de la autoridad de salud, incitándola a implementar programas de gestión de la calidad en la cadena de transfusiones (desde la promoción de la donación hasta el seguimiento del paciente), incluyendo 100% de tamizaje para detectar agentes infecciosos e implementar vigilancia sanitaria, hemovigilancia, gestión del riesgo, monitoreo y evaluación.

Durante la reunión, los participantes revisaron el estado de los indicadores del plan regional y priorizaron las acciones para 2019-2020 en los programas de sangre de la Región del Caribe y la posible cooperación técnica de la OPS. Asimismo, discutieron las prioridades regionales para un nuevo plan estratégico.

Algunas de las principales prioridades identificadas durante la reunión se refieren a garantizar la calidad y la seguridad de la sangre y hemocomponentes mediante la adopción de los Estándares para Bancos de Sangre (que incluyen la evaluación de calidad externa, sistemas de información y la hemovigilancia), los comités de transfusión (incluyendo enfoques como manejo de la sangre del paciente y la adopción de pautas para el uso clínico de la sangre), la transición de la donación de reposición a la donación voluntaria repetitiva, planes de gestión de riesgos (incluyendo planes de contingencia y mecanismos para integrar la red de servicios de sangre entre los países y territorios del Caribe antes, durante y después de desastres y emergencias), el fortalecimiento de los recursos humanos a través del desarrollo de capacidades y la evaluación de los sistemas de sangre a nivel nacional.

Asistieron a la reunión jefes y coordinadores de programas y servicios nacionales de sangre de: Anguila, Bahamas, Barbados, Belice, Bermudas, Curazao, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Islas Caimán, Islas Turcas y Caicos, Jamaica, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas.

El Plan de acción para el acceso universal a sangre segura 2014-2019 fue aprobado en el 2014, durante el 53° Consejo Directivo de la Organización Panamericana de la Salud, que se desarrolló del 29 de septiembre al 3 de octubre, en Washington, D.C.