Representantes de los Ministerios de Salud de 26 países de las Américas, junto con agencias de la ONU y organizaciones de la sociedad civil se reunieron en Washington, DC del 1 al 2 de agosto de 2019 para analizar las intervenciones efectivas para la prevención y el control del cáncer de cuello uterino. La reunión se Esto fue en apoyo de la estrategia global propuesta para eliminar el cáncer cervical y establecer un camino hacia la eliminación futura del cáncer cervical como un problema de salud pública en la Región de las Américas.

El cáncer de cuello uterino se puede prevenir mediante la vacunación contra el VPH, el tamizaje y el tratamiento precanceroso, y se puede controlar con diagnóstico, tratamiento oportuno y cuidados paliativos. Sin embargo, las tasas siguen siendo altas, ya que todavía hay muchos desafíos en torno a la concienciación, la participación en la vacunación y la detección, así como el acceso, la cobertura y la calidad de los servicios de salud.

La reunión destacó el hecho de que esta región está preparada para tener un mayor impacto en las tasas de incidencia y mortalidad, como resultado de la prioridad, la experiencia técnica y los compromisos que brinda este problema de salud pública. Los participantes revisaron el Plan de Acción de la OPS para la Prevención y Control del Cáncer Cervical 2018-2030 y discutieron posibles actividades para acelerar su implementación a nivel de país. Los participantes también revisaron y brindaron su opinión sobre el borrador de la Estrategia global de la OMS para la eliminación del cáncer de cuello uterino, que se presentará a la Asamblea Mundial de la Salud 2020.