Washington D.C., 20 de septiembre del 2019 (OPS)- El Departamento de Sistemas y Servicios de Salud (HSS) participó del Taller Regional sobre análisis de impacto regulatorio para el desarrollo de políticas para eliminar los ácidos grasos trans de producción industrial de las Américas (AGTPI) organizado por el Departamento de Enfermedades no Transmisibles y Salud Mental de la OPS, los días 11 y 12 de septiembre del 2019, en Washington D.C.

El objetivo del taller fue realizar un análisis de impacto regulatorio correspondiente a políticas de eliminación de los AGTPI en los países de la Región y discutir los posibles modelos de análisis para políticas de eliminación de los AGTPI y otras políticas similares para la regulación de alimentos. Camilo Cid, Asesor regional en economía de la salud y financiamiento (HSS/OPS), expuso acerca de las posibilidades de las metodologías de evaluación económica para apoyar e informar a los tomadores de decisiones políticas.

“Las consecuencias económicas derivadas de la ingesta de AGTPI se traducen en mayores costos para el sistema de salud derivados de un mayor requerimiento de servicios de atención de salud y medicamentos, a lo cual se debe sumar los costos personales, familiares y sociales de la pérdida de la vida misma, y por tiempo y calidad de vida perdidos, productos de enfermedades asociadas”, dijo Cid.

Asimismo, Cid presentó las potencialidades de la evaluación de costo beneficios, costo efectividad y costo utilidad, para conformar evidencia relevante en los procesos de diagnóstico y abogacía.

“Las evaluaciones de impacto económico son muy importantes para hacer abogacía, los costos que en ellas se consideran son más o menos los mismos para los distintos tipos de método, la diferencia entre ellos radica en las consecuencias y cómo estas son medidas”, agregó.

La alta ingesta de grasas trans aumenta el riesgo de muerte. En las Américas, aproximadamente 160.000 muertes cada año son atribuibles al consumo de ácidos grasos trans de producción industrial.

Algunos países que han adoptado políticas con la finalidad de eliminar los ácidos grasos trans, analizaron el posible impacto que estas regulaciones tendrían en temas como la salud, la economía y el medio ambiente. Por ejemplo, Estados Unidos de América estimó que al adoptar una política de prohibición de los ácidos parcialmente hidrogenados (PHO, por sus siglas en inglés), tendrían un beneficio económico neto de aproximadamente $130 mil millones de dólares americanos.

Para ayudar a las Américas a eliminar estas sustancias nocivas, la OPS ha desarrollado un Plan de acción regional para la eliminación de los ácidos grasos trans producidos industrialmente del suministro de alimentos 2020-2025, que fue aprobado por el Comité Ejecutivo en junio de 2019 y se presentará em el Consejo Directivo en septiembre de este año.