Washington, D.C., 1 de octubre del 2019 (OPS/OMS)—Las inequidades se encuentran en el centro mismo de los resultados deficientes en materia de salud en las Américas y deben abordarse urgentemente para que la Región logre buenos resultados en materia de salud para toda su población, según se subraya en un nuevo informe de la Comisión sobre Equidad y Desigualdades en Salud en las Américas de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

En el informe “Sociedades justas: equidad en la salud y vida digna” se proponen objetivos prioritarios y medidas específicas para reducir las inequidades en materia de salud. El informe se ha presentado hoy en el 57.o Consejo Directivo de la OPS, que se celebra en Washington, D.C., hasta el 4 de octubre.

man childSegún el informe, gran parte de los resultados deficientes en materia de salud en la Región no están determinados por la biología sino por las estructuras sociales que perpetúan la discriminación mediante, por ejemplo, un acceso desigual a la educación, a un trabajo digno, a los ingresos y a la protección social.

“La equidad en la salud tiene dos conceptos centrales: la justicia social y el derecho a la salud”, aseguró la Directora de la OPS, Carissa F. Etienne. “Nuestra Región afronta muchos retos, pero prefiero centrarme en lo que tenemos en común: nuestro deseo de ser libres, de que haya justicia, de que haya oportunidades económicas y de tener salud y bienestar. No podemos y no debemos dejar a nadie atrás”, agregó.

A raíz de estas inequidades estructurales, algunos grupos en la Región de las Américas siguen teniendo que enfrentar desigualdades en materia de salud, que se registran tanto entre los países como dentro de ellos, como consecuencia de su posición socioeconómica, etnicidad, género, orientación sexual, discapacidad o condición de migrantes, afirma la Comisión en su informe.

Las inequidades comienzan al nacer —en Bolivia, por ejemplo, la tasa de mortalidad en menores de 5 años para los niños indígenas es tres veces mayor que la de los niños que no son indígenas— y duran hasta el final de la vida; la esperanza de vida para las mujeres en Haití es tan solo de 66 años, mientras para las mujeres en Canadá es de 84 años.

Para el presidente de la Comisión, Michael Marmot, del Instituto de Equidad en Salud del University College de Londres, crear sociedades justas es clave para "mejorar la salud y la equidad en salud".

Para abordar estas inequidades, en el informe se proponen doce recomendacionesque pueden ser adoptadas por los países de la Región:

  • Lograr la equidad en las estructuras políticas, sociales, culturales y económicas.
  • Proteger el entorno natural, mitigar el cambio climático y respetar la relación con la tierra.
  • Reconocer y revertir el impacto en la equidad en materia de salud del colonialismo continuo y el racismo estructural.
  • Lograr la equidad desde el comienzo: infancia y educación.
  • Fomentar el trabajo digno.
  • Fomentar una vida digna a edades avanzadas.
  • Mejorar los ingresos y la protección social.
  • Reducir la violencia.
  • Mejorar el medioambiente y las condiciones de vivienda.
  • Crear sistemas de salud equitativos.
  • Crear mecanismos de gobernanza para lograr la equidad en la salud.
  • Cumplir y garantizar los derechos humanos.

Las recomendaciones proponen un enfoque renovado en los grupos que han quedado más atrás, además de enfoques de todo el gobierno para abordar la inequidad y la colaboración con otros sectores distintos al de la salud.

El informe también pide un mejor uso de los datos para analizar exactamente dónde se producen las desigualdades. "Los promedios ocultan las desigualdades", dijo la vicepresidenta de Cosa Rica, Epsy Campbell Barr, durante la presentación del informe, subrayando la necesidad de que los países generen y utilicen más datos desagregados.

Comisión sobre Equidad y Desigualdades en la Salud

La OPS estableció la Comisión Independiente sobre Equidad y Desigualdades en la Salud en las Américas en el 2016. Fue constituida por expertos internacionales que evaluaron la evidencia disponible sobre los factores que conducen a estas inequidades y propusieron medidas para mejorar la salud de las personas de la Región.

La Comisión ha estado presidida por Michael Marmot del Instituto de Equidad en Salud del University College de Londres. Otros miembros de la Comisión fueron Paulo Buss y César Victoria, de Brasil; Nila Heredia, de Bolivia; Tracy Robinson, de Jamaica; Cindy Blackstock, de Canadá; María Paula Romo, de Ecuador; Pastor Murillo, de Colombia; Mabel Bianco y Victor Abramovich, de Argentina; y David Satcher y Jo Ivey Boufford, de los Estados Unidos. La Oficina Sanitaria Panamericana y el grupo de trabajo para la evaluación de temas transversales apoyo el trabajo de la Comisión de una manera que aseguro su independencia.

Enlaces

— 57.o Consejo Directivo
—  Documento de trabajo: informe de la Comisión sobre Equidad y Desigualdades en Salud en las Américas
—  Sociedades justas: equidad en la salud y vida digna. Informe de la Comisión de la Organización Panamericana de la Salud sobre Equidad y Desigualdades en Salud en las Américas