Contactos con los medios

Sebastián Oliel
Ashley Baldwin
Leticia Linn
mediateam@paho.org

Washington, D.C. 2 de octubre de 2019 –  Un grupo de jóvenes líderes de diferentes países de la Región de las Américas pidieron hoy que se establezcan las condiciones para que la juventud latinoamericana y caribeña pueda prosperar en la vida y no solo sobrevivir.

“Como jóvenes no queremos tanto, queremos vivir la mejor vida posible, pero vivirla mejor significa vivir una vida sana, próspera, una que nos permita realizarnos”

El llamado tuvo lugar en el marco del evento “Ayudando a los jóvenes de las Américas a prosperar”, que se realizó en forma paralela al 57o. Consejo Directivo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que reúne hasta el 4 de octubre a ministros y otras altas autoridades de salud del continente para debatir y llegar a acuerdos sobre los principales temas de salud regionales.

Youth event

“Como jóvenes no queremos tanto, queremos vivir la mejor vida posible, pero vivirla mejor significa vivir una vida sana, próspera, una que nos permita realizarnos”, sostuvo Terez Lord, embajadora juvenil de la Comunidad del Caribe  (CARICOM), originaria de Trinidad y Tobago, y uno de los jóvenes que participó en el panel. “Queremos prosperar, no solamente sobrevivir”, aseguró.

Alrededor de 237 millones de jóvenes de 10 a 24 años viven en las Américas, lo que representa una cuarta parte de la población de la región. Según informe La salud de los adolescentes y jóvenes en la Región de las Américas de la OPS, la mitad de todas las muertes de jóvenes de entre 10 y 24 años en las Américas se deben a homicidios, siniestros viales y suicidios, todos los cuales se pueden prevenir. El homicidio representa el 24% de la mortalidad, seguido de las muertes en el tránsito con el 20% y el suicidio con el 7%.

“La salud tradicional forma parte de las prácticas heredadas de nuestros abuelos, y debemos continuar con la transmisión oral para que nosotros los jóvenes la integremos y seamos protectores de esa medicina”.

El acceso a la salud indígena sin discriminación y el respeto a la medicina tradicional en la atención médica también fueron abordados en el panel, que fue moderado por Zuwena Perry, de Barbados, y Antonia Benito, de Guatemala, ambas integrantes de Jóvenes por la Salud, una iniciativa de la OPS creada recientemente y que reúne a menores de 25 años en la búsqueda de ideas innovadoras y soluciones a los problemas de salud que los afectan.

“Queremos tener la oportunidad de entrar a un hospital, pero también que se respeten nuestros conocimientos y medicina tradicional”, afirmó Kantuta Conde, una joven indígena boliviana de 18 años y miembro del grupo de jóvenes. “La salud tradicional forma parte de las prácticas heredadas de nuestros abuelos, y debemos continuar con la transmisión oral para que nosotros los jóvenes la integremos y seamos protectores de esa medicina”.

Lia Zevallos, una activista de Perú, abordó el tema de salud mental y la falta de acceso a la atención psicológica en las poblaciones vulnerables. “Es importante abrir espacios donde los jóvenes puedan sentirse cómodos con otros jóvenes para hablar de sus problemas”, recalcó y consideró que “jóvenes empoderados, pueden empoderar a otros jóvenes.”

“Ha llegado el momento de escuchar a los jóvenes y cambiar el enfoque”, afirmó la Directora de la OPS, Carissa F. Etienne. “Todavía hay gente joven que no prospera y que está expuesta a factores de riesgo” que tienen efectos negativos sobre su salud y bienestar, agregó. La organización ha involucrado a los jóvenes en reuniones técnicas para la elaboración de planes nacionales que los involucran.

El panel de discusión del evento también contó con la participación del ministro de Salud de Jamaica, Christopher Tufton, quien destacó la necesidad de los ministerios de Salud de trabajar más con los jóvenes. “Tenemos que ajustar la infraestructura tradicional de los centros de salud para que los jóvenes puedan tener acceso, conversar sobre sus problemas y sean tratados de la mejor manera”.

Ch’umilkaj Curruchiche, una cantautora Maya Kaqchikel de Guatemala; Alba Flores, secretaria de Salud de Honduras; Fabrizzio Canaval, representante de la Federación Internacional de Asociaciones de Estudiantes de Medicina, y Sonja Caffe, asesora regional de salud adolescente de la OPS también participaron de la actividad, que fue cerrada por el subdirector de la OPS, Jarbas Barbosa.

Joven cantante guatemalteca
Ch’umilkaj Curruchiche, una cantautora Maya Kaqchikel de Guatemala

Barbosa subrayó la importancia de actuar desde los servicios de salud para prevenir el suicidio en los jóvenes así como el embarazo adolescente. América Latina y el Caribe tienen la segunda tasa más alta de embarazos en adolescentes en el mundo. “Detrás de cada adolescente embarazada hay una historia de barreras culturales, estigma, falta de acceso a información y servicios de salud” que se deben superar, subrayó.

Acceda aquí a la grabación de la sesión