Con el advenimiento de las tecnologías modernas de comunicación, muchos de los Estados Miembros están colocando una amplia gama de información útil para llevar a cabo la vigilancia de eventos. La información disponible a través de los sitios web y la frecuencia de las actualizaciones varía de un país a otro.