A nivel global, estas enfermedades causan el 86% de las muertes relacionadas con el trabajo. El 28 de abril se conmemoró el Día Mundial de la Salud y la Seguridad en el Trabajo.

Washington DC, 29 de abril de 2013 (OPS/OMS).— Alrededor de 770 nuevos casos de personas con enfermedades profesionales se registran a diario en las Américas, según estimaciones de la Organización Panamericana de la Salud/ Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS). La organización hizo esta advertencia al conmemorarse el 28 de abril el Día Mundial de la Salud y la Seguridad en el Trabajo.

Este día busca generar conciencia sobre la gravedad de lo que se considera una epidemia silenciosa, que genera más de 281.000 casos anuales en la región, según estimaciones de 2009 de la oficina regional de la OMS para las Américas basadas en datos de nueve países.

En las Américas existen 468 millones de trabajadores pero el registro de estas patologías es muy bajo (la estimación del subregistro oscila entre el 90% y 95% y muy pocos de los países llevan estadísticas al respecto), por lo que su presencia se considera invisible. Sin embargo, "pueden causar enfermedades graves como neumoconiosis, dermatosis, sordera, asma e intoxicaciones, así como dolores lumbares, estrés, depresión y cánceres", explicó la asesora regional en Salud de los Trabajadores y Consumidores de la OPS/OMS, Julietta Rodríguez-Guzmán. 

"Las enfermedades profesionales también pueden ocasionar muerte prematura y discapacidad", advirtó Rodríguez-Guzmán y agregó que para prevenirlas resulta necesario "generar conciencia sobre la severidad de esta epidemia y mejorar el control de los peligros que las causan, además de fortalecer su prevención, detección, diagnóstico, tratamiento y registro".

Mientras las enfermedades pulmonares ocupacionales, las dermatosis, hipoacusia, intoxicaciones por plaguicidas y otros tóxicos y las alergias se agrupan entre las enfermedades de la "vieja epidemia regional escondida"; los desórdenes musculo esqueléticos —como el dolor lumbar—, las enfermedades cardiovasculares, los desórdenes mentales y enfermedades emergentes como cánceres ocupacionales y disruptores endocrino conforman la "nueva epidemia" surgida en los últimos 15 años.

A nivel mundial, las enfermedades profesionales causan 2.02 millones de muertes por año, lo que representa el 86% de los fallecimientos relacionados con el trabajo, según datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la agencia de las Naciones Unidas que declaró al 28 de abril como Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo en conmemoración de los trabajadores que sufrieron accidentes, enfermedades o que fallecieron, así como para celebrar los que se previnieron.

Para mejorar la prevención de las enfermedades profesionales, la OPS/OMS — en cumplimiento con las recomendaciones de la OIT— sugiere a los Estados Miembros elaborar encuestas nacionales para construir perfiles de peligros y riesgos; definir las características de procesos de trabajo y realizar matrices de exposición; además de fortalecer la práctica de las ciencias de la salud ocupacional y procurar la generación de capacidad interagencial e intersectorial para organizar redes subregionales y locales con expertos que contribuyan a mejorar la detección, diagnóstico y registro.

Diferencia con los accidentes ocupacionales

Los accidentes de trabajo se diferencian de las enfermedades profesionales porque  usualmente ocurren como un hecho súbito e inesperado y son causados por condiciones inseguras en el trabajo. Suelen ser mucho más visibles y requieren atención médica inmediata, por lo cual se identifican y reportan mejor.

En las Américas, en 2007 se identificaron unos 7,6 millones de accidentes ocupacionales por año, lo que significa un promedio de 20.825 diarios, de los cuales 11.343 fueron fatales (46,2% en América Latina y el Caribe y 53,8% en Norte América), de acuerdo a estimaciones de la OPS/OMS.

Las enfermedades profesionales pueden ser causadas por diferentes peligros o agentes de riesgo:

  • Químicos: gases, vapores, humos, polvos, nieblas, que pueden ser corrosivos, alérgenos, irritantes, asfixiantes, carcinógenos o tóxicos, entre otros.
  • Físicos: ruido, vibración, microondas, temperaturas extremas, radiaciones, presiones barométricas extremas, campos electromagnéticos y peligros eléctricos.
  • Biológicos: virus, bacterias, hongos, parásitos, insectos, mamíferos.
  • Estresores ergonómicos: diseño de puestos de trabajo, levantamiento de cargas, empujar/halar.
  • Factores sicosociales: sobrecarga de trabajo, turnos, condiciones laborales, violencia, falta de comunicación, otros factores sociales.

En números:

  • 468 millones de trabajadores en las Américas (Laborstata OIT 2011)
  • 281.389 casos nuevos anuales de enfermedades profesionales en las Américas (estimado OPS 2009 con datos de nueve países)
  • 770 probables casos nuevos diarios en las Américas (estimado OPS 2009 con datos de nueve países)
  • 160 millones de enfermedades profesionales no fatales por año en el mundo (OIT)
  • 2,02 millones de muertes anuales en el mundo (OIT)
  • 5.500 muertes diarias en el mundo (OIT)

 

Enlaces


Contactos

Leticia Linn, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., Tel. + 202 974 3440, Móvil +1 202 701 4005; Donna Eberwine-Villagran, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., tel. +1 202 974 3122, celular +1 202 316 5469; Sebastián Oliel, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., Tel. +1 202 974 3459, Móvil: 202 316 5679, Gestión del Conocimiento y Comunicaciones, OPS/OMS — www.paho.org