Los expertos observan que la ejecución de proyectos en materia de agua potable surgidos a partir de la epidemia de cólera del 2010 podría evitar decenas de miles de muertes y proteger contra otras enfermedades; nuevos datos indican que las campañas piloto de vacunación se realizaron con gran éxito durante la epidemia

(9 de octubre del 2013)— La letal epidemia de cólera que asoló a un Haití destrozado por el terremoto en el 2010, y que se cobró por lo menos 8.000 vidas, ha llevado a la comunidad de salud pública a trabajar para mejorar los servicios de agua y alcantarillado, algo que combinado con la vacunación podría prevenir alrededor de 89.000 infecciones por cólera en el futuro. Estos resultados se encuentran entre las muchas apreciaciones publicadas este mes en una sección especial de la revista American Journal of Tropical Medicine and Hygiene (AJTMH y OPS: Conmemorando el 3er aniversario del brote de cólera en Haití: Documentos solicitados) referida a la respuesta de salud pública al mayor brote nacional de cólera en la historia moderna.

"Esta enfermedad terrible se ha convertido en un toque de atención y un llamamiento a la acción que podría generar considerables beneficios para las personas de Haití, que van más allá de la interrupción de la transmisión del cólera," afirmó Jon Andrus, MD, Director Adjunto de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que colaboró con la Sociedad Norteamericana de Medicina Tropical e Higiene (ASTMH, según sus siglas en inglés) en la elaboración de la sección especial. "Hemos luchado para mejorar la salud pública en general en Haití durante decenios," agregó. "Ahora nos encontramos ante un momento crítico, en el que de las profundidades de una terrible epidemia surge una oportunidad para que Haití alcance un nuevo nivel de protección contra las enfermedades infecciosas".

Andrus señaló que la epidemia de cólera en Londres en el siglo XIX condujo al descubrimiento y la prevención de las enfermedades transmitidas por el agua. (En lo que se llamó lucha contra la Gran Pestilencia). La importante atención internacional que recibió la enfermedad también sirvió para acelerar la primera sesión de la Asamblea Mundial de la Salud en 1947, en respuesta a un brote de cólera en Egipto. Ahora surgen datos que indican que la epidemia podría tener los mismos efectos transformadores en Haití.

La OPS, junto con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos y el UNICEF, recientemente aunó esfuerzos con los gobiernos de Haití y República Dominicana para elaborar un plan nacional de eliminación del cólera. El programa de 2.200 millones de dólares servirá para realizar el grueso de las inversiones destinadas a mejorar el agua, el saneamiento y las condiciones de higiene, que en malas condiciones son las vías principales por las que se transmiten las infecciones coléricas.

Necesidad de ampliar el alcance de las intervenciones en materia de agua, saneamiento e higiene

Un estudio realizado por los investigadores de los CDC en la revista sugiere que incluso mejoras relativamente moderadas (como más letrinas y tuberías comunitarias de abastecimiento de agua, y desinfección del agua con cloro) podrían servir para prevenir hasta 78.567 casos de cólera en las próximas dos décadas. El estudio indica que si a esto se suma la vacuna anticolérica oral, y se alcanza una cobertura del 20 por ciento en cinco años, se podrían prevenir hasta 88.974 casos.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que mientras las inmunizaciones pueden ser un instrumento útil, sobre todo a corto plazo, en última instancia las "infraestructuras de abastecimiento de agua, saneamiento e higiene constituyen una solución a largo plazo y sostenible para prevenir el cólera". También señalan que la mejora de los servicios de agua, saneamiento e higiene tienen el beneficio adicional de prevenir la transmisión de otras enfermedades diarreicas transmitidas por el agua, como las causadas por rotavirus y Escherichia coli, que son la principal causa de muerte de los niños menores de 5 años en Haití.

"La protección derivada de la mejora en los servicios de agua, saneamiento e higiene va mucho más allá del cólera", se afirma en el estudio.

Por ejemplo, otro estudio realizado por los científicos de los CDC y el Laboratorio de Salud Pública Nacional de Haití analizó pacientes tratados por enfermedades diarreicas en cuatro hospitales haitianos entre abril del 2012 y marzo del 2013. Se observó que si bien el cólera fue la causa principal de enfermedad, el rotavirus seguía siendo una "causa importante" de enfermedad diarreica en los niños menores de 5 años en Haití.

Un análisis realizado por los CDC y el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS) para la misma revista establece que cada dólar invertido en la mejora del abastecimiento de agua, el saneamiento y la higiene genera entre 5 y 46  dólares en beneficios económicos. No obstante, los autores advierten que para lograr este retorno será necesaria una mejor coordinación del complejo entramado de programas y socios involucrados en el trabajo de mejora del agua y el saneamiento en Haití.

Nueva función para las vacunas en la lucha contra cólera

La sección especial sobre el cólera en la revista también incluye datos probatorios de que la vacuna anticolérica tiene un papel que desempeñar en el combate contra la epidemia, a pesar de las numerosas dificultades para alcanzar una cobertura significativa en Haití. En un proyecto piloto en zonas rurales ejecutado en el 2012 por la ONG Partners in Health y el Ministerio de Salud de Haití se vacunó al 72 por ciento de la población destinataria, y el 90 por ciento de las personas que recibieron la primera dosis (de la pauta de dos dosis) también recibieron la segunda.

Un proyecto paralelo en una zona urbana conducido por el Grupo Haitiano para el Estudio del Sarcoma de Kaposi y las Infecciones Oportunistas (su sigla en francés es GHESKIO)  también tuvo éxito: llegó al 75 por ciento de su población destinataria, y el 90 por ciento regresó para la segunda dosis.

Louise Ivers, MD, asesora principal en salud y políticas de Partners in Health y profesora adjunta de salud mundial y medicina social de la Escuela de Medicina de Harvard, quien ha trabajado en Haití durante una década, afirmó que las campañas de vacunación tuvieron éxito por distintas razones. Ivers sostuvo que se realizaron intensos esfuerzos para involucrar a las comunidades a través de reuniones con líderes comunitarios, grupos de discusión, programas de radio e incluso camiones equipados con altavoces. También afirmó que en el proyecto rural, antes de ofrecer la vacunación se realizó un censo para conocer mejor las características demográficas de la población destinataria, y que durante ese trabajo se entregaron tarjetas con código de barras para presentar el día de la vacunación.

Esta innovación permitió avanzar rápidamente, afirmó Ivers, porque el personal del censo ya había registrado la información básica, como nombre y dirección, y solo tuvo que escanear el código de barras de la tarjeta para recuperarla, lo que se hizo mediante computadoras tipo tableta estándar. Además, todos los días, la información sobre quiénes se habían vacunado se enviaba a una computadora central y se comparaba con el censo, para establecer quién no se había vacunado todavía.

Otra razón de la alta cobertura, dijo Ivers, fue el simple hecho de que el cólera estaba devastando a las comunidades en todas partes y las personas fueron muy receptivas a una vacuna que podía protegerlos.

"Entrevistamos a las personas en los grupos de discusión antes de la campaña de vacunación; contaban historias sumamente conmovedoras sobre su experiencia con el cólera. De manera que no era un tema abstracto, distante, sino una amenaza real e inmediata", subrayó. "Las vacunas no deben ser vistas como un medio infalible para vencer al cólera en Haití, pero su uso más amplio, por ejemplo en campañas dirigidas a poblaciones especialmente vulnerables, puede contribuir significativamente a proteger a las personas contra la enfermedad y la muerte".

Un análisis de la política de vacunación realizado por los funcionarios de la OPS y el Instituto de Vacunas Sabin coincide en que la vacunación contra el cólera puede ser un componente de un plan de eliminación de la enfermedad. Estos expertos consideran que las vacunas "son particularmente útiles a corto y mediano plazo, hasta que se logren avances considerables y sostenidos en las infraestructuras de saneamiento y abastecimiento de agua potable".

También señalan que los problemas de suministro están siendo abordados por una iniciativa mundial para acopiar 2 millones de dosis de vacuna anticolérica.

Edward Ryan, MD, Director del Tropical & Geographical Medicine Center de Massachusetts General y ex presidente de ASTMH, afirmó que estos artículos demuestran el compromiso de larga data de la ASTMH con el trabajo para lograr agua limpia y saneamiento adecuado en todo el mundo. La alianza entre la OPS, la ASTMH, los CDC y el UNICEF es un esfuerzo clave para alcanzar la meta colectiva.

"El mayor brote nacional de cólera en los tiempos modernos todavía no está controlado y está ocurriendo a las puertas de América," dijo Ryan. "De manera que es gratificante ver a la comunidad sanitaria mundial con los colegas haitianos impulsando la causa y realizando numerosos aportes necesarios no solo para eliminar el cólera sino para combatir una amplia gama de enfermedades transmitidas por el agua".


Acerca de la Sociedad Norteamericana de Medicina Tropical e Higiene
La ASTMH, fundada en 1903, es una organización mundial de científicos, médicos clínicos y  profesionales de programas cuya misión es promover la salud mundial mediante la prevención y el control de las enfermedades infecciosas y de otro tipo que aquejan desproporcionadamente a los pobres del mundo.


Acerca de la revista American Journal of Tropical Medicine and Hygiene - AJTMH

Publicada periódicamente desde 1921, AJTMH es la revista arbitrada de la American Society of Tropical Medicine and Hygiene, y la principal voz en el mundo en los campos de la medicina tropical y la salud mundial. AJTMH difunde los nuevos conocimientos en ciencias básicas, aplicadas, clínicas y de salud pública con el fin de mejorar la salud mundial.

Acerca de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS)
La OPS fue fundada en 1902 y es la organización internacional de salud pública más antigua del mundo. Colabora con todos los países del continente para mejorar la salud y la calidad de vida de las personas de la región. Actúa como Oficina Regional de la OMS para la Región de las Américas y es también el organismo de salud especializado para el sistema interamericano de salud.



Contactos para los medios:

American Journal of Tropical Medicine and Hygiene - AJTMH
Bridget DeSimone, +1 301.280.5735,Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
http://www.ajtmh.org/
http://www.ajtmh.org/content/89/4.toc


OPS/OMS
Leticia Linn, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., Tel. + 202 974 3440, Móvil +1 202 701 4005, Donna Eberwine-Villagran, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., Tel. +1 202 974 3122, Móvil +1 202 316 5469, Sebastián Oliel, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., Teléfono +1 202 974 3459, Móvil 202 316 5679, Gestiones del Conocimiento y Comunicaciones, OPS/OMS—www.paho.org