Recife, Brasil, 11 de noviembre de 2013 (OPS/OMS).- La Directora de la Organización Panamericana de la Salud/ Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), Carissa F. Etienne, y el ministro de Salud de Brasil, Alexandre Padilha, inauguraron, este 10 de noviembre,  el Tercer Foro Mundial sobre Recursos Humanos para la Salud, en Recife, Brasil.

El foro, que por primera vez se realiza en las Américas y en el que participan delegaciones de más de 85 países del mundo, busca reposicionar los problemas de los recursos humanos para la salud (RHS) en el contexto del programa de desarrollo posterior a 2015 y del respaldo político para una cobertura sanitaria universal.

"Han habido grandes progresos en las Américas en los últimos años, principalmente a través del mayor acceso a equipos de profesionales de la salud multidisciplinarios en el primer nivel de atención, pero se necesitan más esfuerzos si queremos hacer frente a los desafíos que presenta el cambio demográfico y epidemiológico, y en orden de alcanzar la cobertura universal de la salud de manera significativa y sustentable", señaló Etienne.

Para la directora de la OPS uno de los principales desafíos es cambiar la manera de ver el personal de salud, "no como un obstáculo para el cambio, no como un componente en la producción de servicios de salud, sino como la fuerza del cambio: seres humanos comprometidos con su misión social y el bien común".

En ese sentido, consideró necesario contar con "un sentido claro de dirección, planes de recursos humanos sólidos y políticas informadas basadas en la mejor evidencia disponible, además de condiciones de trabajo justas y una cultura de gestión abierta que no teme al riesgo y la innovación, pero faculta a los trabajadores de la salud y su creatividad, y valora su contribución".

Por su parte, el ministro de salud de Brasil destacó el papel de los agentes sanitarios: "No existirían cambios en mi país y en el mundo sin inversiones en recursos humanos en salud, quienes son el alma de los servicios de salud".

Padilha consideró que el desafío de dar salud a 200 millones de brasileños "no es fácil de alcanzar". Entre los principales retos, señaló, se encuentran el financiamiento, la producción de medicamentos, insumos y otros productos esenciales, y la formación en cantidad y calidad de profesionales de la salud.

El ministro destacó además logros de su país como el descenso del 77% de la mortalidad infantil entre 1999 y 2012; la reducción de las muertes maternas en un 14,6% en la década 2000-2010 y la disminución de la malaria. ¨Los agentes sanitarios de atención primaria de la salud han sido fundamentales¨ para alcanzar estos objetivos, indicó.

El presidente de la Alianza Mundial en pro del Personal Sanitario y ministro de Salud, Trabajo y Bienestar de Japón, Mitsuhiro Ushio, y la subdirectora general de Sistemas de Salud e Innovación de la OMS, Marie-Paule Kieny, entre otros, también participaron del acto de apertura. 

Durante tres días y en una serie de mesas redondas y foros de liderazgo, más de 1.000 profesionales de la salud pública de todo el mundo intentarán encontrar soluciones estructurales y financieras para afrontar los retos que enfrentan los países en la planificación de sus necesidades de personal sanitario.

Puede ver el video de la inauguración aquí.