Washington, D.C., 6 de enero de 2014 (OPS/OMS) — La Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud está brindando ayuda en la respuesta a la emergencia y en la gestión de recursos, tras las inundaciones  que entre el 23 y 25 de diciembre afectaron a las islas de Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Dominica y Granada y dejaron a cientos de personas desplazadas de sus hogares.

El Gobierno de Reino Unido entregó EC$ 1 millón (dólares del Caribe Oriental), que equivale aproximadamente a 228 mil libras esterlinas para Santa Lucía y San Vicente y las Granadinas, dos de las islas más afectadas por las intensas lluvias, que será gestionado por la OPS/OMS. Esta ayuda financiera se destinará a medicamentos e insumos esenciales, así como a equipamientos para agua y saneamiento, para mitigar el impacto que las lluvias tuvieron sobre los sistemas de salud y para enfrentar el riesgo de que se propaguen enfermedades transmitidas por el agua y vectores.

Un grupo de expertos del Equipo de Respuesta Regional de la OPS/OMS está trabajando en San Vicente y las Granadinas para apoyar al Ministerio de Salud en la evaluación de las necesidades en materia de salud, tanto en salud mental, como en agua y saneamiento, y en la situación de los servicios de salud (estructura y funcionamiento).

Las intensas lluvias y vientos registrados entre el 23 y 25 de diciembre del año pasado tuvieron un alto impacto en las cuatro islas. El gobierno de San Vicente y las Granadinas declaró nivel Dos de desastre y reportó daños graves en sus instalaciones de salud, infraestructura, vivienda, agua y saneamiento, carreteras y puentes.

Al menos 15 personas fallecieron (seis en Santa Lucía y nueve en San Vicente y las Granadinas), otras cinco están desaparecidas y cientos de personas tuvieron que desplazarse a albergues transitorios. Se reportaron daños en unidades  de salud, que incluyen pérdida de insumos y medicinas, que llevaron a que no estén operables o con capacidad mínima de atención.

Entre las acciones de respuesta, también se está procurando fortalecer el acceso a agua y saneamiento, así como la vigilancia epidemiológica y las medidas de control de vectores, y el apoyo a la población afectada.

A través del Departamento de Preparativos para Situaciones de Emergencia y Socorro en Casos de Desastre, la OPS/OMS focaliza su cooperación técnica en reducir el impacto de las emergencias en la salud, en especial de los grupos más vulnerables. En situaciones de emergencia, el personal de OPS/OMS apoya a los Ministerios de Salud en sus esfuerzos de respuesta humanitaria. Ante grandes desastres, además se activa el Equipo Regional de Respuesta, integrado por profesionales expertos en diferentes campos de la salud pública que son movilizados a terreno.

La OPS fue fundada en 1902 y es la organización internacional de salud pública más antigua del mundo. Trabaja con todos los países del continente para mejorar la salud y la calidad de vida de las personas de la región. Es la Oficina Regional para las Américas de la OMS y la agencia especializada de salud del sistema interamericano.

Enlaces

Información actualizada: