ServiciosdeCalidad310x175-Definir el conjunto universal de prestaciones garantizadas y exigibles, integral, de ampliación progresiva, coherente con las necesidades de salud, las capacidades del sistema, y el contexto nacional. El conjunto de prestaciones es un elemento esencial de la garantía del derecho a la salud y, por lo tanto, debe alcanzar a todas las personas por igual, independientemente de su capacidad de pago, sin diferencias de calidad y sin riesgo financiero. Toma en consideración las necesidades diferenciadas e insatisfechas de todas las personas, y presta atención a las necesidades específicas de los grupos en situación de vulnerabilidad. Esto requiere una adecuación de los marcos legales y regulatorios, de manera coherente con los instrumentos internacionales de derechos humanos aplicables a la salud. La toma de decisiones acerca del conjunto universal de prestaciones debe apoyarse en la evidencia, con una perspectiva ética, cultural y de género. Se necesita un enfoque multidisciplinario en la evaluación de las tecnologías de salud y el análisis económico de las intervenciones de salud. Además se requiere del establecimiento de mecanismos de transparencia social en las diferentes etapas del proceso.

-Transformar la organización y la gestión de los servicios de salud mediante el desarrollo de modelos de atención centrados en las necesidades de las personas y las comunidades, el aumento de la capacidad resolutiva del primer nivel, articulado en Redes Integradas de Servicios de Salud (RISS) y basado en la estrategia de atención primaria de salud.

-Incrementar de inmediato la inversión en el primer nivel de atención a fin de mejorar la capacidad resolutiva, ampliar el acceso y extender la oferta de servicios a fin de abarcar de manera rápida las necesidades de salud insatisfechas, de acuerdo con el conjunto de prestaciones con ampliación progresiva.

-Ampliar las opciones de empleo en el primer nivel de atención, con incentivos y condiciones laborales atractivas, particularmente en áreas subatendidas. Consolidar la colaboración en los equipos multiprofesionales de salud y garantizar capacidad resolutiva adecuada con acceso a la información de salud y a servicios de telesalud (incluida la telemedicina). Introducir nuevos perfiles profesionales y técnicos en función del conjunto universal de prestaciones garantizadas y exigibles, y del modelo de atención.

-Los medicamentos esenciales y las tecnologías sanitarias forman parte del conjunto universal de prestaciones garantizadas. Es indispensable definir procesos que mejoren de manera sistemática y progresiva la disponibilidad y el uso racional de los medicamentos y otras tecnologías de salud en los servicios de salud, y desarrollar la capacidad de regulación para garantizar que estos medicamentos sean seguros, eficaces y de buena calidad.

-Implementar programas para el empoderamiento de las personas, incluso actividades de promoción, prevención y educación que permitan aumentar el conocimiento de su estado de salud, de sus derechos y obligaciones. La participación de las personas y las comunidades es fundamental para la cobertura universal de salud, las personas deben estar empoderadas para tomar decisiones informadas acerca de su salud y la de su familia. Es importante reconocer el papel de las mujeres como proveedoras de servicios y cuidado (formal e informal) de la salud.

Fuente: CE154/12. Estrategia para la cobertura universal de salud