La Havana, Cuba, 16 de julio de 2014.- En una conferencia magistral sobre la agenda de desarrollo posterior a 2015 (plazo cuando vencen los Objetivos de Desarrollo del Milenio), la Directora General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, destacó que para elaborar cualquier agenda de desarrollo sostenible, se debe prestar especial atención a abordar los determinantes socioeconómicos y medioambientales de la salud.

"En siglos pasados, el mejoramiento del nivel de vida, la nutrición y la higiene me­dioam­biental redujeron las muertes por enfermedades infecciosas, disminuyeron las epidemias, mejoraron la salud y prolongaron la esperanza de vida considerablemente", indicó y lamentó que actualmente, "el crecimiento económico, la modernización y la urbanización han ampliado en gran medida el acceso y la proliferación global de estilos de vida no saludables que ponen en peligro la salud".

Chan consideró que "la salud pública tiene que mover su centro de atención de la cura a la prevención, de una atención a corto plazo a una atención a largo plazo, del parto, las vacunas y los antibióticos a cambiar el comportamiento humano, de actuar aisladamente a actuar de manera concertada con múltiples sectores y asociados".

Directora General de la OMS disertó en Cuba

Por otro lado, afirmó que este es el momento adecuado para reducir la mortalidad materna e infantil. "Del mismo modo, quisiera decirle al mundo que no debe relajarse, no debe disminuir su presión para contener el sida, la Tuberculosis, la Malaria y las enfermedades tropicales que han sido descuidadas. La historia nos confirma que si la complacencia se establece, estas enfermedades volverán a tomar el lugar de prevalencia que tenían antes en el mundo", aseveró.

La doctora Chan se refirió también al brote de ébola en África Occidental, y el surgimiento de un nuevo Coronavirus en Oriente Medio, como recordatorios de la amenaza constante que representan las enfermedades infecciosas. En la región de las Américas mencionó el Chikungunya como un desafío. Destacó además que si estos temas se convierten en prioridad y tienen una mayor prominencia en la futura agenda para el desarrollo, el mundo podrá esperar un futuro más saludable para los niños y el planeta.

Chan felicitó al ministro de Salud Pública de Cuba por su trabajo al frente de la 67 Asamblea Mundial de la Salud, este año. "Trabajé muy de cerca con el doctor Morales y llegué a conocerlo bien. El presidió con excelencia en el podio, sin su gran ayuda y  liderazgo, no creo que hubiéramos podido terminar la asamblea" a tiempo, comentó.

pdf  Discurso de la Directora General de la OMS, Margaret Chan, en La Havana, Cuba (273.85 kB)