Evidencia científica para el control de la resistencia a los antimicrobianos