1536 the unionCiudad de México, mayo de 2020 - La Unión considera imperativo señalar que, si bien el discurso actual en los medios de comunicación, publicaciones académicas y en la comunidad de salud pública, se ha centrado en el impacto de estos productos en la salud pública de los países de altos ingresos, esto no es suficiente.
 
La narrativa debe extenderse a los países de ingresos medios y bajos donde los cigarrillos electrónicos y los productos de tabaco calentado (PTC) se están introduciendo y comercializando de manera agresiva, a menudo con poco o ningún marco regulatorio. En estos países, los jóvenes son particularmente vulnerables. Es por estas razones que La Unión recomienda prohibiciones de venta protectoras y preventivas.
Conozca el documento de posición de La Unión [aquí].