1542 ThumbMéxico, 20 de junio de 2020 - El trabajo que aportan millones de mujeres en el sector sanitario como médicas, enfermeras, desarrolladoras de vacunas, personal de limpieza, científicas, entre otras, así como en el trabajo de cuidados remunerado y no remunerado, en servicios esenciales y como líderes y voluntarias en las comunidades, es un claro ejemplo de su contribución esencial en todo el mundo. Garantizar que la voz de las mujeres esté presente en todas las fases de respuesta debe ser prioritario.
 
La pandemia por COVID-19 y las medidas de distanciamiento físico están impactando a las mujeres no solo en términos biológicos, sino también, en aquellos aspectos que se derivan de la distribución sexual del trabajo y la posición desigual de las mujeres en la estructura social. Identificar la magnitud de este impacto y sus diferenciales entre mujeres y hombres es fundamental para diseñar estrategias de intervención con perspectiva de género, que permitan garantizar una efectiva prevención, mitigación, respuesta y recuperación durante y después de esta pandemia e impulsar un nuevo contexto global más igualitario, solidario y resiliente.
 
Las oficinas de representación de OPS/OMS y ONU Mujeres en México publican información sobre la situación de las mujeres en el sector salud, en un artículo que describe los aportes de las mujeres en la primera línea de respuesta, en el sector sanitario, en el trabajo de cuidados y en otras ocupaciones esenciales, ofreciendo propuestas efectivas para brindar protección sanitaria, económica, salud física y mental, así como incluir la perspectiva de género y garantizar la seguridad física del personal.
 
Accede al artículo [aquí].