¿Supone el COVID-19 un mayor riesgo para las mujeres embarazadas?

Se están investigando las consecuencias de la infección del COVID 19 en las mujeres embarazadas. Disponemos de datos limitados, pero no hay pruebas de que corran mayor riesgo de enfermedad grave que la población en general.

Sin embargo, debido a las transformaciones que experimentan sus cuerpos y sistemas inmunitarios, sabemos que las mujeres embarazadas pueden verse gravemente afectadas por algunas infecciones respiratorias. Es importante, por tanto, que tomen precauciones para protegerse contra el COVID-19 y que informen al personal médico que las atienda sobre eventuales síntomas (en particular, fiebre, tos o dificultad para respirar).

La OMS seguirá revisando y actualizando la información y las orientaciones que ofrece a medida que disponga de más datos.

Slide41

Estoy embarazada. ¿Cómo puedo protegerme contra el COVID-19?

Las embarazadas deben tomar las mismas precauciones que el resto de la población para evitar el COVID-19. Usted puede protegerse:

  • Lavándose las manos con frecuencia con un desinfectante de manos a base de alcohol o con agua y jabón.
  • Manteniendo una distancia física con las demás personas, y evitando lugares concurridos.
  • Evitando tocarse los ojos, la nariz y la boca.
  • Observando una buena higiene respiratoria. Supone cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado o con un pañuelo al toser o estornudar. El pañuelo usado debe ser desechado inmediatamente.
  • Si tiene fiebre, tos o dificultad para respirar, busque enseguida asistencia médica. Antes de acudir a un centro médico llame por teléfono y siga las instrucciones de su autoridad médica local.

Las mujeres embarazadas y las que hayan dado a luz recientemente -incluidas las afectadas por COVID-19- deben acudir a sus citas médicas de rutina.

¿Debería someterse a las mujeres a pruebas de COVID-19?

Los protocolos sobre las pruebas de laboratorio y los criterios de selección de las personas sometidas a dichas pruebas varían en función de su lugar de residencia.

Ahora bien, la recomendación de la OMS es dar prioridad a las embarazadas que presenten síntomas de COVID-19. Si tienen el COVID-19, es posible que necesiten recibir atención especializada.

¿Puede el COVID-19 transmitirse de una mujer a su bebé durante el embarazo o tras el parto?

Todavía no sabemos si una mujer embarazada puede transmitir el virus a su feto o bebé durante el embarazo o el parto. Por ahora, no se ha detectado al virus en muestras de líquido amniótico o leche materna.

¿Qué atención debería dispensarse durante el embarazo y el parto?

Todas las mujeres embarazadas, incluso cuando se sospeche o se haya confirmado que tienen el COVID-19, tienen derecho a recibir atención de alta calidad antes, durante y después del parto. Esto incluye atención de salud prenatal, neonatal, postnatal, intraparto y mental.

Una experiencia de parto segura y positiva implica:

  • Ser tratada con respeto y dignidad;
  • Estar acompañada por una persona de su elección durante el parto;
  • Comunicación clara del personal del servicio de maternidad;
  • Estrategias adecuadas de alivio del dolor;
  • Movilidad en el trabajo de parto, de ser posible, y elección de la postura del parto.

Si se sospecha o se ha podido confirmar que la embarazada tiene el COVID-19, los trabajadores de la salud deberían tomar todas las precauciones adecuadas para reducir su riesgo de infección y el de terceros, incluida la higiene de manos y el uso de indumentaria de protección como guantes, bata y mascarilla médica.

¿Deben las embarazadas dar a luz por cesárea si se sospecha o se ha podido confirmar el COVID-19?

No. El consejo de la OMS es que las cesáreas se lleven a cabo únicamente cuando estén médicamente justificadas.

El tipo de parto debe determinarse de modo personalizado y de acuerdo con las preferencias de la mujer y las indicaciones obstétricas.

Slide1

¿Pueden amamantar las mujeres con COVID-19?

Sí. Una mujer con COVID-19 puede amamantar a su bebé si así lo desea. Debería:

  • Observar una buena higiene respiratoria mientras amamanta a su bebé, usando mascarilla, si hay mascarillas disponibles;
  • Lavarse las manos antes y después de tocar el bebé;
  • Limpiar y desinfectar de manera rutinaria las superficies que haya tocado.

¿Puedo tocar y tener en brazos a mi bebé recién nacido si tengo el COVID-19?

Sí. El contacto directo y temprano, así como la lactancia materna exclusiva ayudan al bebé a desarrollarse. Debería:

  • amamantar observando una buena higiene respiratoria;
  • tener en brazos a su bebé, piel con piel; y
    compartir una habitación con su bebé.
  • debe lavarse las manos antes y después de tocar a su bebé y mantener todas las superficies limpias.

Tengo COVID-19 y estoy demasiado enferma para amamantar directamente a mi bebé

Si está demasiado enferma para amamantar a su bebé debido al COVID-19 u otras complicaciones, debería recibir apoyo para alimentarlo con leche materna de alguna manera posible, viable y aceptable para usted. Estas podrían ser las opciones:

  • Extracción de leche
  • Relactación
  • Leche de donante humana

Última actualización: 25 Marzo 2020