Lima, 10 de Julio 2014.-- ´Las investigaciones no sugieren ninguna evidencia de efecto adverso a la salud con respecto a la exposición de radiofrecuencia que podemos encontrar en el ambiente´, afirmo Emile van Deventer, Team Leader del Programa de Radiación, Departamento de Salud Pública, Medio ambiente y Determinantes Sociales de la Salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La especialista de la Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró en el Foro Internacional LAS ANTENAS DE TELECOMUNICACIONES, DESARROLLO, INCLUSION Y SALUD HUMANA. OMS: Resultados de la investigación sobre radiaciones no ionizantes” que hasta la fecha no se ha podido demostrar que las antenas de telecomunicaciones tenga algún efecto que atente contra la salud de las personas.

La Dra. Van Deventer, agregó que las investigaciones realizadas desde mediados de los años 90, no evidencian que la exposición de personas en campos de radiofrecuencia causen algún daño.

"Las investigaciones no sugieren ninguna evidencia de efecto adverso a la salud con respecto a la exposición de radiofrecuencia que podemos encontrar en el ambiente", señaló.

Indicó que en ciertos países grupos de personas se han quejado de dolores de cabeza, fatiga o mareos, síntomas que algunos lo han atribuido a la exposición electromagnética, sin embargo "todas las investigaciones realizadas a la fecha no han mostrado ninguna relación", explicó la especialista.

En la primera jornada del Foro Internacional "Las Antenas de Telecomunicaciones, Desarrollo, Inclusión y Salud", presentado por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) y la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, el físico y biólogo, Michael Repacholi, fundador del CEM, coincidió con el estudio de la OMS.

"Si existiera evidencia de daño ya la hubiéramos visto a estas alturas. (...) La física dice que la energía proporcionada por los campos de radiofrecuencia no puede romper una cadena de ADN y así producirse cáncer", manifestó.

El viceministro de Comunicaciones del MTC, Raúl Pérez Reyes, señaló que el proyecto de ley aprobado por el Congreso, establece que los municipios tendrán que implementar un procedimiento de aprobación automática en la instalación de antenas, siempre que se cumpla con los requisitos requeridos. 

"Luego de eso la municipalidad tiene un plazo para hacer una revisión de la documentación presentada y si encuentra que algo que no es correcto o verdadero, tendrá que reclamar la nulidad de la licencia aprobada y además de eso impondrá una multa (25 UIT)", indicó.

En el Perú existen alrededor de 8,000 antenas y se requiere instalar unas 22 mil para mejorar la cobertura, lo implica una inversión superior a los más de 1,000 millones de dólares, según el MTC.

Fuente:   Andina