Iquitos, 12 de diciembre de 2015.- Tras el Informe N°140 de la Defensoría del Pueblo, cuyos funcionarios advirtieron que las condiciones en las que brindó asistencia los últimos años, el Centro de Rehabilitación del Enfermo Mental de Iquitos (Cremi) vulneraba el respeto a la dignidad de los pacientes psiquiátricos allá internados, el 12 de diciembre se cerró de manera definitiva el CREMI.

El modelo de atención en salud mental ha sido reorientado hacia un modelo de atención comunitaria. De esta manera las personas con discapacidad psicosocial recibirán atención en hogares protegidos, con permanente contacto con la comunidad e integrados en su  entorno, lo que facilitará una rehabilitación real y la eliminación de cualquier tipo de estigmatización por su condición, asegurando asimismo  sus derechos como personas.

Durante la ceremonia, llevada a cabo en la sede del CREMI, el Dr. Raúl González Montero, representante de la Organización Panamericana de la Salud en el Perú (OPS/OMS), resaltó el apoyo al modelo comunitario en la atención a personas con enfermedades mentales. “Felicitamos al Ministerio de Salud (Minsa) y al DIRESA Loreto por la implementación de este modelo y brindaremos nuestra cooperación técnica para que las personas con discapacidad mental que estén en régimen de reclusión puedan ejercer plenamente sus derechos”, destacó.

También señaló que “Con frecuencia las personas con problemas de salud mental sufren discriminación, son estigmatizados y marginados, o han sido víctimas de abuso emocional y físico, tanto en los centros de atención a la salud mental como en la comunidad. Creemos que este cambio en el modelo de atención significa un gran paso. Los siguientes serían proceder al cierre de las dos instituciones que mantienen le modelo de reclusión ubicadas en Tacna y Lima ”.

Por su parte,  el viceministro de Aseguramiento y Prestaciones en Salud, Dr. Pedro Grillo Rojas, afirmó, “Estamos en el camino de acabar con los manicomios y desarrollar hogares protegidos, donde los pacientes reciban atenciones de salud mental en ambientes parecidos a un hogar”, a fin de promover el modelo de salud metal comunitario en la región de Loreto.

El viceministro anunció también que en el lugar que ocupa el CREMI en coordinación con el gobierno regional de Loreto, se espera levantar un moderno centro hospitalario, como parte de los 108 establecimientos de salud que están priorizados en la cartera del sector salud, con un presupuesto asignado de 10 millones de soles aproximadamente. “Se estima que la construcción de este centro se inicie en el 2016”, afirmó.

A su vez, el presidente de la Corte Superior de Justicia de Loreto, Aldo Atarama, resaltó que ya se trata de un cierre simbólico. “Nunca más una cárcel para enfermos mentales. Agradecemos al Minsa”, dijo.

En octubre de este año, el gobierno aprobó el nuevo modelo de salud mental comunitario -Ley 29889 y su reglamento-, a fin de mejorar la atención de los pacientes psiquiátricos, mediante el cual se apuesta por reforzar la atención primaria en salud con servicios especializados.