La emergencia por COVID-19 y la respuesta de las autoridades han tenido repercusiones económicas y sociales; ante esta situación, muchas personas experimentan temor, ansiedad, angustia y depresión. Muchos de estos síntomas se relacionan con los temores de infección, frustración, aburrimiento, falta de suministros o de información, pérdidas financieras y el estigma. Algunas personas pueden presentar un mayor nivel de estrés durante una crisis, por ejemplo, personas mayores y personas con enfermedades crónicas; niños y adolescentes; personas que están ayudando con la respuesta, el personal de salud y otros proveedores de atención médica; y personas que tienen problemas de salud mental, incluido el consumo de sustancias. La cuarentena como medida para controlar la epidemia puede tener un impacto en la salud mental de la población, lo que representa un gran desafío para el sistema de salud. 


Por qué es importante atender el cuidado y autocuidado de la salud mental en tiempos de COVID-19

Atender la salud mental y el bienestar psicosocial, en momentos de emergencia, es tan importante como atender la salud física. La situación actual de emergencia podría desencadenar en problemas de salud mental en una proporción de la población. Además, las personas con trastornos graves preexistentes se tornan aún más vulnerables debido al desplazamiento, al desamparo y a la ausencia de los servicios de salud cotidianos. De otro lado, el consumo de alcohol y drogas plantea graves riesgos en materia de salud y de violencia de género.


Acciones nacionales

 El Ministerio de Salud ha incorporado líneas de teleconsulta, teleatención y teleorientación para que las personas que tenían problemas de salud mental identificados antes de la pandemia, no vean interrumpidos sus tratamientos. De la misma forma, las líneas del 113, opciones 3 y 5, brindan soporte emocional a la población y contención al personal de salud. También se ha conformado grupos de apoyo emocional a las familias por duelo. Los Centros de Salud Mental Comunitarios siguen funcionando e implementando sus actividades de forma virtual o, cuando sea necesario, de manera presencial. Junto con el Ministerio de Salud, la OPS lanzó el estudio "Salud mental en el contexto de la epidemia del COVID-19: Un tamizaje digital durante cuarentenas y toques de queda en Perú", la información recogida servirá para planificar intervenciones apropiadas para esta situación.

 

Documentos técnicos

 

 

Materiales de comunicación

 

 

Videos