Foro Iberoamericano de discusiones sobre la Familia de Clasificaciones Internacionales de la OMS (FCI-OMS)  “Dr. Roberto A. Becker”

RESPUESTAS GRUPO COLEGIADO | FORMULAR CONSULTA | METODOLOGÍA | OBJETIVOS Y ANTECEDENTES

CONSULTA 

| 12 Feb 2019 | 

Autor: Alejandro Mauro

Institución: Clínica Alemana de Santiago

Cargo / Puesto: Jefe Departamento de Informática Biomédica

País: Chile

Estimados Foro Roberto A. Becker. Estamos necesitando de los PDF de la versión de la CIE-10 2015 que está en uso hoy en Chile.

Hemos visto otras entradas en el foro que derivan a la versión 2013. Nosotros necesitamos la versión 2015 en español.

Agradeceremos poder enviar enlaces a los links de descarga.

Qué lástima que no exista una versión en excel para poder facilitar su uso.

Nosotros tenemos un equipo especializado en proyectos de Informática Biomédica y necesitamos resolver la problemática de búsqueda en la CIE 10 v2015 para nuestras codificadoras, dado que el sistema de eCieMaps de España no utiliza esta versión que se utiliza en Chile.

Vamos a trabajar para hacer una versión buscable de la versión 2015 para nuestro uso interno. No obstante, creemos que esto mismo le sucede a todos los que usan esta versión de la CIE-10. En ese contexto, nos gustaría saber si es posible dejar este buscador que vamos a desarrollar abierto en Internet para que quién lo necesite pueda tener acceso. También podríamos generar un excel para descarga.

Atentamente

 

RESPUESTA DEFINITIVA GRUPO COLEGIADO

22 Feb 2019  

Estimado Alejandro Mauro, en relación a su solicitud, dejamos a continuación los links de descarga de los 3 volúmenes de la CIE-10, Edición 2015 en formato PDF.  VOL 1 | VOL 2 | VOL 3

Respecto al Excel que requiere del Índice Alfabético (Vol. 3); le comentamos que a la fecha la Organización Mundial de la Salud (OMS), no ha contemplado disponer de la CIE-10 en esta aplicación en ninguno de sus 3 volúmenes que la conforman. 

El Índice Alfabético en particular tiene una estructura especial que contiene toda una serie de convenciones y signos especiales que facilitan su uso manual, no así desde el punto de vista informático. Se tendría que hacer una traducción técnica de cada uno de estos elementos y agregar el código a cada término diagnóstico que ahí aparece. 

Estructura:

El orden (alfabe?tico) y su estructura como ha sido organizado el i?ndice, facilitan una ra?pida localizacio?n de los te?rminos diagno?sticos y con ello el co?digo respectivo. Para evitar repeticiones el i?ndice se ha organizado por:

Te?rminos principales. Para evitar repeticiones el i?ndice se ha organizado por te?rminos principales impresos en negritas, que inician en el primer margen de la izquierda y son seguidos hacia abajo de una serie de te?rminos en letras claritas llamados modificadores.

En sus tres secciones, el i?ndice presenta los te?rminos diagno?sticos, las causas externas y las sustancias qui?micas en “te?rminos principales” y “te?rminos modificadores”, para evitar repeticiones de palabras.

Los “te?rminos principales” corresponden a las palabras que denotan la enfermedad, el tipo de lesio?n, la causa externa, el motivo de la atencio?n o el tipo de sustancia y poseen un ordenamiento alfabe?tico.

Aquí cabe aclarar que no todos los términos principales traen asignado un código, por lo que habría que trabajarlo para que no queden términos sin un código.

Te?rminos modificadores son calificativos de los te?rminos principales que se localizan a continuacio?n del te?rmino principal; tambie?n esta?n organizados en orden alfabe?tico y aparecen en letra ma?s clara. Se presentan en dos formas:

a) Entre pare?ntesis ( ). Conocidos como Modificadores no esenciales, llamados asi? porque no cambian la codificacio?n del te?rmino al que acompan?an.

b) Indentados precedidos de uno o ma?s guiones (- -). Modificadores esenciales, reciben este nombre porque cambian la codificacio?n del te?rmino principal, van seguidos del co?digo que les corresponde y dando mayor especificidad al te?rmino principal.

Respecto a los modificadores esenciales (precedidos por un guión), habría que agregar al guión el término que le corresponde. Y en los modificadores no esenciales, habría que asignar el código a cada uno de ellos, según corresponda. Ver el ejemplo en la siguiente figura:

 

A veces el te?rmino principal describe de forma completa a una enfermedad (te?rmino completo) y no tiene modificadores; en este caso, va acompañado del co?digo que le corresponde. 

El uso de te?rminos principales y modificadores, tiene por finalidad ampliar las posibilidades de combinaciones diagnósticas, sin caer en repeticiones.

El I?ndice (Volumen 3) y la Lista Tabular (Volumen 1) son complementarios y siempre deben ser usados conjuntamente en la codificacio?n. Una vez localizado el te?rmino diagno?stico o causa de defuncio?n y su co?digo en el i?ndice, e?ste debe ser ratificado en el Volumen 1, o bien completado, cuando el i?ndice da un co?digo de tres caracteres seguido de un punto y guion.

Es frecuente encontrar en el i?ndice el co?digo completo a cuatro caracteres, en estos casos sólo basta verificarlo en la Lista tabular para confirmarlo o verificar si existe alguna nota que modifique la codificacio?n.

Cuando el co?digo que aparece tiene sólo tres caracteres, significa que no tiene subdivisiones o subcategorías. Sin embargo deberá hacer la revisión de la categoría en el Volumen 1 para cerciorarse que esto sea asi?. Cuando una categoría de tres caracteres no está subdividida, puede utilizarse la letra “X” para llenar la cuarta posición, de tal manera que los códigos tengan una longitud estándar cuando lo requieran los sistemas de procesamiento de datos.

Cuando en el i?ndice aparece la categoría de tres caracteres, seguida de punto y guion (.-), indica que el cuarto carácter existe y que hay que buscarlo en el Volumen 3 después del te?rmino principal o en la Lista Tabular (Volumen 1) después de la categoría en cuestión o al principio del grupo cuando se trata de una causa externa (V01-Y98). Esta situación es ma?s frecuente en la Seccio?n II del I?ndice (causas externas de lesio?n).

Convenciones:

El Índice Alfabético (Vol. 3) de la CIE-10, también contiene una serie de convenciones que facilitan la búsqueda y la lectura correcta de los te?rminos y expresiones diagnósticas contenidas en él, por lo que es necesario conocer el significado y el sentido de las convenciones usadas en el i?ndice :

Punto y guion: En algunos casos el cuarto carácter se reemplaza por un guion; indica al codificador que la categoría en cuestión tiene cuartos caracteres y que deberá buscar en la Lista Tabular (Volumen 1), para completar el co?digo

Pare?ntesis: El uso de pare?ntesis en el i?ndice al igual que en el Volumen 1 se utiliza para encerrar palabras complementarias que no modifican el co?digo asignado al diagno?stico.

NCOP: (No Clasificado en Otra Parte) sirve como advertencia de que ciertas variantes de la afeccio?n seguida de esta abreviatura pueden aparecer en otra parte. Se añade a los te?rminos clasificados en categori?as residuales (inespecíficos o mal definidos).

Signos especiales: algunos signos se encuentran con algunos co?digos o te?rminos del i?ndice:

• † (daga o cruz) y *(asterisco). Se usan para identificar el co?digo de la etiología y el co?digo de la manifestación, respectivamente en los te?rminos sujetos a la codificacio?n doble.

• # (Numeral) y ? (Rombo). Se incluyen con algunos te?rminos de la lista de sitios bajo “Tumor”; estos advierten al codificador que debe leer las notas 2 y 3, respectivamente, al comienzo de la lista o tabla de tumores por sitio y comportamiento del I?ndice Alfabe?tico.

Referencias cruzadas: “Ver” y “Ver tambie?n” Las referencias cruzadas “Ver” y “Ver tambie?n” se usan para evitar repeticiones innecesarias de te?rminos, prefijos y sufijos.

Por último, el Índice Alfabético (Vol. 3) también contiene algunas Tablas que permiten agilizar la búsqueda de afecciones, sustancias o circunstancias, que de otra forma sería ma?s dificultosa la ubicación de su co?digo.

Es asi? como en la Seccio?n I, encontramos las siguientes:

a) Existe una tabla para efectuar todos los cruces posibles entre Abortos con distintas complicaciones y tipos de ellos.

b) La Tabla de tumores, es otra que esta? organizada segu?n lugar anato?mico (ordenada alfabéticamente) y el comportamiento de ellos.

En la Seccio?n II, encontramos con la tabla de “Accidentes de transporte terrestre”.

La Seccio?n III, en sí misma constituye una tabla y asi? se denomina: “Tabla de medicamentos y productos qui?micos”. Ordenada alfabéticamente está desarrollada, mencionando sustancias que pueden ocasionar efectos nocivos. Conformada por cinco columnas, en la primera de ellas clasifica la lesio?n producida y en las cuatro que le continúan, las circunstancias en que ocurrió (accidente, suicidio, no determinada, efectos adversos en el uso terapéutico).

Todo esto que hemos revisado es tan sólo para el Índice Alfabético (Vol. 3), pero también existen convenciones específicas para la Lista Tabular (Vol. 1), que es necesario considerar cuando se requiere codificar un término diagnóstico.

Vemos entonces que la CIE-10, tiene todo un lenguaje técnico que es necesario descifrar para que pueda ser utilizada en una aplicación de Excel, y se garantice la calidad de la información que será sujeta a codificación.

Le comentamos asimismo que existen desarrollos automatizados hechos por la Organización Mundial de la Salud para la codificación de mortalidad, los cuales asignan códigos a los diagnósticos o causas registradas por el médico en los certificados de defunción y también aplican todo el proceso de selección de la Causa Básica de defunción. Lo importante de aclarar es que estos sistemas se basan en amplios diccionarios que los países han ingresado con un gran número de términos diagnósticos, y que a su vez se van enriqueciendo con su continuo uso. Cabe destacar que aún cuando estos sistemas tienen una gran precisión, la presencia del personal codificador es necesaria para desatorar al sistema cuando no reconoce un término. 

 Por otro lado, respecto a la propuesta que nos hace sobre:

…….”nos gustaría saber si es posible dejar este buscador que vamos a desarrollar abierto en Internet para que quién lo necesite pueda tener acceso. También podríamos generar un excel para descarga”.

Es bueno que una vez terminado el proyecto sea revisado por personal calificado en el manejo de la CIE-10 y avalado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) a través de sus Centros Colaboradores.

Previo a ello, deberá solicitar a la OPS el permiso, para lo cual deberá dirigirse a la Dra. Patricia L. Ruiz, Jefa del Departamento de Evidencia e Inteligencia para Acciones de Salud (EIH)/IS a.i. y Oficial Responsable de los CC para la FCI de la OPS/OMS, cuya dirección de correo es: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it., para que lo canalice al área indicada.

 

Concluimos entonces:

• La CIE-10 NO es un CÁTALOGO, es una CLASIFICACIÓN. Cada uno de sus volúmenes contiene información abundante y necesaria para la aplicación de un código.

• El personal que asigne códigos (codificadores, médicos, otros) deben conocer ampliamente la estructura de los 3 volúmenes de la CIE-10.

• Es necesario que el personal que asigne códigos (codificadores, médicos, otros), así como el personal que maneja sistemas informáticos y requiera usar la CIE-10 en los sistemas electrónicos, por lo menos reciba un curso Básico de Codificación; bien sea mediante sesiones presenciales, o por medio del Curso en línea: Curso Básico de Codificación de Información Médica con la CIE-10, que la Red Latinoamericana y del Caribe para el Fortalecimiento de los Sistemas de Información en Salud (RELACSIS) ofrece, en el marco de la Organización Mundial de la Salud, y que está disponible para todos los países de la región.

Saludos cordiales

Amanda Navarro, Adriana Orellano, Moderadoras, Grupo Colegiado. 

Respuestas Grupo Colegiado

Documentos Foro FCI-OMS Dr. Roberto Becker