Foro Iberoamericano de discusiones sobre la Familia de Clasificaciones Internacionales de la OMS (FCI-OMS)  “Dr. Roberto A. Becker”

RESPUESTAS GRUPO COLEGIADO | FORMULAR CONSULTA | METODOLOGÍA | OBJETIVOS Y ANTECEDENTES

CONSULTA 

| 8 Abr 2019 | 

Autor: Celina Nava Cuatecontzi

Institución: Secretaría de Salud

Cargo / Puesto: Responsable del SEED

País: México

Cómo codifico traumatismo o perforación de víscera hueca o víscera maciza.

 

RESPUESTA DEFINITIVA GRUPO COLEGIADO

16 Abr 2019

Estimada Celina antes de responder a su consulta, veremos algunos puntos:

Perforación: Lesión que rompe la pared de una víscera hueca, derramando su contenido al exterior (perforación de la vesícula, el estómago, el intestino).

Perforación: Es un orificio que se desarrolla a través de la pared de un órgano del cuerpo. Este problema puede presentarse en el esófago, el estómago, el intestino delgado, el intestino grueso, el recto o la vesícula biliar. 

De acuerdo a las definiciones anteriores, la etiología de la perforación puede ser variada (traumática o no traumática). En el siguiente cuadro podemos observar las áreas afectadas según su localización y las causas de perforación visceral.1

 

Traumatismo: Lesión o daño de los tejidos orgánicos o de los huesos producido por algún tipo de violencia externa, como un golpe, una torcedura u otra circunstancia

Víscera sólida (vísceras macizas o parenquimatosas): Son las vísceras que presentan dos partes bien diferenciadas en su constitución anatómica: el estroma (tejido de sostén, que representa el armazón intersticial) y el parénquima (tejido funcional o tejido noble de la víscera que le dota el tipo de función) y está formado también por la cápsula envolvente que la protege.

Víscera hueca (vísceras huecas, membranosas o canaliculares): Son las vísceras que presentan morfología de saco hueco y que está tapizada por una serie de capas estructurales o túnicas.

Las lesiones viscerales pueden ser:2

• De las vísceras sólidas (hígado, bazo, páncreas y riñón)

• De las vísceras huecas (estómago, intestino delgado, colon, vías biliares y vejiga)

• De otras estructuras (epiplón, mesos, vasos sanguíneos)

• Combinadas de los distintos grupos anteriores

Las vísceras sólidas son las que más fácilmente se lesionan, por la friabilidad de sus parénquimas y el volumen que tienen. Cada víscera tiene un comportamiento diferente cuando se lesiona.

Ahora bien, respecto al código a asignar a los términos diagnósticos: Traumatismo o perforación de víscera hueca y Traumatismo o perforación de víscera sólida; le comentamos que no existe un código específico para cada uno de estos términos.

En el Índice Alfabético (Vol. 3) de la CIE-10, lo que encontramos es: traumatismo de víscera (abdominal) múltiple, con el código: S36.7. Así como traumatismo de órgano intraabdominal con el código S36.8.

Traumatismo

- órgano

– – intraabdominal(es) NCOP S36.8

- víscera (abdominal) múltiple S36.7

- - torácica NCOP S27.7

 

Podemos ver que en los modificadores no esenciales está contemplado el abdomen; es decir, si el médico no especifica la zona afectada, la CIE-10 la manda a traumatismo abdominal; a menos que especifique que fue una víscera torácica, ofrece un código diferente (S27.7).

Cuando verificamos en la Lista Tabular (Vol. 1) de la CIE-10, encontramos:

S36.7 Traumatismo de múltiples órganos intraabdominales

S36.8 Traumatismos de otros órganos intraabdominales

Sin embargo; partiendo de que en el diagnóstico no se especifica ninguna víscera dañada, ni que el traumatismo afecte a múltiples órganos, el código adecuado para:

Traumatismo o perforación de víscera hueca o víscera maciza, sería: S36.9.

Es importante mencionar que con base en la clasificación de las lesiones viscerales señalada anteriormente; existen códigos específicos para cada zona anatómica, siempre y cuando ésta información venga informada en el diagnóstico; también podemos disponer de un código para aquellos problemas derivados de una perforación (no traumáticos) y los que se originan por un traumatismo:

Vísceras sólidas:

• Hígado (S36.1)

• Bazo: No traumático (D73.5), traumático (S36.0)

• Páncreas: No traumático (K86.8), traumático (S36.2)

• Riñón: No traumático (N28.8), traumático (S37.0)

Vísceras huecas:

• Estómago: No traumático (espontáneo) (K31.8), traumático (S36.3)

• Intestino delgado: No traumático (K63.1), traumático (S36.9)

• Duodeno: Traumático (S36.4)

• Yeyuno: No traumático (K63.1), traumático (S36.4)

• Íleon: No traumático (K63.1), traumático (S36.4)  

• Colon: No traumático (K63.1), traumático (S36.5)

• Recto: No traumático (K63.1), traumático (S36.6)

• Tubo digestivo: Traumático (S36.9)

• Vesícula biliar: Traumático (S36.1)

• Vejiga: (espontáneo) (no traumático) (N32.4), traumático (S37.2)

Como el código S36.9 se localiza en el Capítulo XIX: Traumatismos, envenenamientos y algunas otras consecuencias de causas externas (S00–T98), está sujeto a doble codificación; por lo que, procede agregarle el siguiente código de causa externa: X59.9 (Exposición a factores no especificados que causan otras lesiones y las no especificadas)

Podemos concluir entonces que:

• El código a asignar a traumatismo de víscera sólida o hueca: S36.9 (X59.9).

• El código de causa externa es: X59.9, porque no se dispone de información relacionada con las causas que originaron al traumatismo.

• Si se tiene la información de las causas o eventos que originaron al traumatismo, el código será diferente de X59.9.

• El código S36.9 no permite diferenciar el tipo de víscera afectada (sólida o hueca).

• Existen códigos específicos para la víscera afectada, siempre y cuando se cuente con la información de la zona u órgano afectado.

• El médico debe indicar si la perforación fue debida a un traumatismo o por otras causas (no traumáticas).

• El médico debe indicar los órganos (vísceras) dañadas para asignar el código específico.

• Es importante informar al médico sobre la CIE-10, y la necesidad de que sea específico en el registro de los diagnósticos. Esto permitirá a su vez contar con información específica que sirva de apoyo en la investigación médica y en la toma de decisiones. 

Saludos cordiales

Amanda Navarro, Adriana Orellano, Moderadoras, Grupo Colegiado.

 

1 Nieves Sánchez C. Perforación visceral. Manual de Emergencias en Gastroenterología y Hepatología. Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo. Hospital Universitario Miguel Servet. Zaragoza. España. Consultado en: http://www.indogastroformacion.es/cms2/media/documents/Cap%2023%20Perforación%20visceral.pdf

2 Álvarez Cambras, R. Traumatología Tomo I. Tratado de cirugía ortopédica y traumatológica. Colaboración: Luís Enrique González Frómeta. Editorial Pueblo y Educación 1985. Consultado en: https://www.ecured.cu/Lesiones_Traumáticas_del_Abdomen

Respuestas Grupo Colegiado

Documentos Foro FCI-OMS Dr. Roberto Becker