Introducción

San Vicente y las Granadinas es un Estado multi–insular en el Caribe Oriental. Las islas tienen una superficie terrestre total de 389 km2. La isla de mayor extensión es San Vicente, con un área de 344 km2 (1). Las Granadinas están conformadas por siete islas habitadas y 23 cayos e islotes deshabitados. Todas las islas son accesibles por transporte marítimo. Existen aeropuertos en San Vicente, Bequia, Canouan, Mustique y Union Island.

San Vicente y las Granadinas, como la mayoría de países del Caribe de habla inglesa, fue una colonia británica. El país obtuvo su independencia en 1979, pero se rige aún por una democracia parlamentaria del modelo Westminster. El Estado es políticamente estable, se celebran elecciones cada cinco años y la más reciente fue en diciembre de 2010. El cristianismo es la religión predominante y el idioma oficial es el inglés (1).

En 2001 la población de San Vicente y las Granadinas era de 102.631 habitantes (figura 1). En 2006, se calculó una población de 100.271 y en 2009 de 101.016 habitantes, lo cual representa una disminución de 1.615 personas (1,6%) con respecto a 2001. En 2009, la distribución según sexo fue casi equitativa, pues los hombres representaron 50,5% (50.983) y las mujeres 49,5% (50.033) de la población. La población de 60 años y más totalizó 9.957 personas (9,9%) en 2009 y la población menor de 15 años fue de 30.969 (30,6%), lo cual dio como resultado una tasa de dependencia de 61,1 por 100 habitantes (2). Una encuesta nacional de evaluación de la pobreza realizada entre 2007 y 2008 reveló que 39,2% de la población era urbana y 60,8% era rural (3). La esperanza de vida al nacer era de 71,4 años en el año 2000, pero disminuyó en los años siguientes hasta llegar a 71,2 años en 2009 (74,1 en las mujeres y 69,8 en los hombres (4). En el cuadro 1 se presentan datos demográficos seleccionados (4).

Figure 1

1-san vicente y las granadinas-e-t1.jpg

Entre 2006 y 2010 hubo 9.412 nacimientos, con un promedio de 1.882 nacimientos por año. La tasa bruta de natalidad aumentó ligeramente de 17,9 por 1.000 habitantes en 2006 a 19,7 en 2009 y luego disminuyó a 17,5 por 1.000 habitantes en 2010 (4). Este incremento en 2009 se puede atribuir a un mayor número de partos de adolescentes menores de 19 años, el cual había aumentado un 17% el año anterior. La tasa total de fecundidad permaneció bastante constante entre 2,1 y 2,2 por mujer. La tasa bruta de mortalidad permaneció también constante entre 70 y 80 por 10.000 habitantes (4). La población de San Vicente y las Granadinas ha presentado fluctuaciones durante los últimos 20 años como resultado de la emigración. Según el CIA World Factbook, la tasa neta de migración en 2008 fue 7,56 migrantes por 1.000 habitantes (5).

La economía de San Vicente y las Granadinas ha sufrido los efectos de la reciente crisis económica mundial, además de la nueva cuota y los arreglos arancelarios fijados en 1993, tras la pérdida de su situación privilegiada en el comercio del banano, su principal cultivo de exportación. Estimaciones para 2010 indican que la actividad económica ha disminuido 1,8% adicional, después de tres años de contracción entre 2007 y 2009. Esta tendencia decreciente se atribuyó a la repercusión de la crisis financiera mundial, que ha generado un deterioro en varios de los principales sectores económicos, como la agricultura, la construcción, el sector del transporte, el almacenamiento y las comunicaciones, la actividad bancaria y los seguros. En 2010 el ingreso por habitante fue US$ 6.669, comparado con US$ 5.988 en 2006. La balanza global de las cuentas fiscales aumentó de un saldo deficitario en 2006 a un excedente significativo en 2010, principalmente como consecuencia del aumento de otros ingresos de capital (6).

Entre los progresos alcanzados en materia de salud durante 2006–2010 se cuenta la instalación de una planta de tratamiento de agua marina mediante ósmosis inversa en 2010, destinada a abastecer agua potable a los residentes de Bequia, una de las islas Granadinas. Un sistema electrónico de información sanitaria instalado en 2010 vincula ahora los centros de salud comunitarios con la Unidad de Información Sanitaria del Ministerio de Salud, Bienestar y Medioambiente. En 2008, con la ayuda de Cuba, el gobierno comenzó la edificación de un complejo médico moderno en el norte de San Vicente. Las instalaciones comprenderán el hospital de Georgetown remodelado con 30 camas, una unidad de diagnóstico que prestará servicios de radiografía y de laboratorio, una unidad de diálisis renal, quirófanos y un departamento de consulta externa. Una de las principales iniciativas del gobierno durante el período consistió en elevar la categoría de tres centros de salud a policlínicas.

Box 1

Determinantes Y Desigualdades En Salud

La erradicación de la pobreza seguía siendo una prioridad en las políticas y la programación del gobierno durante el período 2006–2010. Un objetivo primario de la estrategia de lucha contra la pobreza, que constituye uno de los pilares de las políticas de desarrollo social del país desde 2003, es cumplir con las metas de los Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) (7). Según el informe de una encuesta de evaluación de la pobreza realizada en 2007 y 2008, el coeficiente de Gini fue 0,40, comparado con 0,56 en 1996, y 30,2% de la población vivía en condiciones de pobreza,1 cifra inferior frente al 37,5% de 1996 (3). El informe comunicó además una reducción considerable en la proporción de pobres indigentes,2 que disminuyó de 25,7% en 1996 a 2,9% en 2008. Se consideró que otro 18% de la población no era pobre, pero se encontraba en situación vulnerable, lo cual significa un total de 48,2% de población vulnerable en 2008. Los niveles más altos de pobreza se encontraron en las comunidades rurales agrícolas de Georgetown y Sandy Bay (55,6%) y Chateaubelair (43,1%).

La estrategia de "Revolución Educativa" iniciada en 2001 seguía guiando los esfuerzos del gobierno en el sector de la educación entre 2006 y 2010. Se introdujo la política de educación universal de la primera infancia en 2009 y se fortaleció el acceso universal a la educación secundaria. Se construyeron cinco nuevas escuelas secundarias durante este período. La tasa neta de escolarización en la educación primaria fue 99,8% en ambos sexos en 2007 y el 92% de los estudiantes completaron la enseñanza primaria (80,6% de los hombres y 103,6% de las mujeres). Los niños continuaron la escuela secundaria con mayor frecuencia que las niñas (53% contra 47%) hasta 2005, año en que la escolarización y la finalización de estudios de las mujeres comenzaron a aumentar; en 2010 la tasa de finalización de la escuela secundaria fue 85,9% en los hombres y 111,0% en las mujeres. Las cuatro instituciones de educación superior del país se fusionaron en 2009 en el Saint Vincent Community College. La matrícula en la educación superior aumentó de 1.289 en 2006 a 1.867 en 2010, con una proporción de 35,3% de hombres y 64,7% de mujeres (8). La evaluación de la pobreza del país realizada en 2007 y 2008 indicó que 84% de la población estaba alfabetizada (3). Las estadísticas más recientes de alfabetismo desglosadas por sexo datan de 1991, cuando la tasa de alfabetización en el grupo de 15 a 24 años de edad era 88,2% en los hombres y 89,5% en las mujeres (7).

El gobierno de San Vicente y las Granadinas demostró su determinación de fortalecer la igualdad de género y fomentar el empoderamiento de las mujeres, al firmar el Consenso de Quito acordado en 2010 en la 10a Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe. Asimismo, el gobierno ha firmado varias cartas y convenciones regionales e internacionales en relación con la igualdad de género, entre ellas la Convención para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer y la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer ("Convención de Belém do Pará") (9). Entre 2006 y 2010, murieron 23 mujeres como consecuencia de la violencia de género, en 8 casos causada por un compañero íntimo actual o anterior. Entre 2006 y 2009 se notificaron 205 casos de violación, 200 casos de relaciones sexuales con un menor de 15 años y 29 casos de incesto (7).

Medio Ambiente Y Seguridad Humana

ACCESO DE LA POBLACIÓN A AGUA POTABLE Y SANEAMIENTO

En 2010, 98% de la población tenía acceso a agua potable y 33.030 hogares contaban con abastecimiento de agua salubre para el consumo, lo cual significa un progreso comparado con 28.875 hogares en 2007 (10). El Departamento de Salud Pública vigila el contenido de cloro residual del suministro de agua y la Dirección Central de Abastecimiento de Agua y Alcantarillado vigila la presencia de coliformes fecales y totales (10). Según la evaluación de la pobreza del país de 2007 y 2008, 11,6% de las casas estaban conectadas al sistema de alcantarillado público, 56,6% contaban con fosas sépticas y 30,3% con letrinas de pozo (3). En 2010 el gobierno encargó la construcción de una laguna destinada a la descomposición del vertido proveniente de fosas sépticas en Diamond Village, ubicado en el lado de barlovento de la isla (10). El gobierno lleva a cabo una vigilancia periódica de las larvas de mosquitos; entre 2006 y 2010 el índice de infestación de viviendas osciló entre 16,4% y 20,2% y el índice Breteau entre 28% y 36,8% (11).

Entre 2006 y 2008, la Unidad de Gestión de los Residuos Sólidos y las entidades privadas recogieron la basura una vez por semana en 100% de los hogares y eliminaron cerca de 50.301 millones de toneladas métricas de residuos sólidos cada año en los cuatro vertederos manejados por el gobierno (10).

CONTAMINACIÓN DEL AIRE

Según los datos de los indicadores de desarrollo mundial del Banco Mundial, San Vicente y las Granadinas emitieron 1,9 toneladas métricas de dióxido de carbono por habitante en el 2006 y 1,8 toneladas métricas en 2008 (12). La intensidad de carbono del consumo energético (kilogramo de carbono emitido por kilogramo equivalente de petróleo de energía consumida) fue 2,9 en 2006 y 2007 (13).

AMBIENTE LABORAL Y SALUD DE LOS TRABAJADORES

Los asuntos relacionados con la salud de los trabajadores recaen sobre el Departamento de Trabajo; el organismo de supervisión es el Departamento de Salud Pública del Ministerio de Salud. Durante el período de notificación no se adoptaron políticas relacionadas con el trabajo ni se emprendieron iniciativas centradas en los programas.

SEGURIDAD VIAL

Todos los conductores en San Vicente y las Granadinas deben poseer un permiso de conducir y se exige una inspección anual a todos los vehículos, con la cual se determina su cumplimiento con las normas técnicas. La ley sobre los vehículos automotores y el tránsito, promulgada en 2006, exige el uso del cinturón de seguridad a todos los conductores y los pasajeros del asiento delantero y el uso del casco a todos los motociclistas. La policía está encargada del cumplimiento de esta ley y realiza verificaciones periódicas de las infracciones de tránsito. Las pautas de seguridad vial se transmiten diariamente en las emisoras de radio. Durante 2009 y 2010 se contabilizaron 1.080 accidentes de tránsito, con ocho muertes (siete hombres y una mujer). No se cuenta con datos sobre los accidentes de tránsito durante los demás años del período (14).

VIOLENCIA

Durante el período 2006–2010 hubo 121 asesinatos; 98 de las víctimas fueron hombres (81%) y 23 mujeres (19%). Todos los crímenes, con una excepción, fueron cometidos por hombres. Los casos de lesiones totalizaron 3.826 durante el período, con un promedio anual de 765 casos (14).

DESASTRES

San Vicente y las Granadinas están ubicados en la trayectoria de los huracanes que azotan cada año las islas del Caribe entre junio y noviembre. El huracán Dean (2007) causó daños por US$ 814.814 y los daños del huracán Omar (2008) alcanzaron US$ 2.074.074. El huracán Tomás en 2010 causó una muerte y los costos de reparación fueron US$ 50,7 millones (15).

CAMBIO CLIMÁTICO

Además de eliminar gradualmente los clorofluorocarbonos en 2007, el gobierno culminó varias iniciativas importantes durante el período, entre ellas la redacción de la segunda comunicación nacional que se presentaría a la secretaría de la Convención Marco sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas y la ejecución de un programa especial de adaptación al cambio climático. Además, el gobierno completó un inventario de gases de efecto invernadero y llevó a cabo evaluaciones de vulnerabilidad y adaptación de la zona costera y de los sectores del turismo, la agricultura, el agua y la salud. En la actualidad, el gobierno prosigue un plan de gestión encaminado a eliminar gradualmente los hidroclorofluorocarbonos de San Vicente y las Granadinas, como parte de sus obligaciones en virtud del Protocolo de Montreal sobre las Sustancias que Agotan la Capa de Ozono (11).

SEGURIDAD ALIMENTARIA Y NUTRICIONAL

El país importó 540.036 kg de alimentos con un costo de US$ 43.921 en 2005. En 2010 el costo total de las importaciones fue US$ 68.123 y se importaron 619.570 kg de alimentos. Alrededor de 16% del costo de la importación de alimentos correspondió a las carnes y las aves de corral (16). Durante el período de notificación se impartió capacitación sobre el sistema de análisis de los peligros en puntos críticos de control y se certificó de nuevo a los establecimientos alimentarios y los proveedores con respecto al uso de este sistema. El Departamento de Salud Pública vigiló las buenas prácticas de fabricación y llevó a cabo inspecciones sistemáticas ante mortem y post mortem de las carnes. El gobierno, por conducto del Programa de Apoyo Nutricional, distribuyó 22.188 provisiones alimentarias básicas a las embarazadas que presentaban ya sea un peso inferior al normal o anemia; el Programa de Alimentación Escolar suministró almuerzos a 12.923 escolares, 9.613 en la escuela primaria y 3.310 en el nivel preescolar (11). Otros programas alimentarios dirigidos a las personas vulnerables consistieron en comedores de beneficencia dirigidos por la iglesia católica, un programa de alimentación escolar del Ejército de Salvación y un programa de entrega semanal de comidas a personas recluidas por invalidez, patrocinado por la iglesia anglicana. El Ministerio de Desarrollo Social suministró cada año subsidios a 5.300 personas, por un total de US$ 2,2 millones (9).

Condiciones De Salud Y Sus Tendencias

PROBLEMAS DE SALUD DE GRUPOS ESPECÍFICOS DE POBLACIÓN

Salud materna y reproductiva

La salud maternoinfantil seguía siendo un objetivo prioritario durante el período. Todos los 39 centros de salud del país ofrecían servicios de atención prenatal, atención posnatal, salud infantil y planificación familiar. Hubo 9.413 nacidos vivos entre 2006 y 2010 y, de ellos, 1.892 (20,1%) fueron de madres menores de 19 años; el 95% de estos nacimientos tuvo lugar en un entorno hospitalario y 5% en centros de maternidad asignados. Profesionales de salud capacitados asistieron a 98% de los nacimientos, de los cuales entre 73% y 80% fueron partos vaginales espontáneos y de 20% a 27% fueron cesáreas. Desde 2005, la proporción de recién nacidos con peso bajo al nacer (menos de 2.500 g) ha sido 7%. Desde 1996, cerca de 99% de los bebés iniciaron la lactancia materna y se supervisaron, pero no existen datos tabulados sobre el porcentaje de bebés que amamantaron hasta los 6 meses. En 2010, las principales causas de morbilidad materna fueron la diabetes gestacional (176 casos, 9,8% de la morbilidad total), la hipertensión (143 casos, 8%), las infecciones de las vías urinarias y la pielonefritis (105 casos, 5,8%) y la incompatibilidad del Rh (51 casos, 3%). Esta distribución es muy semejante a la observada en los años anteriores. En 2010, se practicó el frotis de Papanicolaou a 7.527 mujeres. La proporción de frotis normales fue 98,6%. Se presentaron cuatro defunciones maternas durante el período estudiado: dos en 2006, ambas por eclampsia (una en el grupo de 15 a 24 años de edad y el otra en el grupo de 25 a 44 años) y dos defunciones en 2010, una por eclampsia y otra por traumatismo obstétrico (ambas en el grupo de 45 a 64 años de edad) (4).

Niños (de 0 a 9 años de edad)

En 2006 el número de niños menores de 5 años de edad fue 9.413 y en 2009, 9.483. Un total de 7.189 niños acudió a los centros de salud durante este período, principalmente para vacunación y control del crecimiento. En 2010, la cobertura con la vacuna contra la difteria, la tos ferina y el tétanos (DPT) y con la vacuna antipoliomielítica fue 100%, con la vacuna contra el sarampión, la parotiditis y la rubéola (SPR) fue 99,7% y con la vacuna antituberculosa (BCG) fue 91,0%. La supervisión del crecimiento entre 2008 y 2010 reveló que 86% de los niños tenían un peso normal para la edad, 10% eran obesos y 4% presentaban una desnutrición moderada. La gastroenteritis y las infecciones respiratorias agudas fueron las dos principales causas de la morbilidad de los niños. La tasa de mortalidad infantil ha fluctuado desde 1995, cuando fue 18,0 por 1.000 nacidos vivos; la tasa aumentó a 25,7 por 1.000 nacidos vivos en 2006 y luego disminuyó a 18,2 en 2007, 16,7 en 2008 y 13,7 en 2009; luego aumentó de nuevo a 16,8 por 1.000 nacidos vivos en el 2010. La disminución que se observó entre 2006 y 2007 se debió principalmente a un programa dinámico de control de calidad que comportó auditorías perinatales y sesiones educativas mensuales e intervenciones asistenciales en entornos comunitarios y hospitalarios basadas en el principio de la gestión por objetivos. Entre 2006 y 2009 hubo 129 defunciones en el grupo de menores de un año de edad, 64 de sexo masculino (49,6%) y 65 de sexo femenino (50,4%). La principal causa de muerte en este grupo de edad fue la infección perinatal, que causó 56 defunciones de lactantes de sexo masculino (43,4%) y 58 lactantes de sexo femenino (45%). En el grupo de menores de 5 años de edad, la infección respiratoria aguda fue la principal causa de la morbilidad y representó 39,8% de todas las infecciones respiratorias. Durante este mismo período, en el grupo de 1 a 4 años de edad se presentaron 12 defunciones, distribuidas como sigue: en 2006 murió un niño por enfermedad transmisible; en el 2007 un niño por neoplasia maligna, un niño y una niña por trastornos del sistema nervioso y una niña por cardiopatía; en el 2008 murieron cuatro niños, uno por enfermedad transmisible, uno por neoplasia maligna y dos por traumatismos, y en 2009 hubo dos defunciones de niños causadas por traumatismos. La principal causa de muerte en el grupo de 1 a 4 años de edad fueron las lesiones accidentales, que causaron cuatro defunciones de niños de sexo masculino, una por cada una de las siguientes causas: accidente de transporte terrestre, agresión, exposición a factores no especificados y exposición a humo no especificado, además de una niña que murió por exposición a humo no especificado (4).

El grupo de 5 a 9 años de edad totalizó 10.812 niños en 2006 y representó 10,8% de la población total. En 2009, este grupo contaba con 10.892 niños, 5.456 de sexo masculino (50,1%) y 5.436 de sexo femenino (49,9%). Se notificaron dos defunciones en el grupo de 5 a 9 años de edad, ambas en niñas, una por diabetes insulinodependiente y otra por edema pulmonar; en el grupo de 5 a 14 años de edad, un niño falleció por inhalación de una sustancia no especificada (4).

Adolescentes (de 10 a 14 y de 15 a 19 años de edad)

El grupo de 10 a 14 años de edad representó 10,5% de la población en 2009 y totalizó 10.594 adolescentes, 5.372 varones (50,7%) y 5.222 mujeres (49,3%). Entre 2006 y 2009 ocurrieron 33 defunciones en este grupo de edad: 20 varones (61,0%) y 13 mujeres (39,0%) (11).

En 2009, los adolescentes de 15 a 19 años de edad totalizaron 10.736 (10,6% de la población); los hombres representaron 50,3% (5.396) y las mujeres 49,7% (5.340) de la población. Los principales problemas de salud que se observaron en este grupo fueron el embarazo y la infección por el VIH. Se notificaron 345 partos de madres adolescentes en 2010, que representaron 19,3% de todos los nacimientos durante ese año. Desde 2005, la proporción de partos de adolescentes ha permanecido constante en más del 19% de todos los nacimientos. Hubo solo cinco grupos de adolescentes en 2010, en comparación con 15 en 2005. Estos grupos estaban inscritos en los centros de salud y, con el respaldo del Programa de Planificación Familiar, se llevaron a cabo programas de educación, promoción de salud y bienestar. En este grupo de edad se presentaron 36 defunciones, 26 en hombres (72%) y 10 en mujeres (28%) (4).

Entre 2006 y 2010, en el grupo de 15 a 24 años de edad hubo 85 defunciones. Entre 2006 y 2009, las principales causas de muerte en este grupo de edad fueron las lesiones causadas intencionalmente, en 36 hombres (42,4%) y en 4 mujeres (4,7%) y las agresiones, en 30 hombres (35,3%) y 3 mujeres (3,5%) (4).

Adultos (de 20 a 64 años de edad)

En 2006, las personas de 20 a 59 años de edad representaron cerca de 48,3% de la población (48.990 personas) y en 2009 constituyeron el 48,9% (49.353 personas, 25.413 hombres y 23.940 mujeres). No se cuenta con datos sobre la tasa de uso de métodos anticonceptivos ni sobre las necesidades no atendidas de planificación familiar durante el período de notificación. El uso de los preservativos femeninos se introdujo en 2006, cuando se distribuyeron 10.327 unidades, pero en 2010 solo hubo 1.116 solicitudes. La demanda de anticonceptivos orales disminuyó de 16.477 solicitudes en el 2006 a 13.958 en 2010, mientras que la demanda de anticonceptivos inyectables aumentó de 9.361 a 10.706. Las principales causas de morbilidad en este grupo de edad fueron las enfermedades no transmisibles, en particular la diabetes, la hipertensión o la asociación de ambas. Entre 2006 y 2010 se notificaron en el grupo de 20 a 64 años de edad 1.150 defunciones, 755 hombres (65,7%) y 395 mujeres (34,3%).3 En el grupo 25 a 64 años de edad, las principales causas de muerte fueron las neoplasias malignas, con 200 defunciones, 198 traumatismos, 74 lesiones intencionales, 70 traumatismos accidentales y 54 defunciones por agresiones (4).

Adultos mayores

La población mayor de 60 años permaneció constante, con 9.883 personas en 2006 (9,8%) y 9.958 (9,8%) en 2009 –en este último año compuesta por 4.471 hombres (45%) y 5.487 mujeres (55%). En esta población la causa de morbilidad más frecuente correspondió a las enfermedades no transmisibles. Entre 2006 y 2009 se notificaron 1.897 defunciones en el grupo de mayores de 60 años de edad, 894 hombres (47,1%) y 1.003 mujeres (52,9%). Las principales causas de muerte fueron las enfermedades cerebrovasculares con 263 defunciones (13,9% del total), en 118 hombres (62%) y 147 mujeres (7,6%); cardiopatía isquémica con 382 (20,1%), en 180 hombres (9,4%) y 202 mujeres (10,6%); neoplasias malignas con 215 (11,3%), en 143 hombres (7,5%) y 72 mujeres (3,8%), y diabetes con 204 muertes (10,8%), en 95 hombres (5%) y 109 mujeres (5,7%). Se presentaron 177 casos de enfermedades transmisibles, en 84 hombres (4,4%) y 93 mujeres (4,9%) (4).

La familia

La salud familiar, medida por el indicador indirecto del nivel de vida, continuó progresando durante el período de notificación. Los hogares cuya cabeza de familia era un hombre representaron 56% de todos los hogares en 1998 y 47,9% en 2008. La edad promedio de los jefes de hogar fue 47,2 años en 1998 y 52 años en 2008. El tamaño promedio del hogar disminuyó de 4,1 en 1998 a 3,5 en 2008 y la cantidad de niños por hogar disminuyó de 2,2 a 1,7, con 1,4 personas por alcoba. La mayoría de los hogares contaban con acceso a la electricidad en el 2008 (88,8%, un aumento con respecto al 76,3% de 1998) (3).

MORTALIDAD

Por ley, en San Vicente y las Granadinas se registran todas las defunciones. Entre 2006 y 2009 se notificaron 3.189 defunciones, 48% en mujeres y 52% en hombres. La tasa bruta de mortalidad fue de 76,2 por 10.000 habitantes en el 2006, 78,1 en 2007, 84,4 en 2008 y 84,2 en 2010. Durante el período 2006 a 2009 hubo una disminución considerable de las enfermedades infecciosas y un aumento de las enfermedades crónicas no transmisibles. Diez causas de muerte explicaron 2.551 defunciones (80% del total) durante el período de notificación y 74% correspondieron a enfermedades no transmisibles. Las neoplasias malignas seguían siendo la principal causa de muerte en los hombres. En este grupo, la causa más frecuente fue el cáncer de próstata, que originó 38 defunciones (54%), seguida por el cáncer de piel (7 defunciones, 10%). El cáncer de mama fue la principal causa de muerte en las mujeres y dio lugar a 29 defunciones (49%). El cáncer de cuello uterino y el cáncer de piel causaron cada una 9 defunciones en las mujeres (15%). La cardiopatía isquémica causó 462 defunciones (14,5%) entre 2006 y 2009, 225 hombres y 237 mujeres (4). En el cuadro 2 se presentan las cinco causas principales de muerte en los hombres y las mujeres durante el período 2006–2009.

1-san vicente y las granadinas-e-t2.jpg

Otras causas no transmisibles de muerte fueron la hipertensión, los traumatismos y la violencia. Los traumatismos y la violencia ocuparon el segundo lugar como causa de muerte en los hombres en 2009; las lesiones accidentales causaron 37 defunciones y las lesiones causadas intencionalmente provocaron 17 defunciones, de las cuales las agresiones fueron las más frecuentes (70,5%). Las enfermedades transmisibles causaron 395 defunciones, de ellas 169 se debieron a infecciones respiratorias agudas (89 hombres y 80 mujeres), 108 a septicemia (55 hombres y 53 mujeres), 14 a tuberculosis (12 hombres y 2 mujeres) y 104 a causas asociadas con el sida (71 hombres y 33 mujeres) (4).

MORBILIDAD

La evaluación de los datos sobre el tipo de utilización de los centros de salud mostraron que las consultas por enfermedades no transmisibles totalizaron 29.868 en 2010, un aumento de 10,4% con respecto a 2005. Las personas con hipertensión registraron 9.904 consultas –el número más alto– y las personas con hipertensión y diabetes asociadas ocuparon el segundo lugar con 8.168 consultas. La diabetes ocupó el tercer lugar con 2.724 consultas. En los niños menores de 5 años, las infecciones respiratorias agudas (11.801), la gastroenteritis (2.605) y el asma (1.499) fueron las razones más frecuentes de búsqueda de atención en los centros de salud y los consultorios médicos (4).

Enfermedades transmisibles

Enfermedades transmitidas por vectores

En el país se registraron solo dos casos de dengue en 2006 pero luego, entre 2007 y 2009, se notificaron de 10 a 20 casos anualmente y en 2010 hubo 218 casos confirmados (89 en hombres y 129 en mujeres). Se registraron dos casos importados de malaria durante el período, uno en 2008 y el otro en 2010.

Enfermedades prevenibles por vacunación

La última enfermedad prevenible por vacunación se diagnosticó en 1999. Entre 2006 y 2010 el Programa Ampliado de Inmunización mantuvo una cobertura de 95% a 98% en niños de 0 a 5 años. El Ministerio de Salud, Bienestar y Medio Ambiente ahora incluye en su programa vacunas contra la hepatitis B y Haemophilus influenzae.

Zoonosis

La incidencia de leptospirosis casi se duplicó entre los períodos 2001–2005 y 2006–2010, con un aumento de 49 a 90 casos por 100.000 habitantes. No se registraron otras enfermedades zoonóticas durante el período de notificación (4).

Infección por el VIH/sida y otras infecciones de transmisión sexual

La prevalencia de infección por el VIH seguía siendo baja (alrededor de 1% de la población) durante el período. Se observó una disminución de 37% de los casos notificados de infección por el VIH entre 2005 y 2008 y una disminución de 40% en las defunciones causadas por el sida. Entre 2006 y 2010, 1.218 personas habían contraído la infección por el VIH y 648 personas evolucionaron hacia el sida. Hasta octubre de 2009, 319 personas infectadas por el VIH estaban recibiendo atención médica, incluidas 175 personas en tratamiento antirretrovírico (18). En el cuadro 3 se muestra el número de personas infectadas por el VIH entre 2006 y 2010.

1-san vicente y las granadinas-e-t3.jpg

En 2010 la tasa de incidencia de infección por VIH fue de 32,7 por 100.000 habitantes, con una proporción de hombres a mujeres de 2:1. Una de las prácticas óptimas en el tratamiento de la infección por el VIH/sida en San Vicente y las Granadinas es el Programa de Prevención de la Transmisión Maternoinfantil, que comenzó en 1998. Entre 2006 y 2010 se examinaron en el programa 100% de las embarazadas que acudieron a los servicios públicos de salud y se suministraron medicamentos antirretrovíricos sin costo alguno a las mujeres con resultado positivo. La tasa de prevalencia de seropositividad en las madres fue 0,9 por 1.000 habitantes durante el período. Los servicios de orientación y pruebas voluntarias se han integrado en el sistema de salud pública (18). Ha habido una disminución considerable de las infecciones gonocócicas, de 348 casos en el período 2001–2005 a 68 casos entre 2006 y 2010 (4).

Tuberculosis

En 2010, la incidencia de tuberculosis fue 14,9 por 100.000 habitantes. Entre 2001 y 2005 se presentaron 44 casos de tuberculosis y entre 2006 y 2010 hubo 66 casos, con 14 defunciones, de las cuales 9 eran casos de tuberculosis asociada con sida.

Enfermedades emergentes

Se notificaron 20 casos de gripe pandémica por el virus A (H1N1) en 2009.

Enfermedades gastrointestinales

La gastroenteritis afectó a 6.789 personas, 38,7% de ellas en la población menor de 5 años de edad (4).

Infecciones respiratorias

La enfermedad transmisible más frecuente en el período 2006–2010 fue la infección respiratoria aguda, con un total de 29.631 casos −54,1% en mujeres y el 49,9% en hombres (4).

Enfermedades crónicas no transmisibles

Las enfermedades no transmisibles dieron lugar a 29.686 consultas en los centros de salud pública en 2010. El total de consultas de hombres fue 8.667 (29%) y el de mujeres fue 21.019 (71%). En 2008, las personas menores de 70 años representaron 35,4% de todas las defunciones por enfermedades no transmisibles. La hipertensión, la diabetes y las enfermedades del aparato digestivo fueron las principales razones de consulta (4).

Trastornos mentales

El Programa de Rehabilitación de Salud Mental continuó con la meta de integrar la salud mental a los servicios de atención primaria. Las tres principales causas de hospitalización en el Centro de Salud Mental –cerca de Kingstown– no se han modificado desde el año 2000. En 2010 las causas más frecuentes fueron la esquizofrenia (281 casos, 63% del total de hospitalizaciones; 52 mujeres y 229 hombres), el consumo de sustancias psicoactivas con esquizofrenia (93 casos, 20,8% de hospitalizaciones; dos mujeres y 91 hombres) y la psicosis inducida por medicamentos (36 casos, 16,2% de ingresos; siete mujeres y 29 hombres) (4). En 2007, 1.236 personas recibieron tratamiento por enfermedades mentales, de las cuales 30,8% fueron hospitalizadas, 29,6% recibieron atención ambulatoria; 23,8% fueron atendidas en sus hogares y 15,8% en el principal centro de atención secundaria (Hospital Milton Cato Memorial, en Kingstown) (19). En 2007, se atendieron en el Programa de Extensión Comunitaria del país 281 usuarios adultos (229 hombres y 52 mujeres) en 2.361 consultas a domicilio y 313 usuarios adultos en 3.486 consultas en los centros de salud del distrito. Durante el mismo año, el departamento de consulta externa atendió a 20 adolescentes en 240 consultas (4).

Otros problemas de salud

Salud oral

Se prestaron servicios de salud oral financiados por el gobierno en 10 centros de salud durante el período de notificación. En 2010 se atendieron 18.452 usuarios en los servicios dentales del sector público, incluyendo extracciones (34% de todos los cuidados de salud oral prestados), cuidados preventivos (30%), restauraciones (15%) y otros servicios (21%) (4). Varios servicios de salud bucodental privados complementaron los brindados por el sector público.

Personas con discapacidades

Un estudio realizado en 2010 con el fin de determinar la presencia de discapacidades en San Vicente y las Granadinas identificó un total de 2.332 personas discapacitadas, de las cuales 2.195 habían completado una evaluación por discapacidad biológica y física. Las discapacidades detectadas fueron físicas y motoras en 745 casos (34%), intelectuales en 497 casos (22,6%), mentales en 372 (16,9), visuales en 259 (11,8), múltiples en 208 casos (9,5%) y auditivas en 114 casos (5,2%). El estudio también reveló que 0,4% de los niños 0 a 4 años de edad, 1,8% de los niños y adolescentes en el grupo de 5 a 14 años y 1,5% de los adolescentes del grupo de 15 a 19 años de edad presentaban discapacidades físicas y motoras. Halló también discapacidad intelectual en 16 personas de 0 a 4 años de edad, 154 personas de 5 a 14 años y 74 personas de 15 a 19 años (4). El país cuenta con cinco escuelas especiales y un hogar residencia que atiende a 172 niños con discapacidades. La Sociedad Nacional del Ciego y para el Ciego ofreció algunos programas a adultos con discapacidades visuales.

Factores de riesgo y protección

En 2007 el país participó en la Encuesta Mundial sobre el Tabaco y los Jóvenes y en la Encuesta Mundial de Salud Escolar, centrada en los estudiantes de escuela secundaria de 13 a 15 años de edad a escala nacional. La encuesta reveló que 19,1% de los jóvenes consumía algún producto del tabaco, 12% fumaba cigarrillos y 10,3% usaba otras formas de tabaco (4).

Políticas, Sistema De Salud Y Protección Social

POLÍTICAS DE SALUD Y FUNCIÓN DE LIDERAZGO DEL SISTEMA DE SALUD

La política del gobierno de San Vicente y las Granadinas es prestar a sus ciudadanos una atención sanitaria universal que obedezca a los principios de equidad, asequibilidad, calidad y aceptación cultural. El Ministro de Salud, Bienestar y Medio Ambiente tiene a su cargo la puesta en práctica de las políticas de salud y del medio ambiente, y la prestación de los servicios de salud del gobierno. Los Objetivos de Desarrollo del Milenio, las Funciones Básicas de Salud Pública y la fase III de la iniciativa de Cooperación para la Salud en el Caribe aportaron el contexto y fijaron el desarrollo cronológico de los análisis comparativos del progreso y de la evaluación del desempeño en el sector de la salud.

DESEMPEÑO DE LOS SISTEMAS DE SALUD

El Servicio Nacional de Seguro prestó seguridad social de tipo contributivo a todos los ciudadanos afiliados de San Vicente y las Granadinas y aportó subsidios por enfermedad, maternidad, invalidez, desempleo, gastos funerarios y subsidios a los sobrevivientes. En 2010 el Servicio prestó además asistencia a 1.121 pensionados y 297 personas ancianas no afiliadas. Durante el período 2006–2010 hubo 1.250 nuevas afiliaciones al seguro, con lo cual se alcanzó un total de 36.503 contribuyentes. Los sectores con el porcentaje más alto de inscritos fueron la administración pública (35%), la construcción (17%) y el sector de ventas al por mayor y al por menor (12%). En 2009 el Servicio dio satisfacción a 404 reclamaciones por un total de US$ 83.885 por lesiones de tipo ocupacional. El sector con el porcentaje más alto de reclamaciones fue la construcción, con 170 (42%) (20). En 2008, solo 9,4% de la población estaba cubierta por un seguro de enfermedad privado; en el quintil más pobre la proporción fue 3,5% y en el quintil más alto, 23,1%. Más hombres que mujeres (10,4% contra 8,5%) gozaban de cobertura por seguro de enfermedad, quizá porque más hombres estaban empleados en trabajos de un sector estructurado que aportaba el seguro (3).

A pesar de la crisis económica y las consiguientes dificultades de liquidez, el gobierno pudo ejecutar varios programas de red de seguridad social que ayudaron a mejorar la situación socioeconómica de las familias y las personas. En un programa de vivienda puesto en marcha en 2003, se han construido hasta la fecha 520 casas para gente de bajos ingresos con un costo promedio de US$ 31.481 por unidad; 52 casas para ingresos medios, con un costo unitario de US$ 48.148, y 220 casas destinadas a personas necesitadas sin ingresos. Todavía se deben construir cerca de 150 casas en este programa (6). En 2006 se estableció un fondo de inversión social de US$ 3,7 millones con el objeto de financiar los programas que atienden a las necesidades de las comunidades menos privilegiadas; los fondos se asignan con base en las propuestas presentadas por estas comunidades (6).

El gobierno ha aprobado y asignado el financiamiento de políticas sociales que se centran en las poblaciones vulnerables, como son por ejemplo los pobres, los ancianos, los desempleados, las personas infectadas por el VIH/sida y las mujeres y los niños en situación de riesgo.

LEGISLACIÓN EN SALUD

La única legislación en materia de salud durante el período fue una ley promulgada en 2006 en la esfera de la seguridad vial, sobre el uso del cinturón de seguridad y del casco. En 2010 se estaba preparando la enmienda de varias disposiciones de la legislación sanitaria, sobre diversos aspectos de las leyes relacionadas con el cumplimiento de los requisitos del Reglamento Sanitario Internacional de 2005.

GASTO Y FINANCIAMIENTO EN SALUD

La atención de salud del sector público se financia mediante un fondo nacional consolidado y un sistema de honorarios por servicios prestados. Durante el período de notificación, el porcentaje del gasto gubernamental en salud siguió constante en 3% a 4% del PIB (6). En el cuadro 4 se presentan las tendencias del gasto de salud entre 2006 y 2010. El gobierno financió 63% de los fondos destinados anualmente a los gastos de atención de salud (11). En 2010, cerca de 30% del gasto anual de atención de salud del gobierno se asignó a la atención primaria de salud, 42% a la atención secundaria y 28% a la administración, la educación y las preparaciones farmacéuticas y los suministros (6).

1-san vicente y las granadinas-e-t4.jpg

SERVICIOS DE SALUD

El Ministerio de Salud, Bienestar y Medio Ambiente presta sobre todo servicios de atención de salud primaria y secundaria. La atención primaria se suministra en 39 centros de salud en los nueve distritos sanitarios del país, siete en la isla de San Vicente y dos en las Granadinas. La dotación de cada centro de salud le permitía cubrir una población promedio de cerca de 3.000 habitantes. La accesibilidad geográfica era adecuada, pues nadie precisaba desplazarse más de cuatro kilómetros con el fin de recibir atención. La atención secundaria se prestaba principalmente en el Hospital Milton Cato Memorial, con una dotación de 211 camas, el único establecimiento de referencia de atención secundaria administrado por el gobierno en el país (21). En el período reportado el número de hospitalizaciones osciló entre 8.000 y 9.000 por año, con una tasa de ocupación promedio entre 67% y 70%. La duración promedio de la hospitalización fue cinco días y las principales causas de hospitalización fueron obstétricas (32%), seguidas por las médicas (28,7%), las quirúrgicas (23,6%) y las pediátricas (15,3%). En promedio, 17.568 personas acudieron a los consultorios ambulatorios de atención por especialistas cada año durante el período (4). El país no cuenta con servicios de especialistas en cardiología, oncología ni endocrinología. Las personas que requerían atención urgente en situaciones de desastre se transportaban generalmente por vía aérea a otra isla del Caribe, con mayor frecuencia a Barbados.

Cinco hospitales rurales, con una capacidad hospitalaria total de 58 camas y una hospitalización anual promedio de 600 personas, prestaban un nivel mínimo de atención secundaria. El hospital Maryfield en Kingstown, con una dotación de 12 camas, es de propiedad y gestión privadas. El gobierno está a cargo de un establecimiento geriátrico con 106 camas destinado a las personas indigentes y de un centro sanitario de rehabilitación dotado con 186 camas principalmente para adultos con discapacidad mental. Cinco establecimientos privados con una capacidad total de 55 camas ofrecen atención residencial a los ancianos (22). La encuesta de evaluación de la pobreza en el país en 2007 y 2008 notificó que 66,6% de los habitantes de San Vicente y las Granadinas acudieron a establecimientos de salud pública. Cerca de 61,4% consultaron al médico en su primer contacto con el sistema de salud y 36,2% consultaron a un profesional de enfermería o a otro profesional de salud (3).

La Unidad de Promoción de la Salud del Ministerio de Salud continuó la educación del público en general y los grupos destinatarios específicos, sobre los asuntos relacionados con la salud. En 2010 se establecieron además 14 grupos de gimnasia en la comunidad y en instituciones, como las prisiones de mujeres y 4 grupos de personas de la tercera edad.

El gobierno adquirió medicamentos destinados al sector público mediante los servicios de adquisición de fármacos de la Organización de los Estados del Caribe Oriental, con un costo cercano a US$ 1,6 millones anualmente entre 2006 y 2010. Los productos farmacéuticos del sector privado se obtienen en el mercado libre.

En 2005, se mejoró la capacidad del laboratorio público mediante la adquisición de un aparato que realiza el recuento de linfocitos CD4 de las personas infectadas por HIV. En 2010, el gobierno invirtió además en un equipo de tomografía computarizada, el primero en los servicios de salud del sector público.

Conocimiento, Tecnología, Información Y Gestión De Recursos

PRODUCCIÓN CIENTÍFICA EN SALUD

La Unidad de Información Sanitaria dirigida por el encargado nacional de epidemiología continuó proporcionando datos pertinentes y oportunos durante el período. La unidad agregó a su personal un funcionario de vigilancia y un funcionario de estadística en 2006. El mismo año, se comenzó en San Vicente la instalación de un sistema de creación de redes con el objeto de vincular los hospitales y los centros de salud a la Unidad de Información Sanitaria. En 2010, la red comprendía 4 hospitales y 32 centros de salud y estaban en operación los módulos de información siguientes: VIH/sida; registros electrónicos de salud; hospitalización, transferencias y egresos; prescripción y despacho de medicamentos; recursos humanos; gestión de la cadena de suministros, y salud maternoinfantil. Si bien al final del período reportado el sistema se encontraba aún en fase de transición, una vez que funcione a total capacidad generará información oportuna y pertinente que mejorará la capacidad de acción de los planificadores y los encargados de tomar las decisiones.

FUERZA LABORAL EN SALUD PÚBLICA

En el cuadro 5 se compara la cantidad de personal de salud y su proporción en función del número de habitantes entre 2005 y 2010. Como se puede observar, la escasez más extrema corresponde a los médicos especialistas.

1-san vicente y las granadinas-e-t5.jpg

CAPACITACIÓN DEL PERSONAL DE SALUD

La mayoría de los médicos en San Vicente y las Granadinas es egresada de la facultad de medicina de la Universidad de las Indias Occidentales o de facultades de medicina en Canadá, Cuba, Granada o Estados Unidos. La Asociación de Colegios Médicos del Caribe es el organismo regional encargado del registro de los médicos y la vigilancia de la práctica de la medicina. Durante el período del 2006 al 2010 se registraron 250 profesionales de enfermería al Consejo General de Enfermería, lo cual representa un aumento de 58,8% con respecto al período de anterior de 5 años (23). De conformidad con los acuerdos bilaterales, San Vicente y las Granadinas han aportado un total de 89 enfermeras a Barbados, las Islas Caimán y Trinidad y Tabago. Se ofreció formación continua a todas las categorías del personal de salud durante el período.

Salud Y Cooperación Internacional

San Vicente y las Granadinas son miembros de la Comunidad del Caribe y de la Organización de los Estados del Caribe Oriental. El gobierno ha establecido vínculos a escala internacional, regional y nacional con el fin de movilizar la inversión extranjera y obtener cooperación técnica encaminada a impulsar el programa de acción sanitaria del país. En 2007, San Vicente y las Granadinas contaban con la ayuda por habitante más alta (US$ 601) entre los 12 países del Caribe. En la lista que se presenta a continuación se enumeran algunos de los países y los organismos contribuyentes (cuadro 6).

1-san vicente y las granadinas-e-t6.jpg

Síntesis Y Perspectivas

San Vicente y las Granadinas han demostrado una gran capacidad de recuperación frente la crisis económica durante el período 2006–2010. Aunque el país sufrió graves condiciones económicas, el gobierno pudo disminuir el nivel de pobreza, mejorar el acceso a la educación de muchas familias y seguir prestando servicios sociales, incluida la atención de salud.

El país logró mantener muchos de los progresos en la atención de salud logrados desde el año 2000. La salud maternoinfantil siguió siendo una prioridad, la cobertura de la vacunación permaneció superior a 98%, se abordaron las enfermedades de la niñez y los niños de la nación gozan de una salud relativamente buena. Se ha mejorado el acceso a los servicios de agua potable y saneamiento y se tomaron medidas adecuadas de eliminación de los desechos sólidos y líquidos. Durante el período se continuó el trabajo en diversos aspectos ambientales, incluido el cambio climático, y el Organismo Nacional de Gestión de Casos de Emergencia siguió respondiendo a las situaciones de desastre. Ha habido una disminución considerable de las enfermedades infecciosas y transmisibles. Las enfermedades no transmisibles constituyen en la actualidad la principal causa de morbilidad y mortalidad en la población adulta, y las neoplasias malignas ocuparon el primer lugar de las causas de muerte durante el período reportado.

Algunos motivos de preocupación en el futuro incluyen la vulnerabilidad de la población a las crisis económicas, el envejecimiento de la población, el consumo de sustancias psicoactivas por los adolescentes y la progresión de la violencia y la criminalidad. Se debe prestar mayor cuidado a la reducción de comportamientos perjudiciales y a la promoción de la salud y la autoasistencia, mediante una educación encaminada a estimular a los jóvenes a que adopten prácticas y estilos de vida, e intervenciones dirigidas a revertir las tendencias negativas. Estos aspectos requerirán el esfuerzo de todos los sectores privados y públicos, aunado a una sólida voluntad política y un firme compromiso económico.

Referencias

  1. Encyclopedia of the Nations. St. Vincent and the Grenadines .
  2. Government of St. Vincent and the Grenadines, Digest of statistics, Central Statistical Department, Ministry of Finance and Planning; 2011.
  3. Government of St. Vincent and the Grenadines, Ministry of Finance and Planning. Country Poverty Assessment 2007–2008. C.
  4. Government of St. Vincent and the Grenadines, Health Planning Information Unit. Ministry of Health, Wellness and the Environment. 2011.
  5. CIA world Factbook. .
  6. Government of St. Vincent and the Grenadines, Economic Review, Ministry of Finance and Planning. 2011.
  7. Government of St. Vincent and the Grenadines, Ministry of Finance and Planning Assessment of Millennium Development Goals. 2011.
  8. Government of St. Vincent and the Grenadines, Informes anuales inéditos Ministry of Education. 2011.
  9. Government of St. Vincent and the Grenadines, CEDA 4th & 5th Periodic Report. 1995–2002, Informe inédito, Ministry of Social Development. 2005.
  10. Government of St. Vincent and the Grenadines, Billing Summary Report 2006–2010. Central Water and Sewerage Authority, St. Vincent.
  11. Government of St. Vincent and the Grenadines, Annual Solid Waste Landfill Report 2006–2010. Central Water and Sewerage Authority, St. Vincent. 2011.
  12. The World Bank. Co2 Emissions (metric tons per capita). Consultado el 26 de marzo del 2012. .
  13. The World Bank. CO2 intensity (kg per kg of oil equivalent energy use). .
  14. Government of St. Vincent and the Grenadines, Police records. Datos inéditos 2011.
  15. Government of St. Vincent and the Grenadines, Impact of Disasters SVG 2001–2010, National Emergency Management Office. 2011.
  16. Government of St. Vincent and the Grenadines, Annual Report 2010. Ministry of Agriculture. 2011.
  17. Government of Saint Vincent and the Grenadines, Digest of Health Statistics 2011. Ministry of Health, Wellness and the Environment, Kingstown, 2011.
  18. Government of St. Vincent and the Grenadines, Strategic Health Plan. Ministry of Health and the Environment. 2007.
  19. World Health Organization. WHO–AIMS Report on Mental Health System in St. Vincent and the Grenadines (Internet); 2009. Se consultó el 20 de marzo del 2012.
  20. Government of St. Vincent and the Grenadines, National Insurance Services. Datos inéditos. 2011.
  21. Government of St. Vincent and the Grenadines, Digest of Health Statistics 2010. Ministry of Health, Wellness and the Environment. Kingstown, 2011.
  22. Government of St. Vincent and the Grenadines, Strategic Health Plan. Ministry of Health and the Environment. 2007.
  23. Government of St. Vincent and the Grenadines, General Nursing Council. Register of Nursing Professionals. 2011.

Nota

1El umbral de la pobreza usado en el estudio de evaluación de la pobreza del país fue 5.523 dólares del Caribe Oriental (EC$) por año y por adulto o EC$ 15,13 por día, a fin de satisfacer las necesidades básicas alimentarias y no alimentarias.

2El umbral de la indigencia usado en el estudio de evaluación de la pobreza del país fue EC$ 2.448 por año.

3Con base en los grupos de edad escogidos al tabular los datos de mortalidad, solo se contó con las principales causas de muerte en el grupo de edad de 25 a 64 años.