Pan American Health Organization

Informe de país: Antigua y Barbuda

Antigua y Barbuda está ubicada en las Islas de Sotavento en el Caribe septentrional. Formado por tres islas, Antigua, Barbuda y Redonda (esta última, deshabitada), cuenta con una superficie total de 442,6 km2.

El 98% de la población vive en Antigua; 60% en la parroquia de St. John y 26% en la capital, St. John’s. Antigua y Barbuda se divide administrativamente en seis regiones llamadas parroquias y dos dependencias: Barbuda y Redonda.

La población alcanzaba a 85 567 habitantes en el 2011 y a 90 755 en el 2015. Su estructura mostraba una tendencia expansiva en 1990 y en el 2015 había adoptado una tendencia estacionaria en los menores de 25 años, con un envejecimiento de la población.

En el 2015, 9% de la población era mayor de 65 años y 24,3% es menor de 15 años, mientras que la esperanza de vida al nacer era de 75,2 años en hombres y 80,5 en mujeres. La población está formada principalmente por afrodescendientes (90%).

La economía depende principalmente del turismo, que aporta casi 60% del producto interno bruto (PIB), así como de la construcción y de los servicios financieros. En el 2014, el índice de desarrollo humano era 0,783.

Destacado
  • El Ministerio de Salud ha revisado las actividades de desarrollo del plan estratégico nacional de salud y revisará la función de dirección y liderazgo del Ministerio de Salud.
  • Está previsto redactar y promulgar una nueva legislación que incluya la ley de inocuidad de los alimentos y la revisión de la ley de salud pública y cuarentena.
  • Habrá un proceso de transición para cambiar el plan de beneficios médicos por un programa nacional de seguro de salud, con el fin de apoyar mejor al sistema de salud.
  • El plan de beneficios médicos proporciona una tarjeta inteligente a los pacientes que reúnen los requisitos para recibir atención de salud especializada.
  • Se han iniciado actividades para el desarrollo de políticas y manuales para guiar los programas de salud familiar y, en última instancia, mejorar la salud de la población.
  • Se han iniciado actividades para la introducción de la vacuna contra el virus del papiloma humano para adolescentes, lo que servirá para revitalizar el programa de prevención del cáncer cervicouterino.
  • En el 2012 se lanzó la política nacional de seguridad alimentaria para asegurar que todos los ciudadanos alcancen un estado de bienestar nutricional. Es probable que el cambio climático tenga el riesgo de un impacto negativo sobre una serie de aspectos que incluyen la agricultura y la seguridad alimentaria, la energía y el turismo, la calidad y disponibilidad del agua, la salud humana, la biodiversidad marina y terrestre y la pesca.

Figura 1. Estructura de la población por edad y sexo, Antigua y Barbuda, 1990 y 2015

 CAUSAS DE DEFUNCIÓN
Mortalidad proporcional (% defunciones totales, todas las edades, ambos sexos), 2014

Fuente: Organización Panamericana de la Salud, Plataforma de Información en Salud de las Américas (PLISA).

 INDICADORES BÁSICOS SELECCIONADOS
Población (miles)
1990
61,9
2015
90,7
 
0
100
  • Población (miles)
  • Ingreso nacional bruto ppp (US$ per cápita)
  • Índice de desarrollo humano
  • Promedio de años de escolaridad
  • Población que usa instalaciones de agua potable mejoradas (%)
  • Población que usa instalaciones de saneamiento mejoradas (%)
  • Esperanza de vida al nacer (años)
  • Mortalidad infantil (por 1 000 nacidos vivos)
  • Mortalidad materna (por 100 000 nacidos vivos)
  • Incidencia de tuberculosis (por 100 000 habitantes)
  • Mortalidad por tuberculosis (por 100 000 habitantes)
  • Cobertura de inmunización contra sarampión (%)
  • Cobertura de atención del parto por personal calificado (%)

Fuente: División de Población y División de Estadísticas de las Naciones Unidas 1990; Organización Panamericana de la Salud. Plataforma de Información de Salud (PLISA) 2013, 2014 y 2015.

 DETERMINANTES SOCIALES DE LA SALUD
  • La tasa de desempleo en el 2011 fue de 10,2% (11,2% en los hombres y 9,4% en las mujeres), y es mayor en el grupo de edad de los 15 a los 19 años. El grupo de 20 a 24 años presentó una tasa de 20,3% en el 2011. El país cuenta con una legislación laboral que garantiza la igualdad de remuneración por igual trabajo, independientemente del sexo.
  • En el 2006, 28,3% de la población se encontraba en situación de pobreza y no se cuenta con información más actualizada.
  • Muchos trabajadores del sector agrícola son inmigrantes, y tienen acceso a la atención de salud. Sin embargo, no se ha determinado el impacto en la demanda de servicios ni las amenazas específicas a la salud.
  • El acceso a la educación en los niveles primario y secundario es gratuito y obligatorio desde el 2013, cuando se introdujo el acceso escolar universal. La alfabetización de los adultos mayores de 15 años alcanza a 98,4% de la población.
  • El país es propenso a los huracanes y a la actividad sísmica, lo que produce daños en la infraestructura física y a los productos agrícolas. El último gran huracán, Irma, sucedió en el 2017.
  • En el 2005, la tasa de homicidios fue de 3,5 homicidios por cada 100 000 habitantes, y en el 2015 aumentó hasta 6,0 por 100 000 habitantes.
  • La mayoría de los hogares (86%) cuenta con acceso a agua potable, mientras que el resto utiliza cisternas o pozos. La cobertura del saneamiento alcanza a 84,3% de la población.
  • Se espera que el cambio climático tenga un impacto negativo sobre la agricultura y la seguridad alimentaria, la energía y el turismo, la calidad y la disponibilidad del agua, la salud humana, así como la biodiversidad marina y terrestre y la pesca.
 SITUACIÓN DE LA SALUD Y DEL SISTEMA DE SALUD
  • En el 2015 se estimaba una media anual de 2 500 nacimientos y se produjeron tres muertes maternas entre el 2010 y el 2015.
  • Los servicios de salud materna y reproductiva se ofrecen gratuitamente en todas las clínicas de salud comunitaria y también están disponibles en el sector privado. Cubren a 100% de las mujeres y todos los nacimientos los atiende personal capacitado en el hospital.
  • Entre el 2010 y el 2015, la tasa de mortalidad infantil disminuyó de 18,6 a 13,8 muertes de menores de un año por 1 000 nacidos vivos. La tasa de mortalidad de menores de 5 años fue de 17,2 muertes por cada 1 000 nacidos vivos en el 2014.
  • La cobertura de inmunizaciones de las vacunas incorporadas en el programa nacional de inmunizaciones fluctúa entre 96% y 100%.
  • La iniciación de la lactancia materna al nacer está sobre 95%, pero solo 30% completa hasta las 6 semanas de edad.
  • En el año 2014, las muertes por enfermedades del sistema circulatorio fueron 36% y las muertes por neoplasias, 23%, de modo que casi 60% de las muertes totales correspondieron a una de esas dos causas.
  • El dengue es endémico, con un número anual de 31 casos en el 2011, y 3 en el 2015, sin muertes asociadas.
  • En el 2013 hubo seis casos confirmados de fiebre por chikunguña, y no han sido notificados nuevos casos desde entonces. En el 2016 se confirmaron los primeros casos de infección por el virus del Zika, con 14 casos, incluida una mujer embarazada cuyo recién nacido no presentó anomalías congénitas.
  • En 2014, el índice de hogares con mosquito Aedes aegypti fue de 6,5%.
  • La prevalencia de la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH)/sida en la población general se calculó en 1,39% en el 2011, y descendió a 0,89% en el 2014. El número acumulado de casos notificados del 2011 al 2015 fue de 215. De ellos, 74,0% se dio en personas de entre 15 y 49 años, y solo un recién nacido adquirió la infección por transmisión vertical.
  • La tasa de incidencia de tuberculosis en el 2014 fue de 3,3 por 100 000 habitantes; para el período 2011-2015, el número acumulado de casos fue de 248, principalmente de hombres. En el 2010 se notificó un caso de tuberculosis resistente a la rifampicina.
  • En el 2012, la diabetes ocupaba el tercer lugar entre las principales causas de defunción y representaba 10,8% de todas las muertes. Las cardiopatías fueron la segunda causa de muerte en hombres y mujeres, y representaban 19,3% de todas las muertes. Las enfermedades cerebrovasculares fueron la causa del 7,7% de las defunciones.
  • Entre el 2010 y el 2012, la enfermedad hipertensiva correspondió a 7,5% del total de causas de muerte y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica a 5,5% de todas las muertes en el 2012.
  • Las principales causas de hospitalización son las complicaciones derivadas de la diabetes y de la hipertensión.
  • Los factores de riesgo con mayor carga de enfermedad son los índices altos de masa corporal, la mala alimentación y la hipertensión. En el 2015, los siniestros de tránsito causaron 13 muertes por 100 000 habitantes.
  • Los principales problemas nutricionales en adultos y ancianos son la obesidad y las enfermedades no transmisibles. Entre el 2003 y el 2010, más de 60% de los adultos de 20 años que se sometieron a tamizaje en clínicas comunitarias tenían sobrepeso u obesidad.
  • En el 2014, se registró 2,9% de desnutrición entre los menores de 5 años que recibieron atención en los centros de salud. En el 2012, 29,3% de los adultos tenían sobrepeso y el 36,5% eran obesos.
  • En el 2009, 58,8% de los estudiantes entre 13 y 15 años consumían bebidas carbonatadas una o más veces por día, y 54,4% pasaban tres o más horas al día realizando actividades sentados. De los estudiantes, 31,8% se consideraba físicamente activo (al menos 60 minutos por día, cinco o más días) y 7,3% fumaban cigarrillos uno o más días durante el último mes.
  • El sistema de salud se financia principalmente con impuestos y recaudaciones públicas para apoyar el plan de beneficios médicos. A su vez, este plan está financiado por un impuesto a la nómina de 7% que constituye una fuente dedicada de ingresos para la atención primaria y secundaria.
  • El Gobierno ha comenzado los pasos preparatorios para la transición del plan de prestaciones médicas a un programa nacional de seguro de salud. Actualmente aproximadamente 15 000 residentes tienen seguro de salud privado, proporcionado en gran parte a través de sus empleadores.
  • El sector de la salud representó 2,7% del producto interno bruto en el 2014.
  • Los servicios de salud se distribuyen entre prestadores públicos y privados. En el nivel primario, Antigua está dividido en seis distritos médicos, con una red de 25 centros públicos de salud y un centro en Barbuda.
  • Los servicios de salud secundarios y terciarios se prestan en el Centro Médico Mount St. John’s, un hospital de 187 camas en Antigua y uno de ocho camas en Barbuda.
  • Todos los centros de atención primaria tienen acceso a equipos de salud mental móviles, que realizan visitas domiciliarias y prestan cuidados comunitarios.
  • Aunque hay oferta para formación profesional de medicina, enfermería, obstetricia y farmacia en el país, la mayoría completa su formación médica en el extranjero.
 LOGROS, DESAFÍOS Y
PERSPECTIVAS
  • Desde 1990, el país ha logrado un avance en su desarrollo global y de salud, reflejado por un índice de desarrollo humano de 0,783 en el 2014.
  • El sistema de salud ha logrado elevadas coberturas de agua, saneamiento, coberturas y atención calificada del parto.
  • En el 2016, el Gabinete de Antigua y Barbuda aprobó el plan nacional estratégico de salud 2016-2020. El plan se basa en la visión nacional para avanzar en el logro de una salud y bienestar óptimos para todos los residentes del país.
  • Los tres metas estratégicas del Plan son: capacitar a individuos y familias para que manejen su propia salud, fortalecer los sistemas de salud y los mecanismos de apoyo comunitarios, y ampliar las alianzas estratégicas.
  • En el 2015, el Gabinete aprobó la política nacional para la prevención y el control de enfermedades no transmisibles.
  • El plan de beneficios médicos incluye actividades de prevención de enfermedades crónicas no transmisibles, especialmente destinadas a los jóvenes.
  • Las actividades de prevención se centran en la obesidad, la dieta, el ejercicio, la reducción del consumo de tabaco y del uso nocivo del alcohol. Estas prestaciones son gratuitas para 11 enfermedades.
  • Para abordar la vulnerabilidad causada por catástrofes naturales, se implementaron medidas como el desarrollo del perfil de riesgo y el plan de acción y educación pública sobre el cambio climático.
  • Los cambios en la biodiversidad contribuyen al aumento de vectores de enfermedades como el mosquito Aedes aegypti.
 WEB / MEDIOS SOCIALES
Regional Office for the Americas of the World Health Organization
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America