Pan American Health Organization

Informe de país: Brasil

Brasil tiene una población de 204,4 millones de habitantes y una extensión superior a los 8 500 000 km2. Se divide políticamente en 26 estados y un Distrito Federal, con 5 570 municipios. Los estados se organizan en cinco regiones geográficas.

Entre 1990 y el 2015 la población creció 35,9%. En 1990 su estructura era expansiva y ha adquirido una forma regresiva.

La esperanza de vida es de 74,8 años (78,5 años en las mujeres y 71,3 años en los hombres).

En el 2014, el gasto en salud representó 6,7% del gasto total del Gobierno. Una cuarta parte de todos los gastos en salud correspondió a los gastos de bolsillo.

Destacado
  • El programa Más Médicos, desarrollado junto con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) desde el año 2013, ha estado colaborando en la expansión y garantía de acceso de los usuarios al Sistema Único de Salud.
  • Un total de a 18 240 nuevos médicos han sido destinados a 4 058 municipios y se ha ampliado la oferta de cupos para estudiar medicina (5 306 nuevas vacantes anuales) y de residencia médica (4 742 vacantes), cuyos programas de estudio están reestructurándose.
  • Se están invirtiendo recursos para la construcción y reforma de 26 000 unidades básicas de salud.
  • A fin de mejorar el papel de la atención primaria en salud como instancia coordinadora de la red y su resolución, se están aplicando estrategias de atención de equipos de diversas profesiones, lo que ha permitido sumar a los equipos de salud familiar 22 227 equipos de salud bucal y 4 288 núcleos de apoyo a la salud familiar.

Figura 1. Estructura de la población por edad y sexo, Brasil, 1990 y 2015

 CAUSAS DE DEFUNCIÓN
Mortalidad proporcional (% defunciones totales, todas las edades, ambos sexos), 2014

Fuente: Organización Panamericana de la Salud, Plataforma de Información en Salud de las Américas (PLISA).

 INDICADORES BÁSICOS SELECCIONADOS
Población (millones)
1990
150,4
2015
204,4
 
0
204.4
  • Población (millones)
  • Ingreso nacional bruto ppa (paridad poder adquisitivo, US$ per cápita)
  • Índice de desarrollo humano
  • Promedio de años de escolaridad
  • Población que usa instalaciones de agua potable mejoradas (%)
  • Población que usa instalaciones de saneamiento mejoradas (%)
  • Esperanza de vida al nacer (años)
  • Mortalidad infantil (por 1 000 nacidos vivos)
  • Mortalidad materna (por 100 000 nacidos vivos)
  • Incidencia de tuberculosis (por 100 000 habitantes)
  • Mortalidad por tuberculosis (por 100 000 habitantes)
  • Cobertura de inmunización contra sarampión (%)
  • Cobertura de atención del parto por personal cualificado (%)

Fuente: División de Población y División de Estadísticas de las Naciones Unidas 1990; Organización Panamericana de la Salud. Plataforma de Información de Salud (PLISA) 2013, 2014 y 2015.

 DETERMINANTES SOCIALES DE LA SALUD
  • Entre el 2000 y el 2013, el producto interno bruto (PIB) per cápita aumentó 29%, con una disminución de la brecha entre quintiles extremos, gracias al aumento de los ingresos del quintil más pobre, que fue tres veces mayor al del quintil más rico. El coeficiente de Gini se redujo de 0,553 a 0,497.
  • La tasa de desempleo disminuyó de 10,2% a 7,1% entre el 2000 y el 2013, pero, como resultado de la crisis económica y social de los años sucesivos, el mercado laboral acusó un impacto negativo y el desempleo aumentó a 11,3% en el 2016, y presentó una significativa disminución de los ingresos.
  • La población indígena brasileña ascendía a 896 900 personas en el 2010.
  • El número de inmigrantes se duplicó entre el 2010 y el 2015, provenientes principalmente de Haití, Bolivia, Colombia, Argentina y China.
  • Entre el 2001 y el 2012, más de 17 millones de domicilios pasaron a disponer de cañerías, alcanzando una cobertura sanitaria de 66,7%. Al sumar los pozos sépticos, se cubrió 78,6% del total de las residencias. El acceso a agua potable aumentó de 81,1% a 86,4% en el mismo período.
  • En los últimos años ha habido tornados, inundaciones, crisis de agua y deslizamientos de tierras, entre otros desastres naturales, que han afectado a la situación de salud del país.
  • Brasil es el país con el mayor consumo de agrotóxicos. En el período entre el 2008 y el 2013 se observó un incremento de 3,70 a 6,26 intoxicaciones por 100 000 habitantes.
  • El número promedio de años de estudio aumentó en todos los grupos etarios. La tasa de analfabetismo en la población mayor de 15 años disminuyó de 13,6% a 8,3% entre el 2000 y el 2013.
 SITUACIÓN DE LA SALUD Y DEL SISTEMA DE SALUD
  • Entre el 2000 y el 2014, se registró un aumento del control prenatal de 43,7% a 64,6%, con 98,4% de cobertura de parto hospitalario. De todos los partos, 57,1% correspondieron a cesáreas.
  • La mortalidad materna disminuyó de 73,3 a 58,2 por cada 100 000 nacidos vivos en el período 2000-2013.
  • Entre el 2000 y el 2014, la mortalidad infantil se redujo de 16,0 a 14,1 por 1 000 nacidos vivos. La mortalidad de menores de 5 años descendió de 32,0 a 16,3 por 1 000 nacidos vivos.
  • A pesar de que hubo un brote de sarampión en los estados de Pernambuco y Ceará (2013-2014), se logró eliminar el sarampión y la rubéola, erradicar la poliomielitis y reducir la incidencia de difteria, tétanos, tos ferina, rotavirus y enfermedad neumocóccica invasora.
  • La cobertura de BCG contra la tuberculosis alcanzó 100%, mientras que la de rotavirus y la vacuna neumocócica entre 80% y 90%. Desde el 2014, la vacuna del virus del papiloma humano ha sido incorporada en el programa nacional de vacunación.
  • Desde la reintroducción del dengue en el país en 1981, se ha registrado una tendencia al aumento de la incidencia de la enfermedad. En el 2014 se detectó la introducción del virus chikunguña, y en el 2015 la del virus del Zika. Ambas arbovirosis emergentes son transmitidas por el mosquito Aedes aegypti, al igual que el dengue, presente en todos los estados brasileños.
  • Los casos de malaria registran un descenso constante; no así el ciclo de transmisión de la fiebre amarilla, con una alta letalidad, y de la enfermedad de Chagas aguda, ambos relacionados con la transmisión vectorial en la Amazonia.
  • En el 2014, la prevalencia de hanseniasis fue de 1,27 por 10 000 habitantes. La esquistosomiasis aún es endémica en nueve estados, con casos graves y defunciones reportadas.
  • En el estado de Pernambuco, Recife es la única área con transmisión activa de la filariasis linfática. En la zona yanomami se encuentra un foco conocido de oncocercosis con transmisión activa. Existen 486 municipios endémicos de tracoma inflamatorio, donde la prevalencia en el grupo de 1 a 14 años supera 5%.
  • En el 2013 se registró una alta carga de tuberculosis con una tasa de incidencia de 35,9 casos por 100 000 habitantes.
  • Se estima que 734 000 personas sufren infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH)/sida en el país. La tasa de prevalencia de la infección por VIH en la población de 15 a 49 años se mantiene estable (0,6% global, 0,4% en mujeres, 0,7% en hombres). Se constata un descenso de la transmisión por contacto en consumidores de drogas inyectables, así como de transmisión vertical.
  • En el 2014, la tasa de mortalidad general fue de 6,2 muertes por cada 1 000 habitantes (7,8 en los hombres y 4,7 en las mujeres). Las causas específicas más frecuentes fueron las enfermedades cerebrovasculares (46,2 defunciones por 100 000 habitantes), el infarto agudo de miocardio (39,7), las neumonías (31,8), los homicidios (28,1), y la diabetes mellitus (26,7).
  • En el 2013, 39,3% de la población adulta sufría al menos una enfermedad crónica no transmisible (44,5% de las mujeres y 33,4% de los hombres). La prevalencia de hipertensión arterial es de 21,4%; los problemas crónicos de columna afectan a 8,5%; la depresión, a 7,6%; la artritis, a 6,4%; y la diabetes a 6,2%.
  • El mejoramiento del acceso a la salud y de los ingresos ha contribuido a una situación nutricional mejor. Sin embargo, aún hay una alta prevalencia de desnutrición crónica en grupos vulnerables, como los niños indígenas, así como de deficiencias de hierro, vitamina A y vitamina B1, o de tiamina, con el resurgimiento de los casos de beriberi.
  • En el 2013 se registraron más de un millón de hospitalizaciones por causas externas, que en su mayoría afectaban a hombres de entre 20 y 39 años, con una la tasa de mortalidad de 75,5 por cada 100 000 habitantes. Los siniestros viales fueron la primera causa de muerte específica en los grupos de edad de 10 a 14 y de 40 a 59 años.
  • En el 2013, 6,2% de la población mayor de 18 años reportó algún tipo de discapacidad. La discapacidad visual es la más común (3,6%), seguida de deficiencias físicas (1,3%), auditivas (1,1%) e intelectuales (0,8%).
  • El consumo de tabaco se redujo de 18,2% a 14,7% de la población entre el 2008 y el 2013. Hasta 13,7% de la población mayor de 18 años había consumido bebidas alcohólicas en exceso en el último mes, una cifra que era tres veces mayor en los hombres.
  • La prevalencia de obesidad aumentó durante el período 2002-2013, alcanzando 17,5% de la población masculina y 25,2% de la femenina. En cuanto al exceso de peso, suma de sobrepeso y obesidad, alcanza a 57,3% de la población masculina y a 59,8% de la femenina. Hasta 46% de los adultos no realizaba actividad física; en especial destacaba la población femenina y mayor de 60 años.
  • La gestión del sistema es compartida por el Ministerio de Salud federal, las secretarías estatales de salud y las secretarías municipales de salud.
  • El financiamiento se obtiene a partir de impuestos y contribuciones de los estados y municipios. Entre el 2000 y el 2013, el gasto total en salud aumentó de 7,2% a 8,0% del PIB (3,8% público) y de US$ 502 a US$ 946 per cápita.
  • El Sistema Único de Salud (SUS) se creó con la Constitución Federal de 1988, siendo sus principios el acceso universal e integral a los servicios de salud, la promoción de la equidad, la descentralización de la gestión y la participación social.
  • En el 2016, el Gobierno federal lanzó un nuevo plan Nacional de Salud para el período 2016-2019. El objetivo central del plan es la ampliación y calificación del acceso universal en tiempo oportuno, para contribuir a la mejora de las condiciones de salud, la promoción de la equidad y la calidad de vida de la población. La ampliación de la cobertura de la atención primaria de salud ha sido una importante prioridad en los últimos 20 años, enfocada en la estrategia de Salud de la Familia. Entre el 2000 y el 2015, la proporción de población cubierta por equipos de salud familiar aumentó de 17,43% a 63,72%.
  • El país cuenta con 1,8 médicos por cada 1 000 habitantes, con una distribución geográfica desigual, ya que se concentran en los grandes centros urbanos, dejando más desprovistos a los municipios de difícil acceso.
 LOGROS, DESAFÍOS Y
PERSPECTIVAS
  • Desde la década del 2000, Brasil ha reducido las desigualdades de su población. Se ha logrado tras la aplicación sostenida de políticas de inclusión social que han incidido en la reducción de la pobreza y en la mejora paulatina de la situación de salud. La disminución de las tasas de mortalidad materna e infantil ha sido el resultado de la mejora de las condiciones sanitarias y sociales.
  • Se han aplicado medidas que se enfocan en el origen de las desigualdades que configuran determinantes sociales estructurales de salud, incluidas la etnia y el género. Entre estas medidas, destacan la incorporación de la universalidad, la equidad y la integralidad a la política nacional de atención integral de la salud de la mujer, el plan integral contra la feminización de la epidemia de sida y la política nacional de salud integral de la población negra.
  • Después de la introducción del virus del Zika en el país, ha habido gran preocupación por el síndrome de Guillain-Barré y la microcefalia asociados a esta infección. En el 2015, el Gobierno Federal aportó US$ 200 millones para combatir el Aedes aegypti y las enfermedades transmitidas por este mosquito: virus del Zika, dengue y chikunguña. Los resultados están vislumbrándose con el control parcial de la transmisión de estas arbovirosis.
  • A pesar de los avances logrados en la situación de salud y el sistema sanitario, continúa siendo necesario apoyar la formulación y ejecución de políticas públicas efectivas, integradas, sostenibles y basadas en la atención primaria de salud, además de mejorar las redes y los servicios de salud.
 WEB / MEDIOS SOCIALES
Regional Office for the Americas of the World Health Organization
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America