Pan American Health Organization

Informe de país: Chile

Chile se sitúa en el suroeste de América del Sur, con una superficie continental e insular de 756 770 km² y del territorio antártico de 1 250 000 km2. Se divide en 15 regiones, 53 provincias y 346 comunas. Hasta 87% de la población reside en áreas urbanas.

Entre 1990 y el 2015, la población aumentó en 36,6%. En 1990, su estructura era expansiva en los grupos de mayores de 25 años de edad y estacionaria en los grupos por debajo de esa edad y actualmente se ha conformado una forma regresiva, relacionada con la disminución de la fecundidad, mortalidad y envejecimiento.

En el 2014, la población alcanzó 17,8 millones de habitantes.

La proporción de adultos mayores de 60 años era de 14,5% en el 2014. La esperanza de vida al nacer es de 80 años para los hombres y de 85 para las mujeres.

En el año 2014, el ingreso nacional bruto per cápita fue de US$ 21 290 (ppa). El crecimiento del PIB entre 1961 y el 2014 fue, en promedio, de 4,3% anual.

Destacado
  • El desarrollo económico, el aumento paulatino de la cobertura asistencial y el trabajo de los gobiernos nacionales de las últimas décadas han logrado reducir las enfermedades transmisibles, nutricionales, maternas e infantiles.
  • Para la población han sido fundamentales las mejores condiciones de higiene y saneamiento, la cobertura universal de la atención del parto hospitalario, la institución de salas de atención ambulatoria de infecciones respiratorias agudas del niño y de enfermedades respiratorias del adulto, junto a los programas tradicionales de prevención y control de enfermedades transmisibles y de asistencia nutricional.
  • A una década de haber entrado en vigor el programa de Garantías Explícitas en Salud, se comienza a apreciar su efecto en el aumento de la cobertura de la atención de las enfermedades prioritarias incorporadas en ese régimen, que actualmente aborda 80 patologías.
  • Desde el 2015 se está tratando de poner en práctica la propuesta de constituir las redes de servicios a través de la integración de los equipos locales de salud y de mejorar las competencias del sistema para proporcionar atención de salud integrada con base en la atención primaria de salud.
Figura 1. Estructura de la población por edad y sexo, Chile, 1990 y 2015
 CAUSAS DE DEFUNCIÓN
Mortalidad proporcional (% defunciones totales, todas las edades, ambos sexos), 2014

Fuente: Organización Panamericana de la Salud, Plataforma de Información en Salud de las Américas (PLISA).

 INDICADORES BÁSICOS SELECCIONADOS
Población (millones)
1990
13,2
2014
17,8
 
0
100
  • Población (millones)
  • Ingreso nacional bruto ppa (paridad poder adquisitivo US$ per cápita)
  • Índice de desarrollo humano
  • Promedio de años de escolaridad
  • Población que usa instalaciones de agua potable mejoradas (%)
  • Población que usa instalaciones de saneamiento mejoradas (%)
  • Esperanza de vida al nacer (años)
  • Mortalidad infantil (por 1 000 nacidos vivos)
  • Mortalidad materna (por 100 000 nacidos vivos)
  • Incidencia de tuberculosis (por 100 000 habitantes)
  • Mortalidad por tuberculosis (por 100 000 habitantes)
  • Cobertura de inmunización contra sarampión (%)
  • Cobertura de atención del parto por personal calificado (%)

Fuente: División de Población y División de Estadísticas de las Naciones Unidas 1990; Organización Panamericana de la Salud. Plataforma de Información de Salud (PLISA) 2013, 2014 y 2015.

 DETERMINANTES SOCIALES DE LA SALUD
  • Las condiciones de vida y de salud han mejorado de forma importante, pero con diferencias significativas entre grupos socioeconómicos.
  • El índice de Gini, que sintetiza la desigualdad de ingresos, se ha mantenido en alrededor de 0,55 durante los últimos decenios.
  • En 2015, la población en situación de pobreza no extrema alcanzaba 8,1% y el componente de pobreza extrema era 3,5%. Entre el 2003 y el 2014, el ingreso promedio de 40% más pobre de la población aumentó 4,9%, en comparación con 3,3% de la población general.
  • Se ha logrado un aumento sostenido de la participación laboral de las mujeres, de 35,0% en el 2000 a 47,7% en el 2013.
  • En octubre del 2014 entró en vigor la ley 20 786, que modifica las características del trabajo doméstico, ejercido en su mayoría por mujeres. La ley regula la jornada laboral, el descanso y la remuneración de las trabajadoras, lo que también debería impactar en la calidad de vida.
  • El promedio de años de escolaridad, llegó a 10,8 años en el 2013, aunque con marcadas diferencias entre zonas urbanas y zonas rurales, así como entre los quintiles de ingreso.
  • En 2014, la cobertura de acceso a agua potable era de 99,9% y la de alcantarillado, 96,7%. La cobertura urbana de tratamiento de aguas servidas era de 99,9% en 2014.
  • En el 2015 el país destinó a la salud recursos financieros equivalentes a 7,7% del PIB. De ellos, 46,1% correspondió a gasto público y 33% a gasto de bolsillo. El gasto de salud per cápita en el 2014 fue de US$ 1 877.
  • Debido a los procesos migratorios de la última década, se han implementado políticas que favorecen el acceso a atención médica para inmigrantes, especialmente para la atención de salud de embarazadas, niños y niñas menores de 18 años.
  • El país es susceptible a desastres naturales diversos y de gran magnitud. En los últimos 10 años se han producido al menos 17 hechos naturales con graves consecuencias para la población, entre los que destacan terremotos de gran magnitud y maremotos. Se ha logrado reducir la vulnerabilidad de la población a los desastres naturales mediante importantes y exhaustivas normas de edificación, mecanismos de alerta, coordinación y asistencia.
  • La contaminación atmosférica en centros urbanos, y su impacto en la salud, es la preocupación principal en materia ambiental.
 SITUACIÓN DE LA SALUD Y DEL SISTEMA DE SALUD
  • La razón de mortalidad materna se redujo significativamente entre 1990 y 2014, de 39,9 por 100 000 nacidos vivos a 22,2 por 100 000, respectivamente. En los años más recientes han predominado las causas de muerte obstétricas indirectas y a otras enfermedades complicadas por el embarazo, que representaron 25% del total de defunciones maternas en el 2014.
  • Se logró una cobertura universal del parto institucional (99,9%) en el 2013.
  • La mortalidad de menores de 1 año de edad se ha mantenido estable, en torno a 7 defunciones por 1 000 nacidos vivos en los últimos siete años; en el 2006 fue 7,6 por 1 000 y en el 2014, 7,2 por 1 000.
  • La mortalidad post-neonatal ha presentado una notoria reducción, de 7,5 por 1 000 nacidos vivos en 1990 a 2,1 por 1 000 en el 2012.
  • Entre el 2005 y el 2012, la mortalidad de niños de 1 a 4 años de edad descendió desde 0,34 a 0,28 por cada 1 000 niños. Las causas de defunción más importantes entre esos niños son los accidentes y la violencia (31%).
  • En el 2014, 27% de las defunciones se debieron a enfermedades del sistema circulatorio y 26% a neoplasias. Estos dos grupos de causas provocan más de la mitad de las muertes totales.
  • En el 2011, la mortalidad por enfermedades cardiovasculares representó una tasa de 149 por 100 000 habitantes y las neoplasias alcanzaron una tasa de 142 por 100 000 habitantes.
  • Las principales causas de muerte por neoplasia según localización del tumor fueron estómago (18,8 por 100 000 habitantes), tráquea, bronquios y pulmón (16,1), colon, vesícula y vías biliares y mama (alrededor de 8,0, cada una).
  • La enfermedad cerebrovascular, la enfermedad isquémica del corazón y la cirrosis fueron las primeras causas específicas de muerte en el 2012.
  • En el 2011, fallecieron 9 104 personas por causas respiratorias, es decir, 52,8 muertes por 100 000 habitantes.
  • En el 2013 las enfermedades no transmisibles constituyeron 82% de la carga de enfermedad medida por la pérdida de años de vida saludable, y su importancia relativa aumentó 19% entre 1990 y el 2013, principalmente debido al envejecimiento de la población.
  • Las lesiones y la violencia explicaron 11% de la carga de enfermedad, mientras que el conjunto de enfermedades maternas, neonatales, infantiles y nutricionales, más las enfermedades transmisibles, causaron 7% de la pérdida de años de vida saludable.
  • Se observa una alta prevalencia de algunos factores de riesgo de la población, entre los que destaca el consumo de tabaco en 39% de la población (37% en las mujeres y 41% en los hombres). En el 2014, la prevalencia de consumo excesivo de alcohol (prueba AUDIT) fue de 11%, casi ocho veces más alta en los hombres (19,7%) que en las mujeres (2,5%).
  • En el 2012 se observó que la infección por VIH es una epidemia de transmisión predominantemente sexual (99,2%), que afecta sobre todo a hombres adultos jóvenes que mantienen relaciones sexuales con otros hombres. La prevalencia entre mujeres embarazadas se mantiene baja, cercana a 0,05%, al igual que en la población general (0,35%).
  • En el 2016 se presentó un brote de dengue, con 27 casos en Rapa Nui (Isla de Pascua).
  • Hasta finales del 2016 no hubo notificación de casos autóctonos de infecciones por virus del Zika, aunque ha habido casos importados y un caso confirmado de transmisión sexual.
  • La incidencia de la tuberculosis era de 12,3 casos por 100 000 habitantes en el 2014. El mismo año hubo 15 casos de tuberculosis multifármaco-resistente (tres con infección por VIH concurrente). Las enfermedades no transmisibles que dieron lugar ala mayor carga de enfermedad fueron las neoplasias malignas (13,8%), las enfermedades cardiovasculares (12,3%), los trastornos mentales y el abuso de sustancias (12,2%).
  • La diabetes mellitus tipo 2 causó 3 426 defunciones, con una tasa de 19,8 por 100 000 habitantes en el 2011. La prevalencia de diabetes entre los mayores de 15 años de edad fue de 10,4% para los hombres y 8,4% para las mujeres. La prevalencia de hipertensión arterial entre los mayores de 15 años de edad es de 28,7% y 25,3% para hombres y mujeres, respectivamente.
  • Los problemas de salud mental que generan mayor carga de enfermedad son la depresión y los trastornos de ansiedad.
  • El sistema de salud es de carácter mixto e incluye aseguramiento público (Fondo Nacional de Salud [FONASA]), privado (Instituciones de Salud Previsional [ISAPRE]) y de otros seguros específicos, como los de las Fuerzas Armadas.
  • En el 2013, 76,3% de la población pertenecía a FONASA y 18,1% a alguna ISAPRE.
  • La gobernanza y la regulación del sistema son ejercidas por el Ministerio de Salud, que también es responsable del marco regulatorio.
  • El Sistema Nacional de Servicios de Salud (SNSS) coordina las funciones del sector público prestador, compuesto de 29 servicios descentralizados, distribuidos entre las 15 regiones del país, y el sistema de atención primaria, principalmente municipal.
  • En la actualidad, el sistema de salud es fragmentado, tanto en su financiamiento y aseguramiento, como en la provisión de servicios y disponibilidad desigual de recursos para atender a la población que depende de cada sector. El gasto de bolsillo en salud es de 38% del gasto total en salud y afecta principalmente a las familias de menos recursos.
  • En el 2015 el país destinó unos recursos financieros para salud estimados equivalentes a 7,7% del PIB. El gasto en salud per cápita fue de US$ 1 689 en el 2014.
  • En el 2014, la razón de médicos y enfermeras por 1 000 habitantes fue de 1,7 y 5,6, respectivamente. La disponibilidad de camas hospitalarias se ha mantenido estable en años más recientes, con una razón de alrededor de 2,2 camas hospitalarias por 1000 habitantes.
  • Con el fin de mejorar el acceso a la prestación de atención, el Plan Nacional de Salud Mental de 2015 considera el modelo de atención de salud mental mediante la creación de centros comunitarios para dar atención especializada vinculada a la atención primaria de la salud.
 LOGROS, DESAFÍOS Y
PERSPECTIVAS
  • La Estrategia Nacional de Salud 2011-2020 hace foco en los factores de riesgo, proponiendo "desarrollar hábitos y estilos de vida saludables que favorezcan la reducción de los factores de riesgo asociados a la carga de enfermedad de la población". En consonancia con ello, en el 2013 se promulgó la Ley N° 20 670 que creó el programa "Elige vivir sano", destinado a promover hábitos y estilos de vida saludables.
  • Consecuentemente, el Ministerio de Salud lanzó en el 2015 el documento Bases Conceptuales para la Planificación y Programación en Red, con el objeto de iniciar en el 2016 la integración real de los equipos locales de salud y mejorar sus competencias en las distintas situaciones epidemiológicas que deban resolver.
  • En los próximos años, el sector sanitario deberá afrontar las nuevas epidemias asociadas con factores de riesgo como el tabaco, el alcohol y la mala nutrición por exceso, esta última con los consiguientes efectos de sobrepeso y obesidad.
  • Desde la última década se han realizado importantes avances, como las políticas sectoriales consagradas a través de leyes sobre las Garantías Explícitas en Salud, nuevas normativas para la regulación del sector farmacéutico y la Ley de protección financiera para diagnósticos y tratamientos de alto costo.
  • Desde el 2002 existe en el país un programa de salud cardiovascular para personas de 55 años y mayores en la atención primaria, (enfermedad cardiovascular ateroesclerótica, diabetes mellitus, hipertensión arterial, la dislipidemia y el tabaquismo).
  • El sistema público ha tratado de responder a estos desafíos mejorando las redes integradas de servicios de salud y el establecimiento del modelo de salud familiar en la atención primaria. Se ha implementado un Plan Nacional de Salud Mental, que incluye una estrategia nacional de alcohol y un programa nacional de prevención del suicidio.
  • Los desafíos en el sector público incluyen dar respuesta al déficit de médicos especialistas y de infraestructura, y a la necesidad de mejorar la gestión y aumentar la eficacia en el primer nivel de atención, asegurando también la provisión adecuada de medicamentos. Sin embargo, el mayor reto para los próximos años será disminuir las desigualdades socioeconómicas que impiden un desarrollo más equitativo, integral e inclusivo.
 WEB / MEDIOS SOCIALES
Regional Office for the Americas of the World Health Organization
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America