Pan American Health Organization

Informe de país: Estados Unidos de América

Estados Unidos de América es un país federal que se encuentra mayormente en el centro de América del Norte, en una extensión total de 9.826.675 km2. Está formado por 50 estados y varios territorios y mancomunidades con diversas designaciones políticas entre los cuales se encuentran Puerto Rico, las Islas Vírgenes de los Estados Unidos, Guam y la Samoa Americana.

La población de Estados Unidos aumentó en 4,1% entre el 2010 y el 2015, pasando de 303 956 272 a 316 515 021 habitantes, lo cual lo convierte en el país con la tercera población más grande del mundo.

En 1990 su estructura mostraba una tendencia inicial regresiva y en la actualidad su perfil es de tipo estacionario, con 14,1% de mayores de 65 años y más, de la población total.

En el 2015, la población mostraba mayor diversidad étnica y social. Del 2010 al 2015, hubo un aumento de la población nacida en otros países que pasó a ser 13,2% de la población total.

En el 2014, la esperanza de vida al nacer era de 78,8 años (81,2 en las mujeres y 76,4 en los hombres).

La economía de los Estados Unidos es la más grande del mundo, con un producto interno bruto, de más de US$ 18 billones y un ingreso per cápita de US$ 56 116.

Destacado
  • La prevalencia de personas con sobrepeso u obesidad aumentó del 40,5% en 1960 a 66,1% en el 2010.
  • Se calcula que más que un tercio de los adultos de Estados Unidos tiene prediabetes, y esto puede aumentar el riesgo de tener diabetes de tipo 2, cardiopatías y accidentes cerebrovasculares. Para el 2050, incluso uno de cada tres adultos podría tener diabetes.
  • En el 2014, la tasa de mortalidad general ajustada según la edad en Estados Unidos fue de 724,6 muertes por 100 000 habitantes, lo que representa un mínimo histórico. Sin embargo, el número de muertes en las zonas rurales ha descendido a un ritmo más lento que en las zonas urbanas, por lo que la brecha entre ambas zonas se ha ampliado (830,5 frente a 704,3 muertes por 100 000 habitantes).
  • La brecha entre las zonas rurales y las urbanas en relación con las lesiones accidentales fue la mayor de las de las cinco principales causas de muerte: las tasas de lesiones accidentales ajustadas según la edad fueron 50% mayores en las zonas rurales en comparación con las urbanas.
  • Del 2000 al 2014, la tasa de defunciones por intoxicación por sustancias psicoactivas (sobredosis) se incrementó de forma más rápida en las mujeres (177%) que en los hombres (120%). Las tasas de mortalidad debidas a intoxicación por sustancias psicoactivas, incluidos los analgésicos opioides, se incrementaron en 293%; más alarmante fue el aumento del 386% en las tasas de mortalidad relacionada con la heroína.
  • El incremento del porcentaje de la población de Estados Unidos que es de edad avanzada y racial y étnicamente diversa, creará demandas y presiones diferentes sobre los sistemas de apoyo social y de salud, especialmente en una época en la que los presupuestos estatales y federales son de por sí limitados.
  • El aumento de algunos problemas de salud como enfermedades emergentes o exceso de muertes en algunos grupos y brechas entre situación de salud de población urbana y rural, plantea el requerimiento de contar con la voluntad política y social de fortalecer e integrar el sistema asistencial de servicios de salud, tanto en los niveles primarios como de especialidad.

Figura 1. Estructura de la población por edad y sexo, Estados Unidos, 1990 y 2015

 CAUSAS DE DEFUNCIÓN
Mortalidad proporcional (% defunciones totales, todas las edades, ambos sexos), 2014

Fuente: Organización Panamericana de la Salud, Plataforma de Información en Salud de las Américas (PLISA).

 INDICADORES BÁSICOS SELECCIONADOS
Población (milliones)
1990
252,8
2015
316,5
 
0
316.5
  • Población (milliones)
  • Ingreso nacional bruto ppa (paridad poder adquisitivo US$ per cápita)
  • Indice de desarrollo humano
  • Promedio de años de escolaridad
  • Población que usa instalaciones de agua potable mejoradas (%)
  • Población que usa instalaciones de saneamiento mejoradas (%)
  • Esperanza de vida al nacer (años)
  • Mortalidad infantil (por 1 000 nacidos vivos)
  • Mortalidad materna (por 100 000 nacidos vivos)
  • Incidencia de tuberculosis (por 100 000 habitantes)
  • Mortalidad por tuberculosis (por 100 000 habitantes)
  • Cobertura de inmunización contra sarampión (%)
  • Cobertura de atención del parto por personal calificado (%)

Fuente: División de Población y División de Estadísticas de las Naciones Unidas 1990; Organización Panamericana de la Salud. Plataforma de Información de Salud (PLISA) 2013, 2014 y 2015.

 DETERMINANTES SOCIALES DE LA SALUD
  • Las diferencias geográficas, sociales y sanitarias que se registran entre los distintos estados que conforman el país se relacionan con el nivel de desarrollo socioeconómico y las desigualdades existentes en el interior de cada estado.
  • En el 2015, 11,1% de las familias vivían en la pobreza. La desigualdad y la pobreza aumentaron más lentamente en los condados rurales que en las zonas metropolitanas.
  • La desigualdad en cuanto a los ingresos ha aumentado. En 2014, el índice de Gini, alcanzó su valor más alto desde 1969. Además de las tasas altas de pobreza y de desigualdad en los ingresos, la inseguridad alimentaria y la inseguridad de la vivienda son determinantes sociales clave que repercuten en las disparidades de salud.
  • La situación social y de vulnerabilidad es diversa entre los diversos grupos étnicos y según el nivel de pobreza. Esto repercute en distinto grado de cobertura de seguros, de acceso a la atención de salud y a la situación sanitaria de los diversos grupos de población.
  • El declive económico de muchas zonas industriales de la nación ha motivado un retraso en el mantenimiento y la ampliación de los suministros y el tratamiento del agua, no solo del agua potable sino también del tratamiento de las aguas residuales y los desechos tóxicos de pueblos y fábricas, tanto en funcionamiento como abandonadas.
  • Entre el 2005 y el 2015, el país experimentó sequías extremas o excepcionales. En el 2012, el país experimentó la sequía más extensa desde la década de 1930, que afectó a más de la mitad de la nación y tuvo un costo de US$ 31 000 millones. Las sequías aumentan el riesgo de incendios y de tormentas de polvo, que perjudican directamente al acceso y a la calidad del agua y del aire.
 SITUACIÓN DE LA SALUD Y DEL SISTEMA DE SALUD
  • En el 2014, la razón de mortalidad materna fue de 23,8 muertes por 100 000 nacidos vivos. Las principales causas de muertes relacionadas con el embarazo en el 2011, fueron las enfermedades cardiovasculares (15,1%), otras no cardiovasculares (14,1%), sepsis (14,0%) y hemorragia 11,3%.
  • En el 2014, la tasa de mortalidad infantil y neonatal fue de 6,0 y 4,0 muertes por 1 000 nacidos vivos, respectivamente.
  • La cobertura de vacunas de niños de 19 a 35 meses sigue siendo superior a 90% en algunas, como la de la polio, el sarampión, las paperas, la rubéola, la hepatitis B y la varicela. Sin embargo, se mantiene una menor cobertura en otras vacunas, como la de las enfermedades neumocócicas (PCV) (83%), Haemophilus influenzae (Hib) (82%) y la de la difteria, el tétanos y la tos ferina (84,2%).
  • En el 2014, el grupo de las enfermedades del sistema circulatorio causó el 31% de las muertes y las neoplasias, el 23%. Ambos grupos provocan más de la mitad de las muertes del país.
  • Entre las principales causas de defunción reportadas en el 2014, destacan aquellas relacionadas con el sistema cardiovascular (cardiopatías, accidentes cerebro-vasculares e hipertensión), las enfermedades respiratorias y trastornos del sistema nervioso (enfermedad de Alzheimer y enfermedad de Parkinson).
  • Desde la llegada del virus del Zika a los Estados Unidos en el 2015, y hasta marzo del 2017, se registraron 5 158 casos sintomáticos de infección por este virus en las zonas continentales, y 38 212 casos en los territorios de los Estados Unidos (de estos últimos 97% se presentaron en Puerto Rico).
  • En el 2016 hubo 164 casos confirmados de chikunguña, y 896 casos en el 2015. Los casos de dengue reportados aumentaron 11%, de 690 casos en el 2010 a 764 casos en el 2016.
  • Los casos de virus de chikunguña y de dengue son consecuencia de la exposición durante los viajes. Sin embargo, los mosquitos que transmiten estos dos virus se encuentran en muchas de las regiones del país. En el 2016 se registraron 1 938 casos de enfermedad del Nilo Occidental.
  • La malaria se eliminó hace muchas décadas del país, y la mayoría de los casos notificados tienen que ver con la exposición durante un viaje.
  • El número de personas diagnosticadas con infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) fue de 40 234 en el 2014; aunque la mortalidad por esta causa ha disminuido, los diagnósticos aumentaron en 10,6% entre el 2010 y 2016. En el 2015, se registraron 9 557 casos de tuberculosis lo que representa una disminución del 14,5% con respecto al 2010. Los casos de hepatitis C aumentaron considerablemente, en casi 160%, al pasar de 850 a 2 207 casos.
  • En el 2014, alrededor de 117 millones de adultos (aproximadamente la mitad de los adultos del país) tenían uno o más problemas de salud crónicos. En el 2014, unos 9,8 millones de adultos (4,1%) tenían alguna enfermedad mental grave (5,0% en las mujeres y3,1% en los hombres).
  • Recientemente, el trastorno por estrés postraumático (TEPT) se ha convertido en un importante problema de salud en el país, como consecuencia de la exposición a agresiones personales violentas o violencia con armas de fuego, desastres naturales o causados por el hombre, accidentes, combates militares y otros eventos traumáticos. La prevalencia del TEPT en el curso de vida de la población es de 6,8%.
  • En el 2014, alrededor de 4,9% de los adolescentes de entre 12 y 17 años consumieron cigarrillos y 9,4% había consumido drogas ilícitas en el mes anterior. Más de 6%, de adolescentes reportaron consumo excesivo de bebidas alcohólicas en el último mes.
  • La tasa de mortalidad a causa de intoxicación por opioides registró un aumento explosivo, de 137,1%, al pasar de 6,2 muertes por 100 000 habitantes en el 2000 a 14,7 en el 2014.
  • Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) notificaron 36 132 defunciones por armas de fuego en el 2015, con una tasa ajustada según la edad de 11,1 por 100 000 habitantes.
  • El sistema de salud del país es muy amplio y complejo. La estructura de prestación de servicios de salud es una de las más grandes y complejas del mundo. Se financia mediante programas que disponen de fondos públicos como Medicare, Medicaid, el Servicio de Salud para Poblaciones Indígenas y los del ejército, así como mediante una cobertura de seguros privados individuales o contratados por los empleadores.
  • La cobertura de seguros privados contratados por el empleador es la que tiene la mayor proporción de la cobertura de seguros de salud en el sistema de atención de salud en Estados Unidos. A diferencia de la mayoría de los países, Estados Unidos no tiene un plan de seguro de salud integral, sino diversos seguros privados y otro público administrado por los gobiernos federal y estatal.
  • Medicare es un programa de seguro de salud federal para las personas de 65 años y más, ciertas personas de menor edad con discapacidad y otros grupos específicos.
  • Medicaid es un programa de seguro de salud del gobierno federal y los gobiernos estatales, condicionado al nivel de recursos del beneficiario, que se financia con los impuestos estatales y federales.
  • La Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud a Bajo Precio (PPACA, por sus siglas en inglés) se aprobó en el 2010.Comenzó a aplicarse en el 2014, tratando de cubrir además a las personas que no eran aptas para recibir prestaciones de Medicaid o Medicare (por edad, discapacidad o ingresos), ni estaban cubiertos por el Servicio de Salud para Poblaciones Indígenas o los del ejército.
  • La PPACA no sólo busca contener estructuras de costos crecientes y ampliar la cobertura de seguro a los no asegurados, sino que también garantizaba que a las personas no se les pueda negar la cobertura debido a una condición preexistente. Gracias a su implementación, la población sin seguro de salud disminuyó de 18,2% en el 2010 a 10,5% en el 2015, una situación que benefició especialmente a los grupos vulnerables, en especial a los pobres y casi pobres.
  • En el 2015, el gasto en salud alcanzó 17,8% del PIB, representando casi US$ 10 000 por persona. Del gasto total en salud, 20% se empleó en Medicare, 17%, en Medicaid, 33%, en el seguro privado y 11% fueron los gastos asumidos por los pacientes. La atención hospitalaria representó 32% del gasto en atención de salud.
  • El sector de la salud emplea a más de 12,5 millones de personas, que son alrededor de 9,0% de la fuerza de trabajo. En el 2013, había un millón de médicos en el país, 82% de los cuales participaban activamente en la profesión. El 74% se habían graduado en las facultades de medicina del país y 26% se había formado en el extranjero. El 74,2% de los médicos proveen principalmente atención ambulatoria y 25,8% se concentra en atención hospitalaria. En 2013, había 60,5 dentistas por cada 100 000 habitantes. En el 2014, 41,8% del personal de salud eran enfermeras registradas y 40%, auxiliares de enfermería.
  • En el 2013 había 5 686 hospitales, 96,3% de ellos no federales. De entre los 4 974 hospitales comunitarios, 58,4% no tienen fines de lucro y 21,3% son estatales o locales. Más de 21% tienen fines de lucro (1 060 hospitales comunitarios). En el 2014 había 914 513 camas dedicadas a la atención del paciente.
  • En el 2015, casi 78% de los médicos de consultas ambulatorias disponían de un sistema de registro electrónico. Entre el 2007 y el 2011, el porcentaje de servicios de emergencias hospitalarias que disponían de un sistema de registro electrónico que cumpliera los criterios de un sistema básico aumentó de 18,5% a 53,6%.
 LOGROS, DESAFÍOS Y
PERSPECTIVAS
  • Las recientes reformas de salud, con la expansión de la cobertura de Medicaid y la protección de las personas con condiciones preexistentes, ha ayudado a mejorar aspectos claves del seguro y atención de la salud.
  • Muchos programas de salud han contribuido a mejorar la salud materna e infantil, a reducir las enfermedades transmisibles prevenibles y las crónicas, y a mejorar la seguridad alimentaria y la nutrición.
  • No se ha podido resolver el aumento del costo de las primas de seguros y el desgaste que tienden a tener los proveedores privados de seguros de salud en el mercado de muchos estados, lo que pone en riesgo la cobertura lograda por el seguro de salud. El creciente aumento de los gastos en salud representa un importante desafío que requiere ser abordado en la futura agenda de salud.
  • El eventual recorte presupuestario de muchos servicios y programas de salud y eventuales cambios que están siendo considerados en la actualidad respecto a la legislación de seguros crean incertidumbre para los programas federales y además podrían afectar adversamente los presupuestos estatales y locales, así como disminuir la provisión y financiamiento de la atención médica. Esta situación puede ser más crítica en los estados y localidades que tienen una alta proporción de poblaciones bajo cobertura de Medicaid y Medicare, ya que puede provocar la reducción de muchos tipos de programas de apoyo social.
  • También se requiere desarrollar iniciativas e innovar los servicios locales para abordar la muy diversa situación social y sanitaria que afecta a las zonas rurales y a grupos específicos de población.
 WEB / MEDIOS SOCIALES
Regional Office for the Americas of the World Health Organization
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America