Pan American Health Organization

Informe de país: Panamá

Panamá se encuentra en América Central, entre los océanos Pacífico y Atlántico y el mar Caribe, y limita con Colombia y Costa Rica. La subdivisión político-administrativa comprende 10 provincias, 77 distritos o municipios, cinco comarcas indígenas y 655 corregimientos.

Entre 1990 y el 2015 la población creció 60%, y alcanzó 4 037 043 habitantes en el 2015. Su estructura se hizo menos expansiva y más envejecida. La población indígena representa 12,3% del total.

En el 2015, la esperanza de vida al nacer fue de 78,0 años (80,6 en mujeres y 73,4 en hombres) y de 70,0 años en las comarcas indígenas.

La situación económica está determinada sobre todo por la actividad aeroportuaria y el comercio del Canal de Panamá y de la Zona Libre de Colón.

El crecimiento estimado del producto interno bruto (PIB) para el 2016 fue de 6,2%, el más alto de la Región de las Américas.

Destacado
  • El país ha resuelto abordar el tema del consumo de tabaco, bajo la consideración de que a menos que se emprendan acciones enérgicas (en especial promoviendo medidas efectivas de prevención de tabaquismo en los jóvenes), es muy probable que el consumo de tabaco siga aumentando.
  • Panamá ha logrado implementar por completo las medidas y recomendaciones establecidas en el Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control del Tabaco. El país ratificó el protocolo para eliminar el comercio ilícito de productos del tabaco.
  • Con ese fin, se aprobó la legislación que asegura ambientes libres de humo de tabaco, se agrandaron las advertencias sanitarias gráficas, se prohibió cualquier tipo de publicidad, se vedó la promoción y el patrocinio del tabaco (incluida la exhibición del producto en el punto de venta) y se encarecieron los impuestos al tabaco (y se destina parte de ellos a salud pública y aduanas).
  • Esto se ha traducido en la reducción de la prevalencia del consumo de tabaco en la población adulta a 6,4% (la más baja de la Región y una de las más bajas del mundo). Además, se pudo cooperar técnica y financieramente para mejorar el control del tabaco en la Región.

Figura 1. Estructura de la población según edad y sexo, Panamá, 1990 y 2015

 CAUSAS DE DEFUNCIÓN
Mortalidad propocional (% defunciones totales, todas las edades, ambos sexos), 2014

Fuente: Organización Panamericana de la Salud. Plataforma de Información de Salud (PLISA).

 INDICADORES BÁSICOS SELECCIONADOS
Población (millones)
1990
2.5
2015
4.0
 
0
10
  • Población (millones)
  • Ingreso nacional bruto ppa (paridad poder adquisitivo, US$ per cápita)
  • Índice de desarrollo humano
  • Promedio de años de escolaridad
  • Población que usa instalaciones de agua potable mejoradas (%)
  • Población que usa instalaciones de saneamiento mejoradas (%)
  • Esperanza de vida al nacer (años)
  • Mortalidad infantil (por 1 000 nacidos vivos)
  • Mortalidad materna (por 100 000 nacidos vivos)
  • Incidencia de tuberculosis (por 100 000 habitantes)
  • Mortalidad por tuberculosis (por 100 000 habitantes)
  • Cobertura de inmunización contra sarampión (%)
  • Cobertura de atención del parto por personal cualificado (%)

Fuente: División de Población y División de Estadísticas de las Naciones Unidas 1990; Organización Panamericana de la Salud. Plataforma de Información de Salud (PLISA) 2013, 2014 y 2015.

 DETERMINANTES SOCIALES DE LA SALUD
  • En el 2014, la pobreza general era 21,4% (11,9% en las zonas urbanas y 41,0% en las rurales). La pobreza extrema alcanzó 11,5% (3,3% en zonas urbanas y 28,0% en las rurales).
  • En el 2016, la tasa de desempleo de la población activa era 5,2%. La participación en el mercado laboral de los hombres era 79,5% y de las mujeres, 51,2%.
  • El Canal de Panamá aporta 2% del producto interno bruto; la Zona Libre de Colón, que llegó a aportar 8% del PIB, se redujo 12% entre el 2013 y el 2014.
  • En el 2015, la cobertura de agua mejorada en el país fue 95% (98% en las zonas urbanas y menos de 50% en las comunidades rurales e indígenas). En cuanto a los servicios de saneamiento, se cubría a 75% de la población (84% en las zonas urbanas y 58% en las zonas rurales).
  • No se conoce el impacto en la salud de la creciente deforestación ni el de las iniciativas de desarrollo de energía, tales como centrales termoeléctricas o hidroeléctricas, algunas de las cuales afectan directamente a las poblaciones indígenas, pues se encuentran parcialmente dentro de sus comarcas.
  • Durante el 2016, se abrieron 2 119 investigaciones sobre delitos relacionados con las drogas; más de la mitad (53,6%) por posesión y 11,8%, por tráfico.
  • El país afronta importantes problemas de desigualdad socioeconómica y de salud entre la población urbana y la rural. Las condiciones de la población indígena son menos ventajosas y esta presenta mayor vulnerabilidad en salud. La población de áreas más marginadas tiene una menor cobertura de servicios y de acceso a la atención de salud.
 SITUACIÓN DE LA SALUD Y DEL SISTEMA DE SALUD
  • La razón de mortalidad materna fue de 58,5 muertes por 100 000 nacidos vivos (30,6 en las zonas urbanas y 110,8 en las rurales). En el 2014, la mortalidad infantil fue de 13,8 muertes por 1 000 nacidos, con una variación geográfica que fluctúa entre 21,0 en la comarca de Guna Yala y 6,6 en Los Santos.
  • La tasa de mortalidad general a nivel nacional fue de 4,6 muertes por 1 000 habitantes en el 2014.
  • Las enfermedades del sistema circulatorio causaron 28% de las muertes y las neoplasias, 17%.
  • La incidencia de malaria se mantuvo estable, sin defunciones en los últimos años. Más de 90% del total de casos se registraron en las comarcas indígenas. En el caso del dengue, del 2011 al 2015, la letalidad ha sido de 0,17% y circularon los serotipos 1, 2 y 3.
  • La leishmaniasis cutánea es endémica en Bocas del Toro, Coclé, Colón y Panamá Oeste, aunque su incidencia ha disminuido. En el 2015, se diagnosticaron 72 casos confirmados de Chagas, 35 de ellos en bancos de sangre.
  • Los primeros 68 casos de virus chikunguña se confirmaron en el 2014, sin defunciones. A finales del 2015 se notificó el primer brote autóctono del virus del Zika, con cuatro casos de microcefalia y tres de síndrome de Guillain-Barré.
  • En el 2015, la prevalencia estimada del virus de la inmunodeficiencia adquirida (VIH) en la población general fue 0,6% y en mujeres embarazadas, 0,4%. La incidencia de tuberculosis disminuyó de 63,3 casos por 100 000 habitantes en el 2005 a 46,5 en el 2014.
  • En el 2010, la hipertensión arterial y la diabetes mellitus eran los principales factores de riesgo asociados a enfermedades cardiovasculares en la población adulta.
  • En el 2013, 15,9% de los niños en edad escolar (primer grado) presentaban desnutrición crónica y 3,4%, talla baja grave. La desnutrición crónica es mayor en áreas con población indígena. La anemia afecta a 33,8% de los niños de 6 a 59 meses y a 23,2% de las mujeres embarazadas.
  • En el 2008, se observó un incremento en el sobrepeso a nivel nacional, con una prevalencia de 10% en preescolares, 30% en niños en edad escolar, 25% en adolescentes y 57% en adultos.
  • En el 2012, la prevalencia del consumo de tabaco en mayores de 15 años era de 6,4%, alcanzando 11,6% en los hombres jóvenes de 13 a 15 años de edad. El consumo estimado de alcohol en mayores de 15 años era de 5,5 litros de alcohol puro al año, con una edad promedio de inicio del consumo de 12 años.
  • El Ministerio de Salud tiene la responsabilidad de determinar, regular y conducir la política de salud del Gobierno y las políticas esenciales de salud pública. El sistema público de salud está conformado por el Ministerio de Salud, organizado en 15 regiones sanitarias, y la Caja de Seguridad Social (CSS), con una organización paralela y por niveles de complejidad.
  • La prestación de servicios de salud, el financiamiento y el aseguramiento son compartidos entre el Ministerio de Salud y la CSS. El país destina 7,6% de su PIB a gastos de salud pública, que en 23,2% corresponde a gasto privado en la salud. De la asignación del gasto público en salud, 70% se destina al CSS y 30% al Ministerio de Salud.
  • El sector público de salud, cubre a 100% de la población. En el 2015, el Ministerio de Salud proveía servicios a 47% de la población en virtud de acuerdos entre ambas instituciones para atender a asegurados en áreas sin instalaciones de la CSS.; la población afiliada a la CSS alcanzó 84,4% ese mismo año. Se cuenta con 2,3 camas hospitalarias por 1 000 habitantes y 7,2 médicos especialistas por 10 000 habitantes.
  • La red conjunta de servicios está constituida por 912 establecimientos, de los que 836 pertenecen al Ministerio de Salud y 76 a la CSS (casi todos los centros de la CSS son de segundo y tercer nivel). Las comarcas indígenas y las zonas rurales de difícil acceso las cubre el Ministerio de Salud, con servicios ambulatorios que prestan atención básica.
  • Existen servicios de salud privados a los que se accede por demanda o por medio de seguros privados de salud. Los servicios de salud aún no están suficientemente organizados en redes integradas, lo que da lugar a duplicidad y vacíos de atención, provocando la fragmentación del sistema asistencial de salud. Esto dificulta la implementación de la estrategia de atención primaria en salud.
  • La fragmentación también es resultado de la gestión hospitalaria con autonomía por independencia jurídica y gestión mixta, lo que da lugar a tiempos de espera prolongados en la atención médico-quirúrgica, entre otros. Se ha priorizado la transformación del sistema de salud en el período 2016-2025, incluida en la nueva Política Nacional de Salud, formulada sectorialmente y conducida por el Ministerio de Salud.
  • El Estado ha invertido en mejorar la producción de información científica, que aún no está suficientemente disponible. Se han incorporado herramientas de gestión de la información para la atención sanitaria y la vigilancia epidemiológica, entre los que destaca el expediente electrónico y el Sistema para la Vigilancia Epidemiológica.
  • Durante el quinquenio 2010-2015 aumentó el desarrollo e incorporación de tecnologías para la gestión y la prestación de servicios de salud. Se construyeron cinco hospitales y 20 centros de atención primaria en salud innovadora.
 LOGROS, DESAFÍOS Y
PERSPECTIVAS
  • En la actualidad, las enfermedades crónicas no transmisibles (sobre todo las del sistema circulatorio) son las principales causas de muerte, tanto en hombres como en mujeres. Dado que su prevalencia aumenta con la edad y dado que el proceso de envejecimiento de la población continuará, se espera que las enfermedades crónicas sigan aumentando en el futuro.
  • Este escenario plantea la necesidad de que el país, de forma global y más allá del sector salud, aborde los factores de riesgo de dichos determinantes. También es necesario adecuar el sistema de salud para ser capaz de dar una respuesta suficiente.
  • El país debe enfrentar las marcadas desigualdades existentes entre la población urbana y la rural, tanto en lo que respecta a los determinantes sociales como a la situación de salud de los diversos grupos de población.
  • Es necesario resolver las diferencias en la cobertura de servicios y en el acceso a servicios integrados de salud de calidad, lo que se requiere mayor disponibilidad y mejor distribución de los recursos humanos, la infraestructura sanitaria de todo tipo, la tecnología sanitaria, los medicamentos y otros insumos médicos.
  • Los planes gubernamentales prevén la modernización del aparato estatal mediante de un proceso de transformación del sistema de salud. Esta transformación tiene como objetivo fortalecer el rol rector del Ministerio de Salud, mejorar la eficiencia de los servicios y garantizar el acceso a servicios de mejor calidad, con especial atención en las poblaciones más vulnerables.
 WEB / MEDIOS SOCIALES
Regional Office for the Americas of the World Health Organization
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America