Pan American Health Organization

Resumo de país: Guatemala

Guatemala está ubicada en América Central y limita con México, Honduras, El Salvador y Belice. Con una superficie de 108 928 km2, su división política y administrativa incluye 22 departamentos y 340 municipios, al 2015. Los grupos étnicos principales son el garífuna, el maya, el mestizo y el xinca.

Aunque el idioma oficial es el español, hay 22 idiomas hablados por la etnia maya con sus distintas variedades dialectales, además del garífuna y el xinca.

Entre 1990 y el 2015, la población creció 78,4%. Su estructura expansiva se mantiene, aunque hay un envejecimiento progresivo, que alcanzaba a 16,3 millones de habitantes en el 2015 y 16,7 millones en el 2016. Para el 2015, 5,3% de la población tiene 65 años o más.

En el 2012, la esperanza de vida al nacer fue de 68 años en los hombres y 75 años en las mujeres.

Em destaque
  • Los últimos focos de transmisión de oncocercosis (enfermedad de Robles) se eliminaron en el período del 2007 al 2011.En septiembre del 2016, la Organización Mundial de la Salud declaró a Guatemala el cuarto país libre de la enfermedad, tras una verificación internacional.
  • También Guatemala fue uno de los países de la Región en que se realizaron los estudios de eficacia y efectividad de la ivermectina en el control de la enfermedad.
  • En lo que respecta a otras enfermedades transmisibles, el país también ha tenido notables progresos en el control de malaria (solo se ha detectado en los departamentos de Escuintla y Alta Verapaz, donde persisten focos importantes de transmisión). Se espera una próxima eliminación del tracoma.
  • El país cumplió la meta de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (6C) cumpliendo el logro de reducir la malaria en más de 75% con respecto a 1990.
  • Continúa libre la circulación del poliovirus salvaje en el país. Se han logrado avances en el proceso de eliminación del sarampión, la rubéola y el síndrome de rubéola congénita, y se ha mantenido la eliminación del tétanos neonatal. Siguen en control la difteria, la hepatitis B, las infecciones invasivas por Haemophilus influenzae tipo B, la meningitis tuberculosa y la tosferina.

Figura 1. Estructura de la población por edad y sexo, Guatemala, 1990 y 2015

 CAUSAS DE MORTE
Mortalidad proporcional (% defunciones totales, todas las edades, ambos sexos), 2014

Fuente: Organización Panamericana de la Salud, Plataforma de Información en Salud de las Américas (PLISA).

 INDICADORES BÁSICOS SELECIONADOS
Población (millones)
1990
9,2
2015
16,3
 
0
100
  • Población (millones)
  • Ingreso nacional bruto ppa (paridad poder adquisitivo US$ per cápita)
  • Índice de desarrollo humano
  • Promedio de años de escolaridad
  • Población que usa instalaciones de agua potable mejoradas (%)
  • Población que usa instalaciones de saneamiento mejoradas (%)
  • Esperanza de vida al nacer (años)
  • Mortalidad infantil (por 1 000 nacidos vivos)
  • Mortalidad materna (por 100 000 nacidos vivos)
  • Incidencia de tuberculosis (por 100 000 habitantes)
  • Mortalidad por tuberculosis (por 100 000 habitantes)
  • Cobertura de inmunización contra sarampión (%)
  • Cobertura de atención del parto por personal calificado (%)

Fonte: División de Población y División de Estadísticas de las Naciones Unidas 1990; Organización Panamericana de la Salud. Plataforma de Información de Salud (PLISA) 2013, 2014 y 2015.

 DETERMINANTES SOCIAIS DA SAÚDE
  • En el 2014, la pobreza extrema en la población general alcanzaba a 23,4 % de la población; siendo mayor en la población indígena (39,8%) y en zona rural (35,3%). El 65,8% del empleo era informal. Este porcentaje alcanza 80,3% entre el grupo de personas indígenas frente a sólo 57,7% para las personas no indígenas.
  • En el 2014. la alfabetización en la población de 15 años o más alcanzaba a 79,1% (84,8% en hombres y 74,0% en mujeres; 86,1% en población urbana y 71,4% rural). Entre las mujeres de la zona rural, la alfabetización alcanza 64,7%, pero las mujeres indígenas, con una tasa de 57,6%, son las menos favorecidas en el acceso a la educación.
  • Los departamentos de mayor población indígena, rurales e inaccesibles a los servicios de salud fueron los que tenían los valores más altos de mortalidad materna.
  • La población sufre periódicamente las consecuencias de desastres naturales, entre los que destacan las erupciones volcánicas, las sequías y las tormentas.
  • La urbanización avanza principalmente por la migración interna hacia centros urbanos. En las ciudades más grandes y en las zonas fronterizas se observan inseguridad y violencia derivadas del narcotráfico, la prostitución, el tráfico de personas, entre otras circunstancias.
  • La migración es importante y se dirige principalmente hacia los Estados Unidos y México. Por su posición geográfica, el país se encuentra en un corredor migratorio que registra actividades relacionadas con la trata de personas y las drogas. Esto expone al país a episodios de violencia e inseguridad.
  • El sector de la salud ha estado segmentado y fragmentado, con dificultades en las funciones de rectoría y con brechas de financiamiento. Los indicadores de salud muestran desigualdades y brechas difíciles de superar.
 SITUAÇÃO DA SAÚDE E DO SISTEMA DE SAÚDE
  • En el 2013, la mortalidad materna fue 113,4 muertes por cada 100 000 nacidos vivos. El 68,4% de las defunciones correspondió a mujeres indígenas y 42% a analfabetas. Las principales causas de muerte fueron la hemorragia, la hipertensión, la infección y el aborto.
  • Se ha estimado que 20,7% de las mujeres entre los 10 y 19 años de edad ya habían tenido un embarazo y 16,2% ya eran madres.
  • En e1quinquenio 2010-2015, la mortalidad en menores de 5 años alcanzó 35 muertes anuales por 1 000 nacidos vivos. El 40,5% de muertes ocurrieron en el período neonatal y 80%, en el primer año de vida.
  • Las principales causas de muerte en los menores de un año fueron las afecciones originadas en el período perinatal y las malformaciones congénitas.
  • En el período 2014-2015, la cobertura en el segundo año de vida alcanzó 98% para la BCG, 84,6% en la tercera dosis de pentavalente, 82,5% de la tercera dosis de polio y 63% de sarampión. Sólo 59% tenían todas las vacunas. Se han logrado avances en el proceso de eliminación del sarampión, la rubéola y el síndrome de rubéola congénita, y se ha mantenido la eliminación del tétanos neonatal.
  • En el 2010 se incorporó la vacuna contra el rotavirus y en el 2016 se introdujo la segunda dosis de vacuna contra el sarampión y, en el marco de la fase final de erradicación de la poliomielitis, se introdujo la primera dosis de vacuna inactivada y, para las dosis siguientes del esquema, se realizó el cambio de vacuna oral trivalente por vacuna oral bivalente.
  • Uno de los grandes desafíos para la prestación de servicios de salud es el monolingüismo, sobre todo de las mujeres mayas, que hablan su idioma materno maya pero no el idioma oficial del país, que es el español.
  • La prevalencia estimada de discapacidad fue de 37,4 casos por cada 1 000 habitantes. A inicios del 2017, al momento de una encuesta, solamente 22% de las personas con discapacidad estaban siendo atendidos.
  • En el 2014, 17% de las muertes correspondieron a enfermedades del sistema circulatorio, 16%, a causas externas y 12% a enfermedades del sistema respiratorio.
  • En el 2016, la diabetes mellitus fue la causa de 69,9 muertes por 100 000 habitantes (62,0 en hombres y 75,0 en mujeres 75,0), mientras que las enfermedades isquémicas del corazón provocaron 65,7 muertes por 100 000 habitantes (77,3 en hombres y 56,1 en mujeres).
  • El cáncer de mama fue la causa de muerte en 6 de cada 100 000 mujeres y el de próstata, en 17,1 de cada 100 000 hombres.
  • La tasa de homicidios fue mayor en hombres que en mujeres (62,3 y 9,6 por 100 000 habitantes, respectivamente).
  • El dengue presenta un nivel hiperendémico en varias zonas del territorio, donde se ha demostrado que circulan los cuatro serotipos. En el 2015 se registraron 50 casos de dengue grave, con nueve muertes. En el mismo año se notificaron 30 716 casos de virus del chikunguña.
  • En el 2016 se produjeron 11,4 casos de virus del Zika por cada 100 000 habitantes. En el 2010, existían 166 667 personas con enfermedad de Chagas y en los últimos cinco años se notificaron seis casos de rabia humana.
  • En el 2016 se declaró el país como libre de la oncocercosis. En el período 2010-2014 se notificaron 2 600 casos de leishmaniasis, con una incidencia de 20 por cada 100 000 habitantes.
  • En el 2012, la mortalidad por tuberculosis, malaria y VIH/sida alcanzó a 1,5, 0,1 y 3,2 muertes por cada 100 000 habitantes, respectivamente.
  • En el 2015, había 55 000 personas con infección por VIH y 3 700 nuevas infecciones anuales estimadas.
  • En el período 2010-2015, la tasa de incidencia de tuberculosis bajó de 23 a 21 por cada 100 mil habitantes. En el 2015, fueron diagnosticadas 63 personas con tuberculosis (MDR) y 40 iniciaron tratamiento. En el 2010, las principales causas prevalencia de enfermedades crónicas fueron la diabetes mellitus, la hipertensión arterial, las enfermedades cerebrovasculares y las neoplasias.
  • Se cree que 46,5% de los menores de 5 años presenta talla baja, un problema mayor en los pueblos indígenas (58%), en los hijos de madre sin escolarizar (67%) y en las zonas rurales (53%). El 56,2% de las mujeres y el 47,6% de los hombres presentan sobrepeso u obesidad.
  • Las enfermedades crónicas no transmisibles constituyen una pesada carga sobre la población, en especial las cardiovasculares, diabetes, diversos tipos de cáncer, enfermedades respiratorias y renales crónicas.
  • El ente rector nacional es el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social. Cuenta con una cobertura asignada de 70% y presta servicios en los tres niveles de atención; sin embargo, los indicadores de acceso son bajos, principalmente para la población indígena.
  • El Instituto Guatemalteco de Seguridad Social cubre aproximadamente a 18% de la población y cerca de 8% de la población tiene acceso a seguros privados.
  • El Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social ha lanzado el Modelo Incluyente de Salud (MIS) como mecanismo para reordenar y fortalecer la red de servicios públicos de la salud.
  • En el 2014, la recaudación fiscal y tributaria promedio del país representó 11,6% del Producto Interno Bruto (PIB). Para el 2014, el financiamiento de la salud representó 6,3% del producto interno bruto, incluyendo los sectores público y privado.
  • En el 2014 había 7,5 médicos por cada 10 000habitantes, pero con distribución desigual, ya que en algunos departamentos la disponibilidad es de solo 1,5 médicos por 10 000 habitantes.
  • Al 2015, el Ministerio de Salud contaba con un modelo de atención en el primer nivel. Consiste en un proceso de institucionalización de los servicios de salud orientado a garantizar las acciones preventivas y de promoción a nivel individual, familiar y comunitario.
  • Se da prioridad a las comunidades rurales, con asignación de territorios sanitarios definidos (5 000 personas), a equipos de salud conformados por auxiliares de enfermería, educadores y facilitadores comunitarios en puestos de salud rurales, coordinando también con comadronas.
 CONQUISTAS, DESAFIOS E PERSPECTIVAS
  • El Ministerio de Salud y Asistencia Social tiene el rol rector del sector salud, pero cuenta con limitaciones políticas y financieras que impiden una gestión más efectiva del sector, cuyo sistema sanitario se encuentra segmentado y fragmentado. El relativamente bajo y desigual nivel de los indicadores sociales y de salud, representan desafíos complejos de resolver con la estructura y desempeño actual de dicho sistema.
  • Los principales desafíos del sistema de salud se enfocan en estructurar políticas y planes que sean factibles, que puedan implementarse progresivamente, y que a su vez consideren las posibilidades reales de desarrollo, de acuerdo al recurso disponible, al contexto nacional y a las condicionantes financieras globales del país.
  • Hay que implementar un modelo que favorezca el acceso y la cobertura universal de salud, con especial atención al abordaje de los determinantes sociales, económicos y ambientales de la salud.
  • Resolver las barreras de acceso relacionadas con el idioma, debido al monolingüismo de gran parte de la población indígena, es un aspecto que preocupa.
  • En las políticas de salud deben integrarse mecanismos y herramientas que aborden los determinantes de la salud de un modo intersectorial, que vinculen al sector con la agenda social y económica global, y que mejoren la función rectora de la autoridad sanitaria.
  • De igual manera, se requiere una coordinación intersectorial apropiada para abordar las acciones en respuesta a los Objetivos de Desarrollo Sostenible.
 WEB / MEIOS SOCIAIS
Regional Office for the Americas of the World Health Organization
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America