Pan American Health Organization

Informe de país: Cuba

La República de Cuba es un archipiélago conformado por la isla de Cuba y más de 1 600 islas, islotes y cayos, con una extensión de 109 884,010 km2. Su división administrativa incluye 15 provincias y 168 municipios.

Entre 1990 y el 2015, la población aumentó 7,6%, alcanzando 11 293 004 habitantes en el 2015. Ese año, la población urbana era de 8,6 millones de habitantes y la rural de 2,6. El grado de urbanización alcanzó a 76,9% de la población, en el 2010.

En 1990 su estructura era de tendencia expansiva en los mayores de 30 años, pero en el 2015, la población menor de 30 años adquirió una forma regresiva, por la baja fecundidad y mortalidad.

En el 2015, la esperanza de vida al nacer era 78,4 años (80,4 años en mujeres y 76,5 en hombres).

En el 2015, se obtuvo un índice de desarrollo humano alto, con el lugar 67 entre los 188 países del mundo.

Destacado
  • El programa de salud escolar está orientado a la promoción de la salud y a la prevención de enfermedades presta servicios de salud mediante médicos, enfermeros y estomatólogos a los menores de 5 años en los círculos infantiles, en las escuelas primarias con matrícula superior a 600 alumnos, los centros con régimen de internado y en las escuelas de enseñanza especial.
  • Se han reducido, así, los factores de riesgo, morbilidad y mortalidad en la población escolar, y se trabaja desde la comunidad, de forma integrada, intersectorial e interdisciplinaria, para fomentar los hábitos y conductas saludables.
  • El aporte de los 136 hogares maternos existentes en el país, como centros de referencia comunitaria para la atención a las mujeres embarazadas y que tienen el propósito de garantizar la prevención de la morbi-mortalidad, representan una fortaleza del SNS para resguardar y seguir mejorando la situación materno-infantil.
  • Los médicos de familia brindan atención integral domiciliaria e institucional, con apoyo de los equipos multidisciplinarios de atención geriátrica. Se pusieron en marcha dos nuevos servicios de geriatría en el país, que se sumaron a un total de 36 y que alcanzaron una dotación de 769 camas en el 2014.
Figura 1. Estructura de la población según edad y sexo, Cuba, 1990 y 2015
 CAUSAS DE DEFUNCIÓN
Mortalidad proporcional (% defunciones totales, todas las edades, ambos sexos), 2014
Fuente: Organización Panamericana de la Salud. Plataforma de Información de Salud (PLISA).
 INDICADORES BÁSICOS SELECCIONADOS
Población (millones)
1990
10,5
2015
11,3
 
0
100
  • Población (millones)
  • Ingreso nacional bruto ppa (paridad poder adquisitivo US$ per cápita)
  • Índice de desarrollo humano
  • Promedio de años de escolaridad
  • Población que usa instalaciones de agua potable mejoradas (%)
  • Población que usa instalaciones de saneamiento mejoradas (%)
  • Esperanza de vida al nacer (años)
  • Mortalidad infantil (por 1 000 nacidos vivos)
  • Mortalidad materna (por 100 000 nacidos vivos)
  • Incidencia de tuberculosis (por 100 000 habitantes)
  • Mortalidad por tuberculosis (por 100 000 habitantes)
  • Cobertura de inmunización contra sarampión (%)
  • Cobertura de atención del parto por personal calificado (%)

Fuente: División de Población y División de Estadísticas de las Naciones Unidas 1990; Organización Panamericana de la Salud. Plataforma de Información de Salud (PLISA) 2013, 2014 y 2015.

 DETERMINANTES SOCIALES DE LA SALUD
  • En el 2014, 95,2% de la población contaba con acceso a agua potable (98,1% urbana y 85,4% rural), y 96,7% a saneamiento básico (98,2% urbana y 91,7% rural)
  • Del grupo de 60 a 74 años, 57% ha completado estudios de nivel medio y universitario, alcanzándose en promedio 11,1 años de escolaridad en el año 2015.
  • En el 2015, se produjo un movimiento migratorio interno de 80 581 habitantes (41 524 hombres y 39 057 mujeres). La Habana fue el destino de preferencia. En el mismo año, el país rompió récords en las llegadas de visitantes foráneos con 3 524 779 personas, lo cual significó 17,4% de crecimiento del rubro turístico respecto al 2014, el segundo ingreso económico más importante en Cuba.
  • La Política Nacional de Salud concibe la salud como un componente esencial del bienestar del ser humano y como un objetivo estratégico del desarrollo. Los servicios de salud se brindan de manera diferenciada, según las necesidades de cada territorio, comunidad, grupo de población, familia e individuo, para garantizar la equidad y la eficiencia a partir del diagnóstico de la situación de salud en cada nivel de la estructura.
  • La elevación del nivel del mar continuará representando el principal peligro consecuencia del cambio climático por efecto de inundaciones costeras, salinización de los acuíferos y suelo, así como por la destrucción del patrimonio natural y humano cercano a la costa.
  • Cuba está expuesta al paso de huracanes. En el 2012, el huracán Sandy causó la muerte a 11 personas y más de un centenar de heridos, y graves inundaciones y daños materiales.
 SITUACIÓN DE LA SALUD Y DEL SISTEMA DE SALUD
  • En el 2015, la tasa de fecundidad fue de 45,1 nacidos vivos por 1 000 mujeres en edad fértil. La razón de mortalidad materna fue de 41,6 muertes por 100 000 nacidos vivos en el 2015, por causas principalmente directas (24,8 muertes por 100 000 nacidos), más frecuentes que las indirectas (16,8).
  • La tasa de mortalidad infantil ha continuado descendiendo de forma sostenida, alcanzando 4,3 muertes por 1 000 nacidos vivos en el 2015. Más de 80% de las muertes fueron provocadas por afecciones del período perinatal, malformaciones congénitas, influenza y neumonía, accidentes y sepsis. El porcentaje de bajo peso al nacer fue de 5,3%.
  • La mortalidad infantil (menores de 1 año) mostró un descenso durante el período 2010-2015: de 4,5 a 4,3 por 1 000 nacidos vivos. Más de 80% de las muertes en este grupo de edad se debieron a afecciones perinatales,
  • Para el mismo período, la tasa de mortalidad en menores de 5 años se mantuvo en 5,7 muertes por 1 000 nacidos vivos. La mortalidad específica en el grupo de 5 a 9 años fue de 0,2 defunciones por 1 000 habitantes, durante el periodo 2010-2015, siendo las primeras causas los accidentes y los tumores malignos. En los adolescentes de 10 a 19 años los accidentes fueron la primera causa de muerte.
  • El Programa Nacional de Inmunizaciones, que protege contra 13 enfermedades, ha logrado la eliminación de la poliomielitis, la difteria, el sarampión, la tos ferina, la rubéola, la parotiditis, el tétanos neonatal y la meningitis tuberculosa en el menor de 1 año, el síndrome de rubéola congénita y la meningoencefalitis pos-parotiditis. Las coberturas de vacunación se han mantenido por encima de 98,7% en el período analizado en todos los niveles territoriales.
  • La tasa de incidencia por enfermedad meningócocica se mantiene en 0,1 por 100 000 habitantes.
  • En el 2014, las enfermedades del sistema circulatorio causaron 38% de las muertes y las neoplasias 25%, destacando que entre ambos grupos de causas, se produce casi dos tercios del total de muertes, en una población envejecida en que las muertes se producen principalmente en adultos mayores.
  • La tasa de mortalidad general en el 2015 fue de 8,9 defunciones por 1 000 habitantes. Entre las 10 primeras causas de muerte, en el 2015, las enfermedades cardíacas ocupan el primer lugar, con una tasa de 218,3 muertes por 100 00 habitantes, casi similar a la de los tumores malignos (215,0). Las principales causas de muerte de las personas entre 20 y 59 años son los tumores malignos, las enfermedades cardíacas y los accidentes en general.
  • En el 2015, la prevalencia de hipertensión en el país fue de 217,5 por 1 000 habitantes, superior a la registrada en el 2010, que fue de 202,7.
  • La prevalencia de sobrepeso y obesidad en preescolares alcanzó 10,5% y 5,9%, respectivamente. La población con subnutrición corresponde a menos de 5%, un porcentaje alcanzado gracias a subsidios estatales a alimentos básicos, y cobertura y apoyo a grupos vulnerables. En el 2010, 43,8% de la población tenía sobrepeso y 14,8% obesidad, en ambos casos con predominio del sexo femenino (47,1% y 18,1%, respectivamente)
  • En el 2015 hubo 1 623 casos de dengue confirmados. Ese mismo año se confirmaron 40 casos de chikunguña y se identificaron eventos de transmisión de cólera, que ocasionaron 65 casos confirmados.
  • La pesquisa activa de casos febriles, la vigilancia en fronteras y el saneamiento ambiental han sido factores importantes para controlar el dengue, el chikunguña, el Zika y la fiebre amarilla, en tanto que el control del mosquito Aedes aegypti constituye el elemento clave para interrumpir su transmisión.
  • En el 2015, la tasa de paludismo registrada fue de 0,01casos por 100 000 habitantes, siendo todos ellos importados. Cuba mantiene los estándares de eliminación de esta enfermedad y los de fiebre amarilla.
  • En el 2015, la lepra presenta una prevalencia de 0,2 casos por 10 000. La tasa de incidencia de tuberculosis fue de 5,8 por 100 000 en el 2015, destacando su bajo nivel y los esfuerzos que están realizándose para su eliminación. Al 2015, la prevalencia de VIH en la población de 15 a 49 años fue de 0,27%.
  • Desde el 2009 no se han notificado casos de rabia humana. En el 2014 se registraron 175 casos de leptospirosis, principalmente en hombres que trabajan en el sector agrícola.
  • La inversión del Gobierno en biotecnología ha fomentado progresos significativos en el diagnóstico precoz y tratamiento oportuno del cáncer, aumentando así su sobrevida. En el 2015 se estimaba que cerca de 120 000 personas padecían esta enfermedad.
  • En el 2015 ocurrieron 11 104 accidentes de tránsito, con 788 fallecidos y 8 185 lesionados. El país cuenta con un Plan de Seguridad Vial que tiene como objetivo reducir la tasa de muertes a 5 por 100 000 habitantes en un período de 15 años.
  • El Programa Nacional de Salud Ocupacional contempla la realización de exámenes pre-empleo y periódicos en la atención primaria. Existe un segundo nivel de atención más especializado en tratamiento de enfermedades profesionales o accidentes laborales. Los nuevos grupos de trabajadores del sector no estatal en el 2015 sobrepasaban los 500 000.
  • Respecto al tabaco, 40% de hombres y 20% de mujeres reportaron haberlo consumido alguna vez. La prevalencia va en disminución, salvo en el grupo de adolescentes, en el que se mantiene sin modificaciones.
  • El consumo de bebidas alcohólicas es superior en hombres (47%) que en mujeres (19%). De los adolescentes menores de 15 años, refiere consumir alcohol el 11% de los hombres y 3% de las mujeres.
  • El desarrollo y consolidación del Sistema Nacional de Salud (SNS), del cual el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) es el órgano rector, ha sido un esfuerzo prioritario desde 1959, con importantes esfuerzos e inversiones realizados.
  • El SNS se organiza y funciona según los principios de universalidad, gratuidad, accesibilidad, regionalización e integralidad. El sistema está estructurado en tres niveles territoriales (nación, provincia y municipio) y en tres niveles de atención, a partir de una red de servicios integrados e integrales, generales y especializados, descentralizados y regionalizados que van desde el primer nivel de atención hasta el terciario, con un enfoque de Atención Primaria de Salud (APS).
  • Existe un sistema de Seguridad Social conformado por el régimen de seguridad social y el de asistencia social. El primero garantiza la protección a toda persona con discapacidad y otorga pensiones, subvenciones económicas por licencias de maternidad y subsidios por enfermedad o accidentes.
  • El segundo ofrece atención a los ancianos y personas con discapacidad a través de programas dirigidos a mejorar la calidad de vida y la integración a la sociedad.
  • En el 2015, se disponía de 11 958 unidades de asistencia médica, 151 hospitales y 12 institutos de investigación que constituyen el mayor nivel de especialización del SNS. El total de camas de Asistencia Médica es de 45 892, mientras que las de Asistencia Social ascienden a 14 168.
  • El gasto per cápita en salud en el 2015 fue equivalente a US$ 639,6, con un muy bajo nivel de gasto de bolsillo en salud.
  • En el período 2010 a 2015 se ha desarrollado un proceso de transformaciones necesarias del SNS cuyos propósitos han sido continuar aumentando el nivel de salud de la población, incrementar la calidad y satisfacción con los servicios y hacer más eficiente y sostenible el sistema.
  • En el 2015 se contaba con 495 609 trabajadores de la salud, y 70,6% de ellos eran mujeres. Se disponía de, 7,84 médicos por 1 000 habitantes, logrando una cobertura universal del Programa del Médico y la Enfermera de la Familia.
  • Desde el 2015, el país ha iniciado estrategias de monitoreo y evaluación con el apoyo de la informatización y alfabetización digital. Su aplicación constituye un reto insoslayable para alcanzar un desarrollo social más pleno y sostenible. Infomed es la red telemática de información del SNS.
  • La industria biotecnológica produce un conjunto de 525 medicamentos genéricos y 8 vacunas, lo que además aporta divisas para el financiamiento del SNS mediante su exportación. Los servicios médicos cubanos en el exterior también constituyen una importante fuente de financiamiento que contribuye a la sostenibilidad del SNS.
 LOGROS, DESAFÍOS Y
PERSPECTIVAS
  • El 30 de junio del 2015, Cuba recibió el reconocimiento de la Organización Mundial de la Salud como primer país del mundo en obtener la certificación de la eliminación de la transmisión materno-infantil del virus de la inmunodeficiencia humana y de la sífilis congénita, para lo que se sometió a un riguroso proceso de revisión y presentación de un informe de país que documenta todo lo realizado para conseguir y sostener este logro.
  • En el 2015 Cuba cumplió con los Objetivos de Desarrollo del Milenio. El país también mantiene la decisión de cumplir con los acuerdos internacionales adoptados en materia de derechos de la mujer, y se dirige hacia el logro de la equidad de género.
  • La dinámica y características demográficas del país ocupan una atención prioritaria. Entre dichas características destacan la baja fecundidad de la población, el envejecimiento y la consecuente pérdida de la tasa de reemplazo, con aumento de las enfermedades crónicas no transmisibles.
  • Las enfermedades crónicas, además de su elevada mortalidad, provocan importantes cargas caracterizadas por agudizaciones recurrentes con discapacidad creciente, y estas condiciones ejercen mayor presión de demanda por servicios de salud. Para ello, se requiere una mayor asignación de recursos humanos, materiales y financieros con el fin de satisfacer las necesidades de salud.
  • Es importante mejorar la resiliencia y la capacidad de respuesta del sector salud a la relación entre el cambio climático y la salud humana. Este requerimiento apela a la necesidad de nuevas acciones clave.
  • Un gran desafío para los próximos años es responder a la necesidad de adoptar los mecanismos para asegurar la sostenibilidad y proyección de sus logros en un marco caracterizado por una nueva realidad demográfica, epidemiológica, económica, social y política.
 WEB / MEDIOS SOCIALES
Regional Office for the Americas of the World Health Organization
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America