Pan American Health Organization

Antigua y Barbuda

  • Contexto general
  • Principales desafíos de la salud
  • Situación de salud y sus tendencias
  • Perspectivas
  • Referencias
  • Texto completo
Página 1 de 5

Contexto general

Bandera de Antigua y BarbudaAntigua y Barbuda está ubicada en el Caribe septentrional y comprende las islas de Antigua, Barbuda y Redonda, esta última deshabitada. Las islas tienen una masa continental total de 442,6 km2, reciben una precipitación anual promedio de 114 cm y son conocidas por sus playas y puertos naturales.

Antigua y Barbuda se independizó del Reino Unido de Gran Bretaña en 1981 y se gobierna como una democracia parlamentaria. El país se divide en seis regiones administrativas llamadas parroquias y dos dependencias: Barbuda y Redonda. Casi el 98% de la población vive en Antigua: 26% en la capital, Saint John’s, y 60% en la parroquia de Saint John’s (). La mayor parte de la población es de ascendencia africana (90%).

Según el censo del 2011, la población era de 85 567 habitantes, con un aumento de 11,3% desde el censo del 2001; la razón entre el número de hombres y el de mujeres fue de 100:91,4 en el 2011. En la figura 1 se muestra el cambio en la estructura de la población que tuvo lugar entre el año 1990 y el 2015. Alrededor de una cuarta parte de la población total del país (24,3%) tiene menos de 15 años, lo que implica una razón de dependencia de la población joven de 35,2%. Cuando este valor se combina con la razón de dependencia de las personas mayores (10,4%), la razón de dependencia total es de 46,6% (). La esperanza de vida al nacer aumentó a 80,5 años para las mujeres y a 75,2 años para los hombres en el 2015. La tasa bruta de mortalidad aumentó de 5,5 por 1 000 habitantes en el 2011 a 5,9 en el 2015.

Figura 1. Estructura de la población por edad y sexo, Antigua y Barbuda, 1990 y 2015

La población de Antigua y Barbuda aumentó 8,3% entre el año 1990 y el 2015. En 1990, la estructura de la población estaba en rápida expansión para los grupos de 45 años de edad en adelante, en el grupo de 10 a 20 años registró una tendencia regresiva y se mantuvo estacionaria para los menores de 10 años. En el 2015, la forma piramidal se desplazó hacia los mayores de 45 años, mientras que la población menor de 25 años mostró una estructura regresiva lenta debido a la reducción de las tasas de fecundidad y mortalidad registradas desde 1990.

Fuente: Organización Panamericana de la Salud, sobre la base de información de la División de Población del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales. Revisión del 2015. Nueva York, 2015.

El Banco Mundial clasifica a Antigua y Barbuda como un país de ingresos altos (). El producto interno bruto (PIB) calculado a precios de mercado aumentó de US$ 1 130 millones en el 2011 a US$ 1 300 millones en el 2015. La economía depende del turismo (casi 60% del PIB), la construcción y los servicios financieros. El sector de la salud recibió 2,7% del PIB en el 2014.

El Informe sobre Desarrollo Humano 2015 indicó que el valor del índice de desarrollo humano para el país en el 2014 fue de 0,783, lo cual significa que se ubicó en la categoría alta, y el país quedó clasificado en el lugar 58 de 188 países evaluados (). Entre el 2010 y el 2014, este valor registró un aumento anual promedio de cerca de 0,03%, lo que reflejó un aumento de la esperanza de vida, los años medios de escolaridad y el ingreso nacional bruto per cápita ().

Mediante un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, Antigua y Barbuda obtuvo financiamiento para ayudar a resolver dificultades en la balanza de pagos. Del 2011 al 2015 se adoptaron medidas fiscales, como la implementación del programa informático del sistema Automated System for Customs Data (ASYCUDA World, también llamado SIDUNEA World) en el Departamento de Aduanas e Impuestos Selectivos para mejorar la recaudación de ingresos, y la ejecución del programa Citizenship by Investment en el 2013, que otorga ciudadanía a las personas que inviertan en el país.

La tasa de desempleo en el 2011 fue de 10,2%; el 11,2% en hombres y 9,4% en mujeres. La proporción más alta de desempleados se registró en el grupo de edad de 15 a 19 años, seguido del grupo de 20 a 24 años. No se cuenta con información actual sobre la pobreza, pero en la Encuesta de Condiciones de Vida del 2005/2006 se estimó que los grupos demográficos en riesgo (personas vulnerables, pobres o indigentes) representaban 28,3% de la población (). En el 2014 se estableció la Empresa Nacional del Desarrollo de la Vivienda y la Renovación Urbana para poner en marcha la construcción de viviendas asequibles, dirigidas especialmente a la población más vulnerable.

Antigua y Barbuda cuenta con un sistema de seguridad social que otorga prestaciones a sus afiliados y beneficiarios en caso de pérdida o reducción de ingresos debido a enfermedad, embarazo, discapacidad, jubilación o muerte. Las aportaciones a este sistema están constituidas por una deducción obligatoria de 4% del salario de todas las personas empleadas, más una contribución de 5% de sus empleadores ().

La enseñanza primaria y secundaria es gratuita y obligatoria. La tasa de alfabetización de los adultos (mayores de 15 años) fue de 98,4%. La matrícula en la escuela primaria fue de 10 294 en el 2012 y de 10 077 en el 2015; el 52% de los alumnos inscritos eran varones. La matrícula en el ciclo secundario aumentó de 7 700 en el 2012 a 7 797 en el 2015, con un porcentaje ligeramente más alto de niñas (50,6%). La matrícula en el nivel postsecundario fue de alrededor de 1 800 estudiantes inscritos, con una razón entre el número de hombres y el de mujeres de 1:2. En el año 2013 se introdujo el acceso escolar universal. En el año escolar 2011-2012, había 18 464 alumnos matriculados en los ciclos primario y secundario, con una distribución por sexo prácticamente igual (50,9% de hombres y 49,1% de mujeres); de acuerdo con el nivel de educación, 56,0% se matriculó en el ciclo primario, 43,0% en el ciclo secundario, y menos de 1% en los programas de educación especial. Del total de alumnos matriculados, 62,5% asistía a escuelas públicas y 37,5% a escuelas privadas ().

El país es propenso a huracanes y terremotos que provocan daños a la infraestructura física y la producción agropecuaria. En el 2014, el huracán Gonzalo causó traumatismos a 12 personas y daños a la infraestructura. Los cambios en la diversidad biológica (deforestación, contaminación de acuíferos y el fenómeno de «El Niño») contribuyen al aumento de los vectores de enfermedades, como el mosquito Aedes aegypti, contra el cual existen actividades de control específicas. Durante el 2014, fue necesario cerrar escuelas y hoteles debido a los gases liberados por las algas de sargazo en las playas (). Para contrarrestar estos riesgos se pusieron en práctica medidas, como la elaboración de un perfil de riesgos () y un Plan de Acción de Educación Pública sobre el Cambio Climático. El Marco de la Política Ambiental se basa en varias disposiciones legales, como las leyes de Protección de Playas, Control de Playas y Vaciado de Residuos en el Mar.

Poblaciones en situación de vulnerabilidad

El país cuenta con una legislación laboral que asegura igual pago por igual trabajo, independientemente del género. Se puso en marcha una respuesta nacional a la violencia de género y en el 2012 se organizaron programas de capacitación para oficiales de las fuerzas del orden y de inmigración, profesionales de la salud y asistentes sociales. Con la colaboración de una organización no gubernamental, se estableció un refugio seguro para mujeres y niños que habían sido abusados. A nivel político, se nombraron en el país siete mujeres parlamentarias y una ministra de gobierno.

El sistema de salud

El país cuenta con servicios de salud en los niveles primario, secundario y terciario, en los sectores público y privado. A nivel primario, la isla de Antigua se divide en seis distritos médicos con una red de 25 centros públicos de salud, y un centro en la isla de Barbuda. Los centros están ubicados dentro de un radio de 3,2 km de cada comunidad principal. El equipo de salud a nivel primario presta servicios como atención clínica, salud maternoinfantil, salud mental a la comunidad, atención odontológica, tamizaje para detectar enfermedades crónicas no transmisibles (ENT), y prevención y control de enfermedades transmisibles. Los servicios de salud secundarios y terciarios se ofrecen en el Centro Médico Mount St. John’s, que cuenta con un establecimiento de 187 camas en Antigua y uno de 8 camas en Barbuda.

El sistema de salud se financia principalmente con impuestos y recaudaciones públicas para apoyar el Plan de Beneficios Médicos (). A su vez, este Plan está financiado por un impuesto de 7% a la nómina, que constituye una fuente dedicada de ingresos para la atención primaria y secundaria. El Gobierno ha dado los pasos preparatorios para la transición del Plan de Beneficios Médicos al programa nacional de seguro de salud. Aproximadamente 15 000 residentes tienen seguro privado de salud, en gran parte proporcionado por sus empleadores.

Principales desafíos de la salud

Problemas críticos de salud

Enfermedades emergentes

El dengue es endémico en Antigua y Barbuda, con un número anual de casos comprendido entre 31 en el 2011 y 3 en el 2015 sin muertes asociadas. En el 2013 se confirmaron 6 casos de fiebre por chikunguña, pero desde entonces no se ha notificado ninguno. La infección por el virus del Zika se confirmó por primera vez en el 2016, con 14 casos. Este brote afectó a una embarazada, cuyo bebé nació sin anomalías congénitas. El Programa de Control de Vectores se enfoca principalmente en los mosquitos y los roedores. En el 2014 se notificó un índice de infestación domiciliaria del mosquito Aedes aegypti de 6,5% (por encima del umbral de 5% recomendado por la Organización Mundial de la Salud [OMS]) (). El país ha aplicado una estrategia integrada para el control y la prevención de enfermedades transmitidas por vectores.

Resistencia a los antimicrobianos

La resistencia a los antimicrobianos se ha convertido en un desafío para el tratamiento de enfermedades, en particular las causadas por Staphylococcus aureus resistente a la meticilina y la tuberculosis farmacorresistente. En el 2010 se confirmó la presencia de Staphylococcus aureus resistente en 13 pacientes, pero la incidencia anual descendió a 2 casos en el 2015. Se perfeccionaron las medidas preventivas mediante la educación y la capacitación de la población, y se fortaleció la vigilancia de las infecciones relacionadas con la atención de salud. En el 2010 se confirmó un caso de tuberculosis resistente a la rifampicina.

Tuberculosis

La tasa de incidencia de tuberculosis en el 2014 fue de 3,3 por 100 000 habitantes y entre el 2011 y el 2015 el número acumulado de casos (principalmente en hombres) fue de 24.

Infección por el VIH/sida

La prevalencia de la infección por el VIH/sida en la población general se calculó en 1,3% en el 2011; en el 2014, la tasa fue de 0,89% con una prevalencia de 1,5% en el grupo de 15 a 49 años de edad. El número de infecciones nuevas por el VIH disminuyó en ambos sexos entre el 2010 y el 2013; en el 2014 se diagnosticaron 55 nuevos casos, con una razón entre el número de hombres y el de mujeres de 1:1. En el período 2011-2015, el número acumulado de casos notificados fue de 215 (razón hombre:mujer de 1,2:1), con 158 casos (74,0%) en personas de 15 a 49 años. Solo se diagnosticó un bebé como VIH positivo, lo que refleja la eficacia del programa para prevenir la transmisión maternoinfantil del VIH. La prevalencia de infección por el VIH entre las embarazadas que acudieron a consultas prenatales en el período 2011-2015 fue de 0,5%.

Gripe

En el 2015 se revisó el Plan de Preparativos contra la Gripe. Se continúa empleando la pesquisa de los casos de fiebre y síntomas respiratorios como el indicador de vigilancia de la actividad gripal, y desde el 2010 se registraron 10 191 casos de este tipo (0,11%).

Embarazo en adolescentes

La tasa de fecundidad en adolescentes (nacimientos por 1 000 mujeres de 15 a 19 años de edad) en el período 2010-2014 disminuyó de 52 a 46, respectivamente. Además, nacieron 91 bebés de adolescentes entre 14 a 16 años y 582 bebés de muchachas de 17 a 19 años.

Enfermedades crónicas

El gobierno de Antigua y Barbuda ha reconocido la morbilidad y la mortalidad asociadas con las ENT como un problema de salud. En el recuadro 1 se puede apreciar información más detallada acerca de una de las estrategias que aplica el Ministerio de Salud al respecto. Se sabe que estos trastornos están relacionados con el modo de vida y, por esa razón, el Plan de Beneficios Médicos ha incluido actividades de prevención, en particular para los jóvenes, como parte de sus programas (). Las actividades de prevención se enfocan en la obesidad, la alimentación, el ejercicio, y la reducción del consumo de tabaco y alcohol. Con el apoyo del Plan de Beneficios Médicos, los jóvenes reciben medicación y otros artículos necesarios en forma gratuita contra 11 enfermedades.

Recuadro 1. Antigua y Barbuda combate las enfermedades no transmisibles

El consumo de tabaco, la inactividad física, la alimentación poco saludable y el consumo nocivo de alcohol son algunos de los factores relacionados con el modo de vida que están provocando la aparición de enfermedades crónicas no transmisibles (ENT) en Antigua y Barbuda. El Ministerio de Salud ha empleado diversos mecanismos para abordar estos factores de riesgo; el principal es la Política y el Plan de Acción Nacional para la Prevención y el Control de las ENT.

En este Plan, redactado con la asistencia de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y puesto en marcha en el 2016, se establece un enfoque multisectorial para reducir la morbilidad y la muerte prematura prevenibles debidas a las ENT, así como para controlar los factores de riesgo atribuibles a estas. El Plan se enfoca en cinco áreas: reforzar la coordinación y la gestión de la prevención y el control de las ENT, fortalecer el enfoque con respecto a las ENT y sus factores de riesgo en todo el sistema de salud, determinar el riesgo de padecer ENT y los factores protectores, establecer comunidades saludables y activas mediante políticas y alianzas multisectoriales, e incrementar la vigilancia, la investigación, la disponibilidad de información y la educación.

Se ha creado un Comité de Bienestar para coordinar la puesta en práctica del Plan. Está presidido por el coordinador de ENT y reúne a técnicos del Ministerio de Salud y Ambiente, el Plan de Beneficios Médicos y el Centro Médico Mount St. John’s.

Las muertes prematuras debido a ENT son preocupantes: de un total de 493 muertes en el 2012, las ENT fueron responsables de 58%, es decir, 288 personas (156 hombres y 132 mujeres). Las tres causas principales de muerte fueron el cáncer, las enfermedades cardíacas y la diabetes (véase el cuadro).

Cuadro. Clasificación de las 10 causas principales de muerte y número conexo de muertes (por sexo), Antigua y Barbuda, 2012

    No. de defunciones
Causa Orden Hombre Mujer
Enfermedades cardíacas 2 50 45
Neoplasias malignas 1 59 44
Diabetes mellitus 3 31 22
Traumatismos accidentales e intencionales 7 12 15
Enfermedades hipertensivas 5 16 21
Enfermedades del aparato respiratorio 7 21 6
Enfermedades cerebrovasculares 4 25 13
Enfermedades infecciosas e infección por el VIH/sida 6 19 16
Enfermedades del sistema genitourinario 9 12 4
Enfermedades del aparato digestivo 8 13 7
Enfermedades del sistema nervioso 10 2 8
Otras causas de muerte   17 15
Total   277 216

Fuente: Elaborado por el autor con información del Ministerio de Salud de Antigua y Barbuda.

Diabetes Mellitus

El estudio de la carga mundial de enfermedad para el 2004 reveló que la diabetes era la principal causa de la pérdida efectiva de años vividos en buena salud (medidos en términos de años de vida ajustados en función de la discapacidad [AVAD]) en Antigua y Barbuda (11. En el 2012, la diabetes fue la tercera causa principal de muerte (53 muertes) y representó 10,8% de todas las muertes, con una razón entre el número de hombres y el de mujeres de 1,4:1.

Enfermedades cardiovasculares

Las cardiopatías provocaron 95 muertes (19,3% de todas las muertes), y fueron la segunda causa principal de muerte en el 2012 y la primera causa de muerte en el 2009 y el 2011. La cardiopatía isquémica fue la principal causa de años de vida perdidos por muerte prematura. La cardiopatía hipertensiva se clasificó en sexto lugar en el 2010 y en quinto en el 2012 como causa principal de muerte. En el 2012 se atribuyeron 37 muertes (7,5% de todas las muertes) a las enfermedades hipertensivas, con un número mayor de mujeres que de hombres que murieron por esa enfermedad. Las enfermedades cerebrovasculares se clasificaron como la séptima causa principal de muerte en el 2009 y la cuarta en el 2012. En este último año se atribuyeron 38 muertes (7,7% de todas las muertes) a esos trastornos.

Enfermedades respiratorias crónicas

Las muertes por enfermedades respiratorias se ubicaron en el séptimo lugar entre las causas de muerte y provocaron 27 muertes (5,5% de todas las muertes) en el 2012, con una razón entre el número de hombres y el de mujeres de 3,5:1.

Recursos humanos

La gestión de los recursos humanos se basa principalmente en consideraciones de administración pública y no en las necesidades de prestación de servicios de salud sustentadas por la evidencia. En Antigua se brinda formación universitaria para enfermería, atención al parto, farmacia y medicina, pero la mayoría de los estudiantes realiza su formación médica fuera del país. La emigración de profesionales capacitados, como médicos y enfermeras, no es tan frecuente como en la mayoría de los países de la Comunidad del Caribe (CARICOM) ().

Conocimiento, tecnología e información en el ámbito de la salud

En varios ámbitos de atención de salud en el país se emplean sistemas electrónicos de información de salud. La División de Información de Salud administra un sistema electrónico de información del paciente que vigila la atención y el tratamiento de las personas diagnosticadas con infección por el VIH/sida. Asimismo, se utiliza el programa informático Epi Info de Windows para analizar datos sobre los nacimientos y un Sistema de Datos Médicos de Mortalidad para clasificar las muertes. El Plan de Beneficios Médicos proporciona una tarjeta inteligente a los pacientes que reúnen los requisitos para recibir atención de salud especializada. Además de la información biométrica y sobre la situación del afiliado, esta tarjeta almacena información sobre la historia clínica del paciente, específicamente la relacionada con los medicamentos recetados. Existe también un sistema electrónico de información en el Centro Médico Mount St. John’s.

El Ministerio de Salud estableció una Junta de Revisión Institucional en el 2012 presidida por un especialista en ética de la investigación, en el marco de una iniciativa del Organismo de Salud Pública del Caribe (CARPHA, por sus siglas en inglés) que tenía por objeto fortalecer los recursos humanos para la salud.

Con el apoyo técnico de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) se utilizó la Red de Sanimetría y los interesados directos aceptaron el marco de política del sistema de información de salud y el plan de ejecución estratégica propuestos. Se formó un grupo de trabajo técnico en sistemas de información de salud con atribuciones definidas, presidido por el director de la División de Información de Salud del Ministerio de Salud.

En el país se realiza una vigilancia epidemiológica activa con exámenes semanales de los datos recogidos en centros centinela. Las áreas principales de vigilancia son las ENT, la infección por el VIH/sida, los accidentes y los traumatismos (incluidos los accidentes de vehículos motorizados), las enfermedades transmisibles y los indicadores de salud, en los que se comprende la mortalidad y los nacimientos. Asimismo, se incrementó la capacidad en materia de epidemiología mediante un programa de capacitación con actividades prácticas.

Medioambiente y seguridad humana

Antigua y Barbuda ha padecido desastres naturales a lo largo de toda su historia y ha sufrido los efectos del cambio climático como el aumento del nivel del mar, tormentas repentinas, huracanes y tormentas tropicales devastadoras, así como menos precipitación pluvial. Todo ello ha repercutido en la actividad agropecuaria y la seguridad alimentaria del país, la pesca, la diversidad biológica marina y terrestre, los sectores de energía y turismo, la disponibilidad y la calidad del agua, y la salud humana. Se prevé que se intensificará el impacto de estos problemas (). El Gobierno ha tomado varias medidas para que el país se adapte al cambio climático y mitigar sus repercusiones sobre la base de la conservación de la energía y el empleo de fuentes de energía renovables.

La mayor parte de los hogares (86%) está conectada al sistema de abastecimiento público de agua y, en los lugares donde no llega el suministro se emplean cisternas o pozos. El 84,3% de los hogares cuenta con inodoros y 10,6% con letrinas de pozo. En los hogares donde los residentes almacenan agua debido a las sequías, los recipientes por lo general no están debidamente cubiertos para impedir la reproducción de los mosquitos. El drenaje inadecuado en ciertas zonas provoca inundaciones cuando caen lluvias torrenciales. Estos factores contribuyen a la propagación de enfermedades transmisibles, como la disentería, y de los virus del chikunguña y el Zika.

En el Informe de Seguridad Ciudadana 2010 del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) se señala que 22,4% de la población temía que entraran a robar a sus casas por la noche (). En el 2005 se registró una de las tasas de homicidio más bajas de Antigua y Barbuda y de la región: 3,5 homicidios por 100 000 habitantes. La tasa alcanzó su valor más alto en el 2007 con 19,8 homicidios por 100 000 habitantes (17 homicidios). En el 2012, la tasa fue de 11,3 y en el 2015 de 6,0. En este último año se notificaron 32 casos de violación, y el robo a mano armada fue el delito que se registró con más frecuencia. Las pandillas están formadas, en general, por jóvenes que cometen delitos menores.

Envejecimiento

En el 2015 residían en el país 10 965 personas de 60 años en adelante (con una razón hombre:mujer de 1:1,2) o 12,1% de la población; 9,3% de la población tiene 65 años o más, y alrededor de un tercio de esta cohorte, 75 años o más. La esperanza de vida al nacer es de 76,4 años. En el 2013 se formuló una Política Nacional sobre el Envejecimiento. Las ENT y las discapacidades plantean el desafío más acuciante para la salud y el bienestar social de las personas mayores. La asistencia institucional para este grupo de edad se proporciona en el Instituto Fiennes, que opera con fondos públicos.

Migración

El censo del 2011 reveló que la migración interna (desplazamientos hacia la capital, Saint John’s) disminuyó 6,2% en comparación con las cifras recopiladas en el censo del 2001. La mayor parte de los inmigrantes internacionales proviene de los países de la CARICOM (). Los inmigrantes tienen acceso a la atención de salud, pero no se ha determinado su impacto en la demanda de servicios ni las amenazas específicas a la salud. El sector agropecuario, incluidas las operaciones agrícolas estatales, depende en gran parte de la mano de obra extranjera. Aunque el país es signatario de diversos instrumentos internacionales contra el tráfico humano, sus recursos para la vigilancia policial son limitados.

Seguimiento de la organización, prestación de atención y desempeño de los sistemas de salud

Como parte del proceso de elaboración de un Plan Estratégico Nacional de Salud, el Ministerio de Salud está evaluando su función de liderazgo en el sector. Se están examinando las disposiciones que se incluirán en la Ley de Inocuidad de los Alimentos y en la Ley de Salud Pública y Cuarentena.

Se han puesto en marcha medidas para impulsar políticas sobre los programas de salud familiar y elaborar manuales de orientación de estos programas. Se evaluaron algunos aspectos de las actividades de promoción de la salud en relación con la infección por el VIH/sida a fin de integrarlas mejor en el sistema de atención primaria de salud. Se ha comenzado a introducir la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) destinada a los adolescentes, lo que servirá para revitalizar el Programa de Prevención del Cáncer Cervicouterino.

En el 2012 se ejecutó la Política Nacional de Seguridad Alimentaria para que todos los ciudadanos alcancen un estado de bienestar nutricional (). El Gobierno, en colaboración con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la OPS/OMS, elaboró y aplicó el Programa Cero Hambre en el 2013, uno de cuyos componentes es el cultivo de hortalizas en los patios de las viviendas. Se sobrepasó la meta planificada de 400 huertas en un período de 2 años y para el 2015 se cultivaban más de 450 huertas y se habían matriculado unas 700 personas en el programa. La FAO sigue apoyando el programa mediante iniciativas nacionales y regionales ().

El Programa de Inocuidad de los Alimentos está dirigido fundamentalmente a la prevención de enfermedades transmitidas por los alimentos, por lo que sus acciones fundamentales han sido capacitar y supervisar a las personas que manipulan alimentos. Anualmente se capacitan a más de 1 600 trabajadores del sector alimentario.

Perspectivas

En el 2016 el Gabinete de Antigua y Barbuda aprobó el Plan Nacional Estratégico de Salud para el período 2016-2020. Este documento integral presenta un esquema detallado para impulsar el logro de la salud y el bienestar óptimo para todos los residentes de Antigua y Barbuda. En este se establecen prioridades a mediano plazo para el sector de la salud, se define la manera en la que se combinarán sinérgicamente los recursos de todos los asociados y se equiparan las necesidades nacionales con los recursos disponibles.

Las tres metas estratégicas establecidas en el Plan son las siguientes: 1) facultar a los pacientes y a sus familias para que cuiden su propia salud, 2) fortalecer los sistemas de salud y los mecanismos de apoyo comunitarios y 3) ampliar las alianzas estratégicas. Estos objetivos están en consonancia con las dimensiones de desarrollo sostenible establecidas en la Estrategia de Desarrollo a Mediano Plazo del Gobierno para el período 2016-2020.

El Ministerio de Salud está invirtiendo en el fortalecimiento de los sistemas de salud y está utilizando como marco los elementos fundamentales del sistema de salud propuesto por la OMS. No obstante, si bien un sistema de salud fortalecido mediante esas iniciativas ayudará al Ministerio a cumplir sus obligaciones en virtud del Reglamento Sanitario Internacional, se realizarán otras actividades específicas en esta área como el perfeccionamiento del sistema de vigilancia, la finalización y la ejecución del Plan de Preparación y Respuesta ante Situaciones de Emergencia Química, y la mejora de la capacidad del Laboratorio de Salud Pública.

Referencias

1. Secretaría de laComunidaddel Caribe; Gobierno de Antigua y Barbuda. Antigua and Barbuda Population and Housing Census 2011–2012. St. John\’s: GdeAB; 2014. Disponible en: http://caribbean.cepal.org/content/2011-population-and-housing-census-antigua-and-barbuda.

2. Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Human development report 2015: work for human development. Nueva York: PNUD; 2015. Disponible en: http://hdr.undp.org/en/content/human-development-report-2015-work-human-development.

3. Banco Mundial. Datos de libre acceso del Banco Mundial. Países y economías: Antigua y Barbuda [Internet]. Washington, D.C.: Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento/Banco Mundial; 2017. Disponible en: https://datos.bancomundial.org/pais/antigua-y-barbuda.

4. Kairi Consultants Limited; Equipo de evaluación nacional(Antigua y Barbuda). Living conditions in Antigua and Barbuda: poverty in a services economy in transition. Volume 1: main report. St. John\’s: Gobierno de Antigua y Barbuda/Banco de Desarrollo del Caribe; 2007. Disponible en: http://www.caribank.org/uploads/2012/03/AntBarbCPAMainReport.pdf.

5. Antigua and Barbuda Social Security Board. Antigua and Barbuda Social Security Board: contributions FAQs [Internet]. St. John\’s: ABSSB; 2016. Disponible en: http://www.socialsecurity.gov.ag/resources/faqs/contributions-faqs.

6. Ministry of Education, Science and Technology (Antigua y Barbuda). Education digest 2011. St. John\’s: MEST; 2012.

7. Daily Observer (Antigua y Barbuda). The attack of the sargassum [news release]. 14 Sept. St. John\’s: Observer Media Group; 2015. Disponible en: http://antiguaobserver.com/the-attack-of-the-sargassum/.

8. Asociación CARIBSAVE. CARIBSAVE climate change risk profile for Antigua and Barbuda: summary document. Christ Church, Barbados: Asociación CARIBSAVE; 2012. Disponible en: http://www.caribbeanclimate.bz/closed-projects/2009-2011-the-caribsave-climate-change-risk-atlas-cccra.html.

9. Ministry of Health and the Environment, Medical Benefits Scheme (Antigua y Barbuda). Medical Benefits Scheme [Internet]. St. John\’s: MBS; 2017. Disponible en: http://www.mbs.gov.ag/.

10. Organización Mundial de la Salud. Vector surveillance and control. En: OMS. Dengue haemorrhagic fever: diagnosis, treatment, prevention and control. 2.ª ed.Ginebra: OMS; 1997. p. 49. Disponible en: http://www.who.int/csr/resources/publications/dengue/Denguepublication/en/.

11. Organización Mundial de la Salud. Global burden of disease: 2004 update. Ginebra: OMS; 2008. Disponible en:

http://www.who.int/healthinfo/global_burden_disease/GBD_report_2004update_full.pdf?ua=120.

12. Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Caribbean human development report 2012: human development and the shift to better citizen security. Nueva York: PNUD; 2012. Disponible en: http://hdr.undp.org/en/content/human-development-and-shift-better-citizen-security.

13. Gobierno de Antigua y Barbuda. A food and nutrition security policy for Antigua and Barbuda. St. John\’s: GdeAB; 2012. Disponible en: https://extranet.who.int/nutrition/gina/sites/default/files/ATG%202012%20FoodNutritionSecurityPolicyAG.pdf.

14. Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, Oficina Subregional para el Caribe. Antigua and Barbuda and FAO: building sustainable food and nutrition security. Christ Church, Barbados: FAO; 2013. Disponible en: http://www.fao.org/3/a-au739e.pdf.

15. Organización Mundial de la Salud. Global School-based Student Health Survey: Antigua and Barbuda 2009 fact sheet. Ginebra: OMS; 2010. Disponible en: http://www.who.int/chp/gshs/Antigua_Barbuda_2009_FS.pdf.

16. Ministry of Health (Antigua y Barbuda). Antigua & Barbuda National Mental Health Policy. St. John\’s: MHE; 2013. Disponible en: http://www.nationalplanningcycles.org/sites/default/files/planning_cycle_repository/antigua_and_barbuda/nmhp_antigua.pdf.

17. Eckstein M. Situational analysis of diabetic retinopathy services in Antigua [presentación]. 2013 2013 Reunión Anual de los Comités de Visión 2020, Representantes para el Caribe, el 4 del Diciembre 2013, St. John\’s, Antigua. p. 73. Disponible en: http://ccb1967.com/vision2020/2013-ANNUAL-MEETING/2013%20Caribbean%20V2020%20Regional%20Meeting.pdf.

×

Referencia/Nota:

1. Entre las enfermedades que cubre el Plan de Beneficios Médicos figuran el cáncer, la epilepsia, la lepra y la enfermedad de Parkinson.

Regional Office for the Americas of the World Health Organization
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America