Pan American Health Organization

Cuba

  • Contexto general
  • Principales desafíos de la salud
  • Situación de salud y sus tendencias
  • Perspectivas
  • Referencias
  • Texto completo
Página 1 de 5

Contexto general

Bandera de CubaLa República de Cuba está situada en el mar Caribe, y cuenta con más de 1 600 islas, islotes y cayos. Los países más cercanos son Haití, Bahamas, Estados Unidos de América, Jamaica y México. Su extensión es de 109 884,01 km2 y la capital es La Habana; la división político-administrativa del 2011 estableció 15 provincias y 168 municipios (incluido el municipio especial Isla de la Juventud) (). Cuba es un Estado socialista organizado como república unitaria y democrática; su idioma oficial es el español ().

Características demográficas

Al cierre del 2015, la población llegó a los 11 239 004 habitantes —entre el 2010 y el 2015, aumentó en 71 070 habitantes— () y la esperanza de vida al nacer mantuvo su tendencia al incremento, al alcanzar los 78,4 años (80,4 años para las mujeres y 76,5 para los hombres) (). El cambio demográfico más notable ocurrió en la estructura por edades y en el envejecimiento poblacional. Las provincias centrales y la capital albergaban a las poblaciones más envejecidas en el 2015: el 20,4% de la población de más de 85 años habitaba en La Habana (). La figura 1 muestra la evolución de la estructura poblacional de Cuba entre el 1990 y el 2015..

Figura 1. Estructura de la población según edad y sexo, Cuba, 1990 y 2015

La población solo creció 7,6% entre 1990 y el 2015, lo que estuvo relacionado con la baja tasa de natalidad. En 1990, la estructura poblacional presentaba una forma piramidal expansiva en los mayores de 30 años, una situación relativamente estacionaria en los grupos menores de 15 años, y un ensanchamiento de los grupos entre esas edades; esto último debido a la explosión demográfica ocurrida en la década de 1960. En el 2015, esas tres barras de la pirámide se movieron hacia edades superiores, mientras que la población menor de 30 años adquirió una forma regresiva, originado por un descenso más marcado de la fecundidad y la mortalidad en esos grupos, especialmente en las últimas tres décadas.

Fuente: Organización Panamericana de la Salud, con base en los datos del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas. División de Población. Revisión 2015. Nueva York; 2015.

La razón entre el número de hombres y el de mujeres fue de 993:1 000. La población femenina estuvo más representada en las edades avanzadas, con 53,2% de mujeres mayores de 60 años, quienes vivieron en promedio 4 años más que los hombres. El descenso de la fecundidad fue paralelo al aumento de la proporción de personas de 60 años o más, que en el 2015 representó 19,4% del total de habitantes ().

En el 2015, la población urbana fue de 8 641 760 habitantes y la rural de 2 597 244, mientras que la tasa de crecimiento fue de 0,59 y -1,71 por 1 000 habitantes para las zonas urbana y rural, respectivamente. El grado de urbanización alcanzó 76,9%, ligeramente superior al 75,4% registrado en el año 2010 ().

Condiciones económicas

El modelo económico nacional mantiene la planificación como su eje fundamental. En el 2010 se comenzó a elaborar la Proyección de la Economía para el período 2011-2015, y la propuesta de los Lineamientos Económicos y Sociales para iniciar el proceso de actualización del modelo económico y social (). Esta proyección económica incluye planificar el presupuesto para todos los gastos que requiera la salud pública del país durante el quinquenio en cuestión ().

La Oficina Nacional de Estadística e Información reveló que el 2015 rompió récords en las llegadas de visitantes foráneos con 3 524 779 personas, lo cual significó 17,4% de crecimiento del rubro turístico respecto al 2014, el segundo ingreso económico más importante en Cuba ().

El sistema de salud

Desde 1959, Cuba le ha conferido prioridad a la salud y dedica esfuerzos y recursos al desarrollo y la consolidación del Sistema Nacional de Salud (SNS), cuyo órgano rector es el Ministerio de Salud Pública (MINSAP). Existen regulaciones jurídicas contempladas en la Constitución de la República y la Ley 41 de la Salud Pública, donde se establece el derecho a la protección de la salud y la responsabilidad del Estado en garantizar este derecho (). La Política Nacional de Salud concibe la salud como un componente esencial del bienestar del ser humano y como un objetivo estratégico del desarrollo. En correspondencia, todos los sectores sociales ejecutan acciones para asegurar una cobertura de salud para todos, y comparten los objetivos de la salud universal, para garantizar que todos los habitantes tengan iguales oportunidades de recibir servicios de salud integrales y de calidad cuando lo necesiten.

El SNS se caracteriza por los principios de universalidad, gratuidad, accesibilidad, regionalización e integralidad, con alcance a todos los ciudadanos en el campo y la ciudad, y además con una concepción internacionalista (). Se estructura en tres niveles territoriales (nación, provincia y municipio) y en tres niveles de atención, a partir de una red de servicios integrados e integrales, generales y especializados, y regionalizados: primer nivel de atención (representando por los Consultorios del Médico y la Enfermera de la Familia, los policlínicos y otros servicios), segundo nivel (representado por los hospitales) y tercer nivel, superior o terciario (conformado por los hospitales muy especializados y los institutos de investigación). La Atención Primaria de Salud (APS) es la estrategia y el eje fundamental del SNS.

En la actualidad, el SNS se encuentra inmerso en un proceso de transformaciones que persigue, entre otros propósitos, continuar avanzando hacia la salud universal, mejorar la salud de la población, incrementar la calidad de los servicios, y hacer más eficientes y sostenibles sus acciones ().

El sistema de seguridad social comprende dos subsistemas: el régimen de seguridad social y el de asistencia social. El primero garantiza la protección adecuada a toda persona con discapacidad por vejez, invalidez o enfermedad, y otorga, además de las pensiones, prestaciones económicas por licencias de maternidad a la mujer trabajadora y subsidios por enfermedad o accidentes. El segundo subsistema ofrece atención a los ancianos y las personas con discapacidad en instituciones sociales mediante los programas dirigidos a mejorar la calidad de vida y la integración a la sociedad de las personas que lo requieran ().

Se priorizan los sectores más vulnerables de la población y se promueve la ejecución de experiencias territoriales y locales que logren la mejor adecuación de la asistencia social a los necesitados ().

Principales desafíos de la salud

Problemas críticos de salud

Enfermedades emergentes

La pesquisa activa de casos febriles, la vigilancia en las fronteras con un estricto control sanitario internacional y el saneamiento ambiental han sido factores importantes de la estrategia para controlar estas enfermedades. En el 2013, el país notificó a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) 1 430 casos de dengue confirmados por laboratorio, 2 522 en el 2014 y en el 2015 un total de 1 623 por los serotipos 3 y 4 (), además de 40 casos de Chikunguña. Asimismo, se informó la transmisión de Vibrio cholerae O1 originada por el biotipo El Tor, fundamentalmente serotipo Ogawa, y en menor cuantía por Inaba, que ocasionó un total de 65 casos de cólera ().

Mortalidad materna

La tasa de mortalidad materna total se redujo de 43,1 por 100 000 nacidos vivos en el 2010 a 41,6 en el 2015. Entre las directas, la primera causa de mortalidad materna en el 2010 fue por complicaciones relacionadas con el puerperio (códigos ICD-10 O85-O92), con una tasa de 8,6 por 100 000 nacidos vivos, mientras que en el 2015 se debió a otras complicaciones (resto O21-O23, O26, 029-O42, O47-O48, O95, A34, C58), con una tasa de 8,0. Entre las causas indirectas, en el 2010 la primera la ocupaban las enfermedades del sistema respiratorio (O99.5), con una tasa de 5,5 por 100 000 nacidos vivos, mientras que en el 2015 le correspondió a otras causas indirectas (resto O10, O24-O25, O28, O99.1-O99.3, O99.6-O99.8, E23.0, M83.O, F53) con una tasa de 8,8 ().

Uno de los desafíos principales de salud es continuar actuando con un enfoque intersectorial sobre las causas que impiden una mayor reducción de las cifras de mortalidad materna. En el 2015, el MINSAP culminó un estudio nacional sobre mortalidad en el grupo de mujeres en edad reproductiva para evaluar la calidad de la notificación de la muerte materna (método RAMOS, por sus siglas en inglés) (). Este estudio permitió homologar las cifras del país con las del Grupo Interagencial para la Estimación de la Mortalidad Materna de las Naciones Unidas ().

Enfermedades crónicas

En el 2015, las enfermedades no transmisibles (ENT) representaron 80% del total de muertes (). Las enfermedades cardíacas, los tumores malignos, las enfermedades cerebrovasculares, la diabetes mellitus, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, la hipertensión arterial —como un factor de riesgo común para las ENT— y la salud mental, se relacionaron estrechamente con el envejecimiento de la población y las necesidades crecientes de atención integral, debido a la carga de morbilidad, mortalidad y discapacidad asociadas.

Recursos humanos

En el 2015 había un total de 495 609 trabajadores de la salud, lo que representó 6,8% de la población en edad laboral, de ellos, 70,6% eran mujeres. El número de habitantes por médico fue de 127 (7,84 por 1 000 habitantes), el de habitantes por profesional de la enfermería fue de 125 (8,0 por 1 000 habitantes) y por estomatólogo fue de 640 (1,56 por 1 000 habitantes) (). La cobertura del Programa del Médico y la Enfermera de la Familia es universal; la asistencia médica ofrecida mediante este programa se basa en el enfoque de APS.

En el 2015, la formación del personal de la salud tuvo lugar en 13 universidades y 25 facultades de ciencias médicas, 4 facultades de estomatología, 1 de enfermería, 1 de tecnología de la salud, 3 de tecnología y enfermería, 15 filiales de ciencias médicas, la Escuela Latinoamericana de Medicina, la Escuela Nacional de Salud Pública y la Facultad Preparatoria de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana en Cojímar ().

Las universidades de ciencias médicas son parte del sector de la salud y dependen del MINSAP. La formación en ciencias de la salud garantiza las competencias necesarias a los profesionales y los técnicos en el sector para ejercer las cuatro funciones esenciales del sistema (asistencia, docencia, investigación y administración) (), con hincapié en la estrategia de APS. En la actualización del Programa del Médico y la Enfermera de la Familia y en el perfeccionamiento de los planes y los programas de estudios y la literatura docente de las especialidades médicas, se ha incorporado el enfoque de género y los temas relativos a la eficiencia, la solidaridad, el respeto a las diferencias y la responsabilidad compartida en la vida sexual y familiar. En el período 2010-2015, se graduaron en educación superior 144 510 profesionales de la salud; de ellos, 47 145 en medicina y 31 533 de licenciatura en enfermería ().

Conocimiento, tecnología e información en el ámbito de la salud

En Cuba, la informatización y la alfabetización digital es un factor insoslayable para alcanzar un desarrollo social más pleno y sostenible, especialmente en el sector de la salud (). Infomed, la red telemática de información del SNS, contribuye a la disponibilidad de tecnologías de la información y la comunicación en diversos espacios, tales como bibliotecas, laboratorios y puntos de presencia en las instituciones del SNS conectados a la red (). Las bibliotecas ascienden a 707, de las cuales 563 están conectadas a esta red, en las que se incluyen los 441 policlínicos del primer nivel de atención ().

Medioambiente y seguridad humana

La elevación del nivel del mar continuará siendo el principal peligro del cambio climático para el archipiélago cubano, debido a los efectos de inundaciones costeras y la salinización de los acuíferos y el suelo, así como la destrucción del patrimonio natural y humano cercano a la costa. Respecto a los asentamientos humanos, se estiman afectaciones parciales para 78 asentamientos en el 2050 y 107 en el 2100, mientras que las cifras de afectaciones totales son de 15 y 6 asentamientos, respectivamente ().

Los principales problemas ambientales del archipiélago cubano son la degradación de los suelos, las afectaciones a la cobertura forestal, las emisiones a la atmósfera y la contaminación sonora, el vertimiento de productos químicos y desechos peligrosos, la pérdida de la diversidad biológica, las dificultades con la disponibilidad y la calidad del agua, así como los impactos del cambio climático que se convierten, paulatinamente, en un factor que dificulta el desarrollo sostenible del país ().

En el 2014, el porcentaje de población con acceso al agua potable fue de 95,2% (98,1% en la zona urbana y 85,4% en la rural), en tanto el porcentaje de habitantes con acceso a saneamiento básico alcanzó 96,7% (98,2% en la zona urbana y 91,7% en la rural) ().

Desde el 2001 y hasta el 2015, ocho huracanes intensos afectaron la Isla, hecho sin precedentes en la historia (). En el período 2010-2015 no hubo una cantidad significativa de ciclones tropicales que impactaran al país. Sin embargo, el 25 de octubre del 2012 el huracán Sandy, con categoría 2 en la Escala del viento del huracán de Saffir-Simpson, atravesó de sur a norte la región oriental; y causó la muerte a 11 personas, más de un centenar de heridos, graves inundaciones y daños materiales (). En este sentido, se continúa perfeccionando la capacidad de respuesta ante los riesgos de desastres. Cuba cuenta con un Plan de medidas para casos de catástrofes, que consiste en un sistema organizado de alerta temprana, un sistema de evacuación eficaz y una red de seguridad social para la protección de la población en general, con atención especial a los grupos más vulnerables: embarazadas, ancianos, discapacitados, niños, habitantes de las costas y la población que vive en sitios con riesgo ().

Envejecimiento

En el 2015, el 57% de las personas de 60 a 74 años tenía educación de nivel medio y universitario, es decir más de la mitad de las personas mayores comprendidas en estas edades (). Los médicos de la familia brindan atención integral domiciliaria e institucional a las personas mayores, con apoyo de los equipos multidisciplinarios de atención geriátrica. En el 2014 se incorporaron dos nuevos servicios de geriatría para un total de 36, con lo cual se alcanzó una dotación de 769 camas. Con el reordenamiento de los servicios hospitalarios, en el contexto del proceso de transformaciones del sector de la salud iniciado en el 2010, se sumaron 57 camas a los servicios existentes y se propuso la apertura de 12 nuevos servicios de atención a las personas mayores con un total de 128 camas, lo que permitiría contar con 954 cupos en el 2016, que equivale a una cama por cada 2 000 personas mayores ().

La especialidad de geriatría y gerontología se fortaleció en el país: en el 2015 había 477 geriatras y se formaban 152 residentes; además, se ofrecieron 135 219 consultas de esta especialidad (). El Programa Integral del Adulto Mayor, uno de los priorizados en el SNS, incluye entre sus estrategias la formación del capital humano. En el 2015 existían 147 hogares de ancianos y 265 casas de abuelos, así como círculos de abuelos en la comunidad y otras instituciones para atender a las personas mayores que lo necesiten por sus condiciones socioeconómicas o discapacidad (). Las casas de abuelos cumplen un papel esencial: facilitar que las personas a cargo de la familia mantengan su vínculo laboral, con un enfoque inclusivo y desde la perspectiva de género a nivel familiar y social.

Migración

En el 2015, se produjo un movimiento migratorio interno de 80 581 habitantes (41 524 hombres y 39 057 mujeres). La Habana fue el destino de preferencia con 23 136 personas (11 395 hombres y 11 741 mujeres) ().

Un ejemplo del efecto adverso de la política “pies secos-pies mojados” se puso de manifiesto en el 2015 cuando unos 7 802 cubanos recibieron visa de tránsito en Costa Rica para entrar a los Estados Unidos, después de permanecer varados 4 meses en América Central (). Como parte de la normalización de las relaciones diplomáticas entre Cuba y los Estados Unidos, en el 2016 se firmó un acuerdo dirigido a garantizar la migración regular, segura y ordenada, con el que se puso fin a la política “pies secos-pies mojados” y al Programa Parole (Cuban Medical Professional Parole Program) que favorecieron la inmigración ilegal y la fuga de cerebros ().

Seguimiento de la organización, prrestación de atención y desempeño de los sistemas de salud

En el 2015, el producto interno bruto (PIB) alcanzó $ 54 450 millones de pesos (1 peso ($) = 1 USD) en precios constantes de 1997, con un gasto en la salud y la asistencia social de 8 997 millones de pesos. La ejecución del presupuesto de salud pública fue de $ 7 179 millones en el 2015, lo cual representó un aumento en moneda corriente de 49,8% entre el 2010 y el 2015 (). El gasto en la salud por habitante fue de $ 639,58, un tercio más en moneda corriente que los $ 426,49 registrados en el 2010 (). En precios constantes de 1997, el gasto en la salud y la asistencia social por habitante llegó a $ 800,56, el segundo indicador más importante del PIB ().

Lo anterior confirma la alta prioridad que se le otorga al sector de la salud en un contexto económico complejo, marcado por las dificultades impuestas por el bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos contra Cuba, el cual se mantiene plenamente vigente e impide la realización de transacciones comerciales según las normas del comercio internacional (), pese al restablecimiento de las relaciones diplomáticas.

La industria biotecnológica produce 525 medicamentos genéricos (de los 849 que conforman el Cuadro Básico de Medicamentos del país) y 8 vacunas (de las 11 que se aplican en el esquema nacional de vacunación para proteger contra 13 enfermedades); además, aporta divisas para financiar el SNS mediante la exportación de productos innovadores (). Algo similar sucede con los servicios médicos cubanos en el exterior, los cuales constituyen una importante fuente de financiamiento. Ambos sectores contribuyen a la sostenibilidad del SNS.

La asistencia social ofreció apoyo a las personas que lo requirieron: se aumentó el número y la calidad de las casas de abuelos y los hogares de ancianos, de acuerdo con la política aprobada para atender el envejecimiento poblacional. Se garantizó además la protección a 1 600 000 pensionados, y se incrementaron los gastos de seguridad social, pagos de las licencias de maternidad y protecciones por invalidez parcial. En el 2015 el presupuesto de salud publica y educación representó 54% del presupuesto total, una expresión del compromiso humanista de las políticas públicas cubanas ().

Los servicios de salud se brindan de manera diferenciada, según las necesidades de cada territorio, comunidad, grupo de población, familia e individuo, para garantizar la equidad y la eficiencia a partir del diagnóstico de la situación de salud en cada nivel de la estructura. Esto se lleva a cabo mediante un sistema organizado en Redes Integradas de Servicios de Salud basadas en la APS (Redes Integradas de Servicios de Salud (RISS)/APS). Al finalizar el 2015, había un total de 11 958 unidades de asistencia médica —y, entre ella saber, 451 policlínicos de los que dependen 10 782 consultorios del médico y la enfermera de la familia, 112 salas de terapia intensiva (de ellas 32 pediátricas), 120 áreas intensivas de apoyo vital municipales, 110 clínicas estomatológicas y 136 hogares maternos. El país contaba con 151 hospitales y 12 institutos de investigación que representan el más alto nivel de especialización en el SNS. El número total de camas de asistencia médica era de 45 892 y las unidades de asistencia social sumaban 442 con 14 168 camas (). Existían servicios de rehabilitación integral en todos los niveles, con 420 salas en el primer nivel de atención.

A partir de octubre del 2015, Cuba decidió iniciar acciones para fortalecer el seguimiento y la evaluación de la estrategia de salud universal. El importante avance de Cuba hacia la salud universal se explica en gran parte por el esfuerzo en la construcción de un SNS que comparte, desde sus orígenes en 1959, los valores, los objetivos, los principios y las orientaciones de esta estrategia. Cuba tiene no solo uno de los niveles de gasto de bolsillo más bajos de la región (reflejo del nivel de protección financiera), sino que también cuenta con un sistema de salud enfocado en las personas y las comunidades, y organizado en RISS/APS con un fuerte componente intersectorial y cuyos valores fundamentales son el derecho a la salud, la solidaridad y la equidad.

Entre el 2010 y el 2015 se desarrolló el proceso de transformaciones necesarias del SNS que, en su documento programático, expresa tres grandes propósitos: continuar mejorando la salud de la población, incrementar la calidad y satisfacción con los servicios, y hacer eficiente y sostenible al sistema. Por eso, se reorganizan, compactan y regionalizan los servicios de salud para lograr el uso más eficiente y racional de los recursos, especialmente los tecnológicos, así como para garantizar su accesibilidad (). Desde su puesta en marcha en noviembre del 2010, estas transformaciones han permitido alcanzar de manera progresiva los objetivos propuestos (). Las transformaciones se implementan a partir de un proceso de información y diálogo con la comunidad y los trabajadores del sector, en los diferentes escenarios institucionales y territoriales, en los cuales se toman en consideración las particularidades y la complejidad de cada servicio.

La promoción de la salud y la prevención de las enfermedades son acciones fundamentales que cuentan con amplia participación (activa y organizada) de la comunidad y de múltiples sectores. Estos son componentes esenciales en la sociedad cubana y su SNS, que contribuyen decisivamente a elevar los indicadores de salud de la población, y en particular los de las mujeres y los niños. La intersectorialidad es la herramienta para gestionar la salud desde las estructuras de base hasta los más altos niveles de dirección del Gobierno y del Estado ().

En el 2014, Cuba presidió por primera vez la Asamblea Mundial de la Organización Mundial de la Salud, en su edición 67. En ese mismo año, 256 médicos cooperantes fueron a África Occidental para hacer frente a la enfermedad por el virus del Ébola. En el 2015, se prestó colaboración médica con 67 707 trabajadores de la salud, de los cuales 43 631 eran mujeres (64%), en 65 países de los cinco continentes, 24 de ellos en las Américas ().

Perspectivas

Cuba enfrenta varios desafíos en esta etapa. Resistir el cambio climático tiene una alta prioridad; los impactos que hoy se sienten, asociados al aumento de los eventos climáticos extremos y a la vulnerabilidad del país, implican una carga económica y social de grandes dimensiones. Mejorar la resiliencia en el sector de la salud, a partir de un mejor conocimiento y entendimiento de las relaciones entre la variabilidad climática, el cambio climático y la salud humana, es una acción clave que se debe desarrollar y que se estructura en dos ejes esenciales: las enfermedades infecciosas y el Sistema de Vigilancia y Alerta Temprana del sector (). Esta medida también debería beneficiar la lucha contra las ENT. El recuadro 1 muestra los principales logros y desafíos en Cuba.

Entre los problemas más prioritarios que el sector salud y otros sectores deben atender en una acción conjunta están las ENT, la muy baja fecundidad de la población y su impacto sobre la salud, la pérdida de la tasa de reemplazo y el envejecimiento poblacional (). La realidad de estas tendencias impone un esfuerzo enorme al SNS, tanto en sus dimensiones preventivas, promotoras de la salud y de atención a la enfermedad, de rehabilitación y cuidados a lo largo de la vida, como en términos de su organización, financiamiento y nivel de eficiencia. Insistir en la prevención sobre la curación, desde el enfoque de APS, es y será el principio más importante de la salud pública cubana. El sólido y vertiginoso desarrollo de la estrategia de APS, plasmada en el Programa del Médico y la Enfermera de la Familia, ha constituido el pilar fundamental del avance del SNS hacia la salud universal. El refuerzo de la visión preventiva y de promoción de la salud es necesario no solo desde el punto de vista sanitario, sino también por los imperativos económicos y de sostenibilidad para el SNS. Estos principios deben adaptarse a los nuevos desafíos.

Las ENT, que además de su elevada mortalidad implican cargas caracterizadas por las agudizaciones recurrentes y las discapacidades crecientes, ejercen una importante presión sobre los servicios de la salud y requieren asignar recursos humanos, materiales y financieros para satisfacer las necesidades de atención.

El SNS se prepara para enfrentar el envejecimiento progresivo de la población. Al cierre del 2015, el país se encontraba en mejores condiciones de funcionamiento y cumplimiento del programa de atención a la población de personas mayores en comparación con años anteriores. Las medidas relacionadas con la atención a las personas de la tercera edad comprenden la validación de los protocolos de actuación para problemas geriátricos, la realización de análisis periódicos de la salud una vez al año a más del 95% de las personas mayores, el perfeccionamiento de la atención gerontológica en el nivel primario, y el aumento, la reparación y la mantención de las casas de abuelos y los hogares de ancianos existentes ().

En un país donde se pronostica que para el 2030 alrededor del 30% de la población superará los 60 años de edad, es vital aumentar las competencias en geriatría de todos los profesionales de la salud y elevar la preparación del personal especializado en geriatría y gerontología, así como adecuar la organización del SNS para responder a las múltiples necesidades de este grupo ().

La gran tarea de la salud para Cuba en los próximos años va dirigida a asegurar la sostenibilidad y la proyección de sus logros en un marco caracterizado por una nueva realidad demográfica, epidemiológica, económica, social y política. Solo un funcionamiento más eficiente del SNS permitirá seguir garantizando el derecho a la salud y el avance hacia la salud universal.

Recuadro 1. Logros y desafíos en salud

En el 2015, Cuba cumplió con los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Estos resultados no solo demuestran la determinación del Gobierno de continuar propiciando el logro de mejores niveles de vida y bienestar para su población (lucha continua contra la pobreza y el hambre, disminución y mitigación del deterioro ambiental, mejora de los niveles de educación y de salud, promoción de la equidad de género e impulso de la cooperación internacional), sino también la voluntad política de encauzar los limitados recursos con que cuenta el país hacia el logro del mayor impacto económico y social posible ().

Uno de los principales éxitos de la salud pública cubana fue que el 30 de junio del 2015 Cuba obtuvo la certificación de la eliminación de la transmisión materno-infantil del VIH y la sífilis congénita. Para conseguirlo, el país se sometió a un riguroso proceso de revisión por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la presentación de un informe que abarcó el contexto demográfico y socioeconómico, la situación epidemiológica del VIH y la sífilis, el respeto de los derechos humanos, el sistema de salud, los aspectos programáticos vinculados a la epidemia y los indicadores de impacto, entre otros, que documentaron el trabajo realizado para la obtención y la sostenibilidad de este hito ().

El país mantiene la decisión de cumplir con los acuerdos internacionales adoptados en materia de derechos de la mujer, y se dirige a conseguir la equidad de género. Los acuerdos de Beijing deben convertirse en un programa efectivo, cuya realización apoye el logro de las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en forma transversal. Mientras todo esto ocurre, en el 2015 se obtuvo un índice de desarrollo humano alto, con el lugar 67 entre los 188 países del mundo, y Cuba se posicionó entre los 10 primeros países de América Latina y el Caribe ().

Referencias

1. Oficina Nacional de Estadística e Información (Cuba). Anuario estadístico de Cuba 2015: territorio. La Habana: ONEI; 2016. Disponible en: http://www.one.cu/aec2015/01%20Territorio.pdf.

2. Gobierno de Cuba. Constitución de la República de Cuba. Gaceta Oficial. 31 enero. La Habana: GDC; 2003. Disponible en: http://www.cubadebate.cu/wp-content/uploads/2009/06/go_x_03_2003.pdf.

3. Oficina Nacional de Estadística e Información (Cuba). Anuario estadístico de Cuba 2015: población. La Habana: ONEI; 2016. Disponible en: http://www.one.cu/aec2015/03%20Poblacion.pdf.

4. Villalón-Madrazo K. La planificación y el modelo económico cubano. Anuario Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales 2011:36–47. Disponible en: http://ojs.uo.edu.cu/index.php/aeco/article/viewFile/659/633.

5. Cubadebate. Cumplido el Presupuesto del 2015, informa la Ministra de Finanzas y Precios [transcripción del discurso de Ministra de Finanzas]. 8 julio. La Habana: Cubadebate; 2016. Disponible en: http://www.cubadebate.cu/noticias/2016/07/08/el-presupuesto-del-2015-fue-cumplido-informa-la-ministra-de-finanzas-y-precios/.

6. Oficina Nacional de Estadística e Información (Cuba). Panorama económico y social: Cuba 2015, Cuadro 28: turismo internacional. La Habana: ONEI; 2016. Disponible en: http://www.one.cu/publicaciones/08informacion/panorama2015/28%20Turismo.pdf.

7. Ministerio de Salud Pública (Cuba). Ley No. 41 de la Salud Pública. 13 julio 1983. La Habana: MINSAP. Disponible en: http://www.cubanet.org/htdocs/ref/dis/41_salud_publica.htm.

8. Cubadebate. Las transformaciones en el sistema nacional de salud y sus impactos [artículo de noticias]. 26 marzo. La Habana: Cubadebate; 2014. Disponible en: http://www.cubadebate.cu/especiales/2014/03/26/las-transformaciones-en-el-sistema-nacional-de-salud-y-sus-impactos/#.WbUuE62ZOlN.

9. Ministerio del Trabajo y Seguridad Social (Cuba). Sistema de Seguridad Social vigente [Internet]. La Habana: MTSS; 2017. Disponible en: http://www.mtss.cu/seguridad-sistemavigente.

10. Organización Panamericana de la Salud. Dengue [Internet]. Washington, D.C.: OPS; 2016. Disponible en: https://www.paho.org/hq/index.php?option=com_topics&view=article&id=1&Itemid=40734&lang=en.

11. Ministerio de Salud Pública (Cuba). Anuario estadístico de salud 2015. La Habana: MINSAP; 2015. Disponible en: http://files.sld.cu/dne/files/2016/04/Anuario_2015_electronico-1.pdf.

12. Ruiz Salguero M, Márquez L, Miller T. La mortalidad materna: ¿por qué difieren las mediciones externas de las cifras de los países? CEPAL, Serie Población y Desarrollo N° 113. Santiago: Naciones Unidas; 2015. Disponible en: http://repositorio.cepal.org/bitstream/11362/39414/1/S1500951_es.pdf.

13. Vidal Ledo M. Alfabetización digital e informatización de la sociedad: un reto para el presente. Revista Cubana de Informática Médica 2005;5(3). Disponible en: http://www.rcim.sld.cu/revista_9/articulos_pdf/alfabetizaciondigital.pdf.

14. Llanusa Ruiz S, Rojo Pérez N, Caraballoso Hernández M, Capote Mir R, Pérez Piñero J. Las tecnologías de información y comunicación y la gestión del conocimiento en el sector salud. Revista Cubana de Salud Pública 2005;31(3). Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-34662005000300008.

15. Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Intended Nationally Determined Contributions(INDCs): Cuba. Bonn: CMNUCC; 2015. Disponible en: http://www4.unfccc.int/Submissions/INDC/Submission%20Pages/submissions.aspx.

16. Oficina Nacional de Estadística e Información (Cuba). Anuario Estadístico de Cuba 2015: medio ambiente. La Habana: ONEI; 2016. Disponible en: http://www.one.cu/aec2015/02%20Medio%20Ambiente.pdf.

17. EcuRed. Huracán Sandy [Internet]. La Habana: EcuRed; 2016. Disponible en: https://www.ecured.cu/Hurac%C3%A1n_Sandy.

18. Fernández Seco A. Experiencias nacionales sobre derechos humanos de las personas mayores [presentación de la conferencia]. Segundo Foro internacional sobre los derechos humanos de las personas mayores, Ciudad de México, 3–6 junio 2014. Santiago: Comisión Económica para América Latina; 2014. Disponible en: https://www.cepal.org/cgi-bin/getProd.asp?xml=/celade/noticias/paginas/7/53017/P53017.xml.

19. Márquez M, Sansó SF, Alonso GP. Medicina general, medicina familiar: experiencia internacional y enfoque cubano. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2011. Disponible en: https://www.researchgate.net/publication/272202062_Medicina_GeneralMedicina_Familiar_experiencia_internacional_y_enfoque_cubano.

20. Organización Internacional paralas Migraciones. El último de los cubanos varados sale de Costa Rica, mientras que los migrantes continúan en tránsito por la region [comunicado de prensa]. 3 marzo. Ginebra: OIM; 2017. Disponible en: https://www.iom.int/es/news/el-ultimo-de-los-cubanos-varados-sale-de-costa-rica-mientras-que-los-migrantes-continuan-en.

21. Granma. Declaración del Gobierno Revolucionario (+ Video) [artículo de noticias]. 12 enero. La Habana: Granma; 2017. Disponible en: http://www.granma.cu/cuba/2017-01-12/declaracion-del-gobierno-revolucionario-12-01-2017-19-01-54.

22. Granma. Declaración del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, sobre la política migratoria hacia Cuba [artículo de noticias]. 12 enero. La Habana: Granma; 2017. Disponible en: http://www.granma.cu/mundo/2017-01-12/declaracion-del-presidente-de-estados-unidos-barack-obama-sobre-la-politica-migratoria-hacia-cuba-12-01-2017-21-01-05.

23. Oficina Nacional de Estadística e Información (Cuba). Panorama económico y social: Cuba 2015, Cuadro 14: producto interno bruto. La Habana: ONEI; 2016. Disponible en: http://www.one.cu/publicaciones/08informacion/panorama2015/14%20PIB.pdf.

24. Comisión Económica para América Latina y el Caribe. Parte III: Cuba [notas técnicas]. In: CEPAL. Estudio Económico de América Latina y el Caribe 2015. Santiago: CEPAL; 2015. Disponible en: https://www.cepal.org/es/publicaciones/38713-estudio-economico-america-latina-caribe-2015-desafios-impulsar-ciclo-inversion.

25. Granma. BioCubaFarma; industria estratégica, con sólido posicionamiento internacional [artículo de noticias]. 24 marzo. La Habana: Granma; 2016. Disponible en: http://www.granma.cu/cuba/2016-03-22/biocubafarma-industria-estrategica-con-solido-posicionamiento-internacional-22-03-2016-15-03-11.

26. Oficina Nacional de Estadística e Información (Cuba). Anuario estadístico de Cuba 2015: salud pública y asistencia social. La Habana: ONEI; 2016. Disponible en: http://www.one.cu/aec2015/19%20Salud%20Publica.pdf.

27. Ministerio de Salud Pública (Cuba). Transformaciones necesarias en el sistema de salud pública. La Habana: MINSAP; 2010. Disponible en: http://files.sld.cu/editorhome/files/2010/11/transformaciones-necesarias-salud-publica.pdf.

28. Castell-Florit Serrate P. La intersectorialidad en la práctica social. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2007. Disponible en: http://www.ensap.sld.cu/webfm_send/805.

29. Ministerio de Salud Pública, Unidad Central de Cooperación Médica (Cuba). Anuario 2015. vol. 5, no. 2. La Habana: MINSAP; 2015. p. 27.

30. Ministerio de Salud Pública. Anuario estadístico de salud 2010. La Habana: MINSAP; 2011. Disponible en: http://files.sld.cu/dne/files/2011/04/anuario-2010-e-sin-graficos1.pdf.

31. Gobierno de Cuba. Código de familia. Gaceta Oficial. La Habana: GOC. Disponible en: http://www.gacetaoficial.cu/html/codigo%20de%20lafamilia.html.

32. Ministerio de Salud Pública (Cuba). Programa del Médico y la Enfermera de la Familia. La Habana: MINSAP/ Editorial Ciencias Médicas; 2011. Disponible en: http://files.sld.cu/sida/files/2012/01/programa-medico-y-enfermera-2011-vigente.pdf.

33. Batista Moliner R, Sansó Soberats F, Feal Cañizares P, Lorenzo A, Corratgé Delgado H. La dispensarización: una vía para la evaluación del proceso de salud enfermedad. Revista Cubana de Medicina General Integral 2001;17(2):109. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21252001000200001.

34. Granma. Más que un asunto ocupacional [artículo de noticias]. 7 diciembre. La Habana: Granma; 2015. Disponible en: http://www.granma.cu/cuba/2015-12-07/mas-que-un-asunto-ocupacional-07-12-2015-23-12-59.

35. República de Cuba, Misión Permanente ante la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra y los Organismos Internacionales con sede en Suiza. Nota No. 356/2015. 22 mayo. Ginebra: Misión Misión Permanente de Cuba en Ginebra; 2015. Disponible en: http://www.ohchr.org/Documents/Issues/Disability/SocialProtection/States/MS_Cuba_SPA.docx.

36. Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Diagnóstico del nivel de preparación de Cuba para la transición del apoyo del Fondo Mundial. Equipo Técnico de Cuba. 2016.

37. Galindo Santana BM. Diseño, implementación y evaluación de la vigilancia de eventos adversos a vacunas en Cuba: 1999–2010 [disertación]. La Habana: Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí; 2013. Disponible en: http://tesis.repo.sld.cu/729/1/finales27septiembreconindice.pdf.

38. Ministerio de Salud Pública (Cuba). Anuario Estadístico de Salud 2014. La Habana: MINSAP; 2014. Disponible en: http://files.sld.cu/bvscuba/files/2015/04/anuario-estadistico-de-salud-2014.pdf.

39. Granma. El mayor de los retos es la prevención [artículo de noticias]. 5 junio. La Habana: Granma; 2014. Disponible en: http://www.granma.cu/cuba/2014-06-05/el-mayor-de-los-retos-es-la-prevencion.

40. Agencia Cubana de Noticias. Cuba: acciones de prevención de enfermedades cardiovasculares [artículo de noticias]. 3 marzo. Havana: ACN; 2016. Disponible en: http://www.cmhw.cu/nacionales/313-cuba-acciones-de-prevencion-de-enfermedades-cardiovasculares.

41. Organización Mundialde la Salud. Cuba: la biotecnología como instrumento de lucha contra el cáncer. Ginebra: OMS; 2013. Disponible en: http://www.who.int/features/2013/cuba_biotechnology/es/.

42. Cubadebate. Combate contra el cáncer en Cuba [artículo de noticias]. 19 junio. La Habana: Cubadebate; 2014. Disponible en: http://www.cubadebate.cu/especiales/2014/06/19/combate-contra-el-cancer-en-cuba/#.V-fjgZx6Tq4.

43. Organización para la Agricultura y la Alimentación. El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo. Roma: FAO; 2014. Disponible en: http://www.fao.org/3/a-i4030s.pdf.

44. Bonet M, Varona P. III Encuesta Nacional de factores de riesgo y actividades preventivas de enfermedades no transmisibles: Cuba 2010–2011. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2014.

45. Instituto Nacional de Higiene, Epidemiología y Microbiología (Cuba); Fondo de las Naciones Unidas para los Niños. Manejo práctico del sobrepeso y la obesidad en los niños y niñas. 2aed. La Habana: INHEM/UNICEF; 2015. Disponible en: http://www.unicef.org/cuba/cu_folleto_obesidad_web.pdf.

46. Oficina Nacional de Estadística e Información (Cuba). Anuario estadístico de Cuba 2015: accidentes del tra´nsito. La Habana: ONEI; 2016. Disponible en: http://www.one.cu/aec2015/23%20Accidentes%20del%20Transito.pdf.

47. Gobierno de Cuba. Código de seguridad vial 2011. Gaceta Oficial. Havana: GDC; 2011. Disponible en: https://www.gacetaoficial.gob.cu/codbuscar.php.

48. Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas, Biblioteca Médica Nacional (Cuba). Salud mental. Factográfico salud. No. 10. La Habana: CNICM-BMN; 2016. Disponible en: http://files.sld.cu/bmn/files/2016/10/factografico-de-salud-octubre-20161.pdf. Consultado el 24 del noviembre 2016.

49. Llibre Rodríguez J. Envejecimiento y demencia: implicaciones para la comunidad científica, la salud pública y la sociedad cubana. Anales de la Academia de Ciencias de Cuba 2012;2(2). Disponible en: http://www.revistaccuba.cu/index.php/acc/article/view/126.

50. Ministerio de Salud Pública, Dirección de Registros Médicos y Estadísticas de Salud (Cuba). Encuesta de Indicadores Múltiples Por Conglomerados: Cuba, 2014: informe final. La Habana: MINSAP; 2015. Disponible en: https://documentop.com/cuba-encuesta-de-indicadores-multiples-por-conglomerados-2014_598e029c1723ddda8a927c34.html.

51. Granma. Tabaquismo, ¿una enfermedad transmisible? [artículo de noticias]. 26 mayo. La Habana: Granma; 2016. Disponible en: http://www.granma.cu/salud/2016-05-26/tabaquismo-una-enfermedad-transmisible-26-05-2016-23-05-49.

52. Granma. Hablemos del alcohol [artículo de noticias]. 17 enero. La Habana: Granma; 2016. Disponible en: http://www.granma.cu/todo-salud/2016-01-17/hablemos-del-alcohol-17-01-2016-21-01-31.

53. Rojas Ochoa F. Problemas de salud [editorial]. Revista Cubana de Salud Pública 2008;34(2). Disponible en: http://www.scielosp.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-34662008000200001.

54. Juventud Rebelde. Cuba perfecciona el programa de atención al envejecimiento progresivo de su población [artículo de noticias]. 29 diciembre. La Habana: Juventud Rebelde; 2015. Disponible en: http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2015-12-27/cuba-perfecciona-el-programa-de-atencion-al-envejecimiento-progresivo-de-su-poblacion/.

55. Gobierno de Cuba. Objetivos de Desarrollo del Milenio: tercer informe. La Habana: GDC; 2010. Disponible en: http://docplayer.es/14443989-Cuba-objetivos-de-desarrollo-del-milenio-tercer-informe.html.

56. Ministerio de Salud Pública (Cuba). Prevención de la transmisión materno infantil de la sífilis y el VIH: informe de resultados Cuba 2014. La Habana: MINSAP; 2014.

57. Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas. Human development report 2016. Nueva York: PNUD; 2016. Disponible en: http://report.hdr.undp.org/.

58. Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas. Human development reports: human development index (HDI). Table 1: HDI and its components. Nueva York: PNUD; 2016. Disponible en: http://hdr.undp.org/en/composite/HDI.

×

Referencia/Nota:

1. International Statistical Classification of Diseases and Related Health Problems, 10th revision.

2. Reproductive Age Mortality Studies.

3. Los estudios indican que para el 2050 quedaría sumergida de forma permanente 2,45% de la superficie terrestre, con una elevación del nivel del mar de 27 cm, situación que se agudizaría más para el año 2100. Estas estimaciones no toman en consideración los cayos ().

4. Círculos de abuelos: son asociaciones para el fomento de la salud, la recreación y la actividad física diaria, existentes en todas las localidades del país, basadas en la actividad educativa y la promoción de la salud de la persona mayor ().

5. Dispensarización: Es un proceso que permite la evaluación e intervención planificada, liderado por el equipo básico de salud, sobre la situación de salud de las personas y las familias. Se desarrolla por medio de acciones. La evaluación confirmará o modificará la clasificación de las personas en uno de los cuatro grupos dispensariales establecidos: personas sanas, con riesgos, enfermas, discapacitadas ().

6. Operación Milagro: Es un plan sanitario iniciado en forma conjunta por los gobiernos de Cuba y Venezuela y que intenta dar solución a determinadas enfermedades oculares de la población. El plan se aplica también en 31 países de América Latina, el Caribe, Asia y África.

Regional Office for the Americas of the World Health Organization
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America