Pan American Health Organization

Estado de salud de la población

Enfermedades transmitidas por vectores

  • Chikunguña
  • Dengue
  • Malaria
  • Virus del Zika
  • Referencias
  • Texto completo
Página 1 de 5

Chikunguña

En diciembre del 2013, las autoridades de salud de la Colectividad de San Martín (territorio francés) confirmaron la transmisión autóctona del virus del chikunguña por primera vez en la Región de las Américas. El virus se propagó rápidamente de ese foco en el Caribe a la costa septentrional de América del Sur y a Centroamérica (figura 1). En el 2015, se documentó la transmisión en 44 países y territorios de la Región, con una incidencia acumulada promedio de 73,28 casos por 100,000 habitantes. Durante el 2016 (hasta la semana epidemiológica 52), se notificaron 361,312 presuntos casos acumulados en la Región, con una tasa de incidencia acumulada de 51,96 por 100,000 habitantes, y se confirmaron 157,288 casos (Cuadro 1).

Figura 1. Países y territorios de la Región de las Américas con transmisión autóctona del chikunguña, 2014-2016


Fuente: Casos notificados por los centros nacionales de enlace del Reglamento Sanitario Internacional (RSI) a la OPS/OMS, o bien en los sitios web de los Estados Miembros o en publicaciones oficiales. Casos notificados por el Organismo de Salud Pública del Caribe (CARPHA) para los países del Caribe no latino, salvo que se indique otra cosa.

Aunque la mayoría de los pacientes se recuperan del todo y en el pasado rara vez se reconocieron complicaciones graves, el reciente brote en la Región se ha caracterizado por un gran número de manifestaciones poco comunes y una tasa de gravedad atípica, con un total de 440 casos mortales asociados directa o indirectamente con el chikunguña entre el 2013 y el 2016, y una tasa total de letalidad de 0,018% (2013-2016).

Cuadro 1. Número de casos reportados de chikunguña en países o territorios de las Américas, 2016 (hasta la semana indicada), casos acumulados (actualizada al 17 de febrero del 2017)

País/territorio Semana epidemiológicaa Casos de transmisión autóctonab Casos importados Tasa de incidenciac Fallecidosd Poblacióne ex 1000
Sospechosos Confirmados x 1000
América del norte  
Bermudasf Semana 24 3 0 0 4,2 0 71
Canadá           36,286
México Semana 52   757 0 0,59 0 128,632
Estados Unidos de América> Semana 52     164 0,0 0 324,119
Subtotal   3 757 164 0,16 0 489,108
Istmo centroamericano
Belicef 58 1 0 16,1 0 367
Costa Rica Semana 52 3 430 0 0 70,62 0 4,857
El Salvador Semana 52 6 071 0 0 98,78 0 6,146
Guatemala Semana 52 5 125 177 0 31,80 0 16,673
Honduras Semana 32 14 325 0 0 174,91 0 8,190
Nicaragua Semana 26 4 675 682 0 87,11 1 6,150
Panamá Semana 52 3 545 6 5 89,00 0 3,990
Subtotal   37 229 866 5 82,15 1 46,373
Caribe latino              
Cuba Semana 52   0 0 0,0 0 11,393
República Dominicana Semana 30 112 0 0 1,05 0 10,649
Guayana Francesa Semana 44 921 18 0 340,22 0 276
Guadalupe# Semana 49 41 2 0 9,13 0 471
Haitíg Semana 16 2 1 0 0,03 0 10,848
Martinica Semana 49 22         396
Puerto Ricog Semana 52 0 178 0 4,84 0 3,681
San Bartolomé# Semana 49 4 0 0 44,94 0 9
San Martín (Francia) # Semana 49 20 1 0 58,84   36
Subtotal   1 122 200 0 3,50 0 37,759
Área andina              
Bolivia Semana 52 20 785 1,190 2 201,83 0 10,888
Colombia Semana 52 19 357 209 0 40,21 12 48,654
Ecuador& Semana 52 280 1,860 3 13,06 0 16,385
Perú Semana 52 141 131 1 0,87 0 31,374
Venezuela Semana 52 3 471 355 0 12,14 0 31,519
Subtotal   44 034 3,745 6 34,42 12 138,820
Cono Sur              
Argentina* Semana 52 3 394 322 91 8,47 0 43,847
Brasil^ Semana 52 271 824 151,318 0 201,91 159 209,568
Chile Semana 50 0 0 4 0,00 0 18,132
Paraguay Semana 51 881 38 0 13,67 0 6,725
Uruguay           344
Subtotal   276 099 151,678 95 153,54 159 278,616
Caribe no latino              
Anguila f Semana 24 9 1 0 58,82 0 17
Antigua y Barbuda f Semana 24 38 2 0 42,55 0 94
Aruba f Semana 47 929 8 0 821,93 0 114
Bahamasf Semana 20 75 1 0 19,34 0 393
Barbadosf Semana 20 86 0 0 29,55 0 291
Islas Caimánf Semana 24 48 0 0 84,21 0 57
Curaçaof           149
Dominicaf Semana 24 269 2 0 366,22 0 74
Granadaf Semana 20 103 0 0 92,79 0 111
Guyanaf Semana 16 149 0 0 19,33 0 771
Jamaicaf Semana 24 204 1 0 7,31 0 2,803
Montserrat f Semana 24 5 0 0 100,00 0 5
Saint Kitts y Nevisg 28 0 0 53,85 0 52
Santa Lucíaf Semana 24 114 0 0 69,51 0 164
San Vicente y las Granadinasf Semana 24 154 1 0 151,96 0 102
San Martín (Países Bajos)h Semana 52 12 2 0 34,15 0 41
Surinamef 3 0 0 0,55 0 548
Trinidad y Tabagog 575 15 0 43,22 0 1,365
Islas Turcas y Caicosf Semana 24 22 0 0 43,14 0 51
Islas Vírgenes (Reino Unido)f Semana 24 2 9 0 32,35 0 34
Islas Vírgenes (EUA)           103
Subtotal   2 825 42 0 39,1 0 7,339
TOTAL   361 312 157,288 270 51,96 172 998,015

Fuente: Casos reportados por los centros nacionales de enlace del Reglamento Sanitario Internacional (RSI) a OPS/OMS o a partir de las páginas web de los Estados Miembros o informados publicamente por autoridades nacionales. Para los países del Caribe no latino, casos reportados por el Organismo de Salud Pública del Caribe (CARPHA), a menos que se especifique otra fuente.
Nota: solamente se presentan casos acumulados para el año 2016.
a Última semana epidemiológica con datos disponibles. Los cambios en los datos de una semana a otra se deben interpretar teniendo en cuenta las diferencias de los sistemas de vigilancia. Las diferencias en el total de casos en este informe están relacionadas con retrasos en la notificación y no reflejan casos recientemente identificados.
b Caso sospechoso: paciente con fiebre >38 °C (101°F) y artritis/artralgia grave de inicio agudo, que no se explican por otras condiciones médicas, y que reside o ha visitado áreas epidémicas o endémicas durante las dos semanas previas al inicio del cuadro. Caso confirmado: caso sospechoso más prueba específica para el virus del chikunguña (aislamiento viral,RCP-TI,IgM, o aumento de cuatro veces del título de anticuerpos específicos del virus del chikunguña). Definición de caso confirmado OPS/CDC disponible en: www.paho.org/viruschikungunya.
c Incidencia (autóctonos sospechosos + autóctonos confirmados) / 100 000 habitantes.
d Muertes directamente o indirectamente relacionadas con el chikunguña.
e División de Población del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la Secretaría de las Naciones Unidas: Revisión del 2015, http://esa.un.org/unpd/wpp/index.htm, julio de 2015. Centro Internacional de Programas, División de Población, Oficina del Censo de Estados Unidos Fecha de publicación (International Data Base, IDB): diciembre del 2013. Población fuente de San Bartolomé y San Martín disponible en:Populations légales 2011 des collectivités d’outre-mer, http://www.insee.fr/fr/ppp/bases-de-onnees/recensement/ populations-legales/france-departements.asp?annee=2011#com. Población fuente de Bonaire, S. Eustaquio y Saba disponible en: Caribisch Nederland; bevolkingsontwikkeling, geboorte, sterfte, migratie-12 de Agosto de 2015 http://statline.cbs.nl/StatWeb/publication/?DM=SLNL&PA=80539ned&D1=0-1,9-10&D2=a&D3=a&HDR=T&STB=G1,G2&CHARTTYPE=1&VW=T.
f Datos del Departamento de Salud: http://www.salud.gov.pr/Estadisticas-Registros-y-Publicaciones/Informes%20Arbovirales/Reporte%20ArboV%20semana%2015-2016.pdf.
g Fuente: CARPHA. Reporte chikunguña 2016. 21 de julio del 2016.
h Los dos casos confirmados pertenecen a las semanas epidemiológicas 22 y 23 del 2016.
# Casos confirmados: Incluye casos confirmados por laboratorio y por nexo epidemiológico.
& Casos sospechosos para semana epidemiológica 17 y solo para las provincias de Esmeraldas, Manabi y Santo Domingo, como en http://www.salud.gob.ec/wp-content/uploads/2016/04/11_Boletin-DNVE-del-06-05-2016-1.pdf.
* Casos confirmados por laboratorio o por nexo epidemiológico.
^ Casos confirmados por laboratorio o por nexo epidemiológico, como en http://portalsaude.saude.gov.br/images/pdf/2016/maio/17/2016-016—Dengue-SE16-publica—-o.pdf.
> Número total de casos reportados en Estados Unidos. Fuente: Reporte Semanal de Enfermedades Notificables, disponible en: http://www.cdc.gov/mmwr/volumes/65/wr/mm6524md.htm?s_cid=mm6524md_w.

Desde el 2010, la OPS, junto con los asociados regionales y los centros colaboradores, ha ayudado a los países a prepararse para la posible introducción del chikunguña en la Región. Gracias a este apoyo técnico sostenido, ha sido posible fortalecer la capacidad de diagnóstico y atención clínica de la enfermedad. Sin embargo, aún falta evaluar su repercusión sobre los sistemas de salud y la carga económica a corto y mediano plazo para los países.

Dengue

El dengue es la arbovirosis de mayor propagación e importancia para la salud pública en las Américas. La infección causada por el virus del dengue (DEN-1, DEN-2, DEN-3 y DEN-4) () se transmite de humano a humano a través del mosquito Aedes aegypti, que está presente en todos los países y territorios de las Américas, excepto en Canadá. En abril del 2016 se encontró este vector en Arica, región del norte de Chile, un país que no registraba la presencia del vector desde la década de los años cincuenta del pasado siglo.

Los cuatro serotipos del dengue están presentes en las Américas y circulan de manera simultánea en varios países y territorios. Este hecho incrementa el riesgo de epidemias, casos graves y muertes por la enfermedad (). En el 2013, año de una de las mayores epidemias de dengue (figura 1), 11 países y territorios reportaron esta circulación simultánea: Argentina, Brasil, Colombia, Guadalupe, Guatemala, Guayana Francesa, Martinica, México, Nicaragua, Perú y Venezuela.

Las epidemias de dengue se dan de manera cíclica cada 3 a 5 años. Cada epidemia supera en número de casos a la anterior. Entre el 2011 y el 2015 se registraron dos grandes epidemias: una en el 2013, con 2 386 836 casos, y otra en el 2015, con 2 430 278 casos reportados. En los distintos países se encontraron suficientes evidencias para afirmar que este acortamiento en el ciclo epidémico se debió a un sobrerregistro en el número de casos sospechosos de dengue debido a la introducción de dos nuevas arbovirosis en las Américas, con manifestaciones clínicas similares al dengue: el virus de chikunguña (diciembre del 2013) y el del zika (febrero del 2014) ().

Figura 2. Número de casos y tendenciaa de dengue, por año, Región de las Américas, 1980-2015


Fuente: Programa Regional de Dengue de la OPS/OMS.
a Estimación exponencial de la tendencia a partir del número de casos de dengue.
La barra roja representa el primer año epidémico del quinquenio 2011-2015. La barra amarilla representa el segundo año epidémico en el quinquenio, que muestra un acortamiento en los ciclos epidémicos debido al sobrerregistro de casos de dengue por la introducción de los virus del chikunguña y el zika en las Américas.
Casos de dengue acumulados por quinquenio: 2001-2005 (2,9 millones de casos), 2006-2010 (5,2 millones de casos) y 2011-2015 (8,2 millones de casos).

En el quinquenio 2011-2015, el número de casos de dengue en las Américas ha mostrado una tendencia creciente, patrón que se ha venido repitiendo durante los últimos 30 años (figura 1). Sin embargo, es importante reconocer el esfuerzo y los logros que los países y territorios han realizado para mejorar sus sistemas de vigilancia epidemiológica. Este esfuerzo les ha permitido mejorar sus reportes e informar de manera sistemática la ocurrencia de casos.

Entre 2011 y 2015, más de 45 países y territorios reportaron 8 207 797 casos acumulados de dengue. De ellos, 118 837 (1,4%) fueron casos de dengue grave que resultaron en 5 028 defunciones (0,06%) (cuadro 1). Esto representa un aumento de 58% del número de casos y de 93% en el número de muertes. A su vez, estas cifras muestran una reducción de 22% en el número de casos graves en comparación con el quinquenio anterior (2006-2010), en el que se reportaron 5 194 657 casos de dengue, y de ellos, 151 437 graves y 2 599 defunciones. A pesar del incremento del número de muertes, la letalidad ha disminuido en 45%, pasando de una tasa de 0,069% en 2010 (cierre del quinquenio anterior) a una de 0,038% al cierre del actual quinquenio (2015) (cuadro 1). Es importante señalar que esta reducción en la letalidad se ha logrado después de la implementación de la nueva clasificación según la gravedad del dengue de la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicada en 2009 e implementada en las Américas a partir de 2010 a través de diversos procesos de capacitación del personal de salud (). Esta nueva clasificación se centra en la atención del paciente en el primer nivel de salud, con el fin de identificar signos de alarma y así prevenir la progresión a formas graves de la enfermedad, evitándose así las muertes.

Cuadro 2. Número de casos, incidencia por 100 000 habitantes, número y porcentaje de casos graves, número de muertes y tasa de letalidad de dengue, por año, Región de las Américas, 2011-2015

  2011 2012 2013 2014 2015
Número de casos 1 093 252 1 120 902 2 386 836 1 176 529 2 430 278
Incidencia por 100 000 habitantesa 208,8 214,1 455,9 194,4 385,5
Número de casos graves 19 455 32 748 37 898 16 238 12 498
Graves (porcentaje)b 1,78 2,92 1,59 1,38 0,51
Número de muertes 763 784 1 318 798 1 365
Tasa de letalidadc 0,070 0,070 0,055 0,068 0,056

Fuente: Programa Regional de Dengue de la OPS/OMS.
a Número de casos de dengue dividido por la población en riesgo por 100 000 habitantes.
b Número de casos graves de dengue dividido por el total del número de casos de dengue, expresado en porcentaje.
c Número de muertes por dengue dividido por el total de número de casos de dengue, expresado en porcentaje.

El Cono Sur es la subregión con el mayor número de casos de dengue en las Américas (entre 50% y 70%). En el actual quinquenio (2011-2015), esta subregión reportó el equivalente a 65% de los casos y a 59% de las muertes por dengue en las Américas (cuadro 3). Dos de los cinco países con la mayor carga de casos y muertes por dengue pertenecen a esta subregión. Brasil reportó el equivalente a 94% de los casos de dengue del Cono Sur y a 61% de las Américas. Asimismo, las muertes reportadas fueron el equivalente a 86% de la subregión y a 51% de las Américas (cuadro 4). Cabe señalar que la situación epidemiológica del dengue en Paraguay durante 2011-2015 lo ha situado en esta lista de los cinco países con la mayor carga de dengue y muertes por esta enfermedad. Únicamente en 2013, Paraguay reportó 144 539 casos de dengue (una cifra superada solo por Brasil y México) y 251 muertes (cuadros 4 y 5).

La subregión de México y Centroamérica reportó 19,1% del total de casos de dengue y 12% del total de muertes causadas por esta enfermedad. México es el segundo país en número de casos, lo que equivale a 52% de los casos para la subregión y 10% de las Américas (cuadros 3 y 4). El número de muertes reportadas por este país fue el equivalente a 66% de la subregión y 8% de las Américas. Entre los países centroamericanos, Nicaragua ha sido el de mayor número de casos, con un total de 204 232, representando 13% para la subregión. Por otro lado, Guatemala, es el país centroamericano con el mayor número de muertes en el período 2011-2015 (56 casos), equivalente a 9% de la subregión.

La subregión andina notificó el equivalente a 13% del total de casos de dengue y 20% del total de muertes. Colombia reportó el equivalente a 11% del total y a 39% de los casos de la subregión (cuadros 3 y 4). Este es el segundo país con mayor número de defunciones por dengue (cuadro 5). Venezuela es el quinto país de las Américas con la mayor carga por esta enfermedad (cuadro 4).

Las subregiones del Caribe hispano y del Caribe no hispano (Inglés, Francés y Holandés) reportaron 105 069 y 113 905 casos, respectivamente (cuadro 3). A pesar de que las subregiones del Caribe cargan solo con 2,7% de los casos de dengue de las Américas, la incidencia reportada es elevada (cuadro 2), lo que se traduce en un mayor riesgo de infección por la enfermedad. Esta alta incidencia con un relativo bajo número de casos se debe a la pequeña extensión geográfica y tamaño poblacional de estos países y territorios. El número de muertes en estas subregiones suma 381 casos, de los que 93% (353 registros) pertenecen a República Dominicana, cifra que hace de este país el de mayor número de muertes de ambas subregiones (cuadro 5) y el quinto de las Américas. Asimismo, República Dominicana muestra la tasa de letalidad por dengue más elevada de las Américas, con un valor de 0,625% al cierre del 2015. Otros países que al cierre del quinquenio (2011-2015) reportaron una tasa de letalidad superior a la tasa promedio de las Américas fueron: Barbados (0,255%), Brasil (0,052%), Colombia (0,161%), Guatemala (0,050%), Panamá (0,119%), Perú (0,145%), Trinidad y Tabago (0,178%) y Venezuela (0,131%).

En la subregión de América del Norte (Estados Unidos de América y Canadá), no existe la transmisión autóctona de la enfermedad. Se notificaron un total de 1 957 casos importados en esta subregión entre los años 2011 y 2015.

Cuadro 3. Número de casos, incidencia por 100 000 habitantes, número de muertes y letalidad por dengue, por subregionesa y por año, Región de las Américas, 2011-2015

  2011 2012 2013 2014 2015
Subregión de México y Centroamérica
Número de casos (incidencia por 100 000 habitantes) 129 709
(87,1)
288 046
(191,0)
444 478
(294,5)
298 763
(179,6)
407 408
(237,0)
Número de muertes (tasa de letalidad, en porcentaje)c 70
(0,054)
185
(0,064)
173
(0,039)
109
(0,036)
81
(0,020)
Subregión andina
Número de casos (incidencia por 100 000 habitantes) 128 908
(125,8)
187 647
(183,2)
231 458
(225,9)
238 591
(173,6)
270 350
(194,2)
Número de muertes (tasa de letalidad,en porcentaje)c 128
(0,099)
152
(0,081)
198
(0,086)
209
(0,088)
305
(0,113)
Subregión del Cono Sur
Número de casos (incidencia por 100 000 habitantes) 807 191
(332,9)
604 881
(249,4)
1 622 745
(669,2)
604 390
(234,7)
1 722 487
(628,2)
Número de muertes (tasa de letalidad, en porcentaje)c 544
(0,067)
354
(0,059)
796
(0,049)
415
(0,069)
868
(0,050)
Subregión del Caribe hispano
Número de casos (incidencia por 100 000 habitantes) 7 993
(33,7)
22 542
(95,1)
36 252
(153,0)
17 676
(71,2)
20 606
(80,6)
Número de muertes (tasa de letalidad, en porcentaje)c 5
(0,063)
78
(0,346)
123
(0,339)
62
(0,351)
107
(0,519)
Subregión del Caribe inglés, francés y holandés
Número de casos (incidencia por 100 000 habitantes) 19 444
(244,8)
17 786
(223,9)
51 360
(646,6)
16 639
(87,4)
8 676
(44,7)
Número de muertes (tasa de letalidad, en porcentaje)c 16
(0,082)
15
(0,084)
28
(0,055)
3
(0,018)
4
(0,046)


Fuente: Programa Regional de Dengue de la OPS/OMS.a La subregión de América del Norte (Estados Unidos de América y Canadá) reportaron un total de 1 957 casos importados en el quinquenio, sin reporte de muertes.
b Número de casos de dengue dividido por la población en riesgo por cada 100 000 habitantes.
c Número de muertes por dengue dividido por el total del número de casos de dengue, expresado en porcentaje.

Cuadro 4. Países con la mayor carga de dengue (número de casos), por año, Región de las Américas, 2011-2015

  2011 2012 2013 2014 2015
Brasil 764 032 565 510 1 468 873 591 080 1 649 008
México 67 918 164 947 231 498 124 943 219 593
Colombia 33 207 49 361 127 219 105 356 96 444
Paraguay 42 945 39 063 144 539 10 010 68 652
Venezuela 31 551 49 044 63 726 75 020 68 389

Fuente: Programa Regional de Dengue de la OPS/OMS.

Cuadro 5. Países con la mayor carga de muertes por dengue (número de muertes), por año, Región de las Américas, 2011-2015

  2011 2012 2013 2014 2015
Brasil 482 284 545 410 863
Colombia 42 51 161 166 155
República Dominicana 2 71 111 62 107
México 36 153 104 76 42
Paraguay 62 70 251 5 5

Fuente: Programa Regional de Dengue de la OPS/OMS.

Malaria

En la Región de las Américas, el número de casos de malaria disminuyó en un 62% entre el 2000 y el 2015 (de 1 181 095 casos a 451 242, figura 3). En el mismo período, las defunciones causadas por la malaria se redujeron en un 76% (de 410 defunciones en el 2000 a 98 en el 2015). Entre el 2001 y el 2015, suponiendo que las tasas del 2000 se mantuvieron constantes, se estima que se evitaron unos 7,2 millones de casos y unas 3 200 defunciones. A pesar de los considerables logros, se calcula que unos 100 millones de personas corren el riesgo de padecer malaria en la Región, de las cuales al menos 25 millones se clasifican como en alto riesgo.

Figura 3. Número de casos y muertes por malaria en la Región de las Américas, 2000-2015

En la actualidad hay 21 países y territorios en la Región donde la malaria es endémica; sin embargo, para fines del 2015, todos estos países (excepto Haití y Venezuela) habían reducido la morbilidad por malaria en comparación con el 2000 (figura 4). Doce de los países con endemicidad no notificaron defunción alguna relacionada con la malaria en el 2015. En ese mismo año, 76,7% de los casos de malaria en la Región se concentraron en tres países: Brasil, con 31,7%; Venezuela, con 30,2%, y Perú, con 14,8%. Brasil también registró 38% de las muertes por malaria. Sin embargo, hay discrepancias en la notificación en cuanto a los datos de mortalidad, en especial los relativos a los primeros años del período 2000-2015.

Figura 4. Cambio en casos de malaria por país en la Región de las Américas, 2000-2015

En el 2015, el número de casos de malaria notificados aumentó en Colombia, Ecuador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Perú, República Dominicana y Venezuela en comparación con el 2014. En Colombia, los casos notificados aumentaron en el departamento de Chocó entre el 2014 y el 2015, y actualmente representan 53% del total de casos notificados en ese país. En Ecuador, el aumento de los casos se debe parcialmente a brotes en algunas zonas de la selva amazónica; este incremento también coincide con la reorganización del programa nacional contra la malaria, que puede haber llevado a una reducción de la atención de los casos y las medidas preventivas entre el 2014 y el 2015. Además, el fenómeno conocido como oscilación meridional de El Niño influyó en el aumento de los casos notificados a lo largo de la costa del Pacífico en América del Sur (). En Guatemala, 67% de los casos registrados en el 2015 se notificaron en el departamento de Escuintla, debido a brotes locales relacionados con los trabajadores agrícolas de las plantaciones de caña de azúcar y de otros cultivos, que viven en condiciones precarias y están expuestos a las picaduras de mosquitos. Las condiciones de vida similares de los trabajadores dedicados a la recolección de medusas contribuyeron a un brote local en la zona de La Mosquitia (Honduras) en el 2015. En la zona adyacente a la Mosquitia en Nicaragua, se notificó un brote en el 2015 relacionado con la migración interna de personas, debida a perturbaciones sociales causadas por cambios en la propiedad de la tierra, así como a las precarias condiciones de vida de los trabajadores agrícolas de las plantaciones de palma y de cacao y de los mineros artesanales. Dicho brote casi llevó a duplicar el número de casos en Nicaragua en comparación con el 2014 (de 1 163 a 2 307 casos). En Perú, 96% de los casos se notificaron en la zona de Loreto. Ubicado en la cuenca amazónica, Loreto es el departamento más extenso y menos poblado de Perú, y ha registrado tasas elevadas de malaria en los últimos años. En República Dominicana hubo un aumento de 33% en el número de casos entre el 2014 y el 2015, debido en particular a un brote local en Santo Domingo. En Venezuela, los casos han aumentado anualmente desde el 2008. Entre el 2014 y el 2015, los casos aumentaron en 50%, de 90 708 a 136 402. En el año 2015 se notificaron en Venezuela más casos que en cualquiera de los 50 años anteriores. De seguir esa tendencia, para el 2016 Venezuela podría notificar el mayor número de casos de todos los países de la Región. La situación está empeorando, principalmente debido a las malas condiciones económicas, el incremento de la actividad minera y la reducción de las medidas para el control de los vectores, en particular en el municipio de Sifontes del estado de Bolívar.

Plasmodium vivax es la principal especie del microorganismo que se observa en la Región de las Américas y fue la causa de 72% de los casos en el 2015. Belice, El Salvador, México y Panamá notifican casos causados exclusivamente por P. vivax. En cambio, los casos en Haití y República Dominicana se deben casi exclusivamente a P. falciparum. P. malariae también está presente en la Región, pero ocasiona menos de 0,1% de los casos.

En todo el continente americano, aproximadamente 58% de los casos registrados en el 2015 fueron en hombres. Esta ha sido una tendencia persistente a lo largo de los años, dado que la malaria afecta de manera predominante a los hombres de 15 a 24 años. La malaria afecta a las mujeres con mayor intensidad entre los 5 y los 14 años; no obstante, el número de casos es menor incluso que en los hombres de ese mismo grupo etario. En el 2015, aproximadamente 1% de los casos notificados en la Región se presentaron en embarazadas. En Haití, en el 2011 y el 2012, las embarazadas corrieron un riesgo significativamente mayor de padecer malaria que las mujeres no embarazadas (riesgo relativo = 1,58; intervalo de confianza de 95%, 1,49-1,68). Cerca de 9% del total de casos del 2015 afectaron a menores de 5 años. Brasil, Colombia, Haití, Panamá y Perú notificaron cifras particularmente altas de casos de malaria en menores de 5 años (más del 10% del total), lo cual sugiere que la malaria se transmite dentro de los hogares. Después de ajustar para las edades, Guyana tuvo una incidencia de 2 324 casos por cada 100 000 hombres en el 2014, cifra 2,9 veces mayores que en las mujeres, mientras que en Venezuela la tasa fue 2,5 veces mayor. La malaria se asocia con los trabajos al aire libre como la minería y las labores agrícolas, que emplean sobre todo a hombres jóvenes, una situación prevalente en los dos países mencionados.

En el pasado se ha observado resistencia a los antimaláricos en la Región, y en fecha más reciente (en el 2012) se notificó una reducción en la sensibilidad a la artemisinina en la zona del Escudo Guayanés. Otros estudios en la zona no han indicado una menor sensibilidad; no obstante, la amenaza de que surja resistencia es real y debe atenderse. Por otra parte, 11 países han difundido información sobre vigilancia de los insecticidas contra los mosquitos Anopheles del 2012 al 2015. Aunque todos esos países han notificado resistencia a los piretroides, excepto Haití y Suriname, la resistencia se limita a algunas zonas de cada país.

La mayor parte del financiamiento para la lucha contra la malaria en la Región de las Américas proviene de fuentes gubernamentales nacionales (90% en el 2015). Al menos US$ 16 millones provinieron de fuentes externas de financiamiento en el 2015; el Fondo Mundial por sí solo ha aportado US$ 13,5 millones y ha apoyado a la Región desde el 2003. El financiamiento nacional total en los países de la Región aumentó en 19% entre el 2014 y el 2015 (de US$ 134,4 a US$ 159,5 millones), después de haber disminuido entre el 2013 y el 2014 (de US$ 180,1 a US$ 134,4 millones).

El riesgo de malaria depende de la interacción entre los distintos factores epidemiológicos, a saber, el huésped, el vector, el parásito y el ambiente. El continente americano afronta una variedad de dificultades relativas a la interacción entre estos factores. Las principales dificultades que se enfrentan en la actualidad han evolucionado con respecto a las que existieron en el pasado, y se relacionan con los determinantes sociales, la ocupación, algunas cuestiones geográficas, el ambiente y otros temas. Los determinantes sociales, derivados ante todo de la raza y la etnia, y las distinciones culturales producto de la diversidad étnica, son aspectos cruciales en las principales zonas de endemicidad de la malaria en la Región. Algunas de las etnias o poblaciones indígenas en riesgo son los misquitos en Honduras y Nicaragua, los guna yala en Panamá, los emberás y los wounaan en Colombia y Panamá, y los yanomamis en Venezuela y Brasil, por mencionar algunas. Muchas de estas poblaciones viven en la pobreza, no tienen acceso a la atención de salud y se enfrentan con obstáculos culturales que dificultan el diagnóstico y el tratamiento adecuados. En el 2015, solo 9 de los 21 países con endemicidad de la Región notificaron casos en las poblaciones indígenas o etnias. En Guyana, las poblaciones indígenas (también conocidas como amerindios) corrían un riesgo cinco veces mayor de padecer malaria que el resto de la población en el 2014 (6 052 casos por 100 000 personas, en comparación con 1 152 casos por 100 000 personas). Lamentablemente, no se cuenta con información similar de otros países, lo cual dificulta medir los riesgos específicos por grupo étnico, vigilar las tendencias de la enfermedad, adoptar las medidas adecuadas y defender con fundamentos el cambio de las políticas.

Otro problema actual estriba en la asociación de la malaria con las ocupaciones en las zonas de alto riesgo, en particular la minería, la explotación forestal y la agricultura. Los mineros de todos los países que comprenden el Escudo Guayanés corren riesgo de contraer malaria, y cuentan con muy pocas medidas de intervención y métodos de control. Los problemas como el sistema de vigilancia deficiente de Haití y el incremento acelerado de los casos en Venezuela debido a la compleja situación política y económica contribuyen a la preocupación respecto a la malaria en la Región hoy en día.

Virus del Zika

El virus del Zika es un flavivirus que se transmite a los seres humanos principalmente por la picadura de mosquitos del género Aedes infectados. Su transmisión en la Región de las Américas se documentó por primera vez en febrero del 2014. Más adelante, entre fines del 2014 y febrero del 2015, se detectaron conglomerados de casos de una enfermedad exantemática en el nordeste de Brasil (). Después de realizar investigaciones sobre el terreno, el 15 de mayo del 2015 el Ministerio de Salud de Brasil anunció que se habían diagnosticado los primeros casos autóctonos de infección por el virus del Zika en el país, en los estados de Bahía y Rio Grande do Norte (). Desde entonces y hasta diciembre del 2016, se detectó la transmisión autóctona del virus en 48 países y territorios de la Región de las Américas. Además de la transmisión por los mosquitos Aedes, se identificaron formas de transmisión no dependientes de vectores puesto que se detectaron casos de infección por el virus del Zika de transmisión sexual en cinco países (Argentina, Canadá, Chile, Estados Unidos y Perú) ().

Aunque la infección por el virus del Zika a menudo es asintomática o produce un cuadro leve, la infección durante el embarazo puede causar microcefalia y otras anomalías congénitas. El virus del Zika también se ha relacionado con el síndrome de Guillain-Barré y otras complicaciones neurológicas.

Entre el 15 de mayo del 2015 y el 31 de diciembre del 2016, 48 países y territorios de la Región de las Américas notificaron un total de 712 167 casos autóctonos de infección por el virus del Zika, incluidas 18 muertes. Durante el mismo período, se detectaron 2 525 casos de microcefalia y otras malformaciones del sistema nervioso central posiblemente asociadas con la infección por el virus del Zika en 21 países y territorios de la Región. Por otra parte, 20 países y territorios notificaron aumentos en la incidencia del síndrome de Guillain-Barré, y al menos hubo un caso confirmado de este síndrome después de la infección por el virus del Zika.

Figura 5. Casos notificados de infección por el virus del Zika en la Región de las Américas, por 100 000 habitantes; octubre del 2015, enero del 2016 y noviembre del 2016

Fuente: Sitios web de los ministerios de salud de los países y de las oficinas de estadísticas y censos.
Producción del mapa: Departamento de Emergencias de Salud de la OPS.
Nota: Los mapas muestran las divisiones administrativas de primer nivel (estados, departamentos, provincias) con la circulación del virus del Zika, según lo informado oficialmente por las autoridades sanitarias nacionales. Cuando los datos sobre la incidencia de la enfermedad por el virus del Zika a nivel subnacional no están disponibles, la tasa nacional de incidencia se utilizó para todo el país/territorio. El virus del Zika no está necesariamente presente en todas las áreas sombreadas en los mapas.

En términos generales, los casos de infección por el virus del Zika notificados en la Región empezaron a aumentar en octubre del 2015 y llegaron a su máximo en febrero del 2016 (figura 5), lo que coincidió con la adopción de la notificación obligatoria de los casos en Brasil. A partir de entonces, se observó una disminución progresiva en el número de casos notificados. Las tendencias generales, sin embargo, no muestran la heterogeneidad de las tasas de ataque y del patrón de transmisión observadas en cada país y entre las diversas subregiones (figura 6 y cuadro 6). En el área andina, Centroamérica y el Cono Sur, los números de casos notificados siguieron una tendencia decreciente a partir de febrero del 2016. En cambio, en el Caribe la incidencia máxima se registró en junio y siguieron observándose tasas de incidencia altas hasta agosto. En América del Norte, la incidencia por lo general se mantuvo baja.

Figura 6. Tasa de incidencia de la infección por el virus del Zika por subregión, por 100 000 habitantes; de octubre del 2015 a noviembre del 2016.

Fuente: Casos notificados por los centros nacionales del Reglamento Sanitario Internacional (RSI) al centro regional de enlace del RSI para la Región de las Américas y por medio de los sitios web de los ministerios de salud, 2016.

Varios factores pueden haber contribuido a la aparición y la propagación rápida del virus del Zika en la Región, como la alta densidad de mosquitos Aedes, la falta de inmunidad de las poblaciones afectadas y la presencia de condiciones ecológicas óptimas para su transmisión (). Una variación en esos mismos elementos podría explicar en parte las diferencias subregionales en la incidencia y la propagación de la infección.

Cuadro 6. Casos de infección por el virus del Zika y de síndrome congénito por el virus del Zika notificados por los países y territorios de la Región de las Américas, 2015-2017. Casos acumulados hasta el 5 de enero del 2017.

País/territorio Casos autóctonosa Casos importados Tasa de incidenciab Defunciones entre los casos de enfermedad de Zikac Síndrome congénito asociado con infección por el virus del Zika confirmadod Poblacióne
(miles)
Sospechosos Confirmados
América del Norte
Bermudas 0 0 5 0,00 0 0 71
Canadá 0 0 421 0,00 0 1 36 286
Estados Unidos de América1 0 217 4 618 0,07 0 41 324 119
Subtotal 0 217 5 044 0,06 0 42 360 476
América Latina y el Caribe latino
América Latina
México 0 7 475 15 5,81 0 0 128 632
Istmo centroamericano
Belice 756 68 0 224,52 0 0 367
Costa Rica 5 221 1 614 32 140,72 0 2 4 857
El Salvador2 11 434 51 0 186,87 0 4 6 146
Guatemala3 3 343 788 0 24,78 0 15 16 673
Honduras 31 936 298 0 393,58 0 2 8 190
Nicaragua 0 2 053 3 33,38 0 2 6 150
Panamá4 2 663 676 42 83,68 0 5 3 990
Subtotal 55 353 5 548 77 131,33 0 30 46 373
Caribe latino
Cuba 0 3 30 0,03 0 0 11 393
República Dominicana5 4 908 333 0 49,22 0 22 10 649
Guayana Francesa6 9 700 483 10 3689,49 0 16 276
Guadalupe6 30 845 379 0 6629,30 0 6 471
Haití 2 955 5 0 27,29 0 1 10 848
Martinica6 36 680 12 0 9265,66 0 18 396
Puerto Rico 0 36 326 1 986,85 5 10 3 681
San Bartolomé6 975 61 0 11511,11 0 0 9
Colectividad de San Martín6 3 115 200 0 9208,33 0 0 36
Subtotal 89,178 37 802 41 336,29 5 73 37 759
Área andina
Bolivia (Estado Plurinacional de) 741 156 4 8,24 0 14 10 888
Colombia7 96 753 9 799 0 219,00 0 75 48 654
Ecuador8 2 680 875 15 21,70 0 0 16 385
Perú 1 570 388 19 6,24 0 0 31 374
Venezuela (República Bolivariana de)9 59 235 2 380 0 195,49 0 0 31 519
Subtotal 160 979 13 598 38 125,76 0 89 138 820
Brasil10 211 770 109 596 0 153,35 9 2 289 209 568
Cono Sur
Argentina11 1,821 26 29 4,21 0 1 43 847
Chile 0 0 33 0,00 0 0 18 132
Paraguay12 555 14 0 8,46 0 2 6 725
Uruguay 0 0 1 0,00 0 0 3 444
Subtotal 2376 40 63 3,35 0 3 72 148
Caribe no latino
Anguila13 24 18 1 247,06 0 0 17
Antigua y Barbuda 465 14 2 509,57 0 0 94
Aruba 676 28 7 617,54 0 0 114
Bahamas 0 22 3 5,60 0 0 393
Barbados 699 46 0 256,01 0 0 291
Bonaire, San Eustaquio y Saba14 0 85 0 340,00 0 0 25
Curaçao 0 820 0 550,34 0 0 149
Dominica 1150 79 0 1660,810 0 0 74
Granada15 316 111 0 384,68 0 1 111
Guyana 0 37 0 4,80 0 0 771
Islas Caimán 211 30 10 422,81 0 0 57
Islas Turcas y Caicos 179 17 3 384,31 0 0 51
Islas Vírgenes (EUA) 1,028 877 0 1849,51 0 0 103
Islas Vírgenes (Reino Unido) 74 52 0 370,59 0 0 34
Jamaica 7,052 186 0 258,22 0 0 2 803
Montserrat 2 5 0 140,00 0 0 5
Saint Kitts y Nevis 549 33 0 1119,23 0 0 52
San Martín16 168 62 0 560,98 0 0 41
San Vicente y las Granadinas 508 83 0 579,41 0 0 102
Santa Lucía 822 50 0 531,71 0 0 164
Suriname 2,760 723 0 635,58 4 2 548
Trinidad y Tabago 0 643 1 47,11 0 1 1 365
Subtotal 16 683 4 021 27 281,15 4 4 7 364
TOTAL 536,339 178 297 5 305 71,38 18 2 530 1 001 140


Fuente: Casos notificados por los centros nacionales de enlace del Reglamento Sanitario Internacional (RSI) al centro regional de enlace del RSI de la OMS para las Américas y por medio de los sitios web de los Ministerios de Salud, 2016.
Elaboración: OPS/OMS (AD, CHA, IR, ARO).
Cita sugerida: Organización Panamericana de la Salud/ Organización Mundial de la Salud. Casos de infección por el virus del Zika y síndrome congénito por el virus del Zika notificados por los países y territorios de la Región de las Américas, 2015-2017. Casos acumulados. Actualizado al 5 de enero del 2017. Washington (D.C.), Estados Unidos: OPS/OMS; 2017. Organización Panamericana de la Salud – www.paho.org – D.R. OPS/OMS, 2017.
Notas: Los datos se ofrecen con la finalidad de difundir de manera transparente la información notificada por los Estados Miembros. Toda interpretación y análisis posteriores de estos datos deben considerar las diferencias entre los sistemas de vigilancia y los requisitos de notificación. La información puede cambiar conforme los Estados Miembros revisen e integren los datos en retrospectiva.
a Las definiciones de caso de la OPS/OMS para casos sospechosos y confirmados de infección por el virus del Zika pueden consultarse en: https://www.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=article&id=11117&Itemid=41532&lang=es.
b Tasa de incidencia calculada de acuerdo con la siguiente fórmula: (autóctonos sospechosos + autóctonos confirmados)/100 000 habitantes.
c Las defunciones en los casos de infección por el virus del Zika no incluyen las muertes asociadas con el síndrome de Guillain-Barré ni con las malformaciones congénitas secundarias a la infección por el virus del Zika. A partir del 12 de mayo del 2016, las defunciones asociadas con el síndrome de Guillain-Barré notificadas con anterioridad se eliminaron de este total.
d Definición de caso confirmado de síndrome congénito por el virus del Zika: recién nacido vivo que satisface los criterios de un caso sospechoso de síndrome congénito por el virus del Zika y en el cual se detectó infección por el virus del Zika en las muestras del recién nacido, independientemente de la detección de otros agentes patógenos. Las definiciones de caso para el síndrome congénito por el virus del Zika pueden consultarse en: https://www.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=article&id=11117&Itemid=41532&lang=es.
e Population Division. Department of Economic and Social Affairs of the United Nations Secretariat. World Population Prospects, the 2015 Revision. http://esa.un.org/unpd/wpp/index.htm. Julio del 2015. Procesado y revisado por la OPS.
Core Basic Indicators 2016. https://www.paho.org/data/index.php/en/indicators/demographics-core/106-cat-data-en.html. Consultado el: 16 de agosto del 2016.
International Programs Center, Population Division, U.S. Census Bureau. Fecha de publicación de la base de datos IDB: diciembre de 2013.
https://www.paho.org/data/index.php/en/indicators/demographics-core/106-cat-data-en.html. Consultado el 16 de agosto del 2016.
Fuente para las poblaciones de San Bartolomé y San Martín: Populations légales 2011 des collectivités d’outre-mer http://www.insee.fr/fr/ppp/bases-de-donnees/recensement/populations-legales/france-departements.asp?annee=2011#com. Consultado el 16 de agosto del 2016.
Fuente para las poblaciones de Bonaire, San Eustaquio y Saba: Caribisch Nederland; bevolkingsontwikkeling, geboorte, sterfte, migratie; 12 de agosto del 2015. http://statline.cbs.nl/StatWeb/publication/?DM=SLNL&PA=80539ned&D1=0-1,9-10&D2=a&D3=a&HDR=T&STB=G1,G2&CHARTTYPE=1&VW=T. Consultado el 16 de agosto del 2016.
1 Los casos confirmados en Estados Unidos incluyen un caso adquirido en el laboratorio. Disponible en: http:/www.cdc.gov/zika/geo/united-states.html.
2 Tras un análisis retrospectivo, el centro nacional de enlace del Reglamento Sanitario Internacional (RSI) de El Salvador ajustó los casos confirmados por laboratorio al 25 de agosto del 2016.
3 El 24 de octubre, el centro nacional de enlace del Reglamento Sanitario Internacional (RSI) de Guatemala dio a conocer una actualización que indicaba que había 15 casos confirmados por laboratorio de microcefalia asociada con infección por el virus del Zika. Han explicado que la retractación respecto a dos casos se debe a una información errónea difundida por el Ministerio de Salud, en la cual se había incluido en el recuento total a dos de las madres que dieron positivo para el virus del Zika, pero no se obtuvieron muestras de los dos lactantes con microcefalia. Por este motivo, Guatemala cambió su total a 15.
4 Tras un análisis retrospectivo, el Ministerio de Salud de Panamá reclasificó los casos confirmados por laboratorio como casos importados al 25 de agosto del 2016.
5 Tras un análisis retrospectivo, el Ministerio de Salud Pública de la República Dominicana ajustó los casos confirmados de infección por el virus del Zika al 6 de octubre.
6 Según el Bulletin de veille sanitaire Antilles-Guyane , la situación epidemiológica se clasifica en cuatro fases o niveles: nivel 1, ausencia de circulación autóctona; nivel 2, transmisión autóctona inicial; nivel 3, epidemia; y nivel 4, final de la epidemia y resultados. En caso de que un territorio alcance el nivel 3, los datos sobre todos los casos confirmados ya no se incluyen en el boletín epidemiológico. Martinica se clasificó como nivel 3 a partir del 20 de enero del 2016. Algunas partes de la Guayana Francesa se clasificaron como nivel 3 el 22 de enero del 2016 y el 1 de abril del 2016. Guadalupe se clasificó como nivel 3 a partir del 28 de abril del 2016.
7 El 9 de diciembre, una publicación conjunta entre el Instituto Nacional de Salud de Colombia, el Centro Nacional de Defectos Congénitos y Discapacidades del Desarrollo de los CDC de Estados Unidos y el Ministerio de Salud de Colombia notificaron que entre el 31 de enero y el 12 de noviembre del 2016 un total de 147 casos de microcefalia en fetos y lactantes presentaron signos de laboratorio de infección por el virus del Zika mediante reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa en tiempo real (RCP-TIr) o análisis inmunohistoquímico.
8 Tras un análisis retrospectivo por el Ministerio de Salud Pública de Ecuador, solo se incluyeron los casos confirmados por laboratorio entre los casos confirmados de infección por el virus del Zika para Ecuador; a partir del 18 de agosto, los casos no confirmados por laboratorio notificados con anterioridad se incluyeron ente los casos sospechosos. Los datos se modifican continuamente conforme Ecuador revisa e integra los datos en retrospectiva.
9 Tras un análisis retrospectivo, el centro nacional de enlace del Reglamento Sanitario Internacional (RSI) de la República Bolivariana de Venezuela ajustó los casos confirmados por laboratorio al 25 de agosto del 2016.
10 La definición de caso del Ministerio de Salud de Brasil para los casos confirmados del síndrome congénito por el virus del Zika incluye los casos confirmados y probables según la definición de caso de la OPS. Hasta la semana epidemiológica 50 del 2016, había 469 casos de infección por el virus del Zika confirmados por laboratorio. Puede consultarse la información sobre casos sospechosos y confirmados en http://portalsaude.saude.gov.br/images/pdf/2016/outubro/18/2016-029-Dengue-publicacao-n-34.pdf. Tras un análisis retrospectivo, el Ministerio de Salud de Brasil ajustó los casos sospechosos de infección por el virus del Zika al 11 de noviembre.
11 Dos casos de síndrome congénito en Argentina, cuyas madres contrajeron la infección por el virus del Zika en Bolivia, se clasificaron inicialmente como casos confirmados por el Ministerio de Salud de Argentina y luego se reclasificaron como casos probables al 23 de diciembre del 2016. http://www.msal.gob.ar/images/stories/boletines/boletin_integrado_vigilancia_N338-SE48.pdf
http://www.msal.gob.ar/images/stories/boletines/boletin_integrado_vigilancia_N339-SE50.pdf.
12 El número de casos sospechosos al 29 de diciembre del 2016 disminuyó con base en la modificación por el Ministerio de Salud de Paraguay.
13 El número de casos sospechosos al 29 de diciembre del 2016 disminuyó con base en la modificación por el Ministerio de Salud y Desarrollo Social de Anguila.
14 Los datos que se muestran son la suma de los casos notificados para Bonaire (60), San Eustaquio (16) y Saba (9).
15 Tras un análisis retrospectivo, el Ministerio de Salud de Granada ajustó los casos sospechosos al 13 de octubre del 2016.
16 Según la información enviada por el centro nacional de enlace del Reglamento Sanitario Internacional (RSI) de los Países Bajos a la OPS/OMS, se ajustaron los casos confirmados de infección por el virus del Zika para San Martín.

Se cuenta con información detallada sobre la distribución por sexo y edad de los casos notificados de infección por el virus del Zika en cinco países (Bolivia, Colombia, Dominica, Panamá y República Dominicana), con un total de 100 858 casos. De ellos, 67 137 casos (67%) fueron en mujeres. La incidencia más alta se observó en personas de 20 a 39 años (245 casos por 100 000 habitantes). No está claro por qué se notificaron más casos en mujeres que en hombres. Podría deberse a diferencias en la exposición a los vectores, en la solicitud de atención de salud, en la realización de pruebas o en la fisiología. No obstante, la alta incidencia de casos en mujeres en edad fecunda es un grave motivo de preocupación, debido al nexo causal entre la infección por el virus del Zika durante el embarazo y los desenlaces adversos para el feto y el recién nacido.

El virus del Zika surgió en un momento en el que los países de la Región estaban incrementando sus capacidades ante la posible aparición de un brote de la enfermedad por el virus del Ébola. La respuesta de salud pública ante la infección por el virus del Zika fue particularmente ardua. Esto se debió a la falta de conocimientos acerca del virus, sus vectores, los modos de transmisión y las posibles complicaciones, junto con las dificultades para adoptar medidas eficaces de control de vectores. Lo inespecífico de los síntomas, que son leves y similares a los del dengue y el chikunguña, puede haber dado lugar a diagnósticos erróneos. Limitar los desplazamientos o el contacto entre las personas no era una opción viable para contener el virus del Zika, ya que sus principales vectores son los mosquitos. La falta de medicamentos antivirales y de vacunas complicó aún más las medidas de respuesta. Dado que la elaboración de una vacuna eficaz aún está en proceso, los países y territorios de la Región deben mantenerse atentos ante los casos de infección por el virus del Zika, adoptar medidas para el control de vectores y fortalecer la capacidad para el diagnóstico de laboratorio del virus del Zika y otros arbovirus.

Referencias

1. Yung C-F, Lee K-S, Thein T-L, Tan L-K, Gan VC, Wong JG, et al. Dengue serotype-specific differences in clinical manifestation, laboratory parameters and risk of severe disease in adults, Singapore. American Journal of Tropical Medicine and Hygiene 2015;92(5):999-1005.

2. Guzman MG, Halstead SB, Artsob H, Buchy P, Farrar J, Gubler DJ, et al. Dengue: a continuing global threat. Nature Reviews Microbiology 2010;8:S7-S16.

3. Guzmán MG, Kourí G, Valdés L, Bravo J, Vázquez S, Halstead SB. Enhanced severity of secondary dengue-2 infections: death rates in 1981 and 1997 Cuban outbreaks. Revista Panamericana de Salud Pública 2002;11(4):223-227.

4. Guzmán MG, Kouri G. Dengue: an update. The Lancet Infectious Diseases 2002;2(1):33-42.

5. Soo K-M, Khalid B, Ching S-M, Chee H-Y. Meta-analysis of dengue severity during infection by different dengue virus serotypes in primary and secondary infections. PloS ONE 2016;11(5):e0154760.

6. Reich NG, Shrestha S, King AA, Rohani P, Lessler J, Kalayanarooj S, et al. Interactions between serotypes of dengue highlight epidemiological impact of cross-immunity. Journal of The Royal Society Interface 2013;10(86):20130414.

7. Cardoso CW, Paploski IA, Kikuti M, Rodrigues MS, Silva MM, Campos GS, et al. Outbreak of exanthematous illness associated with Zika, chikungunya, and dengue viruses, Salvador, Brazil. Emerging Infectious Diseases 2015;21(12):2274.

8. Van Bortel W, Dorleans F, Rosine J, Blateau A, Rousset D, Matheus S, et al. Chikungunya outbreak in the Caribbean region, December 2013 to March 2014, and the significance for Europe. Eurosurveillance 2014;19(13):20759.

9. Organización Mundial de la Salud. Dengue: guidelines for diagnosis, treatment, prevention and control. New edition. Ginebra: OMS; 2009. Disponible en: http://www.who.int/tdr/publications/documents/dengue-diagnosis.pdf.

10. Carter KH, Singh P, Mujica OJ, Escalada RP, Ade MP, Castellanos LG, et al. Malaria in the Americas: trends from 1959 to 2011. American Journal of Tropical Medicine & Hygiene 2015;92(2):302-316.

11. Ministerio de Salud de Brasil. SVS monitora casos de doença exantemática no Nordeste [Internet]; 2015. Disponible en: http://portalsaude.saude.gov.br/index.php/o-ministerio/principal/secretarias/svs/noticias-svs/17524-svs-monitora-casos-de-doenca-exantematica-no-nordeste.

12. Ministerio de Salud de Brasil. Confirmação do Zika Vírus no Brasil [Internet]; 2015. Disponible en: http://portalsaude.saude.gov.br/index.php/o-ministerio/principal/secretarias/svs/noticias-svs/17702-confirmacao-do-zika-virus-no-brasil.

13. Brooks RB, Carlos MP, Myers RA, White MG, Bobo-Lenoci T, Aplan D, et al. Likely sexual transmission of Zika virus from a man with no symptoms of infection – Maryland, 2016. Morbidity and Mortality Semanaly Report (MMWR) 2016;65(34):915-916.

14. Lessler J, Chaisson LH, Kucirka LM, Bi Q, Grantz K, Salje H, et al. Assessing the global threat from Zika virus. Science 2016;353(6300):aaf8160.

×

Reference/Note:

1. Caso sospechoso: paciente con aparición aguda de fiebre mayor de 38 °C (101 °F) y artralgia o artritis grave que no se expliquen por otros trastornos médicos, y que resida en zonas donde la enfermedad es epidémica o endémica o las haya visitado en las dos semanas anteriores la aparición de los síntomas. Caso confirmado: caso presunto con cualquier prueba específica para chikunguña (aislamiento de virus, reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa [RCP-TI], IgM o aumento al cuádruple de los títulos de anticuerpos específicos contra el chikunguña). Puede consultarse la definición de caso confirmado de la OPS y los CDC en: www.paho.org/chikungunya.

2. Fuente: OPS/ OMS. Chikungunya: Datos, mapas y estadísticas. Disponible en: https://www.paho.org/hq/index.php?option=com_topics&view=readall&cid=5932&Itemid=40931&lang=es.

3. Las zonas de alto riesgo son aquellas con un índice parasitario anual de 10 casos o más por 1 000 habitantes.

4. Deaths due to GBS or other neurological complications not included in this value.

Regional Office for the Americas of the World Health Organization
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America