Pan American Health Organization

México

  • Contexto general
  • Principales desafíos de la salud
  • Situación de salud y sus tendencias
  • Perspectivas
  • Referencias
  • Texto completo
Página 1 de 5

Contexto general

Bandera de MéxicoMéxico, denominado oficialmente Estados Unidos Mexicanos, es una república democrática y representativa compuesta por 2 456 municipios agrupados en 32 estados federativos autónomos. La Ciudad de México, que recientemente se constituyó en el 32º estado del país, tiene 16 delegaciones, es la sede de los poderes de la Unión y la capital nacional. El país limita al norte con los Estados Unidos de América y al sur con la República de Guatemala y Belice.

Características demográficas

El país contaba con una población de 119 530 753 habitantes en el 2016, de los cuales 51,2% eran mujeres. La edad mediana era de 27 años; la tasa de fecundidad, de 5,2 por 1 000 mujeres; y la esperanza de vida al nacer, de 72,6 años para los hombres y 77,8 para las mujeres. Entre los años 1990 y 2015, la población mexicana creció 48,4%, con una pronunciada expansión de los grupos mayores de 15 años y una reducción en los grupos menores de esa edad. Esto evidencia el envejecimiento de la población, debido a la disminución de la fecundidad y la mortalidad en las dos últimas décadas.

Entre el 2010 y el 2015, la población se incrementó en 7 millones de habitantes, lo que representa un crecimiento promedio anual de 1,4%. En las zonas urbanas se concentra 77,8% de la población y los estados con mayor densidad poblacional son el Estado de México, Ciudad de México y Veracruz. En el 2015, los menores de 15 años representaban 27,0% de la población y se estima que para el 2050 esa proporción será de 20,7%. Actualmente, la población de 65 años o más constituye 7,2% y la proyección para el 2050 es de 21,5% (). La figura 1 muestra la evolución de la estructura poblacional de México entre 1990 y el 2015.

Figure 1. Estructura de población según edad y sexo. México, 1990 y 2015

Fuente: Organización Panamericana de la Salud, basado en los datos del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas, División de Población. Revisión, 2015. Nueva York; 2015.

La Encuesta Intercensal del 2015 reveló que 21,5% de la población se consideraba indígena y 1,2% se clasificó como afrodescendiente; 6,5% de la población de 3 años o más hablaba alguna lengua indígena. Los estados con mayor número de población indígena de manera descendente fueron Oaxaca, Yucatán, Campeche, Quintana Roo, Hidalgo y Chiapas ().

Condiciones económicas

En el 2015 con un producto interno bruto (PIB) nominal de 17 391 045 millones de pesos mexicanos, el país se ubicó entre las veinte economías más grandes del mundo.

La economía está orientada, sobre todo, al sector de los servicios, que en el 2014 representó 62,0% del PIB, mientras que las actividades secundarias y primarias constituyeron 34,0% y 4,0%, respectivamente. La economía informal generó 24,0% del PIB y empleó a 57,8% de la población laboralmente activa, la cual no tiene acceso a la seguridad social ().

Existe una red de 12 tratados de libre comercio con 46 países y los Estados Unidos es su principal socio comercial. Al momento de escribir este documento, los textos oficiales del Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica (TPP, por sus siglas en inglés) se encontraban en revisión y aprobación por parte del Senado de la Nación ().

En el 2015, solo 1,0% de la población más rica concentraba 21,0% del ingreso nacional, lo que provoca desigualdades (). Estas grandes diferencias se ven reflejadas en el índice de desarrollo humano, que en el 2013 fue de 0,756 y ubicó al país en el lugar 71 entre los 187 países calificados. El valor más alto de este índice lo tenía la Ciudad de México (0,830), mientras que los tres estados en mayor desventaja fueron Oaxaca (0,681), Guerrero (0,679) y Chiapas (0,667) (). En el 2015 se crearon las zonas económicas especiales para promover el desarrollo mediante los beneficios fiscales para la inversión, los regímenes aduanales especiales y la mejora de la infraestructura, entre otras medidas ().

Violencia y seguridad

Del 2012 al 2015, el homicidio doloso mantuvo un comportamiento con tendencia a la baja, de 18,4 a 13,0 por 100 000 habitantes, respectivamente. Sin embargo, en el último semestre del 2015, esta tendencia cambió y el año terminó con una tasa de 14,0 por 100 000 habitantes. Guerrero registró el mayor número de homicidios dolosos: 56,5 por cada 100 000 habitantes ().

Políticas, planes y programas de salud

El Programa Sectorial de Salud 2013-2018 (PROSESA), derivado del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, es el principal instrumento de planeación del sector de la salud. Los ejes principales de acción del PROSESA consisten en reducir las inequidades en la salud entre los distintos grupos poblacionales, y consolidar las acciones dirigidas a las personas que viven en condiciones de vulnerabilidad mediante políticas que incidan en los determinantes sociales de la salud ().

Determinantes sociales de la salud

En el 2013, se puso en marcha la Cruzada Nacional Contra el Hambre, estrategia dirigida a la población que se hallaba en pobreza extrema y con carencia alimentaria. Esta estrategia estuvo integrada por 70 programas federales que se aplicaron en 1 012 municipios. Para su instrumentación se creó la Comisión Intersecretarial, compuesta por 16 secretarías, la Comisión Nacional de los Pueblos Indígenas, el Instituto Nacional de las Mujeres y el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia. En relación con el 2013, la evaluación realizada en el 2015 mostró un incremento en el acceso a los servicios de la salud, de 9,2% a 32,9%, y la carencia alimentaria disminuyó de 100% a 42,5%.

El Programa de Inclusión Social Prospera está destinado a la población que se halla en pobreza extrema y prevé transferencias condicionadas en educación, salud, nutrición e ingresos. Participan tres secretarías: Educación, Desarrollo Social y Salud, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), y los gobiernos estatales y municipales. Este programa surgió en 1988 y fue cambiando de denominación y objetivos específicos; así, se nombró Solidaridad en el período 1988-2002, Progresa en 2002-2007 y Oportunidades en 2007-2014. A partir del 2014, con el nombre de Prospera, incorporó la creación de empleos y la inclusión productiva de las mujeres. Entre los logros del período 2010-2014 se puede mencionar el incremento de la permanencia escolar entre los jóvenes (10 meses más en los hombres y 8 meses más en las mujeres) ().

Poblaciones en situación de vulnerabilidad

Entre el 2012 y el 2014, el porcentaje de la población que se hallaba en la pobreza se elevó de 45,5% a 46,2%, mientras que la pobreza extrema bajo´ de 9,8% a 9,5%. En las zonas rurales, el índice de pobreza descendió de 61,6% a 61,1%; pero en las zonas urbanas, creció de 40,6 a 41,7% ().

El analfabetismo en la población mayor de 15 años era de 6,9%, pero en el 2015 disminuyó a 5,5%; ese mismo año se identificó que 4 de cada 100 hombres y 6 de cada 100 mujeres no sabían leer ni escribir. El nivel de escolaridad promedio en el 2015 era de 9,1 años de estudios. Los estados con mayor porcentaje de analfabetismo fueron Chiapas (14,8%) y Guerrero (13,6%). Además, 3,9% de los hombres y 4,0% de las mujeres de la población económicamente activa se encontraban desempleados ().

En el 2010, 76,4% de la población poseía casa propia, mientras que en el 2015 esa cifra disminuyó a 67,7%; la proporción de viviendas rentadas se incrementó en ese período de 14,0% a 15,9% ().

El sistema de salud

El sector público cuenta con las instituciones de seguridad social —el IMSS, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Petróleos Mexicanos, la Secretaría de la Defensa Nacional, la Secretaría de Marina y otros— que prestan servicios a los trabajadores del sector formal de la economía. El Sistema de Protección Social en Salud (SPSS), la Secretaría de Salud, los Servicios Estatales de Salud y el Programa IMSS-Prospera atiende a la población sin seguridad social. El sector privado presta servicios a la población con capacidad de pago ().

Principales desafíos de la salud

Problemas críticos de salud

Enfermedades emergentes

La presencia del vector transmisor de dengue ha mantenido la circulación de esta enfermedad en 30 de los 32 estados, con los cuatro serotipos. En el 2012, el país ocupó el segundo lugar de la Región de las Américas con más casos notificados de dengue ().

En el año 2014, se realizó una vigilancia entomológica mediante las lecturas de las llamadas trampas de ovipostura, para monitorear la resistencia del vector a los plaguicidas en 62 localidades de 24 estados. Los resultados permitieron identificar las localidades que presentaban mosquitos resistentes a los plaguicidas empleados en los programas de control del vector a nivel nacional (piretroides). Se hicieron recomendaciones para cambiar estas sustancias por carbamatos y organofosforados a fin de recuperar la susceptibilidad del vector ().

En junio del 2014, durante la semana epidemiológica 45, se identificó el primer caso importado de fiebre por el virus de chikunguña y ese mismo año se notificó el primer caso confirmado de transmisión autóctona en Chiapas. El virus del Zika se detectó en un caso importado en Querétaro en el 2015 y en el mes de noviembre de ese mismo año, se registró el primer caso autóctono en el estado de Nuevo León ().

En el 2013 se tuvo noticia de la primera transmisión local de cólera desde la epidemia acaecida entre 1991 y el 2001. Se notificaron entonces 180 casos confirmados de infección por Vibrio cholerae O:1O ogawa toxicogénico y una muerte. Las cepas que circularon en el 2013 fueron genéticamente similares a las de los países del Caribe y diferentes a la cepa de la epidemia de 1991 al 2001 ().

Enfermedades desatendidas y otras infecciones relacionadas con la pobreza

Desde el año 2006 no se han presentado casos de rabia transmitida por perros en seres humanos; sin embargo, aún se debe controlar la rabia en el ciclo silvestre. Del 2010 al 2015, se presentaron 9 casos de este último tipo que ocurrieron en municipios rurales de alta marginación sin acceso a los servicios de salud ().

La malaria se encuentra en la fase de preeliminación en el país, aunque aún existe transmisión en localidades de algunos estados del norte y el oeste: Chihuahua, Durango, Jalisco y Sinaloa, en los que por diversas razones se ve limitado el ingreso y la permanencia del personal de la salud, lo que retrasa el diagnóstico y el tratamiento de los pacientes. Asimismo, en los estados de Chiapas, Tabasco y Quintana Roo, la prioridad para el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica es el control del flujo migratorio de personas provenientes de países donde el agente causal, Plasmodium falciparum, es endémico. En el 2010, el único territorio que recibió la certificación de estado libre de malaria fue Tlaxcala ().

Se ha alcanzado el indicador recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de menos de 1 caso de lepra por 10 000 habitantes. Los estados de Baja California Sur, Puebla, Tabasco y Tlaxcala no han notificado casos en más de 5 años. El desafío consiste en alcanzar la eliminación a nivel municipal. Al cierre del 2014 se registraron 28 municipios con tasas de prevalencia de más de 1 caso por 10 000 habitantes ().

En el año 2014, el país preparó el expediente técnico que respaldaba la solicitud a la OMS para realizar la verificación externa que confirmara la eliminación de la oncocercosis. En el 2015, México fue el tercer país en la Región en alcanzar esta meta.

En cinco municipios de Chiapas, la ceguera por tracoma era endémica, por lo que en el 2001 se inició la implementación de la estrategia SAFE (cirugía, antibióticos, higiene facial y mejoras ambientales, por sus siglas en inglés). Ya en el 2013, solo se registraron 85 casos, por lo que se cumplió con la meta de eliminación propuesta por la OMS y en el 2014 comenzó el proceso de solicitud para verificar la eliminación de tracoma. En el 2015 se completaron los estudios epidemiológicos y la documentación que sustentó la validación de la eliminación y al año siguiente, el Grupo Revisor del Dossier visitó México y emitió las recomendaciones al respecto para la directora de la OMS: México fue el primer país de la Región en eliminar la ceguera por tracoma como problema de salud pública ().

Desde el 2013 se ha garantizado la compra del medicamento empleado para el tratamiento de la leishmaniasis, lo que ha contribuido a mantener por encima de 95,0% la cobertura del tratamiento. A partir del 2014, se comenzó a notificar semanalmente los casos de esta enfermedad y su forma de presentación, ya sea cutánea o visceral. Del 2010 al 2015 se informaron 7 defunciones cuya causa básica era la leishmaniasis.

A partir del 2012, en los centros estatales de transfusión de sangre se estableció la obligatoriedad del tamizaje contra la enfermedad de Chagas, lo que ha incrementado el número de casos diagnosticados. Un año después, el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades creó el Programa de Acción Específico 2013-2018 contra la enfermedad de Chagas, que incluyó el tamizaje mediante serología de los menores de 15 años en las zonas de riesgo ().

Tuberculosis

Anualmente se presentan más de 19 000 casos de tuberculosis en diversas formas, entre las que predomina la pulmonar que representa 80,0% del total; solo entre el 2010 y el 2015 se registraron de 1 800 a 2 000 muertes anuales por esta causa. La incidencia mostró grandes variaciones dentro del país en el 2015: desde 3 casos por 100 000 habitantes en Jalisco hasta 58,5 casos por 100 000 habitantes en Baja California. De acuerdo con la Secretaría de Salud del Estado de Baja California, el foco de atención nacional es la ciudad de Tijuana, que registró una incidencia de 50,9 en el 2010, 57,6 en el 2012 y 55,6 casos en el 2015 (todos los valores por 100 000 habitantes). Las enfermedades y los trastornos más frecuentemente asociados con la tuberculosis son diabetes mellitus (19,0%), desnutrición (10,0%), VIH/sida (6,0%) y alcoholismo (4,0%) ().

Mortalidad materna

Según la Dirección General de Información en Salud, la razón de mortalidad materna (RMM) descendió en 21,6% del 2010 al 2015: de 992 a 778 muertes maternas por 100 000 nacidos vivos. Los diez estados que superaron la RMM nacional (34,6) fueron en orden descendente Chiapas, Ciudad de México, Nayarit, Guerrero, Oaxaca, Chihuahua, Tabasco, Yucatán, Michoacán y Campeche.

La RMM tiene una amplia variación dentro del país. Según el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, en el 2014 los estados de más alto nivel de marginación —Chiapas, Guerrero y Oaxaca—mostraron en conjunto una RMM de 59 por 100 000 nacidos vivos (por estado de residencia de la madre) y una ocurrencia de 56,8 por 100 000 nacidos vivos. En el 2015, estos indicadores fueron de 57,2 y 54,7 por 100 000 nacidos vivos, cada uno. En cambio, los estados de más bajo nivel de marginación —Baja California, Coahuila, Ciudad de México y Nuevo León— presentaron una RMM de 32,3 por 100 000 nacidos vivos y una ocurrencia de 37,5 en el 2014; al año siguiente, estos valores fueron de 33,6 y 39,7 por 100 000 nacidos vivos, respectivamente.

El certificado de nacimiento registrado en el Subsistema de Información sobre Nacimientos ha sido el denominador empleado para indicar la RMM desde el 2011. Esto ha permitido poseer un registro de nacidos vivos con información desagregada de la madre por municipios, afiliación, sitio de ocurrencia del nacimiento, escolaridad y lengua indígena.

A pesar de los avances a escala nacional, el empeño no fue suficiente para alcanzar la meta de una RMM de 22,2 propuesta en los Objetivos de Desarrollo del Milenio para el 2015; ya que solo se pudo reducir a 34,6 (figura 2) ().

Figura 2. Evolución de la razón de mortalidad materna en México, 1990-2015

RMM: razón de mortalidad materna; ODM: Objetivos de Desarrollo del Milenio.
Fuente: INEGI/SSA-DGIS, Base de datos de mortalidad 1990 a 2015. DGIS, Nacidos vivos ajustados del Subsistema de Información sobre Nacimientos (SINAC), a partir del 2011. CONAPO, Nacidos vivos estimados (Proyecciones de Población 2005-2030, basado en el Conteo 2005, y Proyecciones de Población 2010-2030, basado en el Censo 2010). Metodología para ajustar los nacidos vivos y las defunciones de niños menores de 5 años, para uso en el cálculo de indicadores. DGIS, 2015.

Embarazo en adolescentes

Las adolescentes del grupo de 15 a 19 años registraron una tasa de fecundidad de 77 nacidos vivos por cada 1 000 mujeres en el 2013. Este indicador también presentó variaciones dentro del país: Coahuila tenía una tasa de fecundidad de 113 nacidos vivos por cada 1 000 adolescentes, seguido de Nayarit, con 111, y Zacatecas, con 105,5, mientras que la Ciudad de México ocupó la menor tasa de fecundidad entre las adolescentes (51,8). Se constató que 83,9% de los ingresos hospitalarios entre las adolescentes a nivel nacional fueron por causas obstétricas.

Al relacionar la tasa de fecundidad con el nivel de escolaridad, se observó que el grupo de las adolescentes de 10 a 14 años sin estudios tenía una tasa de fecundidad de 11,5 nacidos vivos por cada 1 000 adolescentes; sin embargo, sus coetáneas que habían concluido la educación primaria solo presentaron una tasa de 1,7. Entre las adolescentes indígenas se registraron 96,7 nacidos vivos por 1 000 mujeres adolescentes, en comparación con las no indígenas (68 nacidos vivos por 1 000). Al analizar la tasa de fecundidad entre las adolescentes según el grado de marginación, se comprobó que las cifras más elevadas se presentaron en los municipios con grados de marginación muy alto (21,4%) o alto (19,5%); asimismo, este último indicador se relacionó con el embarazo a edades cada vez menores: el mayor número de nacimientos de mujeres de menos de 15 años ocurrieron en los municipios más marginados ().

Malnutrición

En el 2012, la prevalencia nacional de talla baja en los menores de 5 años fue de 13,6%, lo que significó una disminución de 1,9% con respecto al 2006 (15,5%); sin embargo, el estado de Colima, el de menor prevalencia de talla baja en ese año, registró un incremento de 0 casos en el 2006 a 5,2% en el 2012. En general, la desnutrición aguda se redujo en 1,6%, en tanto la prevalencia de desnutrición grave tuvo un ligero descenso —de 0,5% en el 2006 a 0,4% en el 2012—, aunque aumentó en 1,0% en los estados de Campeche, Chiapas y Guerrero, y cayó totalmente en Aguascalientes, Baja California y Coahuila. La distribución por zonas de este indicador mostró un decrecimiento —de 0,7% en el 2006 a 0,6% en el 2012— en las zonas rurales, mientras que en las urbanas se mantuvo en 0,4% ().

Enfermedades crónicas

Diabetes Mellitus

De acuerdo con los datos de la carga global de enfermedad para el 2013, la diabetes mellitus era la primera causa de pérdida de salud y contribuyó con 7,1% de los años de vida saludables perdidos (AVISA) y con 10,3% si se toma en cuenta la nefropatía diabética. La diabetes mellitus es la tercera causa de muerte prematura y de años vividos con discapacidad en México, y Guerrero es el estado con más AVISA en el país ().

Cardiopatía isquémica

Esta fue la segunda causa de pérdida de salud en el 2013 y representó 6,5% de los AVISA en la población; se le atribuye 14,5% del total de muertes y 9,7% de las muertes prematuras. La brecha entre los estados con la mayor (Chihuahua) y la menor (Tlaxcala) tasas de AVISA fue de 230,0% ().

Enfermedades cerebrovasculares

En el 2013, las enfermedades cerebrovasculares causaron 6,2% de las muertes en el país, y representaron 2,4% de los AVISA ().

Hipertensión arterial

El porcentaje de los AVISA por hipertensión arterial en el 2013 fue de 6,2% en el estado de Chiapas y 9,9% en el de Coahuila. A nivel nacional, 8,0% de los AVISA estaba relacionado con esta enfermedad ().

Enfermedad pulmonar obstructiva crónica

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) aportó 3,2% de la carga de enfermedad en México en el 2013; con respecto a los AVISA, 61,0% correspondió a las muertes prematuras y 39,0% a la discapacidad. Se estima que 10,0% de la población padecía EPOC por inhalación de humo (combustión de leña y consumo de tabaco ().

Salud mental

La depresión fue la primera causa de años vividos con discapacidad (9,8% del total) y representó 3,8% de la carga de enfermedad en el país; fue, además, la quinta mayor causa de AVISA ().

Recursos humanos

En el 2015, la tasa de médicos en México fue de 2,2 médicos por 1 000 habitantes y de 2,6 profesionales de la enfermería en contacto con pacientes por cada 1 000 habitantes, incluidos los profesionales del sector privado. Ambos indicadores estuvieron por debajo del promedio propuesto por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (3,2 y 9,7 por 1 000 habitantes, respectivamente). Además, existían diferencias marcadas en la distribución de los recursos humanos de la salud a lo largo del país ().

La formación del personal sanitario está regulada por normas educativas y disposiciones sanitarias, tanto en el pregrado como en las diversas modalidades de posgrado. La Comisión Interinstitucional para la Formación de los Recursos Humanos para la Salud funge como órgano de consulta de la Secretaría de Educación, la Secretaría de Salud y otras dependencias del sector público. Esta comisión elabora diagnósticos sobre la formación de los recursos humanos para la salud y define los perfiles de los profesionales, entre otras funciones.

La formación médica está orientada hacia la especialización: 80,0% de los médicos generales ingresa a especialidades hospitalarias, 9,0% a la medicina familiar y 3,0% a las especialidades relacionadas con la salud pública. En el 2012, el Sistema Nacional de Residencias contaba con alrededor de 24 500 residentes: 50,0% adscritos al IMSS; 37,0% a la Secretaría de Salud; 6,0% al ISSSTE; 4,0% a Petróleos Mexicanos; y 3,0% a las instituciones privadas u hospitales universitarios ().

Conocimiento, tecnología e información en el ámbito de la salud

Según los datos de la Encuesta Global de eSalud del 2015, México no cuenta con una política nacional que promueva el uso de las tecnologías de la información y la comunicación en el sector de la salud. Sin embargo, desde el 2013 se implementó la Estrategia Digital Nacional con el fin de promover la adopción y el desarrollo de estas tecnologías en los sistemas de información en la salud e impulsar los mecanismos de telesalud y telemedicina para aumentar la cobertura de los servicios. El programa de telesalud en los centros de salud de 21 estados ha dado lugar al incremento en el número de consultas: de 12 126 en el 2013 a 25 000 en el 2014. Además, a partir del año 2016 se establecieron los programas de telesalud en 671 unidades médicas, lo que ha beneficiado aproximadamente a 4 millones de personas.

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología es el organismo responsable de elaborar las políticas de ciencia y tecnología. En el 2016, el gasto en investigación científica y desarrollo experimental aumentó 1,7% en comparación con el 2015 y 17,5% con respecto al 2012; esta cifra representó el 0,54% del PIB. El país cuenta con un Sistema Nacional de Investigadores que abarca todas las disciplinas científicas y un total de sus 1 034 miembros son investigadores de las ciencias de la salud.

Tanto los estados como las instituciones son proveedores primarios de información; sin embargo, existe heterogeneidad en las plataformas tecnológicas empleadas, así como diferentes niveles de conectividad, debido a la fragmentación de los servicios de salud nacionales. La Dirección General de Información en Salud desarrolló la Plataforma Tecnológica para la Conformación del Sistema Nacional de Información Básica en Materia de Salud con el fin de homologar los criterios y los procesos para el tratamiento de la información relacionada con la salud. Esta iniciativa aún se encontraba en fase de despliegue en el 2016 ().

Medioambiente y seguridad humana

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales presentó la Estrategia Nacional de Cambio Climático en el año 2013, la cual regula el actuar en materia ambiental para todo el país. Según el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático, las temperaturas promedio a nivel nacional aumentaron 0,85 ºC y las temperaturas invernales 1,3 ºC. Modelos matemáticos estiman que para el año 2100 la temperatura aumentará 4 ºC en la zona fronteriza con los Estados Unidos y en el resto del territorio nacional ascenderá entre 2,5 y 3,5 ºC. Las precipitaciones disminuyeron en el sureste, y desde hace medio siglo se espera que haya un promedio de descenso entre 5,0% y 10,0% (de 2,2 a 4,5 mm/mes). En el 2015, el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática estimó que los costos por la contaminación de la atmósfera, el agua, la degradación de los suelos y la generación de residuos sólidos representaron en conjunto 5,7% del PIB nacional ().

Deforestación y degradación del suelo

Se estima que anualmente se degradan 500 000 hectáreas de bosques y selvas, lo que ubica al país en el quinto lugar más deforestado del mundo. Las causas principales son el cambio de uso del suelo y la tala ilegal; los estados con mayores afectaciones en el siguiente orden son Michoacán, Durango, Oaxaca y Chiapas ().

Contaminación del aire

En México, la contaminación atmosférica es un problema de salud. Por eso, ya en el 2014 existían 176 estaciones de monitoreo de partículas suspendidas, ozono, dio´xido de azufre, dio´xido de nitro´geno y mono´xido de carbono. Estas estaciones están distribuidas en 19 estados del país ().

En varios estados al menos una estación de monitoreo rebaso´ el límite promedio normado anual de PM10 (50 µg/m3); estos fueron Chihuahua (131 µg/m3), Nuevo Leo´n (88 µg/m3), Jalisco (87 µg/m3), Estado de México (82 µg/m3) y Guanajuato (77 µg/m3) ().

Asimismo, varios estados superaron el límite promedio anual de PM2,5 (65 µg/m3): Hidalgo (294 µg/m3), Ciudad de México y su zona conurbada (83 µg/m3), y el Estado de México (74 µg/m3). En cuanto a la concentración de ozono, también algunos estados rebasaron el límite normado de 0,110 ppm en 1 hora: Ciudad de México y su zona conurbada (0,185 ppm), Nuevo León (0,167 ppm), Puebla (0,165 ppm), Guanajuato (0,164 ppm) e Hidalgo (0,145 ppm) ().

En el 2010, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales instauró varios programas de gestión para mejorar la calidad del aire y revertir el deterioro. Específicamente, para la Ciudad de México y su zona metropolitana se elaboró el Programa para Mejorar la Calidad del Aire en la Zona Metropolitana del Valle de México 2011-2020 (ProAire) compuesta por ocho estrategias dirigidas a proteger la salud, disminuir el consumo energético, regular la movilidad y el parque vehicular, y elevar la participación ciudadana.

Residuos sólidos

En el año 2010 se recolectaron alrededor de 86 357 toneladas de residuos sólidos urbanos. Los estados que generaron más residuos por día fueron Ciudad de México, con 17 043 toneladas; el Estado de México, con 8 285; y Jalisco, con 6 524. A la recolección no selectiva le correspondió 89,0%, mientras que 11,0% de los desechos se clasificaron en orgánicos o inorgánicos. Se confirmó que 93,0% de los residuos sólidos del país se envían a las plantas de tratamiento; sin embargo, todavía existen depósitos en espacios abiertos, como carreteras, cañadas, barrancas y cauces de arroyos ().

Desastres naturales y antropogénicos

Nueve de cada diez desastres son causados por fenómenos hidrometeorológicos. En el 2013, la combinación de las tormentas tropicales Ingrid y Manuel provocó un intenso y prolongado temporal. Las pérdidas económicas fueron de US$ 4 816 millones, la segunda cifra más alta después del terremoto de 1985. En el 2015, el huracán Patricia, de categoría 5 según la escala Saffir-Simpson, fue catalogado como el más poderoso del planeta, pero como impactó una zona de baja densidad poblacional, los efectos económicos fueron reducidos y no hubo víctimas.

En el 2012 se promulgó la Ley General de Protección Civil, que consolida la Gestión Integral de Riesgos como estrategia que exige a los estados elaborar atlas de riesgos para la planeación del uso de los suelos. Además, en el país se ha fortalecido la creación de instrumentos —como el Fondo de Desastres Naturales y el Fondo para la Prevención de Desastres Naturales— que se han convertido en un modelo de referencia internacional. Sin embargo, los recursos otorgados están más concentrados en la respuesta que en la prevención. Al cumplirse 10 años de la creación del Programa Hospital Seguro se han certificado 200 hospitales como seguros y preparados para funcionar durante una amenaza natural o antropogénica, y después de esta ().

Envejecimiento

Se estima que la tasa de incremento de la población mayor de 60 años será de 0,039 en el período 2015-2025, mientras que la tasa de crecimiento de la población total será solo de 0,009 en ese mismo período. Para el 2030, una mujer de 65 años vivirá en promedio 19,6 años más y un hombre de la misma edad, 17,9 años; se prevé que los últimos 5 años de vida de esas personas transcurrirán con alguna afectación en su capacidad funcional ().

Los padecimientos con mayor prevalencia entre las personas mayores fueron hipertensión (40,0%), diabetes (24,3%) e hipercolesterolemia (20,4%). La presencia de síntomas depresivos representó 17,6% de todas las afecciones; 7,3% de deterioro cognitivo y 7,9% de demencia, aunque la prevalencia de esta última fue de 19,2% en el subgrupo de las personas mayores de 80 años. La dificultad para ver, incluso con dispositivos de ayuda, afectó a alrededor de 16% de los mayores de 60 años, y las limitaciones para escuchar, a pesar del uso de aparato auditivo, a 11,3% ().

En el 2014 se constató que 79,0% de las personas mayores tenía afiliación a algún servicio médico, principalmente al SPSS. Pese a esta cifra, hasta la fecha no existen programas de atención integrales dirigidos a este grupo de edad. Se estimó que 23,0% de la atención hospitalaria de las personas entre 60 y 74 años de edad se pudo prevenir mediante cuidados primarios de salud. Ese mismo año se disponía de 176 camas de hospitalización para la atención geriátrica, de las cuales 77,0% pertenecía a la Secretaría de Salud y 18,0% al IMSS. Existían 197 geriatras registrados en el sector de la salud; la mayoría de ellos laboraba en la Secretaría de Salud y el ISSSTE ().

Migración

El destino de emigración de los mexicanos es principalmente los Estados Unidos. En el 2014, de los inmigrantes a los Estados Unidos 26,6% provenía de México, de los cuales 52,0% eran hombres; 7,9 millones de personas formaban parte de la fuerza laboral de ese país, pero solo 3,4 millones habían obtenido la ciudadanía estadounidense. Se constató que 32,5% de los inmigrantes mexicanos en los Estados Unidos vivía en condiciones de pobreza y no contaba con cobertura médica, mientras que 80,2% de los que no se consideraban pobres tenía seguro médico.

Los motivos fundamentales para emigrar eran en ese momento acceder a un trabajo, reunirse con la familia y estudiar. Por eso, la Secretaría de Salud y la Secretaría de Relaciones Exteriores de México han instrumentado las ventanillas de salud en los consulados mexicanos en los Estados Unidos. Esta iniciativa tiene como objetivos la prevención, la promoción de la salud y la referencia de los mexicanos a los centros comunitarios de salud. En el 2015 se atendió a 1 525 504 personas, de ellas 16,8% se trató en los consulados móviles; 53,8% de las consultas correspondió a consejería sobre enfermedades no transmisibles (ENT), salud mental y control de la natalidad.

México es país de tránsito de personas de América Central para llegar a los Estados Unidos; estos desplazamientos han marcado las dinámicas migratorias y sus relaciones con los países del triángulo norte de América Central. Del 2014 al 2015 se incrementó en 72,0% el número de deportados, y con ello aumentaron los casos de menores migrantes no acompañados.

México ha permitido la afiliación temporal al SPSS (por 90 días) para que los migrantes internacionales reciban atención a la salud, independientemente de su situación migratoria. Sin embargo, la población migrante de tránsito se acerca más a albergues, asociaciones civiles y casas de migrantes, debido a su condición migratoria ().

El programa Frontera Saludable 2020 es una iniciativa de la Comisión de Salud Fronteriza México-Estados Unidos creada entre los gobiernos de ambos países en el año 2000. Este programa se enfoca en la atención y el monitoreo de los problemas de salud pública que afectan a las poblaciones que comparten sus vidas en esta zona. Las cinco prioridades que se deben atender son las ENT, las enfermedades infecciosas, la salud materno-infantil, la salud mental, los accidentes y las lesiones. Un ejemplo de los logros de la cooperación binacional es la reducción en 50,0% de la incidencia de hepatitis A en todos los estados mexicanos de la frontera norte ().

Seguimiento de la organización, prestación de atención y desempeño del sistema de salud

La Secretaría de Salud es la entidad responsable de establecer y conducir la política nacional en materia de asistencia social, servicios médicos y salud pública, a través del Consejo de Salubridad General que comprende las secretarías de Educación y de Hacienda. El Consejo Nacional de Salud se encarga de la coordinación con los estados federativos. La Secretaría de Salud ejerce también la regulación, el control y el fomento sanitario mediante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios.

El Programa Sectorial de Salud 2013-2018 propone avanzar en la construcción de un Sistema Nacional de Salud. Para ello, en abril del 2016 se adoptó el Acuerdo Nacional hacia la Universalización de los Servicios de Salud, a fin de avanzar gradualmente a la cobertura general de atención médica. Hasta septiembre del 2016, solo se habían firmado convenios específicos para la implementación de este acuerdo con 8 de los 32 estados del país ().

El porcentaje de abasto y entrega de recetas fue de 65,2% en el 2012 y aumentó a 69,0% de los usuarios del Seguro Popular en el 2015. En general, 10,2% de los usuarios del IMSS no pudo conseguir alguno o ninguno de los medicamentos recetados, en comparación con 24,9% de los usuarios del ISSSTE y 23,0% de las personas integradas a la Secretaría de Salud con afiliación al SPSS ().

De acuerdo con el Padrón General de Salud 2014, alrededor de 35,4 millones de personas estaban afiliadas al IMSS, 7 millones al ISSSTE y 49,8 millones al SPSS. A pesar de lo anterior, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social notificó en el 2014 que 18,2% de la población tenía alguna dificultad para acceder a los servicios de salud. La ausencia de un sistema unificado de registro de la población afiliada y la alta movilidad laboral entre el sector formal y el informal se manifiesta en casos de doble o triple afiliación.

En el SPSS, el número de intervenciones se define en el Catálogo Universal de Servicios de Salud (CAUSES). En el 2010, este contenía 275 intervenciones con 357 medicamentos y en el 2016 esta cifra se había incrementado a 285 intervenciones y 647 medicamentos. El SPSS cuenta con un Fondo de Gastos Catastróficos que complementa al CAUSES y, aunque en el 2004 cubría solo 6 intervenciones, en el 2016 las había aumentado a 61. No obstante, aún no se incluyen en el CAUSES el infarto en las personas mayores de 60 años y las diálisis después del fallo renal ().

El gasto total en la salud respecto al PIB representó 6,2% en el 2012; sin embargo, en el 2015 había descendido a 5,6%. El gasto público correspondió a 51,0%, cifra por debajo del promedio de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico y del gasto recomendado (6,0%) en la resolución CD53.R14 de la Organización Panamericana de la Salud. El gasto administrativo constituyó 8,6% del gasto total en salud mientras el gasto de bolsillo significó hasta 4,0% del gasto de los hogares. En el 2012 se registró que 4,6% de los hogares del primer quintil de ingresos incurrió en gastos catastróficos, aunque en el 2015 esa cifra se había reducido a 4,5% ().

Perspectivas

Para identificar los problemas relacionados con la salud y responder ante eventos que presentan diversas amenazas, se requiere que los canales de comunicación y coordinación sean apropiados y estén alineados con las prioridades. Esto servirá para llevar a cabo acciones focalizadas y obtener soluciones rentables y de múltiple impacto.

La eliminación de las enfermedades desatendidas, como la lepra, la malaria y la rabia, solo se conseguirá mediante la concertación de objetivos comunes con los sectores involucrados en los determinantes sociales de la salud, el cumplimiento de las metas de desarrollo nacional y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

El enfrentamiento a las ENT ha llevado a formular políticas intersectoriales que integran la promoción de prácticas saludables, la calidad de la atención, la regulación y la legislación. El Acuerdo Nacional contra la Obesidad y el Sobrepeso; la Estrategia Nacional para la Prevención y Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes; la implementación del etiquetado frontal en los alimentos de alto contenido calórico; y la regulación de la publicidad de alimentos no saludables en los medios de comunicación en horarios infantiles requieren mecanismos que evalúen su funcionamiento y desarrollo, así como robustecer el marco normativo que permita establecer acciones punitivas por su incumplimiento.

Para poner en marcha la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes se necesita llevar a cabo acciones que empoderen a las adolescentes para ejercer sus derechos sexuales y reproductivos, y diseñar programas que contemplen el acceso a los servicios de salud adaptados a sus necesidades —con perspectiva de género y la participación juvenil— para que puedan incidir en la construcción de un proyecto de vida.

La mortalidad materna seguirá siendo un problema prioritario y se deberá asegurar la evaluación y el control de los programas vigentes, como las brigadas de transporte comunitario, los albergues maternos, el acceso y la cobertura de los métodos de planificación familiar, las buenas prácticas en la atención prenatal y el parto, y la vigilancia de los nacimientos por cesáreas. Esto requerirá, además, aplicar un enfoque intercultural en relación con los problemas obstétricos, la igualdad de género y la ejecución de acciones que incidan en el empoderamiento y en la búsqueda del ejercicio de la salud como derecho humano.

La Estrategia Nacional de Lactancia Materna deberá consolidar su implementación mediante el establecimiento de mecanismos legales y financieros, y acciones intersectoriales que permitan no solo el incremento de la lactancia materna exclusiva, sino también posicionar el tema en la agenda nacional como una prioridad intersectorial y de inversión para la salud materno-infantil y la primera infancia.

El Acuerdo Nacional hacia la Universalización de los Servicios de Salud es un reflejo de la voluntad política para atender a la población sin tener en cuenta su condición laboral o lugar de residencia. Pero para su implementación es necesario ejercer la gobernanza, la rectoría y la institucionalidad en el ámbito de la salud, fortalecer las instancias rectoras con un sistema de información para la salud integrador que contribuya a la toma de decisiones, y asegurar la distribución de los recursos en el territorio nacional, con hincapié en el primer nivel de atención. El gasto en la salud deberá ser más eficiente y estar orientado a la calidad de la atención, lo que se debe corroborar mediante la rendición de cuentas.

Ante el veloz crecimiento de la población de personas mayores, la prioridad debe enfocarse en conservar su capacidad funcional. Los sistemas de salud incorporarán servicios especializados para atender a las personas mayores, combatir el “viejismo”, adaptar la infraestructura para favorecer su autonomía y hacer sostenibles los cuidados a largo plazo.

Referencias

1. Consejo Nacional de Población. México. CONAPO. Proyecciones de la población 2010-2050. Edición 2015. Disponible en: http://www.conapo.gob.mx/es/CONAPO/Proyecciones_Datos.

2. Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática. Encuesta Intercensal 2015. Disponible en: http://www.inegi.org.mx/est/contenidos/proyectos/accesomicrodatos/encuestas/hogares/especiales/ei2015/.

3. Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática. PIB y Cuentas Nacionales. Disponible en: http://www.inegi.org.mx/est/contenidos/proyectos/cn/.

4. México. Presidencia de la República. Disponible en: https://www.gob.mx/presidencia.

5. Esquivel G. Desigualdad Extrema en México: Concentración del Poder Económico y Político. OXFAM. México. 2015.

6. Comisión Económica para América Latina y el Caribe. CEPAL. México. Perfil económico. 2014. Disponible en: http://interwp.cepal.org/cepalstat/Perfil_Nacional_Economico.html?pais=MEX&idioma=spanish.

7. Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL). Disponible en:http://www.coneval.org.mx/.

8. Datos estadísticos y epidemiológicos de dengue, OPS/OMS 2014. Disponible en: https://www.paho.org/hq/index.php?option=com_topics&view=readall&cid=3274&Itemid=40734&lang=es.

9. Secretaria de Salud. Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (CENAPRECE). Disponible en: http://www.cenaprece.salud.gob.mx.

10. Secretaría de Salud. Dirección General de Epidemiología. (DGE) Disponible en: http://www.epidemiologia.salud.gob.mx.

11. Alerta y Respuesta Mundiales. Organización Mundial de la Salud. Disponible en: http://www.who.int/csr/don/2013_11_13/es/.

12. Enfermedades infecciosas desatendidas en las Américas. Historias de éxito e innovación para llegar a los más necesitados. Washington DC: OPS, 2016. Disponible en: https://www.paho.org/enfermedades-infecciosas-desatendidas-historias/.

13. World Health Organization. Collaborative framework for care and control of tuberculosis and diabetes. International Union Against Tuberculosis and Lung Disease. Ginebra, 2011. Disponible en: http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/44698/1/9789241502252_eng.pdf.

14. Secretaría de Salud. Dirección General de Información en Salud (DGIS) Disponible en: http://www.dgis.salud.gob.mx.

15. Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes. Presidencia de la República. Disponible en: http://www.conapo.gob.mx/es/CONAPO/ESTRATEGIA_NACIONAL_PARA_LA_PREVENCION_DEL_EMBARAZO_EN_ADOLESCENTES.

16. Gutiérrez JP, Rivera-Dommarco J, Shamah-Levy T, Villalpando-Hernández S, Franco A, Cuevas-Nasu L, Romero-Martínez M, Hernández-Ávila M. Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012. Resultados Nacionales. Cuernavaca, México: Instituto Nacional de Salud Pública, 2012. Disponible en : http://ensanut.insp.mx/.

17. Secretaría de Salud. Informe sobre la Salud de los Mexicanos 2015. Diagnóstico General de la Salud Poblacional. Marzo 2016. Disponible en: http://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/64176/INFORME_LA_SALUD_DE_LOS_MEXICANOS_2015_S.pdf.

18. Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. OCDE. México 2016. El Sistema Mexicano de Salud, 2016. Disponible en: https://www.oecd.org/mexico/el-sistema-mexicano-de-salud-ha-registrado-avances-importantes-durante-la-ultima-ducada-pero-aun-enfrenta-desafios-considerables.htm.

19. Secretaria de Salud. Dirección General de Calidad y Educación en Salud. (DGCES). Programa de Acción Específico. Disponible en: http://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/31025/PAE_2013_2018_DGCES.pdf.

20. Gobierno de la República. Diario Oficial de la Federación Disponible en: http://dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5276976&fecha=08/11/2012.

21. Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático. Disponible en: http://www.inecc.gob.mx.

22. Secretaria de Salud. Centro Nacional de Prevención de Desastres. Caracterización e Impacto socioeconómico de los principales desastres ocurridos en la República Mexicana 2010-2016. Disponible en: http://www.cenapred.gob.mx/PublicacionesWeb/buscar_buscaSubcategoria?categoria=SERIES+ESPECIALES+%2F&subcategoria=IMPACTO+SOCIOECON%26Oacute%3BMICO+DE+LOS+DESASTRES+EN+M%26Eacute%3BXICO&palabraClave=de+los+Desastres+en.

23. Gutiérrez Robledo LM, Agudelo Botero M. Hechos y desafíos para un envejecimiento saludable en México. Instituto Nacional de Geriatría, Primera edición, 2016. Disponible en: http://www.geriatria.salud.gob.mx/descargas/noticias/HECHOS.pdf.

24. Migración y Salud. Perspectivas sobre la población inmigrante, Primera edición septiembre 2016.

25. Comisión de Salud Fronteriza México-Estados Unidos. Frontera Saludable 2020: una iniciativa enfocada en la prevención y la promoción de la salud. Primera edición, junio 2015. Disponible en: http://www.saludfronterizamx.org/repositorio/publicaciones-y-estudios/estudios/actividades-comision/frontera-saludable-2020-una-iniciativa-enfocada-en-la-prevencion-y-la-promocion-de-la-salud/detail.

26. Secretaria de Salud. Comisión Nacional de Protección en Salud. Seguro Popular. Causes 2016. Disponible en: http://www.repssver.gob.mx/uploads/file/Gestores%20del%20Seguro%20Popular/2016/001_CAUSES_2016.pdf.

27. Organización Panamericana de la Salud. Indicadores Básicos 2016. Washington DC.2016.

28. Inmunización en las Américas. Resumen 2016. OPS/OMS. Washington, D.C. Disponible en: https://www.paho.org/hq/index.php?option=com_docman&task=doc_view&Itemid=270&gid=36292&lang=es.

29. Informe sobre la situación de la seguridad vial, México 2015. Secretaría de Salud/STCONAPRA. México, Ciudad de México, 2016.

30. Secretaria de Salud. Encuesta de Salud Bucal 2010. Disponible en: http://www.epidemiologia.salud.gob.mx/doctos/infoepid/publicaciones/2011/monografias/P_EPI_DE_LA_SALUD_BUCAL_EN_MEXICO_2010.pdf.

×

Reference/Note:

1. Hasta el 17 de marzo de 2017, el tipo de cambio del peso mexicano (MX$) era de 19,996 por US$1,00 (http://www.banxico.org.mx/portal-mercado-cambiario/index.html).

2. La información contenida en este capítulo está basada en el Plan Nacional de Desarrollo, el Plan Sectorial de Salud 2013-2018, los planes de trabajo de la Representación de la Organización Panamericana de la Salud/OMS en México y de las mesas de discusión del Foro Nacional de Salud 2016.

Regional Office for the Americas of the World Health Organization
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America