Pan American Health Organization

Puerto Rico

  • Contexto general
  • Principales desafíos de la salud
  • Situación de salud y sus tendencias
  • Perspectivas
  • Referencias
  • Texto completo
Página 1 de 5

Contexto general

Bandera de Puerto RicoPuerto Rico, oficialmente conocido como Estado Libre Asociado de Puerto Rico, es un archipiélago de las Antillas Mayores situado al noreste del mar Caribe; está compuesto de una isla principal con 78 municipios, 8 distritos senatoriales y un número de islas de menor tamaño (Mona, Vieques y Culebra, entre las más importantes). En total tiene una extensión de 9 105 km2; la isla mayor mide 170 km por 60 km. Su clima es tropical y posee diversos ecosistemas: costeros y marinos, bosques secos y lluviosos, zona cársica y áreas montañosas. La capital es San Juan y está localizada en la costa norte de la isla principal.

Características demográficas

Los datos censales muestran que en el año 2010 la población era de 3 721 526 personas y en el 2015 había disminuido a 3 474 182 (reducción de 6,6%) (figura 1). Entre esos años, la proporción de la población de 65 años o más aumentó de 14.5% a 18.0 %. La mediana de edad aumentó de 37 años en el 2010 (35,2 en los hombres y 38,7 en las mujeres) a 40 años en el 2015 (38 en los hombres y 41,8 en las mujeres). Además, en el grupo de edad de 0 a 19 años, hubo un decrecimiento de 1 010 741 en el 2010 a 835 602 en el 2015 (17,3%) y en la población de 30 a 39 años descendió de 488 064 en el 2010 a 430 172 en el 2015 (11,9%). El incremento mayor fue en el subgrupo de las mujeres de 5 años o más, de 308 404 en el 2010 a 355 631 en el 2015 (15,3%). Entre julio del 2010 y julio del 2015 todos los municipios, excepto Gurabo y Toa Alta, disminuyeron su población. La tasa general de fecundidad en el 2012 fue de 52,2 por cada 1 000 mujeres en edad fértil, y se redujo a 48,2 en el 2014.

Figura 1. Estructura de la población, según edad y sexo, Puerto Rico, 1990 y 2015


Fuente: Organización Panamericana de la Salud, con base en datos del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas. División de Población. Revisión 2015. Nueva York; 2015.

La esperanza de vida aumentó de 78,8 a 79,5 años en el período de 2010 al 2013; para los hombres el incremento fue de 74,8 a 75,8 años; mientras que para las mujeres fue de 82,7 a 83,1 (). La tasa de dependencia económica se elevó de 52,3% en el 2010 a 53,9% en el 2015 (). La tasa de reemplazo se ha mantenido constante en 1,7 entre el 2010 y el 2015 ().

Condiciones económicas

De acuerdo con el Banco Mundial, Puerto Rico se ha descrito como un país de ingresos económicos altos, ya que entre el 2010 y el 2015 estos superaron un promedio de US$ 12 476 per cápita anuales (). No obstante, la crisis económica que comenzó en el 2006 se recrudeció: hubo una caída de la economía, el sector bancario y las ventas de viviendas; aumentaron los precios del petróleo y hubo déficits económicos persistentes, lo que llevó a la pérdida de la confianza de los mercados de bono (). Como consecuencia, en el año 2016 el Gobierno de los Estados Unidos de América aprobó la Ley para la Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico (PROMESA, por las siglas de Puerto Rico Oversight, Management, and Economic Stability Act) que estableció una Junta de Supervisión y Manejo Fiscal, un proceso para reestructurar la deuda y los procedimientos expeditos para la aprobación de proyectos de infraestructura críticos ().

El producto nacional bruto (PNB) a precios corrientes creció entre los años fiscales 2014 y 2015 (cuadro 1). Sin embargo, a precios constantes el PNB tuvo una reducción de US$ 6 347 millones a US$ 6 312 millones, entre el año fiscal 2014 y el 2015, respectivamente. En el 2014, los servicios médicos y funerarios, uno de los componentes del gasto de consumo personal —el cual es el principal componente dentro de la demanda interna, a precios corrientes—, representaron US$ 11 497 millones, inferior al 2015, año que alcanzó los US$ 12 540 millones (aumento de US$ 1 043 millones respecto al 2014) (cuadro 2) ().

Cuadro 1. Producto nacional bruto en precios corrientes y constantes, Puerto Rico, años fiscales 2012-2015 (en millones de dólares estadounidenses)

  Años
Precios 2012 2013 2014 2015
Corrientes 68 085,7 68 994,9 68 461,2 68 520,6
Constantes 9 801,5 9 967,0 6 347,6 6 312,4

Fuente: Junta de Planificacion, Gobernación de Puerto Rico. Informe Económico al Gobernador, 2015. Puerto Rico; 2016.

Cuadro 2. Gasto en consumo personal, incluyendo servicios médicos y funerarios, Puerto Rico, años fiscales 2014 y 2015 (en millones de dólares estadounidenses)

  Años
Gasto 2014 2015
Consumo personal 61 753,0 61 911,3
Servicios médicos y funerarios 11 497,2 12 540,6

Fuente: Junta de Planificacion, Gobernación de Puerto Rico. Informe Económico al Gobernador, 2015. Puerto Rico; 2016.

El índice de inequidad económica Gini mostró un leve aumento de 0,537 en el 2010 a 0,559 en el 2015. Los índices de pobreza y pobreza extrema, de forma similar, aumentaron un promedio porcentual de un punto para todos los grupos de edad, aunque la población más afectada fue la de los menores de 18 años con 56,3% y 58,3% en el 2010 y el 2015, respectivamente (). La tasa de desempleo disminuyó en 3,4 puntos porcentuales (16,3% en el 2010 a 12,9% en el 2015). El producto interno bruto (PIB) (en millones) tuvo un ligero incremento, de US$ 98 381,30 en el 2010 a US$ 102 906,00 en el 2015. Asimismo, el PIB per cápita aumentó de US$ 26 369 en el 2010 a US$ 29 360 en el 2015 (). La tasa de inflación decreció de 2,0% en el 2010 a 0,3% en el 2015 (). La deuda pública bruta en el 2015 fue de US$ 66 182,6 (en millones) (). En mayo del 2017 se radicó una solicitud de quiebra en la corte federal estadounidense con una deuda y obligaciones de pensiones de US$ 123 miles de millones ().

Violencia y seguridad

En el año 2011 la tasa de homicidios fue de 31,6 por cada 100 000 habitantes, y en el 2015 descendió a 16,8 homicidios. En agosto del 2011 hubo una tasa de 26,7 homicidios por cada 100 000 habitantes, mientras que esta se redujo a 15,9 homicidios en agosto del 2016.

Además, se registraron las tasas de otros delitos por cada 100 000 habitantes, a saber: la cifra de violaciones aumentó de 0,47 en el 2013 a 3,1 en el 2015, lo cual se puede atribuir a las campañas de orientación sobre la importancia de denunciar este problema; el número de robos disminuyó de 111,9 en el 2013 a 78,6 en el 2015; las agresiones agravadas se incrementaron de 43,8 en el 2013 a 57,6 en el 2015; y los delitos contra la propiedad se redujeron de 257,7 escalamientos en el 2013 a 184,5 en el 2015 (). En el 2016 se contaba con una fuerza policial de aproximadamente 382 policías por cada 100 000 habitantes.

El primer caso de trata humana se notificó en el año 2015. Aunque en Puerto Rico han disminuido las cifras relativas a la violencia y los homicidios, estos problemas aún persisten (cuadro 3) (), por lo que se desarrolló un Sistema de Vigilancia de Muertes Violentas, el cual comenzó a recopilar datos en enero del 2017.

Cuadro 3. Número de homicidios, cantidad de habitantes y tasa anual de homicidios, Puerto Rico, 2011-2015

  Años
Gasto 2011 2012 2013 2014 2015
Homicidios 1 164 1 004 902 700 584
Habitantes 3 678 736 3 634 487 3 593 079 3 534 888 3 474 182
Tasa (por 100 000 hab.) 31,6 27,6 25,1 19,8 16,8

Fuente: Policía de Puerto Rico. Informe de delitos tipo I (2011-2015). Disponible en: http://estadisticas.pr/iepr/Estadisticas/InventariodeEstadisticas/tabid/186/ctl/view_detail/mid/775/report_id/00975852-e14a-4339-a6c8-ab23fd36d2a1/Default.aspx.

Principales problemas ambientales

La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por las siglas de Environmental Protection Agency) en conjunto con el Departamento de Agricultura de ese país son los encargados de tomar las medidas correctivas, que consisten en multas entre US$ 200 a US$ 1 000 USD, hasta penas de cárcel que van desde los 30 días hasta un máximo de 6 meses por el uso de plaguicidas peligrosos ().

En Puerto Rico, las principales fuentes de emisiones tóxicas son las plantas generadoras de energía eléctrica, que aportan alrededor de 75% de todas las emisiones. La tendencia de las emisiones tóxicas muestra una disminución consistente desde 1990 hasta el 2013. En 1990 se emitieron 18,7 millones de libras de sustancias tóxicas en comparación con los años 2014 y 2015, cuando se emitieron 2,3 y 2,0 millones de libras, respectivamente. En el 2015, se calculó que las emisiones de sustancias químicas emitidas fueron 1,8 millones de libras al aire, 390 libras al agua y 22,8 000 libras al suelo ().

En el año 2015 hubo una sequía intensa, por lo que el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos declaró 17 municipios (Bayamón, Guaynabo y San Juan, entre otros) como zona primaria de desastre natural (). La baja en el nivel de precipitaciones ocasionó que la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados impusiera un racionamiento para controlar el consumo del agua. El servicio era restablecido algunos días por varias horas, lo que permitió a los ciudadanos almacenar el agua. Los racionamientos fueron principalmente para los embalses de La Plata y Carraízo que suplen agua al Área Metropolitana, en específico a los municipios de San Juan, Bayamón, Guaynabo y Carolina, en donde vive 23% de la población.

Finalmente, en el 2010 se extrajeron 2 817,55 millones de galones diarios (Mgal/día) de agua de superficie, de los cuales 677,21 Mgal/día fueron consumidos por la vía del suministro público y 38,16 Mgal/día se emplearon en la irrigación agrícola (). Los daños ocasionados por la sequía no solo fueron ambientales —causó pérdidas millonarias en la agricultura, la ganadería, la fauna y la flora—, sino que debido a la escasez de agua se afectaron los servicios en entidades hospitalarias, centros de cuidado, escuelas y hogares.

Determinantes sociales de la salud

El porcentaje de población bajo el nivel de pobreza federal fluctuó levemente de 45,0% en el 2010 a 46,1% en el 2015. Fue mayor entre los desempleados, las personas de 25 años o más sin nivel de enseñanza superior, los menores de edad y las mujeres (). La población de 25 años o más con un nivel de educación intermedio o menor se redujo en 16,1% entre el 2010 y el 2014 (). La tasa de alfabetización general fue de 92% en el 2010 (). Para el período 2011-2014, se estimó que 43 197 adultos (1,6% de este grupo de población) formaban parte de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales, conocida por las siglas LGBT ().

El sistema de salud

La prestación de servicios de salud a las personas, la familia y la comunidad se organiza por lo general por niveles de prestación de servicios; estos comienzan con la afiliación a su cobertura de beneficios bajo un administrador (aseguradora); servicios primarios; servicios secundarios y terciarios mediante la referencia a consultas especializadas; y mecanismos de utilización y revisión como son las autorizaciones previas. La integración de los servicios se realiza mediante el tamizaje y la prevención de enfermedades en las consultas médicas y la coordinación con los administradores de beneficios de salud mental y las aseguradoras.

Puerto Rico cuenta con un PSG para personas de escasos recursos, pero no con un plan universal. Este plan ofrece servicios de atención primaria, salud mental, acceso a médicos especialistas, medicinas, laboratorios clínicos, pruebas diagnósticas especializadas, rayos X y hospitales. Se puede acceder a los proveedores de servicios mediante libre selección o por consulta de referencia, según la cobertura médica. Además, en el país existen diversas cartas de derecho dirigidas a numerosos grupos. En cada una de estas legislaciones se identifica el ente rector de esta.

La red de laboratorios se halla bajo la cobertura de los proveedores de salud, ya sean públicos o privados. Algunas de las muestras recopiladas en los laboratorios clínicos (por ejemplo, arbovirales) son enviadas a los laboratorios de referencia en los Estados Unidos. Entre los laboratorios a nivel nacional se encuentra el Laboratorio de Administración de Servicios Médicos de Puerto Rico, que ofrece servicios clínicos y de anatomía patológica tanto a Puerto Rico como al Caribe.

En la red comunitaria existen diversas entidades sin fines de lucro que proveen servicios de salud a las personas vulnerables y desventajadas. A su vez, en el año fiscal 2014-2015 había una red de 67 hospitales públicos y privados con una tasa de 285,5 camas por cada 100 000 habitantes ()(Departamento de Salud, 2016).

La población de 65 años o más cuenta con los beneficios de Medicare Parte A, Parte B, o ambos ()(Medicare.gov, 2016). Asimismo, la persona mayor puede tomar los planes médicos de Medicare Advantage, Medicare tradicional o Medicare con otro seguro suplementario privado. Los servicios se reciben mediante la libre selección médica o el cuidado dirigido. Según los Centros de Servicio de Medicaid y Medicare, se estima que en Puerto Rico hubo una disminución de 11% en los fondos del 2016 de Medicare Advantage. Esto impactará la capacidad de este seguro para asumir la responsabilidad de 250 000 beneficiarios, lo que puede aumentar los costos operacionales que oscilaban entre US$ 20 millones y US$ 30 millones al año a US$ 120 millones y US$ 150 millones anuales ()(Gil-Fournier, 2014).

El financiamiento del sistema de salud proviene de las aportaciones federales, las contribuciones patronales, las gubernamentales y el pago directo de la persona. Aproximadamente, la distribución de fondos del plan de salud del gobierno es de 45% del gobierno federal, 10% de los fondos municipales y 45% de los fondos del gobierno central.

El sistema de salud se organiza en dos componentes: uno privado y uno público ordenado en particular según el modelo de cuidado coordinado (). La Administración de Seguros de Salud (ASES) y el Departamento de Salud brindan servicios de salud a la población general; la Corporación del Fondo del Seguro del Estado a los trabajadores lesionados; la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA) a personas con problemas mentales o de adicción. Otras entidades gubernamentales brindan servicios mediante la administración de instalaciones de salud o servicios médicos, la defensa de los derechos de los pacientes y la atención a poblaciones específicas. Los planes de cuidado de salud siguen las regulaciones pertinentes del Patient Protection and Affordable Care Act y el Health Care and Education Reconciliation Act.

Principales desafíos de la salud

Problemas críticos de salud

Enfermedades emergentes

En el país han ocurrido tres epidemias relacionadas con las enfermedades emergentes: la de dengue en el 2010, con 33 muertes y 22 000 casos informados; la de Chikunguña en el 2014, con 10 muertes y 4 278 casos confirmados; y la de Zika, con 5 personas muertas que resultaron positivas al virus y 32 070 casos confirmados hasta el 3 de noviembre del 2016. El Departamento de Salud junto a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) son los encargados de las pruebas diagnósticas para el control y la prevención de las enfermedades transmitidas por Arbovirus, así como su notificación semanal. El sistema de vigilancia de estas enfermedades es de corte pasivo, por lo que puede haber un subregistro de los casos diagnosticados. En total, hasta el 3 de noviembre del 2016 se habían notificado 61 677 presuntos casos de estas enfermedades ().

El dengue es una enfermedad endémica de Puerto Rico y durante el año 2014 se registraron 8 664 presuntos casos, 473 casos confirmados por laboratorio y 2 casos de dengue hemorrágico confirmados. Mientras que, en el 2015, hubo 1 866 presuntos casos y 57 casos confirmados por laboratorio. No hubo ningún caso de dengue hemorrágico confirmado ni muerte a causa del virus (). A principios de noviembre del 2016 se registraron 151 casos confirmados de dengue, en su mayoría del subtipo 2 ().

El Chikunguña es una enfermedad nueva en el país. El primer caso se informó el 5 de mayo del 2014 (), hubo un total de 25 796 presuntos casos y 31 casos asociados con viajes recientes (). En el 2015, se notificaron 1 043 presuntos casos, 216 casos confirmados y 1 caso de muerte donde la persona estaba infectada con el virus. A principios de noviembre del 2016 se informaron 171 casos confirmados del virus ().

El primer caso de Zika se registró el 31 de diciembre del 2015 (). Hasta el 3 de noviembre del 2016 se habían informado 34 060 casos confirmados, de los cuales 2 631 eran mujeres embarazadas; de estas, 63% fueron sintomáticas. Del total de casos, 279 pacientes fueron hospitalizados y hubo 5 personas muertas que resultaron positivas al virus. Se han notificado 46 casos de síndrome de Guillain-Barré por Zika, 2 muertes asociadas con ese síndrome y 4 casos de recién nacidos con defecto congénito como secuela de la infección ().

Mortalidad materna

Las muertes maternas se redujeron de 6 muertes en el 2010 a 3 en el 2014; como fuente de información de estos datos se empleó el certificado de defunción. En el 2007 quedó inoperante el programa del Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Mortalidad Materna (SiVEMMa) que complementaba la información del certificado de defunción, el certificado de nacimiento y los registros médicos. Durante el 2016, se elaboró el proyecto de ley denominado Ley del Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Mortalidad Materna (SiVEMMa), para crear un sistema formal donde se recopile, analice y divulguen datos fiables de mortalidad materna.

Embarazo en adolescentes

En el 2010, hubo 26,8 nacidos vivos por cada 1 000 adolescentes, cifra que disminuyó a 20,4 en el 2014. En ese año 38% de los partos en las adolescentes ocurrieron por cesárea; el 96,3% de las madres adolescentes tenía el plan de salud del gobierno (PSG), lo que indica que se trataba de mujeres de bajos recursos. En el 2014, el 31,0% de los nacimientos de este grupo correspondieron a mujeres entre 15 y 17 años de edad. En cada uno de los subgrupos de edad hubo más de 10% de los nacimientos con peso bajo; el mismo porcentaje presentó prematuridad. La tasa de fecundidad en las mujeres de 15 a 19 años disminuyó de 51,3 en el 2010 a 40,4 por cada 1 000 mujeres entre 15 y 19 años en el 2014 ().

Malnutrición

La prevalencia de sobrepeso y obesidad disminuyó de 66,1% en el 2011 a 65,6% en el 2014. En el 2011, la prevalencia de obesidad fue mayor en los hombres (27,0) que en las mujeres (25,8), y mayor en el grupo de edad de 45 a 54 años (31,3). Sin embargo, en el 2014 la prevalencia de obesidad en los hombres disminuyó a 26,8%, y aumentó en las mujeres a 29,6%; el grupo de edad con mayor porcentaje de obesidad fue el de 55 a 64 años (35,2%) ().

Enfermedades crónicas

En el 2012 se estimó que entre 5 a 7 de cada 10 adultos tiene al menos una enfermedad crónica. El Departamento de Salud tiene un plan de acción para controlar las enfermedades crónicas durante el período 2014-2020 con hincapié en la prevención (). Los datos de prevalencia se obtuvieron de la encuesta telefónica del sistema de vigilanca de los factores de riesgo del comportamiento (Behavioral Risk Factor Surveillance System, o (BRFSS), dirigida a hogares, en la que se entrevistaron a los adultos de 18 años de edad o más (). A partir del 2011 se incluyó una muestra de teléfonos celulares, por lo que los datos no son comparables con años anteriores.

La prevalencia de hipertensión en los adultos disminuyó de 36,8% en el 2011 a 42,3% en el 2013. En este último año, la prevalencia fue mayor en las mujeres (43,9%) que en los hombres (40,5%) y más elevada en el grupo de edad de 65 años o más (72,0%) ().

La depresión en los adultos tuvo una prevalencia de por vida de 18,5% (). Esta fue mayor en las mujeres (20,4%) que en los hombres (16,4%), y más elevada entre las personas de 55 a 64 años (31,4%). Además, se estimó que 14% de los adultos tenía trastornos de ansiedad y 5,5% de los niños entre 4 y 17 años presentaba trastorno oposicional desafiante ().

La prevalencia de diabetes mellitus en los adultos aumentó de 13,5% en el 2011 a 15,7% en el 2014. Esta fue mayor entre las mujeres (16,4%) que en los hombres (14,8%). Este incremento estuvo asociado con el aumento en la prevalencia de los factores de riesgo y el envejecimiento de la población ().

En cuanto a las enfermedades cardiovasculares, la prevalencia de enfermedad coronaria aumentó de 7,2% en el 2011 a 8,5% en el 2014. Esto ocurrió en ambos sexos, pero fue ligeramente más alto en las mujeres (9,0%) que en los hombres (8,0%). La prevalencia de enfermedad coronaria fue más alta entre las personas de 65 años o más (15,6%). En tanto que la del infarto del miocardio fue de 4,8% en el 2011 y aumentó a 5,3% en el 2014. Esta fue mayor en los hombres que en las mujeres (6,4% y 4,3%, respectivamente), y más elevada entre las personas de 65 años o más (12,2%) (). Por último, la prevalencia de los accidentes cerebrovasculares en el 2011 fue de 1,7%; la cifra más alta correspondió a las mujeres (2,0%), mientras que en los hombres fue de 1,4%. En el 2014, esta prevalencia aumentó a 2,2% y fue mayor para las personas de 65 años o más con 5,2% ().

El 3,8% de la población presentaba enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) en el 2014; la prevalencia fue mayor en las mujeres (4,9%) que en los hombres (2,6%), y afectó, sobre todo, a la población de 65 años o más (6,8%) ().

En el 2015 se registraron 1 642 llamadas por intento de suicidio en la línea de ayuda del Puerto Rico Poison Control Center. De estas llamadas, 59,4% fueron de mujeres (). La Línea PAS (Primera Ayuda Sicosocial) de la ASSMCA atendió 17 091 llamadas de personas con ideación e intentos suicidas en el año fiscal 2014-2015; de estas llamadas 56,5% fueron de mujeres y 4,4% de niños; y de los adultos que solicitaron ayuda, 69,7% fueron personas entre los 21 y 59 años. De las llamadas, 83,2% se debían a ideación suicida ().

Recursos humanos

En el trienio 2010-2012 se encontraban activos 55 000 profesionales de la salud, de los cuales la mayoría tenía entre 40 y 54 años de edad y predominaban las mujeres. El empleador principal es el sector privado y la mayor fuerza laboral radicaba en el personal de enfermería; de ellos había 17 740 graduados, 4 780 profesionales de la enfermería prácticos y vocacionales con licencia, 1 570 enfermeras médicas y 310 anestesistas (). Entre el 2013 y el 2015 se encontraban activos 9 616 médicos, entre ellos 3 151 generalistas. La edad de estos últimos se encontraba entre los 40 y los 44 años. Sin embargo, los médicos especialistas tenían edades de 55 a 59 años. Había pocos especialistas menores de 40 años (); esto es importante debido a la escasez de profesionales que estaban pasando la revalidación médica, lo cual no le permite ejercer la profesión, así como a la migración hacia los Estados Unidos. La mayor parte de los médicos trabajaba en la práctica privada.

En el 2012, los profesionales graduados en instituciones académicas y educativas alcanzaron una cobertura de 6,0 médicos —este dato excluye a los psiquiatras—; 190,1 personal de enfermería con grado menor de maestría; 12,9 psicólogos con estudios de maestría y doctorado; 22,1 trabajadores sociales; y 1,5 terapeutas ocupacionales por cada 100 000 habitantes, respectivamente ().

La legislación establece que todo médico debe contar con una licencia vigente y debe recertificarse cada 3 años. La ley en Puerto Rico requiere la renovación periódica de las licencias de algunos profesionales de la salud para poder ejercer la práctica de la profesión ().

En el trienio 2010-2013, el 30% de los psicólogos, el personal de enfermería y los terapeutas ocupacionales trabajaron en la empresa pública, mientras que 55% de ellos laboró tanto para la empresa privada como para la pública ().

Entre el 2010 y el 2014 emigraron hacia los Estados Unidos aproximadamente 2 665 profesionales de la enfermería, 1 735 asistentes de enfermería, psiquiatría y casas de la salud, 987 médicos, 709 técnicos y tecnólogos de laboratorio clínico, 354 terapeutas respiratorios y 305 farmacéuticos ().

Conocimiento, tecnología e información en el ámbito de la salud

El Departamento de Salud cuenta con un Centro de Aprendizaje Virtual de preparación en salud pública (). Algunos hospitales poseen un sistema de registro electrónico interno que le permite al paciente acceder a su historia clínica médica en dicha institución hospitalaria. Entre los hospitales que disponen de este servicio se encuentran el Hospital Menonita y el Hospital Pavía.

Los datos registrados en la Encuesta de adopción de tecnología de banda ancha como parte de la Encuesta de establecimientos comerciales incluyeron en la muestra los establecimientos dedicados a la salud. En el 2010, el 85% de los establecimientos de la salud indicaron estar suscritos a Internet de banda ancha; en el 2015 esta cifra aumentó a 89%. Ese mismo año, el 21% de los establecimientos de la salud informaron usar servicios de internet móvil ().

En la producción científica del país se cuenta con investigaciones locales y colaboraciones con otras entidades, relacionadas con diversos temas de la salud. Además, existen organizaciones pertenecientes a universidades dedicadas a investigar esos temas, algunas financiadas con fondos federales. Se dispone de ocho revistas dirigidas al campo de la salud, cuya misión es educar e informar sobre temas relativos a la salud y el mejoramiento de los estilos de vida. Asimismo, existen 54 bibliotecas en diversas universidades que sirven como fuente de referencia de información revisada. También continúa funcionando la Biblioteca Virtual en Salud (BVS), que trabaja en colaboración con el Centro Latinoamericano y del Caribe de Información en Ciencias de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) ().

El Registro Demográfico recopila los eventos vitales del país. Además, desde 1996 se administra el BRFSS, que recoge información sobre morbilidad y factores de riesgo de la conducta de los adultos. También hay sistemas de vigilancia de enfermedades crónicas, infecciosas, e información de las enfermedades de notificación obligatoria.

Medioambiente y seguridad humana

El incremento en la temperatura promedio anual y del agua superficial del mar, además de la elevación del nivel del mar, han tenido un efecto en los ecosistemas y la biodiversidad del país. Esto representa un problema de seguridad, debido a que 56,0% de la población reside en municipios con áreas costeras y en estos se ubican hoteles y plantas de generación eléctrica (). La organización Desarrollo Integral del Sur reveló que en la zona petroquímica entre Peñuelas y Guayanilla hay residuos de petróleo, metales pesados, orgánicos y otros ().

Envejecimiento

En el año 2012, la esperanza de vida al nacer fue de 79,3 años, pero para las personas de 65 a 69 años fue de 20,4 años más, lo que implica que podrían llegar a la edad de 85,4 a 89,4 años. La población de 65 años o más en el 2010 fue de 546 885 habitantes, mientras que en el 2015 era de 626 962; las mujeres representaron 56,7% de este grupo, con un aumento de 14,6% con respecto al 2010 (). De las personas mayores que vivían en hogares de familia, 23,9% eran mujeres solas sin esposo presente. El 26,2% no obtuvo el diploma de escuela superior y el 2,0% era responsable de un nieto menor de 18 años. El 49,7% tiene al menos una discapacidad, sobre todo la dificultad de ambulación ().

En diciembre del 2015 el total de personas mayores aseguradas bajo la cubierta Medicare platino del PSG aumentó a 248 306, con respecto a diciembre del 2012 (195 200 personas aseguradas) (). En el 2014, el 59% de los asegurados de al menos 65 años eran mujeres.

El 6,9% de las personas con 65 años o más trabajaron durante el 2014 (). En diciembre del mismo año se confirmó que 435 569 personas fueron beneficiarias del Plan de Jubilación del Seguro Social de los Estados Unidos; de estos beneficiados 292 975 fueron mujeres entre los 65 años de edad o más (). Además, según la Encuesta sobre la Comunidad, 81,9% de esta población recibía ingresos del seguro social; 22,7% obtenía fondos de retiro y 5,9% recibía ingresos de asistencia pública ().

Existen diversos factores de riesgos para la salud en los adultos mayores de 65 años o más, por ejemplo: el consumo de tabaco, ya que en el 2014 se estimó que 5,4% de esta población eran fumadores activos; 12,5% de esta población consumía alcohol; 3% eran consumidores agudos de alcohol y 2,2% consumía alcohol de manera crónica. El sobrepeso y la obesidad son otros riesgos para la salud de las personas mayores: en el 2014, el 41,8% de la población se encontraba con sobrepeso y 23,2% tenía obesidad; en el 2013 se comprobó que 51,6% de esta población consumía al menos una fruta por día y el 80,1% al menos un vegetal por día. Según datos del año 2013, el 42,2% de la población realizaba algún tipo de actividad física; 2,2% de estos practicaron ejercicios aeróbicos y de estiramiento, con lo que cumplieron con las guías recomendadas, y 3,1% hacía ejercicios de fortalecimiento muscular al menos dos veces a la semana ().

Migración

Los datos provistos por la Encuesta de la Comunidad de Puerto Rico indican que un grupo considerable migra hacia los Estados Unidos. En el período del 2010 al 2015, se estimó que 457 000 personas salieron de Puerto Rico y 144 000 entraron a la isla. El balance neto resultó en 313 000 personas menos en los 5 años, cuyo destino principal fueron las regiones sur y noreste de los Estados Unidos; esto representó 82% de emigrantes en estas regiones (). La inestabilidad económica por la que atraviesa el archipiélago es un factor que ha promovido la migración ().

Seguimiento de la organización, prestación de atención y desempeño de los sistemas de salud

En Puerto Rico la rectoría del sistema de salud se encuentra fragmentada, al igual que la gobernanza de dicho sistema. Las principales leyes relacionadas con la salud son la Ley N.o 81 del 14 de mayo de 1912, según enmienda, la cual es la Ley Orgánica del Departamento de Salud y la Ley N.o 72 del 7 de septiembre de 1993, según enmienda, denominada Ley de la Administración de Seguros de Salud. Además de las anteriores, en Puerto Rico se han enunciado varias leyes más recientes relacionadas con la salud; el conjunto de todas estas leyes constituye el marco jurídico sobre las que se asienta el sistema (Lexjuris, 2016).

El Departamento de Salud estableció alianzas con diversos sectores para implementar el Plan de Enfermedades Crónicas () y las reuniones para el desarrollo de un Plan Decenal de Salud. Se establecieron acuerdos colaborativos y proyectos especiales entre el Departamento de Salud y el Departamento de Educación para el Programa de Salud Escolar (). Junto a diversas entidades, el Departamento de Salud constituyó la Comisión para la Prevención del Suicidio (). Además, la ASSMCA firmó con el Departamento de la Familia y otras entidades sin fines de lucro el Acuerdo Colaborativo para el Beneficio de Personas Sin Hogar (CABHI, por las siglas de Cooperative Agreements to Benefit Homeless Individuals) para proveer servicios de recuperación y tratamiento a personas sin hogar con enfermedades mentales graves o trastornos concurrentes con uso de sustancias ().

En el 2014 se invirtieron US$ 10 877 millones en la salud, lo que representó 10,5% del PIB. La inversión en salud per cápita fue de aproximadamente US$ 3 065 ().

El Departamento de Salud se divide en 6 regiones, y ASES en 8 regiones. Esta última contrata a compañías de seguros médicos privados para brindar los servicios mediante su red de proveedores de acuerdo con el Plan de Salud del Gobierno.

Al PSG se accede después de la evaluación por nivel de indigencia del Programa de Asistencia Medicaid del Departamento de Salud. Luego de la evaluación de los ingresos y los recursos individuales y familiares, se determina a qué programa o cubierta corresponde la situación del paciente. Hay personas que son federalmente elegibles a los programas de Medicaid y el Programa de Seguro de Salud para los Niños (SCHIP, por las siglas de State Children’s Health Insurance Program). Esta determinación ocurre cuando las personas exceden el límite de pobreza federal o no pertenecen a los grupos categóricos antes detallados; el sistema público también cubre a personas con Medicare parte A que no tienen ingresos suficientes y se les cubre la porción de Medicare parte B para que se beneficien de las cubiertas de Medicare Advantage. En estos programas hay copagos que dependen del nivel de indigencia de la persona.

En el año 2014, ASES tuvo un déficit de US$ 230 millones y un déficit de capital corriente de US$ 26 millones, sin considerar las líneas de crédito con el Banco Gubernamental de Fomento de US$ 183 millones con maduración en el período entre 2015 al 2023. Los créditos del Gobierno Central representan 36,2% de los ingresos operacionales de ASES y 10% del presupuesto del Gobierno Central (), lo que pudiera impactar adversamente el acceso a los servicios de la salud de la población médico-indigente.

Existen varios tipos de coberturas médicas. Uno de ellos es la libre selección, que consiste en que la persona puede visitar el proveedor de su preferencia dentro de una lista de proveedores provista en una red de proveedores contratados. Otra variante es la cobertura de cuidado coordinado con facilidades de salud específicas; esta estriba en que el médico primario coordina los servicios que recibirá el paciente mediante un sistema de consultas de referencia. Un tercer tipo de cobertura es el punto de servicio, que combina elementos de la libre selección y la cobertura de cuidado coordinado; esta forma tiene la ventaja que la persona que recibe los servicios a través del médico primario o de las facilidades de servicios de salud pague menos que si recibiera los servicios mediante una red de proveedores contratados. El último tipo de cobertura es el de pago por servicio: la persona puede recibir los servicios de cualquier proveedor de servicios de salud y la compañía paga al proveedor por estos ().

Algunas disposiciones de la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible (PPACA, por las siglas de Patient Protection and Affordable Care Act), de los Estados Unidos, junto con el Código de Seguros de Salud garantizan diez beneficios esenciales de salud (), a saber: 1) servicios ambulatorios y médico-quirúrgicos, 2) servicios de hospitalización, 3) servicios de emergencia, 4) servicios de maternidad y cuidado de recién nacidos, 5) servicios de salud mental y de trastornos por el uso de sustancias controladas, 6) servicios de laboratorios, rayos X y pruebas diagnósticas, 7) servicios pediátricos, incluidos los servicios de salud de visión y dentales, 8) cobertura de medicamentos, 9) servicios de habilitación y rehabilitación y 10) servicios preventivos y de bienestar.

Además, todos los planes médicos tienen que proveer cobertura sin deducibles ni copagos con respecto a los diversos beneficios de salud preventivos. Otra disposición es que los planes médicos privados no pueden negar una cobertura de salud debido a las condiciones de salud preexistentes y se garantiza unos beneficios de salud esenciales ().

En el 2013, se autorizó el desembolso de US$ 1 000 000 del Fondo de Emergencia para el control de la epidemia de gripe. En el 2014, el Departamento de Salud presentó un protocolo para el control del Chikunguña. En el 2016, se decretó como emergencia de salud pública la enfermedad causada por el virus del Zika y se desarrolló un Plan Nacional Integral de Prevención, Protección y Tratamiento de Enfermedades Arbovirales. En julio del 2016, debido a la presión ejercida por grupos ambientales, agricultores, científicos y profesionales de la salud, el Gobierno Central descartó la aspersión con el insecticida organofosforado Naled como alternativa para combatir la propagación del mosquito que transmite el virus del Zika.

A partir del 2010 se emitieron varias Órdenes Ejecutivas para salvaguardar los derechos de los pacientes que acuden a una institución médico-hospitalaria en busca de atención médica; y se aprobaron varias leyes relacionadas con la salud. Estas abarcan el cumplimiento de protocolos de salud y obligan a las agencias a crear y mantener actualizados los sistemas de vigilancia. Esto ayuda al registro de estadísticas fiables: el conjunto de datos sobre la incidencia y la prevalencia de enfermedades en el país.

Perspectivas

Puerto Rico ha trabajado para cumplir las metas del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 3: «Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades» (). Actualmente, esto se ha cumplido con la reducción de la tasa de mortalidad materna y las muertes evitables de menores.

También se desarrolló el Plan de Acción de Enfermedades Crónicas 2014-2020. Estas estrategias surgieron debido a que 52,7% de las muertes en el 2014 se debieron a enfermedades cardíacas, cáncer, diabetes, enfermedad de Alzheimer y accidentes cerebrovasculares. Las enfermedades crónicas se encuentran entre los problemas de salud cuyos tratamientos e impacto social y económico resultan costosos. El Plan de Acción de Enfermedades Crónicas tiene un enfoque dirigido a promover la salud y prevenir las enfermedades mediante estrategias encaminadas al apoyo de los estilos de vida saludable. La prevención es una herramienta vital para la situación de salud que enfrenta Puerto Rico, esto se debe a que los costos de salud son altos y los índices de pobreza son cada vez mayores. Los gastos totales en la salud en el año 2010 fueron de US$ 12 058 millones, en tanto en el año 2014 descendieron a US$ 10 877 millones. Sin embargo, cuando se realiza un análisis por el gasto en la salud en comparación con los gastos de salud de la población se observa que estas cifras han ido en aumento. Durante el año 2011, el gasto per cápita en la salud fue de US$ 3 301, mientras que en el 2014 este gasto fue de US$ 3 065. Una de las razones de esta disminución se debe a que esos fondos federales se destinaron a los planes Medicare Advantage.

Asimismo, en el año 2016 se publicó el Plan de Acción para la Prevención de la Obesidad con el modelo y auspicio de la OPS y la Comisión de Alimentación y Nutrición como órgano rector. La obesidad es una epidemia que cuesta US$ 76 millones a Puerto Rico y que se incrementa al pasar de los años; los datos indican que un niño con obesidad será un adulto obeso. Con este plan se espera brindar una mayor educación acerca de las enfermedades que ocasiona la obesidad en los jóvenes, promover cambios alimentarios y en la actividad física.

Con fondos de los CDC, el Instituto de Estadísticas estableció un Sistema de Vigilancia de Muertes Violentas mediante el cual se agruparán datos de los homicidios y asesinatos notificados por el Departamento de Salud, la Policía de Puerto Rico y el Instituto de Ciencias Forenses. Este programa tiene como objetivo reducir y prevenir la ocurrencia de muertes violentas mediante un sistema de vigilancia que brinde datos precisos, oportunos y completos para desarrollar las estrategias que ayuden al control y la prevención de las muertes violentas. Datos provistos por el Instituto de Ciencias Forenses muestran que en el año 2011 hubo 1 181 homicidios y un total de 325 suicidios, en comparación con el año 2015 cuando ocurrieron 614 homicidios y 227 suicidios. La recopilación de estos datos permitirá la creación de nuevas políticas para atender el problema de violencia que atraviesa Puerto Rico. Finalmente, el Departamento de Salud publicó el Plan para el Control de Tabaco (2016), el Plan Estratégico de Asma (2016) y un Plan de Acción de Alzheimer (2015). Este último plan es de gran importancia debido al envejecimiento poblacional del país.

Referencias

1. Departamento de Salud. Informe de la salud en Puerto Rico. [Internet].; 2014, 2016. Disponible en: http://www.salud.gov.pr/Estadisticas-Registros-y-Publicaciones/Pages/Publicaciones-sobre-la-salud.aspx.

2. U.S. Census Bureau. American FactFinder. [Internet].; s.f.. Disponible en: http://factfinder.census.gov.

3. The World Bank. World Bank Country and Lending Groups. [Internet].; s.f.. Disponible en: https://datahelpdesk.worldbank.org/knowledgebase/articles/906519.

4. Krueger AO, Teja R, Wolfe A. Puerto Rico – A way forward. ; 2015.

5. CONGRESS.GOV. H.R.4900 – PROMESA. [Internet].; 2015-2016. Disponible en: https://www.congress.gov/bill/114th-congress/house-bill/4900.

6. Junta de Planificacion. Informe Economico al Gobernador 2015. [Internet].; 2016. Disponible en: http://www.jp.pr.gov/Portal_JP/Default.aspx?tabid=300.

7. Williams Walsh M. The New York Times. [Internet].; 2017. Disponible en: https://www.nytimes.com/2017/05/03/business/dealbook/puerto-rico-debt.html?_r=0.

8. Policía de Puerto Rico. Accidentes fatales y delitos tipo I. [Internet].; 2017. Disponible en: https://estadisticas.pr/inventario-de-estadisticas?agencia=291&acreditado=0.

9. United Nations Office on Drugs and Crime. Global Study on Homicide: Homicide Statistics. [Internet].; 2013. Disponible en: https://www.unodc.org/gsh/.

10. US Environmental Protection Agency. Toxics Release Inventory (TRI) program. [Internet].; 2017. Disponible en: https://www.epa.gov/toxics-release-inventory-tri-program.

11. Farm Service Agency, USDA. United States Department of Agriculture. [Internet].; 2015. Disponible en: https://www.fsa.usda.gov/state-offices/Puerto-Rico/news-releases/2015/news-release-espanol/ed_20150903_rel_0128es.

12. Molina Rivera WL. Estimated water use in Puerto Rico, 2010. Reston, Virginia: United State Geological Survey, United State Department of the Interior; 2014.

13. Instituto de Estadísticas de Puerto Rico. Publicaciones. [Internet].; s.f.. Disponible en: https://estadisticas.pr/publicaciones.

14. E. FGM, Cases-Rosario AL, Cabrera Serrano A. Perfil epidemiológico en la población lesbiana, gay, bisexual, transgénero y transexual (LGBTT) en Puerto Rico, 2011-2014. ; 2015.

15. Lexjuris. Leyes de Puerto Rico. [Internet].; 2016. Disponible en: http://www.lexjuris.com/.

16. Gil-Fournier M. El sistema de salud pública de Puerto Rico. [Internet].; 2014. Disponible en: http://www3.icex.es/icex/cma/contentTypes/common/records/mostrarDocumento/?doc=4740370.

17. Departamento de Salud. Estadísticos, registros y publicaciones. [Internet].; s.f.. Disponible en: http://www.salud.gov.pr/Estadisticas-Registros-y-Publicaciones/Pages/default.aspx.

18. Centers for Disease Control and Prevention. BRFSS prevalence & trends data [Internet]. [Internet].; 2017. Disponible en: http://wwwdev.cdc.gov/brfss/brfssprevalence/.

19. Departamento de Salud. Salud mental en Puerto Rico: Análisis de la situación de salud. ; 2016.

20. Puerto Rico Poison Control Center. 2015 cases suicide attempt. ; 2016.

21. Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción. Personas Atendidas en el Programa Integrado de Intervención en Crisis – Línea PAS. ; 2015.

22. Departamento de Salud. Informes relacionados a la salud por petición. ; 2016.

23. McGovern, C. ,Pedersen , C. Business Technology Assessment. [Internet].; 2016. Disponible en: http://www.estadisticas.pr/iepr/LinkClick.aspx?fileticket=DzXWRebvkK8%3d&tabid=186.

24. Biblioteca Virtual en Salud de Puerto Rico. Biblioteca Virtual en Salud de Puerto Rico. [Internet].; 2012. Disponible en: https://bvspr.wordpress.com/.

25. Puerto Rico Climate Change Council. Puerto Rico’s State of the Climate 2010-2013: Assessing Puerto Rico’s Social-Ecological Vulnerabilities in a Changing Climate. ; 2013.

26. Texido GD. Bien serio el impacto ambiental por petroquímica. [Internet].; 2015. Disponible en: http://www.primerahora.com/noticias/ciencia-ambiente/nota/bienserioelimpactoambientalporpetroquimica-1056802/.

27. Administracion de Seguros de Salud de Puerto Rico. Instituto de Estadísticas de Puerto Rico. [Internet].; 2015. Disponible en: http://www.estadisticas.pr/iepr/Estadisticas/InventariodeEstadisticas/tabid/186/ctl/view_detail/mid/775/report_id/2ceb8f49-e68b-4c19-a10f-12f276abb5ff/Default.aspx.

28. Social Security Administration. Numero de beneficiarios de seguro social en Puerto Rico al final de cada año calendario por tipo de beneficiario. ; s.f.

29. Medicare.gov. Que cubre Medicare. [Internet].; 2016. Disponible en: https://es.medicare.gov/what-medicare-covers/index.html.

30. Oficina del Comisionado de Seguros. Inicio. [Internet].; s.f.. Disponible en: http://ocs.pr.gov/ocspr/index.php.

31. Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción. Observatorio de uso y abuso de substancias de Puerto Rico. [Internet].; 2012. Disponible en: http://www.observatoriopr.net/tab_data_youth.php.

32. Centers for Disease Control and Prevention. Youth online data analysis tool. [Internet].; s.f.. Disponible en: https://nccd.cdc.gov/youthonline/App/Default.aspx.

33. Departamento del Trabajo y Recursos Humanos de Puerto Rico. Encuesta Sobre Lesiones y Enfermedades Ocupacionales. ; 2015.

34. Corporación del Fondo del Seguro del Estado (CFSE), Oficina de Planificación y Estudios. Tabla VI: Casos radicados por tipo de accidente. ; 2015.

35. Centers for Disease Control and Prevention. MMWR morbidity tables. [Internet].; 2016. Disponible en: http://wonder.cdc.gov/mmwr/mmwrmorb.asp.

36. Registro Central de Cáncer de Puerto Rico. Datos de cáncer. [Internet].; 20106. Disponible en: http://www.rcpr.org/Datos-de-Cancer.

37. Organización de las Naciones Unidas. Objetivos de desarrollo sostenible. [Internet].; s.f.. Disponible en: http://www.un.org/sustainabledevelopment/es/objetivos-de-desarrollo-sostenible/.

38. Torre Md. Protocolo para la detección y manejo inicial de la ideación suicida. Madrid: Universidad Autónoma de Madrid, Centro de Psicología Aplicada; 2013.

×

Referencia/Nota:

1. Los niveles federales de pobreza (FPL, por sus siglas en inglés) son determinados por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos. Se emplean para determinar la elegibilidad financiera para una variedad de programas y beneficios federales y estatales; y se basan en una combinación del ingreso y el tamaño familiar.

2. También conocido como trastorno negativista desafiante. Esta es una categoría nosológica incluida en el Manual Diagnóstico y Estadístico (DSM-IV) de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría. Se describe como un patrón continuo de comportamiento desobediente, hostil y desafiante excesivo para el contexto sociocultural y el nivel de desarrollo del niño, y que impide su desarrollo normal.

3. La línea gratuita de Poison Help es un teléfono activo nacionalmente para la atención de situaciones relacionadas con envenenamientos e intoxicaciones. Al marcar este número desde la casa o desde un celular la llamada se canaliza al Centro para el Control de Envenenamiento más cercano al paciente. Se puede llamar desde cualquier lugar dentro de los Estados Unidos, incluyendo a Puerto Rico. La llamada es atendida por un especialista en toxicología, un enfermero, un farmacéutico o un doctor entrenado; es gratuita y confidencial y se responde en español si la persona lo desea.

4. La ideación suicida son los pensamientos, los deseos de muerte y la planificación del acto de finalizar con la vida ().

5. Para mayor información se puede consultar los trabajos de María Levis en http://planinnosalud.org/webinar/ y http://planinnosalud.org/es/wp-content/uploads/2016/10/04-CARE_MODELS_TRAINING_MODULE_FINAL.pdf.

6. El Medicare Parte A es un seguro de hospital que cubre cuidados de salud hospitalaria, atención en centros de enfermería, cuidado de salud en asilos de ancianos, hospicios y servicios de asistencia médica a domicilio; el Medicare Parte B es un seguro médico que cubre tanto los servicios necesarios por razones médicas, como los servicios preventivos.

7. Junto con la Ley de Reconciliación de la Asequibilidad de la Atención Médica y la Educación (Health Care and Education Affordability Reconciliation Act) del 2010, esta ley es el resultado del programa de reforma de la salud del Congreso, con mayoría del Partido Demócrata, y de la administración Obama. La PPACA (llamada Obamacare por los medios estadounidenses y reforma sanitaria de Obama por los hispanohablantes), consiste en exigir que la mayoría de los adultos no cubiertos por un plan de salud, ya sea proporcionado por sus empleadores o patrocinado por el gobierno, mantengan una cobertura, arriesgándose en caso contrario a ser penalizados con una multa.

8. Las tasas se ajustaron por la población estándar de Estados Unidos del año 2000.

Regional Office for the Americas of the World Health Organization
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America