Pan American Health Organization

Suriname

  • Contexto general
  • Principales desafíos de la salud
  • Situación de salud y sus tendencias
  • Perspectivas
  • Referencias
  • Texto completo
Página 1 de 5

Contexto general

La República de Suriname se encuentra en la costa nordeste de América del Sur y colinda con Guyana al oeste, Guayana Francesa al este y Brasil al sur. Tiene una superficie de 163 820 km². La mayor parte de la población (80%) vive en la estrecha planicie costera al norte del país. El interior de Suriname es principalmente una selva tropical que abarca 80% del territorio del país y en el sur, a lo largo de la frontera con Brasil, se extiende una franja de sabana. Aproximadamente 90% de la superficie total de Suriname está clasificada como territorio boscoso; 12% del territorio está destinado a reservas naturales, parques y zonas gestionadas para usos múltiples ().

Suriname logró su independencia de los Países Bajos en 1975. Es una democracia constitucional basada en la Constitución de 1987. El jefe de Estado es el Presidente, quien es elegido por la Asamblea Nacional. El Presidente nombra al Consejo de Ministros. El país se divide en 10 distritos administrativos: los dos distritos urbanos son Paramaribo (la capital) y Wanica, hay seis distritos rurales en la zona costera y dos distritos en el interior. Los distritos urbanos ocupan 0,5% del territorio del país y en ellos reside 70% de la población ().

Características demográficas

Según el censo más reciente, efectuado en el 2012, la población total era de 541 638 habitantes, con una razón hombre:mujer de casi 1:1 (). El crecimiento relativo de la población desde el censo del 2004 fue de 9,9%, resultado de un crecimiento anual medio de 1,1%. El crecimiento demográfico fue sumamente pronunciado en el grupo de 60 años en adelante, que aumentó casi 30% en el período de nueve años, mientras que en el grupo de 0 a 14 años de edad el aumento fue de 1,6%. En la figura 1 se muestra la estructura de la población de Suriname, por edad y sexo, en 1990 y el 2015.

Estructura de la población por edad y por sexo, Suriname, 1990 y 2015

El tamaño de la población de Suriname aumentó 33,9% entre 1990 y el 2015. En 1990, la composición por edades tenía una estructura expansiva. Para el 2015, la estructura piramidal de la población se había trasladado a los grupos de más de 55 años de edad y se había vuelto regresiva en los grupos de menos de 15 años. Estos cambios fueron resultado de una mayor disminución de las tasas de fecundidad y mortalidad, especialmente en los últimos dos decenios.

Fuente: Organización Panamericana de la Salud, sobre la base de datos del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas, División de Población, publicados en World Population Prospects: 2015 Revision, Nueva York, 2015.

El grupo étnico indostano es el más numeroso en Suriname (27% de la población), seguido de los cimarrones (descendientes de africanos, 22%), los criollos (16%), los de ascendencia javanesa (14%), los mestizos (13%) y los amerindios (4%). Las personas de ascendencia china y caucásica representan en su conjunto 2% de la población. El crecimiento de la población fue mayor en el grupo de cimarrones, de 15% en el 2004 a 22% en el 2012. Esto podría atribuirse a tasas de fecundidad mayores en este grupo y, posiblemente, a una mayor “autoidentificación” con su grupo étnico (). El censo calculó una tasa de desempleo de entre 10,3% y 12,8%. Se estimó que 6% de la población de más de 15 años de edad no había recibido educación y la tasa de analfabetismo era de aproximadamente 6%.

Condiciones económicas

La economía en Suriname fue estable durante el período 2008-2012, con un crecimiento anual medio de 4,1%. Los principales impulsores de la economía son los sectores de la minería del oro y el petróleo (). El crecimiento económico durante este período benefició los gastos y subsidios gubernamentales destinados a los sectores sociales, incluido el sector de la salud. La caída de los precios internacionales de los principales productos básicos de exportación (oro, petróleo y alúmina) y el cierre de la refinería de alúmina a fines del 2015 causaron importantes déficits fiscales y llevaron a una recesión de la economía. Debido a las menguantes reservas de divisas, para mediados del 2016 la tasa de cambio oficial se había devaluado en alrededor de 90% (). En mayo del 2016, las autoridades surinamesas llegaron a un convenio para recibir un préstamo de US$ 478 millones del Fondo Monetario Internacional (FMI), destinado a apoyar un programa de reforma económica. Además, se negociaron préstamos financieros con otras instituciones multilaterales, como el Banco de Desarrollo del Caribe, el Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Islámico de Desarrollo y el Grupo del Banco Mundial, para sostener el crecimiento económico y el sistema de seguridad social (). La población ha afrontado un aumento vertiginoso de los precios de prácticamente todos los productos y servicios, así como del costo de la gasolina, la electricidad y otros productos básicos esenciales. El gobierno presentó un plan de estabilización y recuperación para el período 2016-2018 (), que delinea un programa de inversiones de emergencia financiado por los diversos préstamos. Uno de los objetivos del plan es proteger a la población, especialmente a las personas muy pobres y otros grupos vulnerables, tras el ajuste económico . El programa del Fondo Monetario Internacional financiará los programas sociales de transferencia de dinero en efectivo encaminados a brindar asistencia económica a los hogares de menores ingresos, las personas con discapacidad y las personas mayores. Según el plan de estabilización y recuperación, se prevé que el crecimiento económico en el 2016 será de -2%, pero se espera que se recupere a +2,5% en el 2017 como resultado de la apertura de una nueva mina de oro. Los efectos negativos de la recesión económica ya han afectado gravemente a la población.

Violencia y seguridad

En el 2013, la tasa de homicidios en Suriname (5 por 1 millón de habitantes) y las tasas de robo, robo con allanamiento de morada y atraco (menos de 5%) se encontraban entre las más bajas observadas en el Caribe; sin embargo, las tasas de violencia doméstica están entre las más altas de la subregión.

Principales problemas ambientales

En el cuarto informe nacional de Suriname al Convenio sobre la Diversidad Biológica (2012) () se declara que la expansión de extracción ilegal de oro a pequeña escala y el uso asociado de mercurio tienen efectos perjudiciales sobre el bosque y sus ecosistemas. A fin de combatir las actividades ilegales de minería, el gobierno estableció la comisión para la reglamentación del sector del oro. Los riesgos potenciales para la salud relacionados con la extracción de oro y el uso de mercurio requieren intervenciones, seguimiento, evaluación e investigación (). Las enfermedades resultantes de la deforestación y las alteraciones en los ecosistemas (por ejemplo, enfermedades transmitidas por vectores como la leishmaniasis) () están en aumento. Se debe abordar la amenaza de la reaparición de la malaria debido a la afluencia constante de trabajadores migratorios en el sector de extracción de oro y de explotación forestal en el interior del país.

Alrededor de 70% de la población tiene acceso a agua corriente en su vivienda o a no más de 200 metros del hogar. En algunos distritos rurales y en el interior, las personas dependen principalmente del agua de lluvia, de arroyos o de ríos (). Las amenazas a los ecosistemas de agua dulce incluyen la contaminación con desechos urbanos, domésticos e industriales, los cambios en el uso de la tierra, la escorrentía agrícola, las sequías e inundaciones debidas al cambio climático y la elevación del nivel del mar (la intrusión salina) ().

Políticas, planes y programas de la salud

En el 2014, se aprobó la ley nacional de seguro básico de salud (), que brinda acceso a una canasta básica de servicios de atención primaria, secundaria y terciaria para todos los residentes de Suriname. Con el fin de aliviar la escasez de médicos y enfermeras, se han aumentado los ingresos a la Facultad de Medicina en la Universidad Anton de Kom y la Escuela de Enfermería desde el 2013. La descentralización de los establecimientos de salud, especialmente los hospitales, comenzó con la construcción de un hospital en la frontera oriental del país, con la ayuda financiera de la Agencia Francesa de Desarrollo. Se planificó otro hospital que incluía un hogar para personas mayores, en el distrito de Wanica, financiado por el gobierno chino, pero la construcción se ha retrasado.

Determinantes sociales de la salud

El plan de desarrollo plurianual para el período 2012-2016 del gobierno de Suriname establece que el desarrollo económico constituye la base para la seguridad social y que esta a su vez estimula el crecimiento económico (). El plan hace hincapié en políticas que permitan la protección social de la población, especialmente para ciertos grupos prioritarios como los jóvenes. En el 2010, se estableció el Ministerio de Deportes y Juventud y uno de sus logros ha sido la construcción de campos de deportes en diversos vecindarios. Además de la legislación sobre el seguro básico de salud, en el 2014 se promulgaron dos leyes importantes concernientes a la seguridad social: la ley que ampliaba las prestaciones de las pensiones () y la ley que establecía un salario mínimo (). A fin de abordar las inequidades constantes entre las regiones urbanas, rurales y del interior y la formación de barrios pobres en las zonas periurbanas, en el plan de desarrollo plurianual se propusieron varios proyectos importantes de inversión encaminados a aumentar las viviendas asequibles, mejorar el acceso al agua corriente y promover la producción agropecuaria local. Sin embargo, la ejecución se vio seriamente obstaculizada por la recesión económica del 2015 y se está elaborando un plan quinquenal nuevo ().

Poblaciones en situación de vulnerabilidad

En el plan de desarrollo plurianual para el período 2012-2016 se establece que ciertas políticas gubernamentales específicas aumentarán la seguridad social para los sectores más vulnerables de la población. Estas políticas se centran en los grupos con acceso reducido a elementos básicos esenciales como el agua potable y la electricidad (que incluyen a los habitantes del interior, como los cimarrones y los amerindios), o en grupos con un acceso limitado a la atención de salud y los servicios sociales, como los habitantes del interior, los pobres, las personas mayores, las embarazadas, los niños y las personas con alguna discapacidad. Entre el 2010 y el 2013, el Estado alivió algunas de las carencias de los más necesitados. En el 2013, todos los menores de 16 años y las personas mayores (60 años en adelante) tenían derecho a la atención de salud gratuita, pagada por el gobierno (). Entre el 2003 y el 2013, se decuplicó la pensión alimentaria general y se duplicó la provisión general de pensiones (). En el 2012 se introdujo un programa para después de clase en todas las escuelas primarias del país, que ofrecía comidas gratuitas, tutoría y actividades. Debido a la recesión económica, este programa se canceló en el 2015. Hay un diálogo constante entre el gobierno y los grupos defensores de la comunidad lesbiana homosexual, bisexual y transgénero con respecto a los derechos constitucionales de dicho grupo, que sufre discriminación.

El sistema de salud

El primer nivel de atención en el sistema de salud de Suriname comprende una red de establecimientos de atención primaria de salud subsidiados por el gobierno. Los servicios de salud regionales reciben fondos públicos para el funcionamiento de unos 43 dispensarios de atención primaria en la zona costera. Además, hay unos 150 consultorios privados de atención primaria que solo son accesibles para la población de la zona costera. La Misión Médica, una organización de carácter religioso, recibe financiamiento del gobierno para administrar cerca de 56 dispensarios de atención primaria en los distritos del interior.

Hay cinco hospitales, cuatro de ellos ubicados en Paramaribo y uno en el distrito de Nickerie, en la frontera occidental. El único hospital psiquiátrico está en Paramaribo. La oficina de salud pública (conocida como BOG por sus siglas en holandés) es responsable de los programas de salud pública, incluida la salud ambiental y el saneamiento, y además está a cargo de un laboratorio de salud pública. El acceso a la atención especializada y de urgencias para los que viven en el interior sigue siendo un reto debido a la organización de los servicios, la cobertura de la atención y los elevados costos de traslado ya sea por aire, por tierra o por mar a un hospital en la capital. El acceso a la atención secundaria se lleva a cabo mediante las referencias efectuadas por los médicos de atención primaria.

Durante el período de crecimiento económico entre el 2010 y el 2014, la infraestructura de atención de salud mejoró en toda la nación. Los servicios regionales de salud y la Misión Médica ampliaron y renovaron sus establecimientos. En este período también se vio una ampliación y descentralización de los servicios de diagnóstico de laboratorios privados y la atención primaria y odontológica y otros servicios paramédicos privados. Los dos hospitales privados y los tres públicos, especialmente el Hospital Académico de Paramaribo, renovaron y ampliaron sus establecimientos e invirtieron en equipo y personal para la atención especializada (gastroenterología, oncología, cuidados intensivos, diálisis renal, etc.). El centro nacional de radioterapia, un departamento del Hospital Académico, comenzó a funcionar en el 2013 lo que llevó a una disminución sustancial en el número de pacientes enviados al extranjero (principalmente a Colombia y Cuba) para el tratamiento del cáncer. Las inversiones en los establecimientos y la capacitación del personal de salud en la atención de enfermedades crónicas contaron con el apoyo del financiamiento externo y del gobierno; esto resultó en la apertura de dos policlínicas (centros de atención integral) en el 2013, en los que se hace hincapié en la atención multidisciplinaria de la diabetes centrada en el paciente.

La amenaza principal que afecta a todo el sistema de atención de salud es la recesión económica. La Asociación Médica y el Parlamento han instado al gobierno a que intervenga para impedir que un posible colapso del sistema de atención de salud ponga en riesgo la salud y la vida de los residentes.

Principales desafíos de la salud

Problemas críticos de salud

Enfermedades emergentes

La endemicidad de los cuatro serotipos del virus del dengue y los brotes de chikunguña y fiebre del zika en todas las zonas (rurales, costera y del interior) de Suriname ilustran el fracaso de las medidas de control de vectores contra el mosquito Aedes aegypti. Un estudio entomológico efectuado por la BOG en el 2015 mostró índices altos de Aedes aegypti en los hogares y los contenedores de agua. El estudio mostró que la eliminación informal de desechos y los contenedores de agua cubiertos inadecuadamente, usados principalmente el abastecimiento de agua corriente donde es limitado, en particular en las zonas rurales y en el interior, son criaderos importantes. Otra inquietud es la presencia de mosquitos Ae. aegypti en los hospitales debido a problemas de construcción relacionados con el drenaje de agua a cielo abierto y la inundación de sótanos ().

Malaria

La malaria prácticamente ha sido eliminada en los pueblos del interior desde el 2007; los principales grupos en riesgo son los mineros migratorios que extraen oro a pequeña escala, provenientes sobre todo de Brasil. El gobierno de Suriname, apoyado por el Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria, orienta las actividades antimaláricas a estas poblaciones y emplea a “prestadores de servicios contra la malaria” capacitados a nivel local. Su trabajo se concentra cada vez más en las zonas mineras a lo largo de la frontera con Guayana Francesa en el sudeste. Los fondos aportados por el gobierno y los donantes se usarán para alcanzar la eliminación de la malaria para el 2020, y garantizar que las zonas con baja o ninguna transmisión permanezcan libres de la malaria y aumentar las actividades de control en las poblaciones de migrantes ().

Enfermedades desatendidas y otras infecciones relacionadas con la pobreza

La leishmaniasis cutánea es un problema de salud pública cada vez mayor. El número de casos diagnosticados y tratados en la Clínica de Servicios de Dermatología del Ministerio de Salud en la capital ha aumentado durante el período 2004-2012 y se relaciona con la extracción de oro y de madera en el interior de Suriname (). Como sucede con la malaria, las personas que trabajan en estas zonas (principalmente mineros de oro brasileños) corren un mayor peligro y los hombres se ven afectados nueve veces más que las mujeres. Otras personas que visitan el interior (integrantes de las fuerzas armadas, maestros, turistas) también están en riesgo, pero en un grado menor que los mineros (). Los mensajes preventivos dirigidos a los diversos grupos en riesgo deben difundirse a mayor escala, al igual que los protocolos de diagnóstico y tratamiento entre el personal de salud, para prevenir un aumento continuo de la propagación de la leishmaniasis.

Según las directrices para el control de la lepra recientemente formuladas como resultado de las actividades del Ministerio de Salud encaminadas a combatir la lepra (que cuentan con el apoyo de legislación y reglamentos desde los años setenta), la incidencia de la lepra a nivel nacional había disminuido a niveles de eliminación en el 2014 (). Sin embargo, algunos distritos rurales y del interior siguen teniendo tasas de incidencia superiores al nivel de eliminación. Las directrices subrayan la importancia del tamizaje y la localización activa de los contactos, específicamente en las zonas rurales y en el interior.

Mortalidad materna

El acceso universal a la atención de salud para las madres y sus hijos recién nacidos sigue siendo un reto, y las disparidades en cuanto al acceso a menudo se relacionan con la ubicación geográfica, la atención de salud, el alfabetismo y la cobertura de los seguros (). Aunque todos los planes de seguro abarcan algún acceso a la atención previa a la concepción, prenatal y obstétrica para las mujeres mayores de 16 años, a menudo no existe ninguna cobertura total del conjunto necesario de servicios de atención. La encuesta más reciente por conglomerados de indicadores múltiples, realizada en el 2010 (), mostró que alrededor de 30% de las mujeres entrevistadas mencionaron que, aunque estaban aseguradas, tenían que efectuar pagos adicionales para recibir ciertos servicios prenatales, por ejemplo, las ecografías. Las aseguradoras de salud tienen restricciones con respecto a los recién nacidos hospitalizados, lo cual hace que los padres tengan que afrontar costos en efectivo catastróficos (). Se elaboró un plan de acción para la maternidad sin riesgo y la salud del recién nacido a fin de abordar la falta de uniformidad en los protocolos (atención antenatal, intranatal, posparto y obstétrica de urgencia), con una capacidad limitada de seguimiento de la calidad de los servicios, especialmente en la atención primaria de salud ().

Según los resultados de la encuesta por conglomerados de indicadores múltiples efectuada en el 2010 (), el uso de anticonceptivos modernos apenas ha aumentado durante los cinco últimos años, con que algunas formas de anticonceptivos no cubiertas o solo parcialmente cubiertas (por ejemplo, la esterilización femenina). El aborto es ilegal en Suriname, y el plan de acción para la maternidad sin riesgo aborda el hecho de que, como los abortos no se registran, no es posible llevar a cabo un seguimiento del número real.

Infección por el VIH/sida

La infección por el VIH/sida constituye la mayor carga por una sola enfermedad en Suriname y representa la principal causa de mortalidad prematura y de años vividos con discapacidad (). La prevalencia quintuplica el promedio nacional en algunos subgrupos, como los de hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres y los profesionales del sexo, si bien la incidencia en estos grupos está disminuyendo. Persisten los retos de llegar a los profesionales del sexo en zonas remotas y a los hombres “ocultos” que tienen relaciones sexuales con otros hombres ().

En el plan estratégico nacional para combatir la infección por el VIH se subraya la necesidad de una mayor cooperación intersectorial que incluya a las organizaciones no gubernamentales, las organizaciones de personas LGBT, las de carácter religioso y las comunitarias. El plan aborda el problema de los embarazos en la adolescencia (uno de cada seis nacidos vivos es hijo de una madre adolescente), que es una indicación de que el uso de condones en los jóvenes es todavía insuficiente. Las adolescentes (de 10 a 19 años de edad) en la zona interior rural, principalmente de pueblos amerindios y cimarrones lindantes con zonas de extracción de oro, corren un riesgo mayor que otros grupos.

Los hombres tienen tasas de hospitalización y readmisión por sida ()más elevadas y de supresión viral más bajas en comparación con las mujeres, lo cual indica una menor observancia del tratamiento y cuidado (). En el plan estratégico nacional para combatir la infección por el VIH se destaca la importancia de fortalecer el proceso continuo de la atención prestada a las personas con infección por el VIH/sida en los diferentes niveles del sistema de salud usando un enfoque multidisciplinario y centrado en el paciente, que también aborde la estigmatización de las personas con la enfermedad (). Otra área prioritaria en el plan es la eliminación de la transmisión maternoinfantil del VIH. El problema de los embarazos repetidos en las embarazadas seropositivas al VIH indica la necesidad de la integración de servicios de salud sexual y reproductiva y de planificación familiar eficaces.

Tuberculosis

Entre los casos nuevos de tuberculosis hay un mayor número de hombres diagnosticados que de mujeres, con una razón de 2,4:1 que es más alta que la que se esperaría considerando las razones hombre:mujer medias a nivel mundial (). Alrededor de un tercio de los pacientes que padecen tuberculosis son seropositivos al VIH y en el plan de control de la tuberculosis del país para el período 2015-2020 () se insta a tomar medidas integradas que aborden la tasa elevada de coinfección por tuberculosis y VIH.

Otra área prioritaria en el plan de control de la tuberculosis son las actividades de extensión para llegar a las poblaciones de migrantes. Entre los mineros brasileños que trabajan en Suriname se encuentran resultados positivos para la tuberculosis en la baciloscopia de esputo y tienen contactos positivos; algunos prefieren tratarse en Guayana Francesa.

Enfermedades crónicas

Las enfermedades no transmisibles (ENT), en particular las enfermedades cardiovasculares, son las principales causas de mortalidad y morbilidad en Suriname. Los principales factores de riesgo de la epidemia de ENT en Suriname son la alimentación poco saludable, las altas tasas de sobrepeso y obesidad, el modo de vida sedentario y las tasas elevadas de tabaquismo en los hombres (). La encuesta nacional STEPS realizada en el 2013 muestra que el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares en las zonas rurales no es significativamente diferente del de las zonas urbanas, como cabría esperar (); esto podría ser una indicación de que el modo de vida urbanizado (por ejemplo, el acceso fácil a productos procesados y bebidas) se ha extendido a las zonas rurales. La zona del interior todavía tiene tasas considerablemente inferiores de factores de riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares.

El Parlamento aprobó legislación integral sobre el control del tabaco en el 2013; este fue un paso importante del gobierno para reducir los efectos perjudiciales de al menos un factor de riesgo de sufrir ENT (). Están todavía pendientes otras leyes y reglamentos concernientes a los alimentos saludables y la promoción del deporte y la recreación. La iniciativa de la salud en todas las políticas recientemente establecida, una plataforma intersectorial que incluye al gobierno, el sector privado y la sociedad civil, pretende abordar los determinantes sociales de la salud mediante la adopción de políticas especialmente dirigidas a estos temas (). El plan de acción para el control de las ENT para el período 2012-2016 incluye medidas concernientes a varias prioridades y hace hincapié en la importancia de un enfoque intersectorial ().

Salud mental

La tasa elevada de suicidios e intentos de suicidio es considerada por el gobierno uno de los principales problemas de salud pública. Cada año mueren más personas por suicidio que por accidentes de tránsito y homicidios combinados, y Suriname ocupa el sexto lugar en el mundo por el número de suicidios cometidos (). Muchos factores contribuyen al número desmesuradamente alto de suicidios en el país, como el acceso fácil a medios sumamente eficaces para suicidarse (plaguicidas), la cobertura de los suicidios en los medios de comunicación sensacionalistas, la estigmatización de los trastornos de salud mental, la intolerancia hacia la población LGBT y la violencia doméstica (). El plan nacional para la prevención del suicidio para el período 2016-2020 propugna la adopción de un enfoque enérgico e intersectorial para abordar los factores que propician este problema de salud pública ().

Recursos humanos

El aumento del número de trabajadores de salud para abordar la escasez ha sido la política de sucesivos gobiernos. Están en marcha medidas concretas de capacitación y formación. Entre el 2013 y el 2015, se duplicó la matrícula en la Facultad de Medicina de la Universidad Anton de Kom de Suriname (). En el 2013, el Ministerio de Salud aprobó la elaboración de un programa de residencia en medicina familiar y se estableció un fondo rotatorio encaminado a apoyar a los residentes para que continúen su capacitación en el extranjero (principalmente en los Países Bajos). El instituto central para la capacitación en enfermería y profesiones afines () ha aumentado la capacitación especializada en enfermería geriátrica, para la diabetes y la diálisis. La fundación para la educación continua de profesionales médicos ha proporcionado cursos acreditados para médicos, enfermeras y otros profesionales de la salud en los últimos 10 años(). En el 2013, se estableció el centro de investigación científica del Hospital Académico de Paramaribo con el fin de mejorar la capacidad de investigación en el personal de salud ().

Conocimiento, tecnología e información en el ámbito de la salud

Se han logrado algunos avances limitados en el establecimiento de un sistema de información de salud integrado, que incluya expedientes médicos electrónicos. La implementación de la telemedicina y la telesalud, especialmente para las zonas remotas, sigue siendo una prioridad. El gobierno ha elaborado una estrategia de gobierno electrónico para el período 2012-2016, que está en su fase de implementación (). Un resultado es que muchos documentos y producciones de audio y de videos del gobierno, incluidos los del Ministerio de Salud, están ahora disponibles en línea.

Medioambiente y seguridad humana

El informe de Suriname sobre el desarrollo sostenible anticipa que el crecimiento continuo de la población y la disminución prevista de las precipitaciones afectarán negativamente la disponibilidad de agua en el país para el 2050 ().

Todavía se carece de un documento de política sobre el cambio climático y Suriname ha decidido usar las estructuras del mecanismo REDD+ (es decir, reducir las emisiones causadas por la deforestación y la degradación de los bosques) planteadas por la Convención Marco sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas para el proceso de planificación. El cambio climático y el aumento del nivel del mar darán lugar a aumentos de las tormentas, oleajes elevados en la línea costera, pérdida de tierras, salinización y pérdida de la diversidad biológica en la costa (). El plan nacional de acción para proteger la diversidad biológica proporciona un marco para incorporar medidas y valores de la conservación de la diversidad biológica, cultural y de la naturaleza en los planes nacionales de desarrollo y en los planes sectoriales ().

Suriname carece de una política integrada de gestión de los residuos en actividades relacionadas con los vertederos a cielo abierto, los vertederos ilegales y la basura acumulada a las orillas de las carreteras y en aguas abiertas del país, que siguen planteando riesgos para la salud y el medioambiente (). Por otro lado, el país no tiene un establecimiento para almacenar o eliminar los desechos peligrosos y no hay ningún reglamento concerniente al uso y el almacenamiento seguro de los plaguicidas.

El gobierno reconoce que la sostenibilidad del sector agropecuario es una prioridad para velar por la seguridad alimentaria de la población y están en curso varios planes de desarrollo agropecuario (). En el informe sobre la estrategia del Ministerio de Agricultura y Ganadería para salvaguardar la inocuidad de los alimentos se señalan muchas brechas en la gestión de la inocuidad de los alimentos en Suriname. Esas brechas se relacionan con la política y la reglamentación, así como con la normalización y la concesión de licencias; la inspección y la vigilancia son fragmentarias y es necesario fortalecer la capacidad en materia de laboratorios. Por otra parte, la tecnología alimentaria y la información al público y su educación no están lo suficientemente desarrolladas. Para abordar estos problemas, en el informe se recomienda establecer una plataforma nacional interministerial sobre la inocuidad de los alimentos que proporcione el marco para la coordinación y la integración generales de la gestión de la inocuidad de los alimentos ().

Envejecimiento

Se han realizado inversiones para proporcionar seguridad económica y sanitaria a las personas mayores en Suriname. El gobierno aumentó la asignación general de pensiones y ha inscrito a cada ciudadano de más de 60 años de edad en el plan nacional de seguro básico de salud. En su esfuerzo por mejorar la atención de salud especializada para las personas mayores, el Ministerio de Salud apoyó la capacitación del primer geriatra clínico en el país y la escuela de enfermería ha elaborado un programa de capacitación de enfermeras geriátricas (). La legislación que reglamenta los requisitos de competencia del personal y los establecimientos para la asistencia en instituciones, incluidos los destinados a las personas mayores, entró en vigencia en el 2014.

Migración

La migración de Suriname se ha revertido de un equilibrio negativo a uno positivo desde el 2005 (). La mayoría los trabajadores inmigrantes registrados son chinos, empleados en grandes y pequeñas empresas, en particular restaurantes. La necesidad de trabajadores sumamente calificados, por ejemplo, médicos y enfermeras, se ha resuelto en parte mediante la contratación en Cuba y Filipinas.

La ley nacional de seguro básico de salud exige que todos los residentes, incluidos los inmigrantes registrados, tengan seguro de salud (). Los inmigrantes empleados legalmente en Suriname tienen derecho a las pensiones públicas, pero no tienen acceso a otros pagos de beneficios sociales. Todos los niños, independientemente de su condición jurídica, tienen derecho a la educación (). Se calcula que el número de inmigrantes indocumentados, especialmente los provenientes de Brasil y Guyana, es mucho mayor que los inmigrantes documentados. Los inmigrantes indocumentados no tienen derecho a ninguna prestación social, incluida la atención gratuita de salud, lo cual representa una barrera para su acceso a la atención de salud.

Seguimiento de la organización, provisión de atención y desempeño del sistema de salud

El gasto total en salud estimado fue de 6% del PIB en el 2014 (). Se está produciendo una disminución del gasto público en programas sociales como resultado de la recesión económica, pero se prevé que después del 2017 haya una recuperación a los niveles anteriores ().

En el 2014, entró en vigencia la ley de seguro básico de salud, que garantiza que cada residente tenga acceso al seguro básico de salud. El gobierno subsidia a los menores de 16 años, a las personas de más de 60 años y a las embarazadas (). Los empleados pagan hasta 50% de la prima y los empleadores cubren la otra mitad; el gobierno paga la cobertura de las personas imposibilitadas de pagar. El conjunto de servicios de atención básica de salud tal como se define en la ley incluye el acceso a los servicios de atención primaria de salud, la atención secundaria y una canasta definida de servicios terciarios (por ejemplo, de oncología, diálisis renal, cardiología e intervenciones quirúrgicas). La ley fija topes de pago para servicios especializados como la diálisis renal, las resonancias magnéticas, la medicación para el cáncer, etc. Esto limita la accesibilidad al ciclo completo de tratamiento de algunas enfermedades y obliga a los pacientes y sus familias a gastar considerables cantidades de dinero para iniciar o continuar tratamientos que salvan vidas.

En ese año también se sancionó legislación sobre el suministro de sangre, con el objetivo de proteger y garantizar la seguridad del suministro de sangre en el país. Una ley que reglamenta la competencia del personal y los establecimientos para la asistencia institucional de las personas mayores, tambien se aplica a aquellas organizaciones que velan por los niño y las personas con discapacidad.

Un informe sobre la salud en todas las políticas fue el resultado de una evaluación realizada por primera vez en el 2015 () para compilar datos en relación con la inequidad, los factores de riesgo y los determinantes sociales de las enfermedades en Suriname. Después de la evaluación, se realizó el primer taller de consenso nacional sobre la salud en todas las políticas y se agruparon 15 principales factores contribuyentes a la enfermedad en seis dominios de política que abordaban los determinantes sociales comunes.

Perspectivas

En el último decenio, se han logrado grandes avances en la lucha contra la malaria; se ha alcanzado el ODM correspondiente y las actividades se concentran en la eliminación de esta enfermedad. El acceso universal a la atención de buena calidad, en particular la atención materna y neonatal, seguirá siendo una prioridad en los próximos años ya que las tasas de mortalidad maternoinfantil todavía están por encima de las metas de los ODM. La cobertura de vacunación de los lactantes del Programa Ampliado de Inmunización debe aumentar para alcanzar la meta de los ODM. Los esfuerzos encaminados a detener la transmisión maternoinfantil del VIH han tenido éxito y la meta de eliminación está al alcance, pero los servicios de salud materna e infantil deben ser fortalecidos para asegurar la sostenibilidad de este programa. Es preciso abordar otras áreas prioritarias del control de la infección por el VIH, como la asistencia a las poblaciones en riesgo (jóvenes, hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres y profesionales del sexo), la adopción de estrategias nuevas para promover la observancia del tratamiento, y la integración de los servicios de detección y atención de la tuberculosis y la infección por el VIH.

Se sancionó legislación importante para proporcionar cobertura universal con el seguro de salud, establecer un salario mínimo y ampliar las prestaciones de las pensiones. Entraron en vigor leyes sobre el control del tabaco, pero legislativamente se debe hacer más para facilitar opciones de modos de vida saludables y reducir la alta incidencia de las ENT. Esto requiere establecer programas en las escuelas y los lugares de trabajo, una mayor disponibilidad de alimentos saludables en las zonas urbanas y rurales, y la construcción de instalaciones recreativas y deportivas. Los riesgos para la salud relacionados con el medioambiente, como el uso de mercurio en la minería y la manipulación de plaguicidas, también exigen medidas regulatorias. Estas intervenciones requieren una vigorosa colaboración en un entorno donde la formulación de políticas está fragmentada en diferentes sectores.

En el 2015, se tomaron los primeros pasos para promover un enfoque de salud en todas las políticas en todos los sectores. Estas iniciativas importantes deben ser promovidas, ampliadas y traducidas en hechos concretos en los próximos años. Se requerirá una enérgica acción intrasectorial e intersectorial para abordar algunos de los retos más urgentes en materia de salud del país, como la mortalidad perinatal y materna prevenibles, las ENT, los accidentes, los riesgos ambientales y la salud mental, y para alcanzar las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas relacionadas con la salud (ODS 3) para el 2030, que incluyen una continuación de la agenda de los ODM.

En Suriname, la crisis económica amenaza los avances logrados, así como la posibilidad de abordar eficientemente los retos de salud actuales y nuevos. La protección de la agenda de salud en estos momentos de crisis debe seguir siendo una prioridad, y la promoción continua y el apoyo de la comunidad internacional son cruciales para esto.

Referencias

1. Ministry of Labour, Technological Development and Environment. Fourth national report to the Convention on Biological Diversity. Paramaribo: ATM; 2012. Disponible en: https://www.cbd.int/doc/world/sr/sr-nr-04-en.pdf.

2. General Bureau of Statistics (Suriname). Resultaten achtste (8e) volks- en woningentelling in Suriname (volume 1) [Censo de población y vivienda]. Paramaribo: ABS; 2013. Disponible en: https://unstats.un.org/unsd/demographic/sources/census/wphc/Suriname/SUR-Census2012-vol1.pdf.

3. Menke J, ed. Mozaiek van het Surinaamse volk; volkstellingen in demografisch, economisch en sociaal perspectief. Paramaribo: General Bureau of Statistics / Institute for Graduate Studies and Research (Suriname); 2016.

4. Fondo Monetario Internacional. Suriname: request for stand-by arrangement—press release; staff report; and statement by the executive director for Suriname. Washington, D.C.: FMI; 2016. Disponible en: https://www.imf.org/external/pubs/ft/scr/2016/cr16141.pdf.

5. Debt Management Office (Suriname). Government debt and sustainable development in Suriname: an assessment of the effect of the debt and macroeconomic stability in 2008-2012 on human development indicators. Paramaribo: SDMO; 2013. Disponible en: http://www.sdmo.org/images/governmentdebtandsustainabledevelopmentinsur.pdf.

6. National Assembly (Suriname). Het stabilisatie en herstelplan 2016-2018 [Plan de estabilización y recuperación]. Mayo 2016. Paramaribo: DNA; 2016. Disponible en: http://www.dna.sr/media-en-documentatie/overige-documenten/het-stabilisatie-en-herstelplan-2016-2018/.

7. Heemskerk M, van der Kooye R. Challenges to sustainable small-scale mine development in Suriname. En: Hilson GM. Socio-economic impacts of artisanal and small-scale mining in developing countries. Londres: Taylor & Francis; 2003. Disponible en: https://doi.org/10.1201/9780203971284.ch36.

8. Mans D, Zeeglaar J, Hu R, Kent A, Ramdas S, Schallig H. Clinical, biological, and anthropological aspects of leishmaniasis in Suriname—report of the final meeting of the Integrated Program. Academic Journal of Suriname 2005;(5):464-473. Disponible en: http://www.adekusjournal.sr/adekusjournal/data/documentbestand/Paper_-_The_leismaniasis_consortium.pdf?sessionid=84.

9. Organización Internacional del Trabajo. NATLEX: Base de datos sobre legislación nacional del trabajo, la seguridad social y los derechos humanos. Suriname: National Basic Health Insurance Law (No. 114 of 2014). Ginebra: OIT; 2014. Disponible en: http://www.ilo.org/dyn/natlex/natlex4.detail?p_lang=es&p_isn=96938&p_country=SUR.

10. Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Instituto Internacional de Planificación de la Educación. Ontwikkelingsplan 2012–2016: Suriname in transformatie [Plan de desarrollo plurianual]. París: UNESCO-IIEP; 2012. Disponible en: http://planipolis.iiep.unesco.org/en/2012/ontwikkelingsplan-2012-2016-suriname-transformatie-5679.

11. Organización Internacional del Trabajo. NATLEX: Base de datos sobre legislación nacional del trabajo, la seguridad social y los derechos humanos. Suriname: General Pensions Law 2014 (No. 113 of 2014). Ginebra: OIT; 2014. Disponible en: http://www.ilo.org/dyn/natlex/natlex4.detail?p_lang=es&p_isn=96936&p_country=SUR.

12. Organización Internacional del Trabajo. NATLEX: ase de datos sobre legislación nacional del trabajo, la seguridad social y los derechos humanos. Suriname: Minimum Wage Law (No. 112 of 2014). Ginebra: OIT; 2014. Disponible en: http://www.ilo.org/dyn/natlex/natlex4.detail?p_lang=es&p_isn=96935&p_country=SUR.

13. Bureau of Public Health, Department of Entomology (Suriname). Rapport Aedes monitoring. Paramaribo: BOG; 2015.

14. Ministry of Health Malaria Board (Suriname). Five-year malaria plan Suriname. Paramaribo: MV; 2014.

15. Hu RV. Treatment, quality of life and cost-aspects of cutaneous leishmaniasis in Suriname [tesis doctoral]. Paramaribo: Anton de Kom University, Faculty of Medicine; 2013. Disponible en: http://oud.parasitologie.nl/index.php?id=27.

16. Ministry of Health Dermatology Service (Suriname). Leprosy control guidelines. Paramaribo: MV.

17. Ministry of Health (Suriname). Draft Safe Motherhood and Neonatal Health Action Plan. Paramaribo: MV.

18. Ministry of Social Affairs and Housing; General Bureau of Statistics (Suriname). Suriname: Multiple Indicator Cluster Survey 2010: final report. Paramaribo: MSZH/ABS; 2013. Disponible en: https://mics-surveys-prod.s3.amazonaws.com/MICS4/Latin%20America%20and%20Caribbean/Suriname/2010/Final/Suriname%202010%20MICS_English.pdf.

19. Ministry of Health (Suriname); Organización Panamericana de la Salud. Suriname – Health in All Policies (HiAP) brief: health of the population, health of the country. Paramaribo: MV; 2017. Disponible en: https://www.paho.org/sur/index.php?option=com_content&view=article&id=494:health-in-all-policies-suriname&Itemid=477.

20. Ministry of Health (Suriname). AIDS response progress report 2015. MV; 2015. Disponible en: http://www.unaids.org/sites/default/files/country/documents/SUR_narrative_report_2015.pdf.

21. National AIDS Program (Suriname). National strategic plan (NSP) for a multisectoral approach of HIV 2014-2020. Paramaribo: NAP; 2014.

22. Ministry of Health (Suriname). Suriname: Five-Year Tuberculosis Plan, 2015-2020: towards the end of TB in Suriname. Paramaribo: MV; 2015.

23. Ministry of Health (Suriname); Organización Panamericana de la Salud; Organización Mundial de la Salud. Suriname STEPS noncommunicable disease risk factors survey 2013 [en holandés]. Paramaribo: MV; 2014. Disponible en: http://www.who.int/chp/steps/suriname/en/.

24. Baldew SS, Krishnadath IS, Smits CC, Toelsie JR, Vanhees L, Cornelissen V. Self-reported physical activity behavior of a multi-ethnic adult population within the urban and rural setting in Suriname. BMC Public Health 2015;15:485. doi 10.1186/s12889-015-1807-1.

25. Krishnadath IS, Jaddoe VW, Nahar-van Venrooij LM, Toelsie JR. Ethnic differences in prevalence and risk factors for hypertension in the Suriname Health Study: a cross sectional population study. Population Health Metrics 2016;14:33. doi: 10.1186/s12963-016-0102-4.

26. National Assembly (Suriname). Tabakswet 2013 [Tobacco Act 2013]. Paramaribo: DNA; 2013. Disponible en: http://www.dna.sr/wetgeving/surinaamse-wetten/wetten-na-2005/tabakswet-2013/.

27. Ministry of Health (Suriname). Suriname National Action Plan for the Prevention and Control of Noncommunicable Diseases 2012-2016. Paramaribo: MV; 2012. Disponible en: http://www.iccp-portal.org/sites/default/files/plans/national_action_plan_for_the_prevention_and_control_of_noncommunicable_diseases_2012-2016.pdf.

28. Ministry of Health (Suriname). Nationaal Suicide Preventie-en Interventieplan 2016-2020. Paramaribo: MV; 2016. Disponible en: http://www.gov.sr/media/15136651/20-6-16-suicide-beleidsplan-finaal-1.pdf.

29. Anton de Kom University of Suriname. Faculteit der Medische Wetenschappen [Internet]. Paramaribo: AdeKUS; 2017. Disponible en: https://www.uvs.edu/medisch/.

30. Elsje Finck Sanichar College COVAB. COVAB diensten [Internet]. Paramaribo: EFS College COVAB; 2017. Disponible en: http://www.covab.sr/diensten/.

31. Foundation for Continuing Education of Medical Professionals. SPAOGS activiteiten [Internet]. Paramaribo: SPAOGS; 2017. Disponible en: http://www.spaogs.org/activiteiten.

32. Academic Hospital Paramaribo Scientific Research Center (Suriname). About SRCS [Internet].Paramaribo: AZP-SRCS; 2017. Disponible en: http://www.researchcentersuriname.org/en/about/.

33. Gobierno de Suriname. eGovernment Strategie 2012-2016 van de Republiek Suriname. Paramaribo: GDS; 2012. Disponible en: http://www.gov.sr/media/3045036/120529_egov_strategie_2012_2016_werkdocument.pdf.

34. Ministry of Foreign Affairs; National Institute for Environment and Development (Suriname). Suriname report on SIDS conference 2014. Paramaribo: MBZ/NIMOS; 2013. Disponible en: https://sustainabledevelopment.un.org/content/documents/1159551surinamenatrep.pdf.

35. Ministry of Labour, Technology and Environment (Suriname). National Biodiversity Action Plan (NBAP); 2012-2016. Paramaribo: ATM; 2013. Disponible en: https://www.cbd.int/countries/?country=sr.

36. Organización de Comida y Agricultura; Gobierno de Suriname. Country programming framework for Suriname. Paramaribo: FAO/GDS; 2015. Disponible en: http://www.fao.org/3/a-bp522e.pdf.

37. Ministry of Agriculture (Suriname). Food Safety Strategy final report. Paramaribo: MVL; 2015.

38. Oficina de Coordinación Regional de la Organización Internacional para las Migraciones. Suriname migration profile: a study on emigration from, and immigration into Suriname. Georgetown, Guyana: OIM/Ministry of Foreign Affairs (Suriname); 2015. Disponible en: http://publications.iom.int/system/files/pdf/mp_suriname2015.pdf.

39. Organización Mundial de la Salud. Global Health Expenditure Database. Suriname total health expenditure (% GDP), 2014 [Internet]. Ginebra: OMS; 2017. Disponible en: http://apps.who.int/nha/database/Select/Indicators/es.

40. General Bureau of Statistics (Suriname). MDG progress report 2014. Paramaribo: ABS; 2014. Disponible en: http://statistics-suriname.org/index.php/statistieken/downloads/category/35-millenium-development-goals%3Fdownload%3D136:mdgs-2014+MDG+suriname+progress+report.

41. Fondo Global. TB and HIV concept note: investing for impact against tuberculosis. Ginebra: Fondo Global; 2015. Disponible en: https://www.theglobalfund.org/en/portfolio/country/?k=64c612a7-e6d5-464e-af1f-88c4f1522a7a&loc=SUR.

42. Organización Mundial de la Salud: Global School-based Student Health Survey: Suriname 2009 fact sheet. Ginebra: OMS; 2009. Disponible en: http://www.who.int/chp/gshs/suriname/en/.

43. Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA. The gap report 2014. Ginebra: ONUSIDA; 2014. Disponible en: http://www.unaids.org/es/resources/campaigns/2014gapreport.

×

Referencia/Nota:

1. Se considera que el nivel de eliminación es de menos de un caso por 10 000 habitantes.

2. Oficina de Salud Pública (BOG). Causas de muerte 2011-2013.

3. Oficina de Salud Pública (BOG). Causas de muerte 2011-2013.

4. Menos de un caso por 1 000 habitantes.

5. Oficina de Salud Pública (BOG). Actualización de Zika, junio de 2016.

6. Oficina de Salud Pública (BOG). Causas de muerte 2011-2013.

Regional Office for the Americas of the World Health Organization
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America