Pan American Health Organization

Trinidad y Tabago

  • Contexto general
  • Principales desafíos de la salud
  • Situación de salud y sus tendencias
  • Perspectivas
  • Referencias
  • Texto completo
Página 1 de 5

Contexto general

Bandera de Trinidad y TabagoLa República de Trinidad y Tabago es un Estado que se encuentra en el extremo meridional del Caribe, repartido entre dos islas con una superficie territorial total que alcanza los 5 127 km2.Desde que obtuviera su independencia de Gran Bretaña en 1962, el país ha evolucionado hasta convertirse en una sociedad multicultural bien desarrollada. Sus reservas abundantes de gas natural y petróleo, que constituyen la base de su riqueza económica, hacen que se convierta en un país con un PIB relativamente alto en el contexto del Caribe y, según la clasificación del Banco Mundial, en una economía de ingresos altos ().

Características demográficas

En el 2011, la población del país llegaba a 1 328 019 habitantes (). La composición étnica de la población era 35,4% de ascendencia índica, 34,2% de ascendencia africana, 23,0% de mestizos y 8,4% de otros grupos étnicos (asiático, europeo y del Oriente Medio); la proporción entre hombres y mujeres era de aproximadamente 1:1 ().

En la figura 1 se muestra la estructura de la población del país, por edad y sexo, para los años 1990 y 2015. Entre 1990 y el 2010, la población mayor de 60 años de edad tuvo un crecimiento anual promedio de 4%, frente a una disminución anual de 2,5% del grupo de 5 a 19 años y un aumento de 0,9% del grupo de menores de 5 años. La esperanza de vida al nacer es de 71 años.Trinidad y Tabago está experimentando un cambio demográfico, caracterizado por una tasa de fecundidad decreciente (calculada en 1,78 en el 2014), una población que está envejeciendo, una disminución de las enfermedades transmisibles y un aumento de las enfermedades no transmisibles (ENT), así como la aparición de nuevas enfermedades transmitidas por vectores. Para el sector de la salud, estos cambios epidemiológicos obligan a poner mayor énfasis en la atención primaria de salud.

Figura 1. Estructura de la población, por edad y sexo, Trinidad y Tabago, 1990 y 2015

La población de Trinidad y Tabago aumentó 11,3% entre 1990 y el 2015. En 1990, la población mostraba una estructura expansiva. Para el 2015, la estructura piramidal se había desplazado hacia las personas mayores de 50 años; por debajo de esa edad la estructura se hizo estática, al registrar un crecimiento más lento. Estos cambios obedecieron a la disminución que se observó en las tasas de natalidad y mortalidad, especialmente en los tres últimos decenios.

Fuente: Organización Panamericana de la Salud, basado en el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas, División de Población. Revisión del 2015, Nueva York, 2015.

Condiciones económicas

La economía es predominantemente industrial, con una fuerte dependencia del sector energético. Actualmente se encuentra en un proceso de transición, de una economía petrolera a una economía basada principalmente en el gas natural. En el 2015, el INB per cápita era de US$ 18 600 (). El gasto en salud per cápita era de US$ 1 136,31 en el 2014 (). El crecimiento del PIB se desaceleró después del 2007, y registró una ligera recuperación entre el 2012 y el 2014 y una contracción en el 2015 debido a la caída de los precios del petróleo y el gas (). La dependencia del gas natural y la limitada diversificación de la economía han conducido a varias iniciativas dirigidas a revitalizar otros sectores económicos como la industria manufacturera, el turismo, la agricultura, las finanzas y las industrias creativas (). El gasto en salud representaba 5,9% del PIB, en comparación con aproximadamente 43% que representaba el porcentaje de la industria petrolera y petroquímica (). Se gastaron cerca de US$ 1 500 millones en atención de salud (US$ 1 156 per cápita), de los cuales 38% fueron gastos de los hogares y 54% gastos del gobierno ().

En el 2015, con la economía a pleno empleo, la tasa de la población activa era de 60,6% y la tasa de desempleo había descendido de una máxima de 5,9% registrada en el 2010 a 3,4% (). Sin embargo, en el caso de los trabajadores más jóvenes (de 15 a 24 años de edad), las tasas de desempleo eran más altas (). El desempleo en los jóvenes promedió alrededor de 12,1% durante el período 2010-2015, comparado con el 4,4% general. Las mujeres también tuvieron tasas de desempleo relativamente más altas en ese período, con un promedio de 18,6% en el grupo de 15 a 19 años y de 11,8% en el grupo de 20 a 24 años, muy por encima de tasas de 12,2% y 7,9% en los hombres de los mismos grupos etarios (), cuyas tasas en el 2015 fueron de 13,1% y 7,3%, respectivamente. Las tasas elevadas de desempleo en las poblaciones más jóvenes pueden desencadenar problemas sociales imprevistos, por ejemplo, peores resultados en materia de salud, pobreza, criminalidad y violencia (). No se tienen datos actuales que permitan evaluar la pobreza en el país; sin embargo, en el 2009 se calculó que 18,9% de la población vivía en situación de pobreza, y se preveía que esa tasa disminuiría en dos puntos porcentuales en el 2015 ().

Determinantes sociales de la salud

La educación es gratuita y está al alcance de todos los ciudadanos; sin embargo, de acuerdo con el censo del 2011, hasta 38,7% de la población mayor de 15 años de edad que podría haber asistido a la escuela o recibido formación profesional, había abandonado los estudios antes de terminarlos o no habría logrado obtener una certificación (). En total, 29,8% de la población había completado la educación a nivel primario, 43,5% había terminado el nivel secundario y postsecundario, mientras que 14,6% había alcanzado el nivel terciario (universitario y no universitario) ().

El sistema de salud

El sistema de salud de Trinidad y Tabago abarca los sectores público y privado y las organizaciones no gubernamentales (ONG); el sector público es el predominante. Todos los servicios de salud del sector público son gratuitos, financiados por el gobierno y los contribuyentes.

El sistema de salud pública se divide dos niveles. En el primer nivel está el Ministerio de Salud, que supervisa el sistema y es responsable de su financiamiento, reglamentación y gobernanza, así como de fijar las políticas necesarias y hacer cumplir las leyes pertinentes. La labor del Ministerio de Salud se define en el plan estratégico de salud correspondiente a los años fiscales 2012-2016, en el cual se establece que es responsabilidad del Ministerio brindar una rectoría eficaz en el sector de la salud al centrarse en la formulación de políticas basadas en la evidencia,la planificación, el seguimiento, la evaluación, la colaboración y la reglamentación (). Con ese fin, el Ministerio ha establecido 12 prioridades estratégicas básicas, siete de las cuales se examinan en este documento: enfermedades no transmisibles crónicas; enfermedades transmisibles; salud maternoinfantil; bienestar y salud mental; planificación de recursos humanos; integración de las tecnologías de información y comunicación en el sector de salud; y mejoras en la gestión del sector de la salud ().

El segundo nivel es el sistema de prestación de servicios de salud, que está descentralizado en cinco autoridades sanitarias regionales semiautónomas: cuatro en Trinidad y una en Tabago. Los servicios de atención sanitaria se prestan a través de una red de 96 centros de salud, nueve establecimientos distritales y nueve hospitales. Cada autoridad sanitaria regional de Trinidad tiene al menos un establecimiento distrital de salud y un hospital de referencia. Aproximadamente dos terceras partes de los centros de salud están ubicados en el oeste de Trinidad, donde vive la mayoría de la población. El Ministerio de Salud sigue administrando algunos servicios verticales y programas nacionales, como el programa de control de insectos vectores, el servicio nacional de transfusiones y los programas nacionales de oncología.

El sector privado ha adoptado un modelo de honorarios por servicios prestados, que a menudo es costoso y está fuera del alcance de la mayoría de las personas de ingresos bajos. La información sobre el uso y costo de los servicios clínicos y auxiliares prestados al público que paga por ellos es limitada. El Ministerio de Salud administra un programa ampliado de atención al paciente, mediante el cual algunos servicios como las exploraciones de diagnóstico, las cirugías de cataratas, rodilla y reemplazo de caderas, así como los servicios de radioncología, se tercerizan a instituciones privadas.

El Ministerio apuntala su trabajo por medio de alianzas con entidades y ONG regionales e internacionales. La formulación de las políticas y directrices responde igualmente al hecho de que el país es signatario de varias convenciones y acuerdos internacionales relacionados con la salud, entre los cuales se encuentran los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS); el Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el Control del Tabaco; la Convención sobre los Derechos del Niño; la Convención Internacional sobre la Protección de los Derechos de Todos los Trabajadores Migratorios y de sus Familiares; y la declaración de las Naciones Unidas sobre la Diabetes y las ENT (2011). También es signatario de instrumentos subregionales como la Cooperación para la salud en la zona del Caribe IV (CCH IV); la Declaración de Puerto España sobre las ENT crónicas (2007); la Agenda de Salud para las Américas 2008-2017 de la OMS; la Declaración de Nassau; y la Asociación Pancaribeña contra el VIH/sida (PANCAP).

Principales desafíos de la salud

Problemas críticos de salud

Enfermedades emergentes

Entre enero y septiembre del 2016, se registraron 243 casos confirmados de chikunguña y 498 casos de infección por el virus del Zika, 294 de ellos en embarazadas (). Se adoptaron medidas para prevenir, controlar y reducir el riesgo asociado con las enfermedades emergentes y reemergentes, como el fortalecimiento de las capacidades básicas de salud pública. Los virus del chikunguña y el Zika se detectaron por primera vez en Trinidad y Tabago en julio del 2014 y febrero del 2016, respectivamente.

Tuberculosis

De acuerdo con información de los servicios de atención de salud y datos de los hospitales presentados al Ministerio de Salud, las muertes por tuberculosis disminuyeron de 2,1 por 100 000 habitantes en el 2010 a 1,1 en el 2015. No obstante esta disminución, se sigue realizando una vigilancia activa de la tuberculosis. Hubo 218 casos notificados y 196 casos nuevos y recidivantes (). La incidencia de la tuberculosis era de 17 por 100 000 habitantes (incluídos los casos de coinfección con VIH) y 2,9 para las personas con una coinfección con VIH (). El tratamiento y la cobertura eran relativamente altos (87%), pero se observó la presencia de tuberculosis multirresistente, y 16% de los casos nuevos o recidivantes fueron positivos al VIH ().

Se necesita adoptar un enfoque de alcance nacional para combatir la tuberculosis y la coinfección con tuberculosis y VIH que tenga en cuenta la forma en que las condiciones socioeconómicas (por ejemplo, pobreza, ubicación de los pacientes, adicción a las drogas y el alcohol) afectan el resultado del tratamiento y el seguimiento (). Se ha puesto en marcha un programa de tratamiento de la tuberculosis como una manera de abordar el hecho de que cerca de 15% de los pacientes con tuberculosis y los pacientes coinfectados con tuberculosis y VIH no cumplen con sus pautas de tratamiento. Sin embargo, no se tiene como norma hacer el tamizaje de la tuberculosis en la población positiva al VIH, y el tratamiento preventivo con isoniazida es muy limitado.

Mortalidad maternoinfantil

El país todavía no ha alcanzado la meta de los ODM en cuanto a defunciones maternas (14 por 100 000 nacidos vivos en este caso) (). De hecho, las elevadas tasas de mortalidad maternoinfantil registradas en el 2015 -46,9 y 10,4 por 100 000 nacidos vivos, respectivamente- han llevado el mejoramiento de la salud maternoinfantil a lo más alto de la lista de prioridades del Ministerio de Salud ().

Con ese fin, se han examinado los servicios de maternidad y, como resultado, el gobierno acordó crear la dirección de salud de la mujer para que asuma el liderazgo y se ocupe de la formulación de políticas con miras a reducir las tasas de mortalidad materna y perinatal. También se han elaborado directrices y protocolos, como el manual de procedimientos normalizados de trabajo para servicios de obstetricia y partería, que entró en vigor en junio del 2011, y las normas de atención neonatal del 2012. En el 2015 se elaboró además un manual de salud maternoinfantil; este documento fue el resultado de la labor de un equipo multidisciplinario que contó con la colaboración técnica de la Universidad de las Indias Occidentales, el Centro de Epidemiología del Caribe, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Fondo de Población de las Naciones Unidas y el UNICEF.

Enfermedades crónicas

Las ENT crónicas son las principales causas de muerte en Trinidad y Tabago; de allí que constituyan una prioridad nacional. En promedio, cerca de 53% de los diagnósticos de alta dados a los pacientes hospitalizados entre el 2010 y el 2015 fue una ENT. De este porcentaje, los traumatismos, las enfermedades cardiovasculares y las enfermedades del aparato digestivo fueron las afecciones notificadas con mayor frecuencia, así como las causas más frecuentes de muerte.

El Ministerio de Salud ha adoptado un enfoque integrado, multisectorial, público-privado y “socioholístico” para hacer frente a la prevención y el manejo de las ENT. En el 2014 se pusieron en marcha diversas iniciativas a este respecto, como el programa “Healthy Me”, un campamento para la prevención de la obesidad en la niñez que fomenta modos de vida saludables en losniños de 7 a 13 años de edad; hasta la fecha, el programa ha beneficiado a 160 niños. Se han realizado otras actividades sobre diversos factores de riesgo de las ENT, como una iniciativa de lucha contra el sobrepeso y fomento de comunidades sanas que ha beneficiado a aproximadamente 5 000 personas, el programa de bienestar en el trabajo, y la campaña anual de bienestar, una iniciativa enmarcada en el enfoque de salud para todos, que se lleva a cabo a nivel nacional para crear conciencia acerca de las enfermedades crónicas y sus factores de riesgo y que ha alcanzado a unas 11 000 personas (). El gobierno también estará ejecutando un proyecto de vigilancia de las ENT como parte de un préstamo de US$ 48,4 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Asimismo, los trinitenses cuentan con un programa de asistencia a las enfermedades crónicas, que suministra medicamentos e insumos farmacéuticos gratuitos para combatir 12 enfermedades específicas; estos productos se distribuyen por medio de una red de más de 250 farmacias públicas y privadas en toda la nación. Por último, el programa ampliado de atención al paciente también administra el programa de asistencia médica, atención cardíaca y diálisis, por el que se presta atención en el sistema privado a los pacientes que no pueden ser atendidos en el sistema público.

Recursos humanos

La escasez de personal es un problema en todas las categorías de trabajadores de salud en Trinidad y Tabago. El Ministerio de Salud ha elaborado un plan de recursos humanos a 10 años (2016-2025) que velará por que la dotación de personal del sector público de la salud sea suficiente y adecuada para prestar de manera óptima una atención de salud de buena calidad. Los fondos disponibles por medio del proyecto de vigilancia de las ENT patrocinado por el BID mencionado anteriormente contribuirán al logro de los objetivos de esta estrategia de contratación y retención de personal.

Para llenar algunas de las carencias, el Ministerio de Salud contrata a profesionales de la salud del extranjero. Desde el 2011, se han contratado a 446 profesionales extranjeros de salud: 228 enfermeros cubanos; 109 médicos cubanos; 17 farmacéuticos cubanos; 1 ingeniero biomédico; 35 enfermeros de Granada; 74 enfermeros de San Vicente y las Granadinas; y 19 enfermeros de Santa Lucía. El Ministerio ha buscado establecer diversos convenios bilaterales y multilaterales con diferentes organismos y países, como el Programa de Voluntarios de las Naciones Unidas, el Instituto de Donaciones y Trasplantes (España), los Shriners Hospitals for Children (Estados Unidos), el Reino Unido y la República Popular China. Están en marcha negociaciones para concluir convenios con Colombia, Filipinas, Nigeria y Uganda. Como parte de su esfuerzo por resolver la escasez de personal de salud, el Ministerio también se vale de métodos tradicionales de contratación, como el fortalecimiento de las alianzas con instituciones académicas y de capacitación y la concesión de permisos de estudio para los empleados.

En el país existen diversas oportunidades de educación en el ámbito de la salud: la Universidad de las Indias Occidentales (en su recinto universitario de San Augustine, en Trinidad) ofrece programas de medicina (en diversas especialidades), biomedicina, enfermería y salud pública a todos los niveles de grado; la Universidad de Ciencia, Tecnología y Artes Aplicadas de Trinidad y Tabago ofrece títulos de enfermería y tecnología de ciencias de la salud; y la Universidad de Trinidad y Tabago ofrece un programa en ingeniería biomédica y un posgrado en administración de salud. La OPS brinda numerosas oportunidades de capacitación en línea para los diversos profesionales de la salud a través de su Campus Virtual de Salud Pública (CVSP).

El Ministerio de Salud colaboró con el antiguo Ministerio de Educación Terciaria y Capacitación en Oficios y las escuelas de enfermería y partería para que se gradúen más enfermeros, parteras y auxiliares de enfermería. Los dos ministerios firmaron un memorando de entendimiento con las escuelas de enfermería y partería para contratar a estudiantes como pasantes en los establecimientos de las autoridades sanitarias regionales para que adquieran experiencia clínica; actualmente se está en conversaciones con la Universidad de Trinidad y Tabago y la Universidad de las Indias Occidentales sobre esta experiencia clínica y la ampliación de las especializaciones de posgrado, respectivamente. Además, el Ministerio de Salud y las autoridades sanitarias regionales ofrecen becas a candidatos de zonas con necesidades críticas; los becarios tienen la obligación de prestar servicios en el sistema de atención de salud al terminar sus estudios. No obstante, el cumplimiento de esta disposición es deficiente y conduce al incumplimiento de los contratos, en parte debido a la incapacidad del sector para absorber de inmediato a ese personal. En el plan de recursos humanos a 10 años se abordan estos y otros problemas.

Conocimiento, tecnología e información en el ámbito de la salud

En el país, algunas entidades independientes, como las instituciones académicas y las organizaciones no gubernamentales, son a menudo las que conducen las investigaciones en el ámbito de la salud, con el Ministerio de Salud como asociado colaborador. Entre los estudios emprendidos bajo esta modalidad cabría mencionar la encuesta nacional sobre la visión en Trinidad y Tabago del 2015, cuyo objetivo era analizar las deficiencias visuales prevalecientes en el país; la iniciativa sobre la carga de las enfermedades pulmonares obstructivas del 2014, en el que se examinó la prevalencia de las enfermedades pulmonares obstructivas crónicas (EPOC) y sus factores de riesgo; y la encuesta sobre los factores de riesgo de las ENT (STEPS, por su sigla en inglés) del 2011 (), que permitió evaluar los factores de riesgo de dichas enfermedades. Toda investigación de salud requiere de la aprobación ética del Comité de Ética del Ministerio de Salud u otros comités de ética pertinentes. Diversos esfuerzos colaborativos han contribuido a desarrollar aptitudes de investigación, como la iniciativa de ciencias de la salud (2007-2014) diseñada conjuntamente con Johns Hopkins Medicine International, la Universidad de las Indias Occidentales, la Universidad de Trinidad y Tabago, el Ministerio de Salud, el antiguo Ministerio de Ciencia, Tecnología y Educación Terciaria y otros ministerios públicos y organizaciones locales, con la que se buscaba mejorar el sector de la salud mediante el trabajo académico y la investigación ().

Si bien no existe un único repositorio para los datos de investigación, el Ministerio de Salud cuenta con un servicio de biblioteca médica que proporciona recursos electrónicos para todo el personal y el público en general a través de InfoMed Plus, el primer portal de información médica en el Caribe con miles de publicaciones médicas en línea.

El sistema de información de salud es predominantemente manual e ineficiente (). En la mayoría de las autoridades sanitarias regionales se usa Cellma, una herramienta administrativa electrónica, para recopilar los datos básicos de los pacientes. Las autoridades sanitarias regionales de salud presentan informes trimestrales al Ministerio, acompañados de datos sobre tratamiento y atención compilados manualmente. La lenta modernización del sistema de información de salud ha agravado las dificultades para obtener acceso a información actualizada. El gobierno se ha comprometido a instituir un sistema de gestión electrónica de la información de salud a nivel nacional como parte del proyecto de vigilancia de las ENT (). Los primeros módulos que han de adquirirse y ejecutarse serán los módulos de registro de pacientes, historias médicas electrónicas y el software para la gestión de citas y programación de actividades.

El sistema de información de salud también ha progresado en otras áreas. Por ejemplo, se estableció un sistema basado en la nube para el uso de una tarjeta nacional de salud, con los objetivos de gestionar por vía electrónica la dispensación gratuita de determinados medicamentos que requieren prescripción médica usados para enfermedades como el cáncer y la infección por el VIH, y permitir el acceso a múltiples servicios públicos de salud. El Ministerio de Salud y el Ministerio de Industria y Comercio, el departamento de sanidad portuaria y la división de productos químicos, alimentos y medicinas del Ministerio de Salud trabajaron en la implementación de una ventanilla electrónica única para emitir los certificados de despacho de carga marítima y aérea y para pasajeros.

Medioambiente y seguridad humana

El país es vulnerable a los efectos directos e indirectos del cambio climático sobre la salud de la población.

Desastres naturales y antropogénicos

Trinidad y Tabago enfrenta un riesgo bajo en lo que a huracanes se refiere, pero es más vulnerable a los terremotos. El país se ve afectado usualmente por el impacto indirecto de las ondas tropicales, lo que se traduce en precipitaciones copiosas, inundaciones y deslizamientos de tierra. La oficina de preparación y gestión de desastres, que es responsable de la preparación, respuesta, prevención y mitigación en caso de desastres, elaboró en el 2010 un marco integral de política sobre la gestión de desastres que define la orientación estratégica para el enfoque integral del gobierno ante amenazas de todo tipo (). Con miras a simplificar los servicios relacionados con el clima, el gobierno está elaborando un marco nacional para los servicios climáticos en el contexto de la plataforma nacional de reducción del riesgo de desastres, bajo la coordinación de la oficina de preparación y gestión de desastres; el Ministerio de Salud es uno de los miembros principales del panel de servicios climáticos.

Según los datos suministrados por la oficina de preparación y gestión de desastres, entre el 2010 y el 2014 se notificaron 271 eventos que representaban una amenaza. El número de amenazas naturales fue mayor que el de desastres antropogénicos, con predominio de inundaciones, deslizamientos de tierra, incendios y vientos huracanados. A medida que se hizo más conocida la función de la oficina de preparación y gestión de desastres, mejoró la captación de datos: entre enero del 2015 y marzo del 2016 se notificaron 582 eventos que representaban amenazas (). Solo en el 2015 se registraron 14 terremotos, de entre 3,4 y 6,5 grados en la escala de Richter, todos los cuales afectaron directa o indirectamente la salud y el bienestar de la población. En el 2010, el impacto de las inundaciones y los deslizamientos de tierra en todo el país se tradujo en la pérdida de los cultivos de más de 2 000 agricultores y en una compensación calculada en TTD$ 13 millones; tras una inundación ocurrida en el 2012, se notificaron dos muertes, dos personas desaparecidas y varias lesionadas que requirieron hospitalización; y en diciembre del 2013, el mayor derrame de petróleo en la historia de Trinidad y Tabago causó daños en la calidad del aire, el turismo y el ecosistema marino.

Inocuidad de los alimentos y seguridad alimentaria

Las consecuencias del cambio climático, aunadas a la escasez de tierra cultivable y mano de obra agrícola, amenazan la seguridad alimentaria y la inocuidad de los alimentos para la población. Bajo el auspicio de varios organismos de las Naciones Unidas, el Ministerio de Salud y el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Tierra y Pesca han estado colaborando para garantizar la inocuidad y la calidad del suministro de alimentos de Trinidad y Tabago, al tiempo que aumentan la capacidad para responder a cuestiones relacionadas con la inocuidad de los alimentos y el control y la garantía de la calidad (). Por ejemplo, en el 2016, con el apoyo del Marco de Asistencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo, la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la OPS, se inició un proyecto titulado “Proyecto de política y comunicaciones sobre la inocuidad de los alimentos”, para realizar un análisis sobre la situación de la inocuidad de los alimentos, formular una política nacional sobre la materia y preparar un manual de inspección de los alimentos basada en el riesgo. La OPS también se unió al Ministerio de Salud y a inspectores nacionales de salud pública para armonizar los requisitos para el registro de manipuladores de alimentos y locales de alimentos.

Un comité consultivo sobre alimentos, de composición multisectorial, es responsable de formular las normas y los reglamentos relativos a la inocuidad de los alimentos; este órgano asesora al Ministro de Salud sobre asuntos relativos a la inocuidad y la calidad de los alimentos, así como en cuanto a temas relacionados con su comercialización. Funcionarios médicos e inspectores de salud pública supervisan todas las instalaciones y puertos de entrada públicos para detectar y controlar los riesgos a la salud humana y hacer cumplir las leyes de salud pública. El fraude alimentario también se ha convertido en una preocupación nacional, por lo que en mayo del 2016 se formó un comité conjunto sobre fraude alimentario.

Acceso a agua potable y saneamiento

Datos de la dirección de abastecimiento de agua y alcantarillado de Trinidad y Tabago indican que el acceso a un suministro mejorado de agua potable fue de 94% en el 2015, y el acceso al agua clorada aumentó de 91% en el 2011 a 99% en el 2015. Hasta 88% de los hogares tenía acceso directo a agua corriente, mientras que 12% tenía que utilizar acceso indirecto (por ejemplo, una fuente pública en el patio o la comunidad). En el 2015, casi 70% de la población recibía agua 24 horas al día, 7 días a la semana, lo que representa una mejora considerable del servicio comparado con el 31% registrado en el 2011. Las fallas en el suministro permanente de agua y el uso de fuentes indirectas de agua son una indicación de que es común el almacenamiento de agua. La mayor parte del agua suministrada (más de 55%) tanto en Trinidad como en Tabago proviene de reservorios y manantiales, seguida de aguas subterráneas (pozos). Trinidad también deriva cierto volumen de agua (20%) de la desalinización. En total, 94% de la población tiene acceso a instalaciones mejoradas de saneamiento. Trinidad y Tabago cumplió a cabalidad con las metas del ODM 7 relativas al agua potable y cumplió parcialmente con las metas sobre saneamiento ().

Envejecimiento

La población de Trinidad y Tabago está envejeciendo. Según el censo del 2011, aproximadamente 13% de la población era mayor de 60 años; las proyecciones sobre esa cohorte de edad estiman que ese porcentaje se incrementó a 14,2% en el 2015 y superará el 28,2% para el 2050 (). La hipertensión, la diabetes, la artritis, la enfermedad de Alzheimer y las cardiopatías han sido señaladas entre las principales causas de hospitalización de las personas mayores. El crecimiento previsto de este segmento de la población, con el aumento concomitante de las enfermedades crónicas, tendrá una repercusión en el sistema de salud, particularmente en los servicios de atención primaria. El gobierno ha implantado programas para mejorar el bienestar de las personas mayores y la calidad de la atención que reciben. Además del programa de atención de enfermedades crónicas, que ya ha beneficiado a 25 000 pacientes, el gobierno distribuye subvenciones para alimentos y proporciona atención a domicilio, equipos médicos gratuitos y mejoras en el hogar; igualmente, tiene a su cargo una oficina de atención a personas mayores y un programa de cooperación entre los adolescentes y la población geriátrica. Además, se formuló una política nacional sobre el envejecimiento, dirigida a áreas prioritarias de actuación, como la atención de salud y las normas para los establecimientos de salud, la seguridad social, la seguridad del ingreso y empleo, vivienda y leyes ().

Perspectivas

El Gobierno de Trinidad y Tabago, por medio de su marco de política, ha puesto en marchar una estrategia para lograr la cobertura universal de salud. A fin de alcanzar este objetivo general, están realizándose evaluaciones para determinar las brechas en el servicio de salud. A medida que el país continúe fortaleciendo su sistema de atención primaria de salud, se espera que las brechas existentes disminuyan considerablemente.

Trinidad y Tabago ha estado desplegando esfuerzos para acreditar todos sus establecimientos de salud, proceso que se realizará cada tres años. A su vez, esta acreditación refuerza el sistema de atención primaria de salud, que es el principal elemento para poder ofrecer a la población servicios de salud eficaces, equitativos y accesibles. Como parte de esta visión, el Ministerio de Salud también está llevando adelante estrategias e intervenciones que se centran en la salud de la población y el papel de la comunidad, la promoción de la salud y la atención preventiva. Será fundamental adoptar este enfoque multisectorial, en el que participa todo el gobierno, para abordar las ENT y subsanar la escasez de recursos humanos en el sector de la salud.

En los próximos 5 a 10 años, el país se concentrará en reducir las ENT y enfrentar sus factores de riesgo. Con este propósito, el Ministerio de Salud trabajará en todos los sectores y con diversos asociados para poner en marcha el plan estratégico sobre las enfermedades no transmisibles. Se tomarán medidas en torno a cuatro objetivos estratégicos clave: 1) políticas y alianzas multisectoriales para la prevención y el control de las ENT; 2) comprensión de los factores de riesgo y de protección contra las ENT; 3) respuesta del sistema de salud a las ENT y sus factores de riesgo; y 4)vigilancia e investigación de las ENT. Para tener éxito en este esfuerzo, es fundamental contar con recursos humanos suficientes y eficaces. El plan de recursos humanos a 10 años debe abordar las brechas actuales, prever las necesidades futuras y generar sostenibilidad. Los establecimientos de atención primaria de salud también deben ser remodelados y modernizados para que puedan ofrecer acceso a una amplia gama de servicios y contar con la infraestructura de tecnología de la información necesaria para albergar los sistemas de información sanitaria. Por último, el Ministerio de Salud debe asegurarse de que su plan de gestión de la fuerza laboral conduzca a una transición sin complicaciones.

Referencias

1. Banco Mundial. The World Bank in Trinidad and Tobago: overview [Internet]. Washington, D.C.: Banco Internacional para la Reconstrucción y el Desarrollo/Banco Mundial; 2016. Disponible en: http://www.worldbank.org/en/country/trinidadandtobago/overview. Consultado el 18 de noviembre de 2016.

2. Central Statistical Office (Trinidad y Tabago). Trinidad and Tobago 2011 population and housing census: demographic report. Puerto España: CSO; 2012. Disponible en: http://www.tt.undp.org/content/trinidad_tobago/en/home/library/crisis_prevention_and_recovery/publication_1.html.

3. Banco Mundial. Banco de datos. Trinidad and Tobago [Internet]. Washington, D.C.: Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento /Banco Mundial; 2016. Disponible en: https://data.worldbank.org/country/trinidad-and-tobago?view=chart. Consultado el 25 de septiembre de 2016.

4. Ministry of Planning and Development (Trinidad y Tabago). Building competitive advantage: six strategic business clusters and enablers. Puerto España: MPD; 2012. Disponible en: http://dev.planning.gov.tt/p6/sites/default/files/content/mediacentre/documents/Building-Competitive-Advantage.pdf.

5. Organización Mundial de la Salud. Global Health Expenditure Database. Indicators and data [Internet]. Ginebra: OMS; 2016. Disponible en: http://apps.OMS.int/nha/database/Select/Indicators/en. Consultado el 18 de noviembre de 2016.

6. Central Bank (Trinidad y Tabago). Annual economic survey 2015: review of the national economy. Puerto España: CBTT; 2015. Disponible en: https://www.central-bank.org.tt/sites/default/files/Annual%20Economic%20Survey%202015.pdf.

7. Central Bank (Trinidad y Tabago). Population and labour force [Internet]. Puerto España: CBTT; 2016. Disponible en: http://www.central-bank.org.tt/population-labour-force. Consultado el 8 de diciembre de 2016.

8. Ministry of Planning and Development (Trinidad y Tabago). Report of the Republic of Trinidad and Tobago at the Third International Conference on Small Island Developing Statesnational report. Puerto España: MPD; 2014. Disponible en: http://www.sids2014.org/content/documents/242Final%20T&T%20report.pdf.

9. Ministry of Health (Trinidad y Tabago). Ministry of Health Strategic Plan: fiscal years 2012–2016. Puerto España: MOH; 2011. Disponible en: http://www.health.gov.tt/downloads/DownloadDetails.aspx?id=387.

10. Organización Panamericana de la Salud. Zika—epidemiological report: Trinidad and Tobago, November 2016. Washington, D.C.: OPS; 2016.

11. Organización Mundial de la Salud. Trinidad and Tobago: estimates of TB burden, 2015 [Internet]. Ginebra: OMS; 2016. Disponible en: https://extranet.OMS.int/sree/Reports?op=Replet&name=/OMS_HQ_Reports/G2/PROD/EXT/TBCountryProfile&ISO2=TT&outtype=html. Consultado el 13 de noviembre de 2016.

12. Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud. Joint technical mission for the expansion and sustainability of HIV care under the Treatment 2.0 Initiative. Puerto España, mayo 2015.

13. Organización Panamericana de la Salud. PAHO/WHO country cooperation strategy: health and development situation—Trinidad and Tobago. Puerto España: OPS; 2015.

14. Ministry of Planning and Development (Trinidad y Tabago). Annual report on performance: making progress, strengthening a nation. Puerto España: MPD; 2014.

15. Ministry of Health (Trinidad y Tabago); Organización Panamericana de la Salud. Trinidad and Tobago chronic non-communicable disease risk factor survey [Pan American STEPS]: final report—2012. Puerto España: MOH; 2012. Disponible en: http://www.health.gov.tt/news/newsitem.aspx?id=394.

16. Johns Hopkins Medicine International. Trinidad and Tobago Health Sciences Initiative: 2007–2014—overview [Internet]. Baltimore: JHI; 2016. Disponible en: http://www.hopkinsmedicine.org/international/international_affiliations/latin_america_caribbean/trinidad_tobago_health_sciences_initiative.html. Consultado el 22 de septiembre de 2016.

17. Ministry of Health (Trinidad y Tabago). Strategic plan for strengthening the National Health Information System, 2012–2016. Puerto España: MOH; 2012. Disponible en: http://www.OMS.int/goe/policies/tnt_strategic_plan2012-2016.pdf. Consultado el 21 de septiembre de 2016.

18. Ministry of Planning and Development (Trinidad y Tabago). Public sector investment programme 2014. Puerto España: MPD; 2013. Disponible en: http://www.finance.gov.tt/wp-content/uploads/2013/11/Public-Sector-Investment-Programme-2014.pdf.

19. Office of Disaster Preparedness and Management (Trinidad y Tabago). Comprehensive Disaster Management Policy Framework for Trinidad and Tobago [draft]. 2016. Disponible en: http://67.23.224.218/sites/default/files/. Consultado el 22 de septiembre de 2016.

20. Office of Disaster Preparedness and Management (Trinidad y Tabago). Report on the summary of hazards & disasters within Trinidad & Tobago, abril de 2016.

21. Organización de Comida y Agricultura / Organización Mundial de la Salud. Joint FAO/OMS Food Standards Programme: FAO/OMS activities complementary to the work of the CODEX Alimentarius Commission. 19.aReunión del Comité Coordinador FAO/OMS para América Latina y el Caribe, San José, Costa Rica, 10-14 de noviembre de 2014. Roma: FAO/OMS; 2014. Disponible en: ftp://ftp.fao.org/CODEX/Meetings/cclac/cclac19/la19_03e.pdf.

22. Programa Conjunto OMS/UNICEF de Monitoreo del Abastecimiento de Agua y del Saneamiento. Progresos en materia de saneamiento y agua potable: informe de actualización 2015 y evaluación del ODM. Ginebra: UNICEF/OMS; 2015. Disponible en: http://www.OMS.int/water_sanitation_health/publications/jmp-2015-update/es/.

23. Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidos , División de Población. World population prospects: the 2015 revisionkey findings and advance tables.Nueva York: UNDESA; 2015. Disponible en: https://esa.un.org/unpd/wpp/publications/files/key_findings_wpp_2015.pdf.

24. Fondo de las Naciones Unidas para los Niños. At a glance: Trinidad and Tobago: statistics [Internet]. Nueva York: UNICEF; 2016. Disponible en: http://www.unicef.org/infobycountry/trinidad_tobago_statistics.html. Consultado el 24 de septiembre de 2016.

25. Ministry of Planning and Development (Trinidad y Tabago). Trinidad and Tobago human development atlas 2012. Puerto España: MPD; 2012. Disponible en: http://dev.planning.gov.tt/p6/mediacentre/documents/human-development-atlas.

26. Organización Panamericana de la Salud. OPS datos mortalidad: Trinidad y Tabago, 2010 [Internet]. Washington, D.C.: OPS; 2016. Disponible en: https://hiss.paho.org/pahosys/lcd.php. Consultado el 23 de septiembre de 2016.

27. Organización Panamericana de la Salud. Indicadores básicos – datos nacionales [Internet]. Washington, D.C.: OPS; 2016. Disponible en: https://www.paho.org/data/index.php/en/indicators/demographics-core/308-poblacion-nac-es.html. Consultado el 23 de septiembre de 2016.

28. Ministry of Health (Trinidad y Tabago). Health report card for Trinidad and Tobago, 2011. Puerto España: MOH; 2012. Disponible en: http://www.health.gov.tt/downloads/DownloadDetails.aspx?id=223.

29. 29. Baboolal N, Davis G, McRae A. Trinidad and Tobago: a decade of dementia research. Dementia and Neuropsychologia 2014;8(4):330–338. Disponible en: http://dx.doi.org/10.1590/S1980-57642014DN84000005.

30. Gobierno de Trinidad y Tabago. Global AIDS response progress reportcountry narrative report: Trinidad and Tobago, 2016. Puerto España: Secretaría de VIH del GDTT; 2016. Disponible en: http://www.unaids.org/sites/default/files/country/documents/TTO_narrative_report_2016.pdf.

31. Organización Mundial de la Salud. WHO vaccine-preventable diseases: monitoring system—incidence time series for Trinidad and Tobago [Internet]. Ginebra: OMS; 2017. Disponible en: http://apps.OMS.int/immunization_monitoring/globalsummary/incidences?c=TTO.

32. Organización de Comida y Agricultura. El estado
mundial de la agricultura y la alimentación 2013: sistemas alimentarios para una mejor nutrición
. Roma: FAO; 2013. Disponible en: http://www.fao.org/docrep/018/i3300s/i3300s00.htm.

33. Organización Mundial de la Salud. Mental health atlas country profile 2014: Trinidad and Tobago. Ginebra: OMS; 2015. Disponible en: http://www.OMS.int/mental_health/evidence/atlas/profiles-2014/tto.pdf.

34. Organización Mundial de la Salud. Global school-based student health survey (GSHS): country fact sheets 2011 [Internet]. Ginebra: OMS; 2011. Disponible en: http://www.OMS.int/chp/gshs/trinidadandtobago/en/.

35. Seepersad R. Crime and violence in Trinidad and Tobago. IDB series on crime and violence in the Caribbean. Washington, D.C.: Inter-American Development Bank; 2016. (IDB-TN-1062). Disponible en: https://publications.iadb.org/bitstream/handle/11319/7772/Crime-and-Violence-in-Trinidad-and-Tobago-IDB-Series-on-Crime-and-Violence-in-the-Caribbean.pdf?sequence=4.

×

Referencia/Nota:

1. Entre dichas entidades cabría señalar la Secretaría de la Comunidad de Estados del Caribe (CARICOM), el Organismo de Salud Pública del Caribe (CARPHA), la Organización Panamericana de la Salud y otros organismos de las Naciones Unidas, el Banco Mundial, el Plan de Emergencia del Presidente de los Estados Unidos para el Alivio del Sida (PEPFAR) y la Unión Europea, entre otros.

2. Para mayor información sobre este tema, sírvase referirse a las subsecciones sobre “Salud materna y salud reproductiva” y “Salud del niño”, en la sección “Situación de salud y sus tendencias”.

3. Véase la subsección “Mortalidad” en la sección “La situación de salud y sus tendencias”.

4. Trinidad y Tobago dólares (TT $ 1 = US$ 0,15).

5. ODM 7: Reducir a la mitad la proporción de personas sin acceso sostenible al agua potable y a servicios básicos de saneamiento.

6. El término “envejecimiento” se utiliza en este documento conforme a la definición de las Naciones Unidas: cuando 10% o más de la población es mayor de 60 años.

7. Los factores de riesgo serían, entre otros, consumo diario de tabaco, consumo diario insuficiente de frutas y verduras, bajo nivel de actividad física, sobrepeso e hipertensión.

Regional Office for the Americas of the World Health Organization
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America