Pan American Health Organization

Estado de salud de la población

Virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) e infecciones de transmisión sexual (ITS) en las Américas

Según datos del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida (ONUSIDA), se estima que en 2015 había dos millones de personas infectadas con el VIH en América Latina y el Caribe. De ellas, más de 98% eran mayores de 15 años. La población infantil con VIH ha disminuido sistemáticamente en los últimos años; no así el número absoluto de adultos con VIH, que se ha incrementado en ambos sexos, pero sobre todo entre los hombres, con un aumento de más de 13% desde 2013 y de casi 3% en el último año ().

La prevalencia estimada de infección por VIH entre personas de 15 a 49 años en América Latina y el Caribe en el 2015 se ha mantenido estable en la última década. Este porcentaje se sitúa en torno a 0,5% (0,4-0,6%), y afecta en especial a la población del Caribe, que presenta una prevalencia de 1%. En América Latina la epidemia ha afectado principalmente a los hombres, que representan 68% de las personas con VIH. Por el contrario, en el Caribe, 52% de las personas con VIH son mujeres ().

Por países, la prevalencia más elevada se da entre la población masculina de Bahamas, que alcanza 4,2%, seguida de las mujeres del mismo país (2,3%), los hombres de Barbados (2,1%), las mujeres de Haití (2,1%) y los hombres de Jamaica (2,0%). En ningún otro grupo se supera el 2% de prevalencia.

Los hombres que mantienen relaciones sexuales con otros hombres (HSH), las trabajadoras sexuales, las mujeres transgénero, los usuarios de drogas (sobre todo inyectables) y algunas poblaciones indígenas, entre otras, se encuentran desproporcionadamente afectadas por la epidemia en las Américas (figura 1). De acuerdo a los datos reportados por 21 países de la Región, la prevalencia mediana de infección por VIH en HSH en el 2015 se sitúa en torno a 15%, con un mínimo de 1,3% en Saint Kitts y Nevis, y un máximo de 32,1% en Jamaica. Se estima que más de la mitad de los HSH de América Latina y el Caribe no conoce su estatus serológico en relación con el VIH y que el uso del preservativo es bajo (37%); más de un tercio de los HSH declara no haberlo usado durante su último coito anal, tanto en el caso de los menores como en los mayores de 25 años (). Un tercio de las nuevas infecciones en América Latina y el Caribe ocurren entre HSH (). En el 2015 la mediana de prevalencia de infección por el VIH entre las trabajadoras sexuales fue de 3,7%, y mucho mayor entre las mujeres transgénero (19,9%) que entre el resto de las mujeres (1,3%). Sin embargo, el uso reportado del preservativo es elevado entre esta población (entre 85% y 90%). En el caso de las mujeres transgénero, los datos son limitados, pero en los países que reportan datos a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y a ONUSIDA, la prevalencia de infección por el VIH se encuentra en un rango que va del 8,4% en Guyana al 23,1% en Guatemala ().

Figura 1.


Fuente: UNAIDS, AIDS info [online database] (.

La estimación del número de nuevas infecciones por el VIH en América Latina y el Caribe durante el 2015 fue de 102 500 [86 000-121 000] (figura 2). De ellas, 90% ocurrieron en América Latina y 10% en el Caribe. Cuatro países del Caribe (Cuba, Haití, Jamaica y República Dominicana) y otros cuatro de América Latina (Brasil, Colombia, México y Venezuela) acumulan 3 de cada 4 casos nuevos de infección por el VIH en sus respectivas regiones. Las cifras de nuevas infecciones en 2015 muestran una disminución respecto a los años 2000 y 2005, un 23% y un 10%, respectivamente. Sin embargo, desde el 2010 las nuevas infecciones se han estabilizado, aunque con un pequeño repunte en el 2015 respecto del 2013 y el 2014 ().

Entre los menores de 14 años, las nuevas infecciones se han reducido en 55% en 2015 con respecto a 2010 (). Entre los mayores de 15 años, las nuevas infecciones en América Latina y el Caribe en hombres representan más de 70% del total de las nuevas infecciones entre adultos. En el Caribe, salvo en Haití, que es el único país donde se da el efecto inverso, la cifra de nuevas infecciones entre hombres adultos mayores de 15 años supera también al número de nuevas infecciones entre mujeres ().

Más de un tercio (35%) de las nuevas infecciones en adultos se concentran en la población adulta joven (15-24 años), dos tercios de las cuales se presentan en hombres jóvenes (63%). Por grupos poblacionales, se estima que 30% de las nuevas infecciones ocurren entre HSH, 23% entre clientes de trabajadores sexuales y otras parejas sexuales de poblaciones clave y 6% entre trabajadores sexuales ().

Se estima que en América Latina y el Caribe fallecieron 50 000 personas a consecuencia del VIH en el año 2015. Se mantiene la tendencia descendente de muertes anuales tras el pico alcanzado en el 2005 (se registraron 74 000 muertes en un año), con un ritmo de descenso estabilizado en torno a 5% anual desde el 2012 ().

En los últimos 5 años (periodo 2010-2015), los mayores descensos de mortalidad (más de 25%), se han registrado en Uruguay (52,3%), Colombia (50,0%), Haití (44,1%), República Dominicana (36,2%), Nicaragua (32,8%), Honduras (31,6%) y Chile (28,5%). En esos años se identifican dos patrones en el cambio porcentual de mortalidad anual. Por un lado, países como Honduras, Nicaragua, México, República Dominicana y Uruguay han registrado un descenso de la mortalidad año tras año (lo mismo ocurre en Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Haití y Trinidad y Tabago, pero solo en los últimos tres años), a diferencia de países como Barbados y Venezuela, con aumentos continuados de la mortalidad año tras año.

Este ritmo de descenso de mortalidad anual es máximo en el 2015 en los países del Caribe, donde se alcanzan descensos superiores a 20% en países como Bahamas o Suriname. Por el contrario, Guatemala (+28,4%), Perú (+19,7%), Cuba (+9,3%) y El Salvador (+9,1%) presentan los incrementos porcentuales anuales de mortalidad más elevados ().

Del total de muertes, 3,6% corresponden a menores de 15 años. Este porcentaje marca un nuevo mínimo en las últimas dos décadas, al principio de las cuales superaba el 10%. El subgrupo de jóvenes de 15 a 24 años registra un porcentaje de muertes de 4,5% ().

En América Latina y el Caribe se registraron 2,5 muertes por cada 100 personas que viven con el VIH en 2015. Las cifras más altas en el desglose por países corresponden a Haití (6 muertes por 100 personas infectadas); Honduras (5,2 muertes); República Dominicana (4,6 muertes) y Jamaica, Paraguay y Bolivia (por encima de 4 muertes por 100 personas infectadas). En el mismo año, 27% de los nuevos diagnósticos de infección por el VIH se realizaron en fases avanzadas de la enfermedad, con cifras de menos de 200 células CD4 ().

En resumen, se observan mejorías en el control de la epidemia del VIH en la Región, con reducciones en el número de nuevas infecciones y de muertes, aunque de forma variable entre países, algunos de los cuales presentan incrementos continuos en ambos indicadores. El número de personas infectadas por el VIH continúa en aumento en relación con el incremento de la esperanza de vida, gracias a que el tratamiento antirretroviral se proporciona de forma más temprana. Los datos presentados muestran que el VIH continúa siendo un problema importante de salud pública en la Región, y es una carga importante de morbimortalidad que afecta especialmente a poblaciones vulnerables y estigmatizadas.

En relación con las infecciones de transmisión sexual (ITS), se estima que cada año se producen 64 millones de casos nuevos de ITS curables (Chlamydia trachomatis, Neisseria gonorrhoeae, sífilis y Trichomonas vaginalis) en personas de 15 a 49 años (). Ciertos grupos de población presentan valores más elevados de ITS, como trabajadores sexuales, hombres que tienen relaciones sexuales con hombres y mujeres transgénero. Se han documentado recientemente brotes de sífilis entre poblaciones de hombres que tienen relaciones sexuales con hombres en países de altos ingresos, incluyendo Estados Unidos (). La infección por el virus del papiloma humano (VPH) es la infección vírica más frecuente del tracto genital. La prevalencia estimada de VPH en América Latina y el Caribe es de 16,1% (95% IC: 15,8-16,4%) (). Se estima que para el 2014, 11,6 (7,1-16,6) millones de mujeres habrían sido vacunadas en la Región, con una cobertura de 19% en mujeres y niñas de edades comprendidas entre los 10 y los 20 años ().

Referencias

1. Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida. AIDS by the numbers. Ginebra: ONUSIDA; 2015. Disponible en: http://www.unaids.org/sites/default/files/media_asset/AIDS_by_the_numbers_2015_en.pdf.

2. Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida. Aids info [base de datos en línea]. ONUSIDA, 2015. Disponible en: http://www.aidsinfoonline.org/devinfo/libraries/aspx/Home.aspx.

3. Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida/Organización Mundial de la Salud. Global AIDS response progress reporting 2015. GARPR online reporting tool. Disponible en: http://www.unaids.org/en/dataanalysis/knowyourresponse/globalaidsprogressreporting.

4. Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida. Prevention gap report. Ginebra: ONUSIDA; 2016.

5. Newman L et al. Global Estimates of the Prevalence and Incidence of Four Curable Sexually Transmitted Infections in 2012 Based on Systematic Review and Global Reporting. Public Library of Science one. 2015;10(12):e0143304. Disponible en: http://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0143304.

6. Patton ME, Su JR, Nelson R, Weinstock H. Centers for Disease Control and Prevention (CDC). Primary and secondary syphilis—United States, 2005-2013. MMWR. Morbidity and Mortality Weekly Report. 2014;63(18):402-6.

7. Bruni L et al. Cervical human papillomavirus prevalence in 5 continents: meta-analysis of 1 million women with normal cytological findings. Journal of Infectious Diseases. 2010;202(12):1789-99.

8. Bruni L et al. Global estimates of human papillomavirus vaccination coverage by region and income level: a pooled analysis. The Lancet Global Health 2016; 4 (7): e453-e463.

×

Referencia/Nota:

Regional Office for the Americas of the World Health Organization
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America